¿Fue la Guerra de los Siete Años la primera vez que se utilizaron perros para llevar mensajes?

¿Fue la Guerra de los Siete Años la primera vez que se utilizaron perros para llevar mensajes?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El uso de perros mensajeros durante la Primera Guerra Mundial por ambos bandos está bien atestiguado, pero también fueron utilizados por Federico el Grande durante la Guerra de los Siete Años. Wikipedia dice que, según los informes, es la primera persona en referirse al perro como "el mejor amigo del hombre".

El uso de perros con fines militares en varios roles se remonta a la antigüedad, pero me interesa su uso como perros mensajeros. Mientras que el uso de palomas aparentemente se remonta a "los antiguos egipcios y persas hace más de 3.000 años", la referencia más antigua que he encontrado para los perros es la Guerra de los Siete Años (por lo tanto, 1756-63).

¿Hay alguna evidencia de que se hayan utilizado perros para llevar mensajes antes de esta hora?

¿Cuál es el primer incidente registrado en el que se utiliza a un perro para llevar un mensaje?

Me interesan principalmente las situaciones militares, pero también agradecería la evidencia de usos no militares anteriores a la Guerra de los Siete Años.


Se cree que los romanos usan perros con frecuencia en la guerra ... al principio como combatientes, pero puede que ese no sea el caso.

http://caninechronicle.com/uncategorized/dogs-for-war/

Numerosos libros de perros afirman que los ejércitos griegos y romanos lucharon en sus muchas guerras asistidos por grandes y peligrosos perros de guerra. Incluso en las enciclopedias, conocidos escritores caninos afirman que los perros de guerra "lucharon de hombre a hombre junto a sus amos". Fue el escritor canino holandés y especialista en la antigüedad clásica, el Dr. Robert van der Molen, quien, en su libro Honden bij de Grieken en de Romeinen (Perros en el mundo griego y romano), rectificó este error. Durante muchos años, estudió la literatura clásica (Homero, Ovidio, Estrabón, Virgilio, Columela, Arriano, Jenofonte, Oppio y muchos otros) y tradujo sus escritos en los que aparecían uno o más perros. Llegó a la conclusión de que los perros estaban presentes en legiones, pero que no desempeñaban ningún papel en los actos de guerra. Los perros de los ejércitos griegos y romanos servían como perros guardianes, perros de caza y perros mensajeros. A veces, los soldados traían a sus propios perros (de caza) como compañeros.

Aquí se enumera al Dr. Robert van der Molen como la fuente, quien, en su libro Honden bij de Grieken en de Romeinen, llegó a esta conclusión. Desafortunadamente, no puedo encontrar esa referencia en inglés para verificar. http://www.akc.org/content/news/articles/dogs-for-war/ da el mismo párrafo.

Si esa fuente es precisa, esto dataría el uso de perros como mensajeros en ejércitos hasta la época de BC.


El papel de los perros en las trincheras de la Primera Guerra Mundial - Perros en la Primera Guerra Mundial

Aquí en Gran Bretaña somos una nación de amantes de los animales, por lo que probablemente no sea tan difícil para la mayoría de nosotros entender cómo los perros podrían haber brindado consuelo, compañía y un efecto positivo en la moral de los soldados en la guerra que estaban perdiendo las comodidades del hogar. En el frente occidental, un perro habría proporcionado un gran consuelo psicológico a los hombres que soportaban los horrores fríos, húmedos y sombríos de la guerra de trincheras.

Un vehículo blindado en Amberes con un pequeño perro callejero como mascota, Primera Guerra Mundial, de La Gran Guerra, Yo estuve allí, número 5, página 177, Archivo de Registros de Guerra de las Fuerzas.

Pero, muchos de estos amigos peludos también estuvieron allí por razones muy prácticas y los perros, como los caballos y las palomas, tuvieron un papel importante que desempeñar en la Primera Guerra Mundial. Los sistemas de comunicación de campo eran lentos y toscos en las trincheras y el envío de mensajes planteaba un problema: siempre existía la posibilidad de que la información vital no pudiera compartirse entre el frente y el cuartel general. El uso de vehículos para transportar mensajes fue un fastidio, ya que podían romperse y también devorar el barro, lo que hacía que el entorno fuera aún más difícil de atravesar. Los corredores humanos eran objetivos grandes y fáciles para el enemigo. Los perros entrenados resolvieron este problema de comunicación: un perro podía viajar sobre casi cualquier terreno y era más rápido y discreto que un corredor humano. Los mensajes se colocaron en latas alrededor del cuello de los perros y se identificaron con un collar o una cuenta escarlata. Los perros eran extremadamente confiables y fieles si estaban entrenados adecuadamente y, además de ser mensajeros muy rápidos y confiables, los perros también demostraron ser una gran ventaja cuando se trataba de rastrear al enemigo, detectar explosivos y encontrar soldados heridos en el campo de batalla. Los perros utilizados durante la Primera Guerra Mundial incluyeron Border Collies, Lurchers, Perros de pastor ingleses, Retrievers y mestizos. Sin embargo, el Airedale Terrier fue probablemente la raza más común utilizada por los británicos en la Primera Guerra Mundial. La Cruz Roja también los usó comúnmente para encontrar soldados heridos.

Un caballo con una herida en la nariz cosida por un Sargento del Cuerpo Veterinario del Ejército, Primera Guerra Mundial, de La Gran Guerra, Yo Estuve Allí, número 9, página 354, Archivo de Registros de Guerra de las Fuerzas

Un Airedale llamado Jack Una historia que me llamó la atención mientras investigaba este tema fue la de un Airedale llamado Jack, quien aparentemente ayudó a salvar a un batallón británico en 1918. Jack fue a Francia como mensajero y guardia con los Sherwood Foresters, quienes fueron enviados a man un puesto avanzado. Hubo un intenso bombardeo a cuatro millas detrás de las líneas, cortando todas las líneas de comunicación con el cuartel general. A menos que se pudiera informar al cuartel general de que se necesitaban refuerzos de inmediato, todo el batallón corría el riesgo de ser asesinado por el enemigo que avanzaba. Era imposible para cualquier hombre esquivar el fuego, pero Airedale Jack brindó una pequeña oportunidad y un rayo de esperanza. El mensaje vital se deslizó en la bolsa adjunta al collar del perro, y este canino leal y valiente, manteniéndose cerca del suelo, corrió a través de un aluvión de fuego enemigo durante media milla para entregar el mensaje al cuartel general. Cuando llegó, estaba gravemente herido: tenía la mandíbula rota y una pierna gravemente astillada. Cumplió con su deber, entregó el mensaje y luego cayó muerto a los pies del receptor. Esta triste historia realmente resume la dedicación y determinación que demostraron algunos de estos perros en la batalla. La 'Medalla Dickin', otorgada a los animales que han realizado hazañas heroicas, no existió durante la Primera Guerra Mundial, pero si hubiera sido Airedale, Jack seguramente se habría ganado una. Los perros y los animales en general se encuentran a menudo entre las fuerzas olvidadas de la Primera Guerra Mundial, pero muchos murieron o resultaron heridos ayudando a las fuerzas de todos los bandos. Las palomas también eran mensajeros importantes. Fuentes: Wiki y amp Soldierdog.net.

¿Tienes alguna historia de animales y guerra? Quizás haya habido historias transmitidas a través de su familia de sus antepasados ​​militares sobre animales valientes que jugaron un papel durante la guerra. Tal vez pueda averiguar más sobre la historia militar de su familia; visite Forces War Records y busque en nuestra amplia colección de registros; podría haber un héroe de guerra en su familia esperando ser descubierto y recordado ...


¿Fue la Guerra de los Siete Años la primera vez que se utilizaron perros para llevar mensajes? - Historia

Traducido por Richard Crawley

Dieciocho y diecinueve años de la guerra - Llegada de Gylippus a Siracusa - Fortificación de Decelea - Éxitos de los siracusanos

Después de reacondicionar sus barcos, Gylippus y Pythen navegaron desde Tarentum hasta Epizephyrian Locris. Ahora recibieron la información más correcta de que Siracusa aún no estaba completamente investida, pero que aún era posible que un ejército que llegara a Epipolae efectuara una entrada y, en consecuencia, consultaron si deberían mantener Sicilia a su derecha y arriesgarse a navegar por mar, o, dejándolo a su izquierda, primero debe navegar hacia Himera y, llevando consigo a los Himeraeans y cualquier otro que pudiera acceder a unirse a ellos, ir a Siracusa por tierra. Finalmente decidieron zarpar hacia Himera, especialmente porque los cuatro barcos atenienses que finalmente había enviado Nicias, al saber que estaban en Locris, aún no habían llegado a Regio. En consecuencia, antes de que éstos alcanzaran su puesto, los peloponesios cruzaron el estrecho y, después de tocar en Rhegium y Messina, llegaron a Himera. Llegados allí, persuadieron a los Himeraeans para que se unieran a la guerra, y no solo para que fueran con ellos, sino para proporcionar armas a los marineros de sus barcos que habían llevado a tierra en Himera y enviaron y designaron un lugar para que los Selinuntines se reunieran. ellos con todas sus fuerzas. Los geloanos y algunos sicel también prometieron unas pocas tropas, que ahora estaban listos para unirse a ellos con mucha mayor presteza, debido a la reciente muerte de Arconidas, un poderoso rey sicel en ese vecindario y amigo de Atenas, y debido también al vigor mostrado por Gylippus al proceder de Lacedaemon. Gylippus ahora se llevó consigo unos setecientos de sus marineros e infantes de marina, ese número solo tenía armas, mil infantería pesada y tropas ligeras de Himera con un cuerpo de cien caballos, algunas tropas ligeras y caballería de Selinus, algunos geloanos, y Sicelos en total mil, y partió hacia Siracusa.

Mientras tanto, la flota corintia de Leucas se apresuró a llegar y uno de sus comandantes, Gongylus, partiendo último con un solo barco, fue el primero en llegar a Siracusa, un poco antes que Gylippus. Gongylus encontró a los siracusanos a punto de celebrar una asamblea para considerar si debían poner fin a la guerra. Esto lo impidió, y los tranquilizó diciéndoles que aún faltaban más barcos y que los lacedemonios habían enviado a Gylippus, hijo de Cleandridas, para que tomara el mando. Ante esto, los siracusanos se animaron e inmediatamente marcharon con todas sus fuerzas para encontrarse con Gylippus, que encontraron ahora cerca. Mientras tanto, Glipo, después de tomar Ietae, un fuerte de los sicelios, en su camino, formó su ejército en orden de batalla, y así llegó a Epipolae, y ascendiendo por Eurílo, como habían hecho los atenienses al principio, ahora avanzó con los siracusanos contra las líneas atenienses. Su llegada tuvo lugar en un momento crítico. Los atenienses ya habían terminado un muro doble de seis o siete estadios hasta el gran puerto, con la excepción de una pequeña porción junto al mar, en la que todavía estaban ocupados y en el resto del círculo hacia Trogilus en el otro mar, piedras se había preparado para la construcción durante la mayor parte de la distancia, y algunos puntos se habían dejado a medio terminar, mientras que otros estaban completamente terminados. El peligro de Siracusa había sido realmente grande.

Mientras tanto, los atenienses, recuperándose de la confusión en la que habían sido arrojados por primera vez por la repentina aproximación de Gylippus y los siracusanos, se formaron en orden de batalla. Gylippus se detuvo a poca distancia y envió un heraldo para decirles que, si evacuaban Sicilia con valija y equipaje dentro de cinco días, estaba dispuesto a hacer una tregua en consecuencia. Los atenienses trataron esta proposición con desprecio y despidieron al heraldo sin una respuesta. Después de esto, ambas partes comenzaron a prepararse para la acción. Gylippus, observando que los siracusanos estaban en desorden y no se alineaban fácilmente, retiró a sus tropas más al campo abierto, mientras que Nicias no lideró a los atenienses sino que permaneció inmóvil junto a su propia muralla. Cuando Glipo vio que no venían, condujo a su ejército a la ciudadela del barrio de Apolo Temenitas, y pasó la noche allí. Al día siguiente, dirigió el cuerpo principal de su ejército y, colocándolos en orden de batalla ante las murallas de los atenienses para evitar que acudieran al relevo de cualquier otro cuartel, envió una fuerza poderosa contra el fuerte Labdalum, y lo tomó y pasó a espada a todos los que encontró en él, sin que el lugar estuviera a la vista de los atenienses. El mismo día, los siracusanos capturaron una galera ateniense que estaba amarrada frente al puerto.

Después de esto, los siracusanos y sus aliados comenzaron a llevar un solo muro, comenzando desde la ciudad, en una dirección inclinada hacia Epipolae, para que los atenienses, a menos que pudieran obstaculizar el trabajo, ya no pudieran investirlos. Mientras tanto, los atenienses, habiendo terminado su muro hasta el mar, habían subido a las alturas y parte de su muro estaba débil, Gylippus sacó su ejército de noche y lo atacó. Sin embargo, los atenienses que estaban vivaqueando afuera tomaron la alarma y salieron a su encuentro, al ver que rápidamente llevó a sus hombres de regreso. Los atenienses construyeron ahora su muro más alto, y en el futuro mantuvieron la guardia en este punto ellos mismos, disponiendo a sus aliados a lo largo del resto de las obras, en las estaciones que se les asignaron. Nicias también decidió fortificar Plemmyrium, un promontorio frente a la ciudad, que sobresale y estrecha la boca del Gran Puerto. Pensó que la fortificación de este lugar facilitaría la entrada de suministros, ya que podrían continuar su bloqueo desde una distancia menor, cerca del puerto ocupado por los siracusanos en lugar de estar obligados, a cada movimiento de la armada enemiga, para hacer frente a ellos desde el fondo del gran puerto. Además de esto, ahora comenzó a prestar más atención a la guerra por mar, al ver que la llegada de Gylippus había disminuido sus esperanzas por tierra. En consecuencia, transportó sus barcos y algunas tropas, y construyó tres fuertes en los que colocó la mayor parte de su equipaje, y amarró allí para el futuro las embarcaciones más grandes y los barcos de guerra. Esta fue la primera y principal ocasión de las pérdidas que sufrieron las tripulaciones. El agua que utilizaban era escasa y había que ir a buscarla desde lejos, y los marineros no podían salir a buscar leña sin ser cortados por el caballo siracusano, que eran dueños del país un tercio de la caballería enemiga estacionada en el pequeño ciudad de Olympieum, para evitar las incursiones de saqueo de parte de los atenienses en Plemmyrium. Mientras tanto, Nicias se enteró de que el resto de la flota corintia se acercaba y envió veinte barcos para vigilarlos, con órdenes de estar al pendiente de ellos en Locris y Rhegium y el acercamiento a Sicilia.

Mientras tanto, Gilipo continuó con el muro que cruzaba Epipolae, usando las piedras que los atenienses habían colocado para su propio muro, y al mismo tiempo sacó constantemente a los siracusanos y sus aliados, y los formó en orden de batalla frente a las filas, los atenienses formándose contra él. Por fin pensó que había llegado el momento, y comenzó el ataque y se produjo una pelea cuerpo a cuerpo entre líneas, donde la caballería siracusa no podía ser de utilidad y los siracusanos y sus aliados fueron derrotados y tomaron a sus muertos bajo tregua, mientras que los atenienses erigían un trofeo. Después de esto, Gylippus reunió a los soldados y dijo que la culpa no era de ellos, sino de él, que había mantenido demasiado sus líneas dentro de la fábrica y, por lo tanto, los había privado de los servicios de su caballería y dardos. Por lo tanto, ahora los lideraría por segunda vez. Les rogó que recordaran que en fuerza material estarían a la altura de sus oponentes, mientras que, con respecto a las ventajas morales, era intolerable que los peloponesios y los dorios no se sintieran seguros de vencer a los jonios e isleños con la multitud heterogénea que los acompañaba. y de expulsarlos del país.

Luego de esto, aprovechó la primera oportunidad que le ofrecía de volver a liderarlos contra el enemigo. Ahora Nicias y los atenienses tenían la opinión de que, incluso si los siracusanos no desearan ofrecer batalla, era necesario que impidieran la construcción del muro transversal, ya que ya casi se superponía al punto extremo del suyo, y si se iba de lo contrario, a partir de ese momento no haría ninguna diferencia si lucharon en tantas acciones exitosas o nunca lucharon en absoluto. En consecuencia, salieron al encuentro de los siracusanos. Glipo condujo a su infantería pesada más lejos de las fortificaciones que en la ocasión anterior, y así se unió a la batalla colocando su caballo y dardos en el flanco de los atenienses en el espacio abierto, donde terminaban las obras de las dos murallas. Durante el enfrentamiento, la caballería atacó y derrotó al ala izquierda de los atenienses, que se oponía a ellos y, en consecuencia, el resto del ejército ateniense fue derrotado por los siracusanos y llevado de cabeza dentro de sus líneas. La noche siguiente, los siracusanos llevaron su muro hasta las obras atenienses y las pasaron, lo que les quitó el poder de detenerlos y los privó, incluso si vencen en el campo, de toda oportunidad de invertir la ciudad para el futuro. futuro.

Después de esto, los doce barcos restantes de los corintios, ambraciots y leucadianos navegaron hacia el puerto bajo el mando de Erasinides, un corintio, que había eludido a los barcos atenienses en guardia y ayudó a los siracusanos a completar el resto del muro transversal. Mientras tanto, Gylippus se fue al resto de Sicilia para reunir fuerzas terrestres y navales, y también para traer algunas de las ciudades que eran tibias en la causa o que hasta ese momento se habían mantenido al margen de la guerra. Los enviados de Siracusa y Corinto también fueron enviados a Lacedemonia y Corinto para que enviaran una nueva fuerza, de cualquier manera que pudiera ofrecer, ya sea en buques mercantes o transportes, o de cualquier otra manera que pudiera tener éxito, ya que los atenienses también estaban enviando refuerzos mientras los siracusanos procedían a tripular una flota y hacer ejercicio, es decir, probar fortuna también de esta manera, y en general se volvieron sumamente confiados.

Nicias percibiendo esto, y viendo la fuerza del enemigo y sus propias dificultades aumentando día a día, él mismo también envió a Atenas. Antes había enviado informes frecuentes de los acontecimientos a medida que ocurrían, y sentía que le incumbía especialmente hacerlo ahora, ya que pensaba que se encontraban en una posición crítica y que, a menos que se recordaran rápidamente o se reforzaran fuertemente desde casa, no tenían esperanza de seguridad. Temía, sin embargo, que los mensajeros, ya sea por incapacidad para hablar, por falta de memoria o por un deseo de complacer a la multitud, pudieran no informar la verdad, por lo que pensó que era mejor escribir una carta para asegurarse de que el Los atenienses deben conocer su propia opinión sin que se pierda en la transmisión, y poder decidir sobre los hechos reales del caso.

Sus emisarios, en consecuencia, partieron con la carta y las instrucciones verbales necesarias y él se ocupó de los asuntos del ejército, teniendo como objetivo ahora mantenerse a la defensiva y evitar cualquier peligro innecesario.

Al final del mismo verano, el general ateniense Euetion marchó en concierto con Perdiccas con un gran cuerpo de tracios contra Anfípolis y, al no tomarlo, llevó algunas galeras al Strymon y bloqueó la ciudad desde el río, teniendo su base en Himeraeum.

El verano ya había terminado. El invierno siguiente, las personas enviadas por Nicias, que llegaron a Atenas, dieron los mensajes verbales que les habían sido confiados, respondieron a las preguntas que se les plantearon y entregaron la carta. El secretario de la ciudad se adelantó y leyó a los atenienses la carta, que decía lo siguiente:

"Nuestras operaciones pasadas, atenienses, les han sido dadas a conocer por muchas otras cartas, ahora es el momento de que se familiaricen igualmente con nuestra condición actual y tomen sus medidas en consecuencia.Habíamos derrotado en la mayoría de nuestros enfrentamientos con ellos a los siracusanos, contra los cuales fuimos enviados, y habíamos construido las obras que ahora ocupamos, cuando Gylippus llegó de Lacedemonia con un ejército obtenido del Peloponeso y de algunas de las ciudades de Sicilia. En nuestra primera batalla con él obtuvimos la victoria en la batalla al día siguiente fuimos dominados por una multitud de caballería y dardos, y nos obligaron a retirarnos dentro de nuestras líneas. Por lo tanto, ahora nos hemos visto obligados por el número de los que se oponen a nosotros a suspender el trabajo de circunvalación y a permanecer inactivos sin poder hacer uso ni siquiera de toda la fuerza que tenemos, ya que una gran parte de nuestra infantería pesada está absorbida. en la defensa de nuestras líneas. Mientras tanto, el enemigo ha llevado un solo muro más allá de nuestras líneas, por lo que nos es imposible invertirlos en el futuro, hasta que este muro transversal sea atacado por una fuerza fuerte y capturado. De modo que el sitiador de nombre se ha convertido, al menos desde el lado de la tierra, en el asediado en realidad, ya que su caballería nos impide incluso ir a cualquier distancia hacia el interior del país.

Además de esto, se ha enviado una embajada al Peloponeso para procurar refuerzos, y Gylippus se ha ido a las ciudades de Sicilia, en parte con la esperanza de inducir a los que actualmente son neutrales a unirse a él en la guerra, en parte de traer de sus aliados contingentes adicionales para las fuerzas terrestres y material para la armada, pues tengo entendido que contemplan un ataque combinado, a nuestras líneas con sus fuerzas terrestres y con su flota por mar. Han descubierto que la cantidad de tiempo que hemos estado en comisión ha podrido nuestros barcos y desperdiciado nuestras tripulaciones, y que con la integridad de nuestras tripulaciones y la solidez de nuestros barcos, la prístina eficiencia de nuestra armada se ha ido. Es imposible que llevemos nuestros barcos a tierra y los viramos, porque, como los barcos enemigos son tantos o más que los nuestros, estamos constantemente anticipando un ataque. e la iniciativa y no tener que mantener un bloqueo, cuentan con mayores facilidades para secar sus barcos.

"Esto difícilmente seríamos capaces de hacer, incluso si tuviéramos muchos barcos de sobra y fuéramos liberados de nuestra actual necesidad de agotar todas nuestras fuerzas en el bloqueo. Porque ya es difícil llevar suministros más allá de Siracusa y si estuviéramos relajar nuestra vigilancia en lo más mínimo sería imposible. Las pérdidas que nuestras tripulaciones han sufrido y continúan sufriendo se deben a las siguientes causas. Las expediciones para obtener combustible y forraje, y la distancia desde la cual se debe buscar el agua, causan nuestros marineros serán cortados por la caballería siracusa la pérdida de nuestra anterior superioridad envalentona a nuestros esclavos a desertar.Nuestros marineros extranjeros están impresionados por la aparición inesperada de una armada contra nosotros, y la fuerza de la resistencia del enemigo, los que fueron presionados en el servicio aprovechó la primera oportunidad de partir hacia sus respectivas ciudades como fueron originalmente seducidos por la tentación de los altos salarios, y esperaban pocas luchas y grandes ganancias, déjenos e ya sea por deserción al enemigo o valiéndose de una u otra de las diversas facilidades de escape que les brinda la magnitud de Sicilia. Algunos incluso se dedican al comercio ellos mismos y convencen a los capitanes de que lleven a bordo esclavos Hyccaric en su lugar, por lo que han arruinado la eficiencia de nuestra armada.

"Ahora no necesito recordarles que el tiempo durante el cual una tripulación está en su mejor momento es corto, y que el número de marineros que pueden poner en marcha un barco en su camino y mantener el remo a tiempo es pequeño. Pero, con mucho, mi mayor problema Es decir, que ocupando el puesto que tengo, la indocilidad natural del marinero ateniense me impide poner fin a estos males y que mientras tanto no tenemos una fuente de donde reclutar a nuestras tripulaciones, lo que el enemigo puede hacer desde muchos puntos. , pero estamos obligados a depender tanto para abastecer a las tripulaciones en servicio como para compensar nuestras pérdidas de los hombres que trajimos con nosotros. Porque nuestros actuales confederados, Naxos y Catana, son incapaces de abastecernos. Sólo falta una cosa más para nuestros oponentes, me refiero a la deserción de nuestros mercados italianos. Si vieran que usted se niega a liberarnos de nuestra condición actual y se pasara al enemigo, el hambre nos obligaría a evacuar y Siracusa terminaría la guerra sin un golpe.

"Es cierto que podría haberte escrito algo diferente y más agradable que esto, pero nada ciertamente más útil, si es deseable que conozcas el estado real de las cosas aquí antes de tomar tus medidas. Además, sé que Es su naturaleza amar que le digan el mejor lado de las cosas, y luego culpar al narrador si las expectativas que ha suscitado en sus mentes no son respondidas por el resultado y, por lo tanto, pensé que era más seguro declararles la verdad.

"Ahora no debe pensar que sus generales o sus soldados han dejado de ser un rival para las fuerzas originalmente opuestas a ellos. Pero debe reflexionar que se está formando una coalición general siciliana contra nosotros que se espera un nuevo ejército de Peloponeso, mientras que la fuerza que tenemos aquí es incapaz de hacer frente incluso a nuestros antagonistas actuales y debe decidir rápidamente si nos retira o nos envía otra flota y ejército tan numerosos de nuevo, con una gran suma de dinero, y alguien para me suceda, ya que una enfermedad en los riñones me incapacita para conservar mi puesto. Creo que tengo cierto derecho a su indulgencia, ya que mientras estaba en mi mejor momento le presté un gran servicio en mis órdenes. Hazlo, hazlo al comienzo de la primavera y sin demora, ya que el enemigo obtendrá sus refuerzos sicilianos en breve, los del Peloponeso después de un intervalo más largo y, a menos que te ocupes del asunto, el primero estará aquí antes que tú, mientras que el segundo eludirá. tu como el lo has hecho antes ".

Tal era el contenido de la carta de Nicias. Cuando los atenienses lo supieron, se negaron a aceptar su renuncia, pero lo eligieron dos colegas, nombrando a Menandro y Eutidemo, dos de los oficiales en la sede de la guerra, para ocupar sus lugares hasta su llegada, para que Nicias no se quedara solo en su enfermedad para soportar todo el peso de los asuntos. También votaron a favor de enviar otro ejército y una armada, en parte de los atenienses en lista, en parte de los aliados. Los compañeros elegidos para Nicias fueron Demóstenes, hijo de Alcístenes, y Eurymedon, hijo de Thucles. Eurymedon fue enviado de inmediato, hacia la época del solsticio de invierno, con diez barcos, ciento veinte talentos de plata e instrucciones para decirle al ejército que llegarían refuerzos y que se cuidaría de ellos, pero Demóstenes se quedó atrás. para organizar la expedición, es decir, comenzar tan pronto como llegara la primavera, y enviar tropas a los aliados, y mientras tanto reunía dinero, barcos e infantería pesada en casa.

Los atenienses también enviaron veinte barcos alrededor del Peloponeso para evitar que cualquiera cruzara a Sicilia desde Corinto o Peloponeso. Porque los corintios, llenos de confianza por la alteración favorable en los asuntos sicilianos que habían sido informados por los enviados a su llegada, y convencidos de que la flota que habían enviado antes no había estado sin su uso, ahora se estaban preparando para enviar una fuerza. de infantería pesada en buques mercantes a Sicilia, mientras que los lacedemonios hicieron lo mismo para el resto del Peloponeso. Los corintios también tripulaban una flota de veinticinco barcos, con la intención de probar el resultado de una batalla con el escuadrón de guardia en Naupactus, y mientras tanto, para que los atenienses no pudieran obstaculizar la salida de sus mercantes, al obligarlos para vigilar las galeras así dispuestas contra ellos.

Mientras tanto, los lacedemonios se preparaban para su invasión del Ática, de acuerdo con su propia resolución previa, y por instigación de los siracusanos y corintios, que deseaban una invasión para detener los refuerzos que escucharon que Atenas estaba a punto de enviar a Sicilia. . Alcibíades también aconsejó urgentemente la fortificación de Decelea y un vigoroso enjuiciamiento de la guerra. Pero los lacedemonios obtuvieron mayor aliento de la creencia de que Atenas, con dos guerras en sus manos, contra ellos mismos y contra los siceliotas, sería más fácil de someter, y de la convicción de que ella había sido la primera en violar la tregua. En la guerra anterior, consideraron, la ofensa había sido más de su propio bando, tanto por la entrada de los tebanos en Platea en tiempo de paz, como por su propia negativa a escuchar el ofrecimiento ateniense de arbitraje, en a pesar de la cláusula del tratado anterior según la cual, cuando deba ofrecerse el arbitraje, no debe haber apelación a las armas. Por esta razón pensaron que merecían sus desgracias y se tomaron muy en serio el desastre de Pylos y todo lo que les había sucedido. Pero cuando, además de los estragos de Pylos, que continuaron sin interrupción, los treinta barcos atenienses salieron de Argos y destruyeron parte de Epidauro, Prasiae y otros lugares, cuando surgió toda disputa sobre la interpretación de cualquier punto dudoso en el tratado, sus propias ofertas de arbitraje siempre fueron rechazadas por los atenienses, los lacedemonios finalmente decidieron que Atenas había cometido ahora la misma ofensa que habían cometido antes, y se había convertido en la parte culpable y comenzaron a estar llenos de ardor por la guerra. Pasaron este invierno enviando rondas a sus aliados por hierro, y preparando los otros implementos para construir su fuerte y mientras tanto comenzaron a levantar en casa, y también mediante requisas forzosas en el resto del Peloponeso, una fuerza para ser enviada en el mercantes a sus aliados en Sicilia. Así terminó el invierno, y con él el decimoctavo año de esta guerra de la que Tucídides es el historiador.

En los primeros días de la primavera siguiente, en un período más temprano de lo habitual, los lacedemonios y sus aliados invadieron el Ática, bajo el mando de Agis, hijo de Archidamo, rey de los lacedemonios. Comenzaron por devastar las partes aledañas a la llanura, y luego procedieron a fortificar Decelea, dividiendo el trabajo entre las diferentes ciudades. Decelea está a unas trece o catorce millas de la ciudad de Atenas, ya la misma distancia o no mucho más de Beocia y el fuerte estaba destinado a molestar la llanura y las partes más ricas del país, estando a la vista de Atenas. Mientras que los peloponesios y sus aliados en Ática estaban ocupados en el trabajo de fortificación, sus compatriotas en casa enviaron, aproximadamente al mismo tiempo, la infantería pesada en los buques mercantes a Sicilia, los lacedemonios, proporcionando una fuerza selecta de ilotas y neodamodas (o libertos), seiscientos infantes pesados ​​en total, bajo el mando de Eccrito, un espartano y los beocios trescientos infantes pesados, comandados por dos tebanos, Xenon y Nicon, y por Hegesander, un Thespian. Estos fueron de los primeros en salir al mar abierto, partiendo de Taenarus en Laconia. No mucho después de su partida, los corintios enviaron una fuerza de quinientos soldados de infantería pesada, compuesta en parte por hombres de la propia Corinto y en parte por mercenarios arcadios, puestos bajo el mando de Alexarchus, un corintio. Los sicionios también enviaron a doscientos soldados de infantería pesada al mismo tiempo que los corintios, bajo el mando de Sargeus, un siconio. Mientras tanto, los veinticinco barcos tripulados por Corinto durante el invierno se enfrentaron a los veinte barcos atenienses en Naupactus hasta que la infantería pesada de los mercantes estuvo bastante en camino desde el Peloponeso, cumpliendo así el objetivo para el que habían sido tripulados originalmente, que era desviar la atención de los atenienses de los mercantes a las galeras.

Durante este tiempo, los atenienses no estuvieron ociosos. Simultáneamente con la fortificación de Decelea, al comienzo de la primavera, enviaron treinta barcos alrededor del Peloponeso, al mando de Charicles, hijo de Apolodoro, con instrucciones de hacer escala en Argos y exigir una fuerza de su infantería pesada para la flota, de acuerdo con la alianza. . Al mismo tiempo, enviaron a Demóstenes a Sicilia, como habían planeado, con sesenta barcos atenienses y cinco chinos, mil doscientos infantes pesados ​​atenienses de la lista de reclutamiento y tantos isleños como pudieron levantarse en los diferentes barrios, dibujando sobre los otros sujetos aliados para cualquier cosa que pudieran suministrar que pudiera ser de utilidad para la guerra. A Demóstenes se le ordenó primero que navegara con Charicles y que operara con él en las costas de Laconia, y en consecuencia navegó hasta Egina y allí esperó el resto de su armamento y Charicles para traer las tropas argivas.

En Sicilia, aproximadamente al mismo tiempo en esta primavera, Gylippus llegó a Siracusa con tantas tropas como pudo traer de las ciudades a las que había persuadido para unirse. Reuniendo a los siracusanos, les dijo que debían tripular tantos barcos como fuera posible y probar suerte en una pelea naval, mediante la cual esperaba lograr una ventaja en la guerra que no fuera indigna del riesgo. Con él, Hermócrates se unió activamente para tratar de alentar a sus compatriotas a atacar a los atenienses en el mar, diciendo que estos últimos no habían heredado su destreza naval ni la retendrían para siempre.Habían sido hombres de tierra incluso en mayor grado que los siracusanos, y habían sólo se convierte en potencia marítima cuando lo obligan los medos. Además, para los espíritus atrevidos como los atenienses, un adversario atrevido parecería lo más formidable y el plan ateniense de paralizar por la audacia de su ataque a un vecino que a menudo no es su inferior en fuerza podría ahora ser utilizado contra ellos con el mismo efecto por los siracusanos. . También estaba convencido de que el inesperado espectáculo de los siracusanos atreviéndose a enfrentarse a la armada ateniense causaría un terror al enemigo, cuyas ventajas compensarían con creces cualquier pérdida que la ciencia ateniense pudiera infligir a su inexperiencia. En consecuencia, los instó a dejar a un lado sus temores y probar fortuna en el mar y los siracusanos, bajo la influencia de Glipo y Hermócrates, y quizás algunos otros, se decidieron por la lucha naval y comenzaron a tripular sus barcos.

Cuando la flota estuvo lista, Gylippus dirigió a todo el ejército por la noche con el plan de asaltar en persona los fuertes de Plemmyrium por tierra, mientras treinta y cinco galeras de Siracusa navegaban según lo previsto contra el enemigo desde el gran puerto, y las cuarenta y cinco cinco restantes vinieron desde el puerto menor, donde tenían su arsenal, para hacer un cruce con los que estaban dentro y simultáneamente atacar Plemmyrium, y así distraer a los atenienses asaltándolos por dos lados a la vez. Los atenienses tripularon rápidamente sesenta barcos, y con veinticinco de ellos se enfrentaron a los treinta y cinco de los siracusanos en el gran puerto, enviando al resto al encuentro de los que navegaban alrededor del arsenal y ahora se produjo una acción directamente frente a la desembocadura del río. el gran puerto, mantenido con igual tenacidad por ambos lados el que deseaba forzar el paso, el otro para impedirlo.

Mientras tanto, mientras los atenienses en Plemmyrium estaban en el mar, atendiendo el enfrentamiento, Gylippus atacó repentinamente los fuertes a primera hora de la mañana y tomó el más grande primero, y luego los dos más pequeños, cuyas guarniciones no esperaban. él, viendo el más grande tan fácilmente tomado. A la caída del primer fuerte, los hombres que lograron refugiarse en sus botes y mercantes encontraron grandes dificultades para llegar al campamento, ya que los siracusanos estaban teniendo lo mejor de él en el enfrentamiento en el gran puerto, y enviaron una galera de navegación rápida para perseguirlos. Pero cuando los otros dos cayeron, los siracusanos estaban siendo derrotados y los fugitivos de éstos navegaron a lo largo de la costa con más facilidad. Los barcos siracusanos que luchaban en la desembocadura del puerto se abrieron paso a través de los barcos atenienses y navegaron sin ninguna orden se enfrentaron entre sí, y transfirieron la victoria a los atenienses, que no solo derrotaron al escuadrón en cuestión, sino también a aquel por el cual Al principio fueron derrotados en el puerto, hundiendo once de los barcos de Siracusa y matando a la mayoría de los hombres, excepto a las tripulaciones de tres barcos a quienes hicieron prisioneros. Su propia pérdida se limitó a tres barcos y, después de llevar a la costa los restos de Siracusa y colocar un trofeo en el islote frente a Plemmyrium, se retiraron a su propio campamento.

Sin éxito en el mar, los siracusanos tenían, sin embargo, los fuertes de Plemmyrium, para los que establecieron tres trofeos. Uno de los dos últimos tomados lo arrasaron, pero pusieron en orden y guarnecieron a los otros dos. En la toma de los fuertes, muchos hombres fueron muertos y hechos prisioneros, y en total se tomaron una gran cantidad de propiedades. Como los atenienses los habían utilizado como revista, había un gran stock de mercancías y maíz de los comerciantes en el interior, y también un gran stock perteneciente a los capitanes, los mástiles y otros muebles de cuarenta galeras que se estaban tomando, además de tres galeras que habían sido tomadas. elaborado en la orilla. De hecho, la primera y principal causa de la ruina del ejército ateniense fue la captura de Plemmyrium, incluso la entrada del puerto ya no era segura para llevar provisiones, ya que los barcos de Siracusa estaban estacionados allí para evitarlo, y no se podía traer nada. en sin luchar, además de la impresión general de consternación y desánimo producida en el ejército.

Después de esto, los siracusanos enviaron doce barcos bajo el mando de Agatharchus, un siracusano. Uno de ellos fue al Peloponeso con embajadores para describir el esperanzador estado de sus asuntos e incitar a los peloponesios a proseguir la guerra allí incluso más activamente de lo que lo estaban haciendo ahora, mientras que los otros once navegaron a Italia, al enterarse de que los barcos cargados de provisiones estaban de camino a los atenienses. Después de caer y destruir la mayoría de los barcos en cuestión, y de quemar en el territorio de Caulonia una cantidad de madera para la construcción naval, que había sido preparada para los atenienses, la escuadra de Siracusa se dirigió a Locri, y uno de los mercantes del Peloponeso llegó. en, mientras estaban anclados allí, llevando infantería pesada Thespian, los subieron a bordo y navegaron a lo largo de la costa hacia casa. Los atenienses los estaban buscando con veinte barcos en Megara, pero solo pudieron llevar un barco con su tripulación y el resto partió hacia Siracusa. También hubo algunas escaramuzas en el puerto por los pilotes que los siracusanos habían levantado en el mar frente a los viejos muelles, para permitir que sus barcos fondeen en el interior, sin ser heridos por los atenienses que los subieron y atropellaron. Los atenienses les trajeron un barco de carga de diez mil talentos provisto de torretas de madera y pantallas, y ataron cuerdas alrededor de los pilotes de sus barcos, los arrancaron y los partieron, o se lanzaron y los cortaron en dos. Mientras tanto, los siracusanos los lanzaron con misiles desde los muelles, a los que respondieron desde su gran barco hasta que por fin los atenienses quitaron la mayoría de las pilas.Pero la parte más incómoda de la empalizada era la parte que no se veía: algunos de los pilotes que habían sido empujados no aparecían por encima del agua, por lo que era peligroso navegar hacia arriba, por temor a que los barcos se atropellaran sobre ellos, al igual que sobre un arrecife, por no verlos. Sin embargo, los buzos bajaron y cortaron incluso estos para obtener una recompensa, aunque los siracusanos introdujeron otros. De hecho, no hubo fin a las maquinaciones a las que recurrieron el uno contra el otro, como era de esperar entre dos ejércitos hostiles que se enfrentaban a tan corta distancia: y las escaramuzas y todo tipo de otros intentos eran algo constante. Mientras tanto, los siracusanos enviaron embajadas a las ciudades, compuestas por corintios, ambraciots y lacedemonios, para informarles de la captura de Plemmyrium, y que su derrota en la lucha naval se debió menos a la fuerza del enemigo que a su propio desorden. y en general, hacerles saber que estaban llenos de esperanza, y desearles que acudieran en su ayuda con barcos y tropas, como se esperaba a los atenienses con un ejército fresco, y si el que ya estaba allí podía ser destruido antes que el otro. llegado, la guerra llegaría a su fin.

Mientras las partes contendientes en Sicilia estaban así comprometidas, Demóstenes, habiendo reunido ahora el armamento con el que iba a ir a la isla, zarpó de Egina y zarpó hacia el Peloponeso, se unió a Caricles y a los treinta barcos de los atenienses. Tomando a bordo la infantería pesada de Argos, navegaron hacia Laconia y, después de saquear parte de Epidauro Limera, desembarcaron en la costa de Laconia, frente a Citera, donde se encuentra el templo de Apolo, y, devastando parte del país, fortificaron una especie de istmo, al que los ilotas de los lacedemonios podrían desertar, y desde donde se podían hacer incursiones de pillaje como desde Pilos. Demóstenes ayudó a ocupar este lugar, y luego navegó inmediatamente hacia Corcira para tomar algunos de los aliados en esa isla, y así proceder sin demora a Sicilia mientras Caricles esperaba hasta que hubo completado la fortificación del lugar y, dejando una guarnición. allí, volvió a casa posteriormente con sus treinta barcos y los argivos también.

Este mismo verano llegaron a Atenas mil trescientos punteros, espadachines tracios de la tribu de los Dii, que debían haber navegado a Sicilia con Demóstenes. Como habían llegado demasiado tarde, los atenienses decidieron enviarlos de regreso a Tracia, de donde habían venido a guardarlos para la guerra de Decelean, que les parecía demasiado cara, ya que la paga de cada hombre era una dracma al día. De hecho, desde que Decelea había sido fortificada por primera vez por todo el ejército del Peloponeso durante este verano, y luego ocupada para fastidio del país por las guarniciones de las ciudades que se aliviaban unas a otras a intervalos determinados, había causado un gran daño a los atenienses, de hecho, este La ocupación, por la destrucción de propiedades y la pérdida de hombres que resultó de ella, fue una de las principales causas de su ruina. Anteriormente, las invasiones eran breves y no impedían que disfrutaran de su tierra durante el resto del tiempo: el enemigo ahora estaba fijo de forma permanente en Ática en un momento era un ataque en vigor, en otro era la guarnición regular que invadía el país y haciendo incursiones para su subsistencia, y el rey de Lacedemonia, Agis, estaba en el campo y diligentemente prosiguió la guerra, por lo que se hizo un gran daño a los atenienses. Fueron privados de todo su país: más de veinte mil esclavos habían desertado, una gran parte de ellos artesanos, y todas sus ovejas y bestias de carga se perdieron y como la caballería cabalgaba diariamente en excursiones a Decelea y para proteger el país, sus caballos estaban lisiados por el trabajo constante en terreno pedregoso o heridos por el enemigo.

Además, el transporte de provisiones desde Eubea, que antes había sido llevado a cabo con mucha más rapidez por tierra por Decelea desde Oropus, ahora se efectuaba a gran costo por mar alrededor de Sunium, todo lo que la ciudad requería tenía que ser importado del extranjero, y en lugar de un ciudad se convirtió en una fortaleza. Verano e invierno los atenienses estaban agotados por tener que vigilar las fortificaciones, durante el día por turnos, de noche todos juntos, excepto la caballería, en los diferentes puestos militares o en la muralla. Pero lo que más los oprimía era que tenían dos guerras a la vez, y así habían llegado a un punto de frenesí que nadie hubiera creído posible si hubiera oído hablar de ello antes de que sucediera. Porque, ¿alguien podría haber imaginado que incluso cuando los asediados por los peloponesios atrincherados en Ática, en lugar de retirarse de Sicilia, permanecerían allí sitiando de la misma manera Siracusa, una ciudad (tomada como ciudad) de ninguna manera inferior a Atenas? , o alteraría tan profundamente la estimación helénica de su fuerza y ​​audacia, como para dar el espectáculo de un pueblo que, al comienzo de la guerra, algunos pensaron que podría aguantar un año, algunos dos, nada más que tres, si el ¿Los peloponesios invadieron su país, ahora diecisiete años después de la primera invasión, después de haber sufrido ya todos los males de la guerra, ir a Sicilia y emprender una nueva guerra nada inferior a la que ya tenían con los peloponesios? Estas causas, las grandes pérdidas de Decelea y las otras cargas pesadas que recayeron sobre ellos, produjeron su vergüenza financiera y fue en este momento que impusieron a sus súbditos, en lugar del tributo, el impuesto de una vigésima parte a todas las importaciones y las exportaciones por mar, que pensaban les reportaría más dinero, ya que sus gastos ya no son los mismos que al principio, pero han crecido con la guerra mientras decaían sus ingresos.

En consecuencia, no queriendo incurrir en gastos en su actual falta de dinero, enviaron de inmediato a los tracios que llegaron demasiado tarde para Demóstenes, bajo la dirección de Diitrephes, quien recibió instrucciones, ya que iban a pasar por el Euripus, para hacer uso de de ellos si es posible en el viaje a lo largo de la costa para herir al enemigo. Diitrephes primero los desembarcó en Tanagra y se apresuró a agarrar un botín y luego navegó a través del Euripus en la noche desde Chalcis en Eubea y desembarcando en Beocia los condujo contra Mycalessus. La noche que pasó desapercibido cerca del templo de Hermes, a menos de dos millas de Mycalessus, y al amanecer asaltó y tomó la ciudad, que no es muy grande, los habitantes estaban desprevenidos y no esperaban que nadie llegara nunca tan lejos. lejos del mar para molestarlos, la muralla también era débil, y en algunos lugares se había derrumbado, mientras que en otros no había sido construida a ninguna altura, y las puertas también se habían dejado abiertas por su sensación de seguridad. Los tracios que irrumpieron en Mycalessus saquearon las casas y los templos, y masacraron a los habitantes, sin perdonar ni la juventud ni la edad, sino matando a todos con los que cayeron, uno tras otro, niños y mujeres, e incluso bestias de carga, y cualquier otra criatura viviente. vieron a la raza tracia, como el más sangriento de los bárbaros, más aún cuando no tiene nada que temer. En todas partes reinaba la confusión y la muerte en todas sus formas y en particular atacaron una escuela de niños, la más grande que había en el lugar, a la que acababan de entrar los niños, y los masacraron a todos. En resumen, el desastre que cayó sobre toda la ciudad fue insuperable en magnitud, y nadie se acercó en forma repentina y horrorizada.

Mientras tanto, los tebanos se enteraron y marcharon al rescate, y alcanzando a los tracios antes de que se hubieran alejado, recuperaron el botín y los llevaron presa del pánico al Euripus y al mar, donde yacían los barcos que los llevaban. La mayor matanza tuvo lugar mientras se embarcaban, ya que no sabían nadar, y los que estaban en los barcos al ver lo que pasaba en la orilla los amarraron de tiro de arco: en el resto de la retirada los tracios hicieron un muy respetable defensa contra el caballo tebano, por el cual fueron atacados primero, saliendo corriendo y cerrando sus filas de acuerdo con la táctica de su país, y perdieron solo unos pocos hombres en esa parte del asunto. Un buen número de los que buscaban el saqueo fueron capturados en la ciudad y ejecutados. En total, los tracios mataron a doscientos cincuenta de los mil trescientos, los tebanos y el resto que vinieron al rescate alrededor de veinte, soldados e infantería pesada, con Escirfondas, uno de los beotarcas. Los mycalessianos perdieron una gran proporción de su población.

Mientras Micalessus experimentó así una calamidad por su extensión tan lamentable como cualquiera de las que sucedieron en la guerra, Demóstenes, a quien dejamos navegando hacia Corcira, después de la construcción del fuerte en Laconia, encontró un mercante tendido en Fe en Elis, en el que el corintio la infantería pesada debía cruzar a Sicilia. Destruyó el barco, pero los hombres escaparon, y posteriormente consiguieron otro en el que continuaron su viaje. Después de esto, al llegar a Zacynthus y Cephallenia, tomó un cuerpo de infantería pesada a bordo y, enviando a algunos de los mesenios de Naupactus, cruzó a la costa opuesta de Acarnania, a Alyzia y a Anactorium que estaba en poder de los atenienses. . Mientras se encontraba en estos lares fue recibido por Eurimedonte que regresaba de Sicilia, adonde lo habían enviado, como se ha mencionado, durante el invierno, con el dinero para el ejército, quien le comunicó la noticia, y también que había escuchado, mientras estaba en el mar, que los siracusanos habían tomado Plemmyrium. Aquí también vino a ellos Conon, el comandante en Naupactus, con la noticia de que las veinticinco naves corintias estacionadas frente a él, lejos de ceder la guerra, estaban meditando un compromiso y por eso les rogó que le enviaran algunas naves, ya que los dieciocho suyos no eran rival para los veinticinco del enemigo. Demóstenes y Eurymedon, en consecuencia, enviaron diez de sus mejores navegantes con Conon para reforzar la escuadra en Naupactus, y mientras tanto se preparaban para la reunión de sus fuerzas Eurymedon, que ahora era el colega de Demóstenes, y se había vuelto atrás como consecuencia de su nombramiento. navegando a Corcira para decirles que tripularan quince barcos y alistaran infantería pesada mientras Demóstenes levantaba honderos y dardos de las partes cercanas a Acarnania.

Mientras tanto, los enviados, ya mencionados, que habían ido de Siracusa a las ciudades después de la toma de Plemmyrium, habían tenido éxito en su misión y estaban a punto de traer el ejército que habían reunido, cuando Nicias lo olió y envió a la Centoripae y Alicyaeans y otros de los Sicel amigos, que mantuvieron los pases, no para dejar pasar al enemigo, sino para combinarse para evitar su paso, no habiendo otra forma de intentarlo, ya que los Agrigentinos no les darían. un paso por su país. De acuerdo con esta petición, los sicelos tendieron una triple emboscada a los siceliotas en su marcha, y atacándolos repentinamente, mientras estaban desprevenidos, mataron a unos ochocientos de ellos y a todos los enviados, con la única excepción de los corintios, por los cuales mil quinientos que escaparon fueron conducido a Siracusa.

Aproximadamente al mismo tiempo, los camarineos también acudieron en ayuda de Siracusa con quinientos infantes pesados, trescientos dardos y otros tantos arqueros, mientras que los geloanos enviaron tripulaciones para cinco barcos, cuatrocientos dardos y doscientos caballos. De hecho, casi toda Sicilia, excepto los Agrigentinos, que eran neutrales, dejaron ahora simplemente de observar los acontecimientos como lo había hecho hasta ahora, y se unieron activamente a Siracusa contra los atenienses.

Mientras los siracusanos, después del desastre de Sicel, aplazaban cualquier ataque inmediato contra los atenienses, Demóstenes y Eurimedonte, cuyas fuerzas de Corcira y del continente ya estaban preparadas, cruzaron el golfo Jónico con todo su armamento hasta el promontorio japigio, y partiendo desde allí tocaron en las islas Choerades, situadas frente a Iapygia, donde embarcaron ciento cincuenta dardos Iapygianos de la tribu mesapia, y después de renovar una vieja amistad con Artas el jefe, que les había proporcionado los dardos, llegaron a Metapontium en Italia. Aquí persuadieron a sus aliados, los metapontinos, de que enviaran con ellos trescientos dardos y dos galeras, y con este refuerzo se dirigieron a Turios, donde encontraron al partido hostil a Atenas recientemente expulsado por una revolución, y en consecuencia permanecieron allí para reunir y revisar el todo el ejército, para ver si alguno se había quedado atrás, y para convencer a los turios de que se unieran resueltamente a su expedición, y en las circunstancias en las que se encontraban para concluir una alianza defensiva y ofensiva con los atenienses.

Aproximadamente al mismo tiempo, los peloponesios en los veinticinco barcos estacionados frente al escuadrón en Naupactus para proteger el paso de los transportes a Sicilia se habían preparado para contratar y tripular algunos barcos adicionales, de modo que fueran numéricamente poco inferiores a los atenienses. , anclado frente a Erineus en Acaya en el país Rhypic. Teniendo la forma de una media luna en el lugar donde se encontraban, las fuerzas terrestres proporcionadas por los corintios y sus aliados en el lugar subieron y se alinearon sobre los promontorios salientes a ambos lados, mientras que la flota, bajo el mando de Polyanthes, un corintio, ocupó el espacio intermedio y bloqueó la entrada. Los atenienses al mando de Diphilus navegaron ahora contra ellos con treinta y tres barcos de Naupactus, y los corintios, al principio sin moverse, al fin creyeron ver su oportunidad, dieron la señal y avanzaron y se enfrentaron a los atenienses. Después de una lucha obstinada, los corintios perdieron tres naves, y sin hundir ninguna en total, inutilizaron a siete de los enemigos, que fueron golpeados de proa a proa y tenían sus proas incendiadas por las naves corintias, cuyas mejillas habían sido reforzadas para este mismo propósito. Después de una acción de este carácter uniforme, en la que cualquiera de las partes podía reclamar la victoria (aunque los atenienses se hicieron dueños de los naufragios a través del viento que los empujaba hacia el mar, los corintios no volvieron a salir a su encuentro), los dos combatientes se separaron. No hubo persecución, y no se hicieron prisioneros de ninguno de los bandos de los corintios y peloponesios que luchaban cerca de la costa escapando con facilidad, y ninguno de los barcos atenienses había sido hundido. Los atenienses navegaron ahora de regreso a Naupactus, y los corintios inmediatamente levantaron un trofeo como vencedores, porque habían inutilizado un mayor número de barcos enemigos. Además, sostenían que no habían sido vencidos, por la misma razón que su oponente sostenía que no había salido victorioso de los corintios considerando que eran conquistadores, si no decididamente conquistados, y los atenienses creyéndose vencidos, porque no decididamente victoriosos. Sin embargo, cuando los peloponesios zarparon y sus fuerzas terrestres se dispersaron, los atenienses también levantaron un trofeo como vencedores en Acaya, a unas dos millas y cuarto de Erineus, la estación de Corinto.

Este fue el fin de la acción en Naupactus. Volviendo a Demóstenes y Eurímedón: los turios se habían preparado ahora para unirse a la expedición con setecientos infantes pesados ​​y trescientos dardos, los dos generales ordenaron a los barcos que navegaran a lo largo de la costa hasta el territorio de Crotonian, y mientras tanto llevaban a cabo una revisión de todas las fuerzas terrestres sobre el río Sybaris, y luego las condujo a través del país de Thurian. Llegados al río Hylias, aquí recibieron un mensaje de los crotonianos, diciendo que no permitirían que el ejército pasara por su país sobre el cual los atenienses descendieron hacia la orilla, y vivaquearon cerca del mar y la desembocadura del Hylias, donde la flota también los encontró, y al día siguiente se embarcó y navegó por la costa tocando todas las ciudades excepto Locri, hasta llegar a Petra en el territorio de Rhegian.

Mientras tanto, los siracusanos, al enterarse de su aproximación, resolvieron hacer un segundo intento con su flota y sus otras fuerzas en tierra, que habían estado reuniendo con este mismo propósito para hacer algo antes de su llegada. Además de otras mejoras sugeridas por la antigua lucha marítima que ahora adoptaron en el equipo de su armada, redujeron sus proas a una brújula más pequeña para hacerlas más sólidas y hacer sus mejillas más robustas, y de estas dejaron estancias en el los costados de los barcos por una longitud de seis codos por dentro y por fuera, de la misma manera que los corintios habían alterado sus proas antes de enfrentarse al escuadrón en Naupactus. Los siracusanos pensaban que así tendrían una ventaja sobre los barcos atenienses, que no estaban construidos con la misma fuerza, pero eran ligeros en la proa, por estar más acostumbrados a navegar y cargar contra el lado enemigo que a enfrentarse a él de proa a proa. , y que la batalla en el gran puerto, con un gran número de barcos en poco espacio, también era un hecho a su favor. Cargando proa contra proa, clavarían en la proa del enemigo, golpeando con picos sólidos y robustos contra los huecos y débiles y, en segundo lugar, los atenienses por falta de espacio serían incapaces de utilizar su maniobra favorita de romper la línea o de navegar en redondo. , ya que los siracusanos harían todo lo posible para no dejarlos hacer lo uno, y la falta de espacio les impediría hacer lo otro. Esta carga de proa a proa, que hasta ahora se había creído falta de habilidad en un timonel, sería la maniobra principal de los siracusanos, por ser la que encontrarían más útil, ya que los atenienses, si los rechazaban, no podrían retroceder. en cualquier dirección excepto hacia la orilla, y eso solo por un pequeño trecho, y en el pequeño espacio frente a su propio campamento. El resto del puerto estaría comandado por los siracusanos y los atenienses, en caso de apuro, apiñándose en un espacio pequeño y todo en el mismo punto, chocarían unos con otros y caerían en el desorden, que era, de hecho, lo que más daño les hizo a los atenienses en todas las luchas navales, al no tener, como los siracusanos, todo el puerto para retirarse. En cuanto a navegar en mar abierto, esto sería imposible, con los siracusanos en posesión de la salida y la entrada, especialmente porque Plemmyrium les sería hostil y la boca del puerto no era grande.

Con estos artilugios para adaptarse a su habilidad y habilidad, y ahora más confiados después de la lucha marítima anterior, los siracusanos atacaron por tierra y por mar a la vez. La fuerza de la ciudad Gylippus sacó un poco a los primeros y los llevó hasta la muralla de los atenienses, donde miraba hacia la ciudad, mientras que la fuerza del Olimpo, es decir, la infantería pesada que estaba allí con el caballo y las tropas ligeras de los siracusanos avanzaron contra el muro desde el lado opuesto los barcos de los siracusanos y aliados que zarparon inmediatamente después.Los atenienses al principio imaginaron que iban a ser atacados solo por tierra, y no sin alarma vieron que la flota se acercaba repentinamente también y mientras algunos se formaban sobre las murallas y frente a ellos contra el enemigo que avanzaba, y algunos marchando a toda prisa contra el número de caballos y dardos que venían del Olimpo y del exterior, otros tripulaban los barcos o se apresuraban a bajar a la playa para oponerse al enemigo, y cuando los barcos estaban tripulados se apagaban con setenta y cinco velas contra unos ochenta. de los siracusanos.

Después de pasar gran parte del día avanzando y retrocediendo y escaramuzando entre ellos, sin que ninguno de los dos pudiera obtener ninguna ventaja digna de mención, salvo que los siracusanos hundieron uno o dos de los barcos atenienses, se separaron, la fuerza terrestre en al mismo tiempo retirándose de las líneas. Al día siguiente, los siracusanos se quedaron callados y no dieron señales de lo que iban a hacer, pero Nicias, al ver que la batalla había sido empatada y esperando que atacarían nuevamente, obligó a los capitanes a reacondicionar cualquiera de los barcos que había sufrido, y amarrado barcos mercantes ante la empalizada que habían empujado al mar frente a sus barcos, para servir en lugar de un puerto cerrado, a unos doscientos pies el uno del otro, a fin de que cualquier barco en apuros pudiera poder retirarse con seguridad y navegar de nuevo a placer. Estos preparativos ocuparon a los atenienses todo el día hasta el anochecer.

Al día siguiente los siracusanos iniciaron operaciones a una hora más temprana, pero con el mismo plan de ataque por tierra y mar. Gran parte del día los rivales pasaron como antes, enfrentándose y enfrentándose entre sí hasta que por fin Ariston, hijo de Pyrrhicus, un corintio, el timonel más capaz en el servicio de Siracusa, persuadió a sus comandantes navales para que enviaran a los oficiales de la ciudad. , y decirles que muevan el mercado de venta lo más rápido que puedan hacia el mar, y obligar a todos a traer todos los comestibles que tengan y venderlos allí, permitiendo así a los comandantes desembarcar las tripulaciones y cenar de inmediato cerca de los barcos. , y poco después, el mismo día, para volver a atacar a los atenienses cuando no lo esperaban.

De acuerdo con este consejo, se envió un mensajero y se preparó el mercado, tras lo cual los siracusanos de repente echaron agua y se retiraron a la ciudad, y de inmediato desembarcaron y tomaron su comida en el lugar mientras los atenienses, suponiendo que habían regresado al pueblo porque se sintieron golpeados, desembarcaron a sus anchas y se dispusieron a preparar sus cenas y sus demás ocupaciones, bajo la idea de que habían terminado con la lucha por ese día. De repente, los siracusanos habían tripulado sus barcos y habían vuelto a navegar contra ellos, y los atenienses, en gran confusión y la mayoría de ellos en ayunas, subieron a bordo y con gran dificultad salieron a su encuentro. Durante algún tiempo ambas partes permanecieron a la defensiva sin entablar combate, hasta que los atenienses resolvieron por fin no dejarse agotar esperando donde estaban, sino atacar sin demora, y dando un grito de alegría, entraron en acción. Los siracusanos los recibieron, y cargando proa contra proa como habían querido, calientan una gran parte de los bosques atenienses con la fuerza de sus picos.Los dardos en las cubiertas también causaron un gran daño a los atenienses, pero aún mayor daño fue causado por los siracusanos, que iban de un lado a otro en pequeñas barcas, corrían sobre los remos de las galeras atenienses, navegaban contra sus costados y desde allí disparaban sus dardos sobre los marineros.

Finalmente, luchando duro de esta manera, los siracusanos obtuvieron la victoria, y los atenienses se volvieron y huyeron entre los mercantes a su propia estación. Los barcos siracusanos los persiguieron hasta los buques mercantes, donde fueron detenidos por las vigas armadas con delfines suspendidos de esos barcos sobre el pasaje. Dos de los barcos de Siracusa se acercaron demasiado en la emoción de la victoria y fueron destruidos, uno de ellos fue capturado con su tripulación. Después de hundir siete de los barcos atenienses e inutilizar a muchos, y tomar prisioneros a la mayoría de los hombres y matar a otros, los siracusanos se retiraron y colocaron trofeos para ambos enfrentamientos, ahora confiando en tener una superioridad decidida por mar, y de ninguna manera desesperados. de igual éxito por tierra.

Decimonoveno año de la guerra - Llegada de Demóstenes - Derrota de los atenienses en Epipolae - Locura y obstinación de Nicias

Mientras tanto, mientras los siracusanos se preparaban para un segundo ataque contra ambos elementos, Demóstenes y Eurimedonte llegaron con los socorristas de Atenas, que consistían en unos setenta y tres barcos, incluidos los extranjeros casi cinco mil infantes pesados, atenienses y aliados un gran número. de dardos, helénicos y bárbaros, honderos y arqueros y todo lo demás en la escala correspondiente. Los siracusanos y sus aliados estaban por el momento no poco consternados ante la idea de que no habría término ni fin a sus peligros, ya que, a pesar de la fortificación de Decelea, llegaba un nuevo ejército casi igual al anterior, y el poder de Atenas demostró ser tan grande en todos los aspectos. Por otro lado, el primer armamento ateniense recuperó cierta confianza en medio de sus desgracias. Demóstenes, al ver cómo estaban las cosas, sintió que no podía seguir adelante y vivir como lo había hecho Nicias, quien al pasar el invierno en Catana en lugar de atacar de inmediato Siracusa había permitido que el terror de su primera llegada se evaporara en desprecio, y había dado tiempo para Gylippus llegara con una fuerza del Peloponeso, que los siracusanos nunca habrían enviado a buscar si hubiera atacado de inmediato, ya que creían que eran un rival para él por sí mismos, y no habrían descubierto su inferioridad hasta que ya estuvieran investidos, e incluso si luego enviaran en busca de socorros, ya no habrían podido beneficiarse igualmente de su llegada. Recordando esto, y muy consciente de que era ahora el primer día después de su llegada cuando él, como Nicias, era más formidable para el enemigo, Demóstenes decidió no perder tiempo en sacar el máximo provecho de la consternación que en ese momento inspiraba su ejército y su ejército. viendo que el contramuro de los siracusanos, que impedía a los atenienses investirlos, era único, y que quien se hiciera dueño del camino de subida a Epipolae, y luego del campamento allí, no encontraría dificultad en tomarlo, como nadie esperaría siquiera su ataque, se apresuró a intentar la empresa. Consideró que esta era la forma más corta de poner fin a la guerra, ya que tendría éxito y tomaría Siracusa, o haría retroceder el armamento en lugar de desperdiciar las vidas de los atenienses involucrados en la expedición y los recursos del país en general.

Por lo tanto, primero los atenienses salieron y asolaron las tierras de los siracusanos alrededor del Anapo y se llevaron todo delante de ellos como al principio por tierra y por mar, y los siracusanos no se ofrecieron a oponerse a ellos en ninguno de los elementos, a menos que fuera con su caballería y dardos. del Olympieum. A continuación, Demóstenes resolvió intentar primero el contramuro por medio de motores. Sin embargo, como los motores que trajo fueron quemados por el enemigo luchando desde el muro, y el resto de las fuerzas rechazadas después de atacar en muchos puntos diferentes, decidió no demorarse más, y habiendo obtenido el consentimiento de Nicias y sus compañeros comandantes. , procedió a poner en ejecución su plan de atacar Epipolae. Como de día parecía imposible acercarse y levantarse sin ser observado, ordenó provisiones para cinco días, se llevó a todos los albañiles y carpinteros, y otras cosas, como flechas, y todo lo demás que pudieran desear para las labores de fortificación si con éxito y, después de la primera guardia, partió con Eurymedon y Menandro y todo el ejército hacia Epipolae, quedando Nicias en las filas. Habiendo subido por la colina de Eurílo (donde el antiguo ejército había ascendido al principio) sin ser vistos por los guardias del enemigo, subieron al fuerte que los siracusanos tenían allí, lo tomaron y pasaron a espada parte de la guarnición. La mayor parte, sin embargo, escapó de inmediato y dio la alarma a los campamentos, de los cuales había tres en Epipolae, defendidos por fuera, uno de los siracusanos, uno de los otros Siceliots, y uno de los aliados y también a los seis. cien siracusanos que formaban la guarnición original de esta parte de Epipolae. Estos avanzaron a la vez contra los asaltantes y, cayendo junto a Demóstenes y los atenienses, fueron derrotados por ellos después de una fuerte resistencia, los vencedores inmediatamente siguieron adelante, ansiosos por lograr los objetivos del ataque sin dar tiempo a que su ardor se enfriara mientras otros. desde el principio fueron tomando el contramuro de los siracusanos, que fue abandonado por su guarnición, y derribando las almenas. Los siracusanos y los aliados, y Gylippus con las tropas bajo su mando, avanzaron al rescate de las afueras, pero se sintieron consternados (un ataque nocturno era una pieza de audacia que nunca habían esperado), y al principio se vieron obligados a hacerlo. retirada. Pero mientras los atenienses, enrojecidos con su victoria, ahora avanzaban con menos orden, deseando abrirse paso lo más rápido posible a través de toda la fuerza del enemigo aún no combatido, sin relajar su ataque ni darles tiempo para reagruparse, los beocios hicieron los primeros se opusieron a ellos, los atacaron, los derrotaron y los pusieron en fuga.

Los atenienses cayeron ahora en un gran desorden y perplejidad, de modo que no fue fácil obtener de un lado o del otro un relato detallado del asunto. Ciertamente, durante el día, los combatientes tienen una noción más clara, aunque incluso entonces de ninguna manera todo lo que ocurre, nadie sabe mucho de nada que no ocurra en su propio vecindario inmediato, sino en un enfrentamiento nocturno (y este fue el único que ocurrió entre grandes ejércitos durante la guerra) ¿cómo podría alguien saber algo con certeza? Aunque había una luna brillante, solo se veían como los hombres a la luz de la luna, es decir, podían distinguir la forma del cuerpo, pero no podían decir con certeza si era un amigo o un enemigo. Ambos tenían un gran número de infantería pesada moviéndose en un espacio pequeño. Algunos de los atenienses ya estaban derrotados, mientras que otros se acercaban aún invictos para su primer ataque. También una gran parte del resto de sus fuerzas acababa de levantarse o seguían ascendiendo, de modo que no sabían por dónde marchar. Debido a la derrota que había tenido lugar, todo el frente estaba ahora en confusión, y el ruido hacía difícil distinguir algo. Los victoriosos siracusanos y aliados se animaban unos a otros con fuertes gritos, de noche el único medio de comunicación posible, y mientras tanto recibían a todos los que se les oponían mientras los atenienses se buscaban unos a otros, tomando a todos frente a ellos como enemigos, incluso aunque podrían ser algunos de sus amigos ahora voladores y al pedir constantemente la consigna, que era su único medio de reconocimiento, no solo causaron una gran confusión entre ellos al preguntar todos a la vez, sino que también se lo dieron a conocer al enemigo, cuyo propio no lo descubrieron tan fácilmente, ya que los siracusanos salieron victoriosos y no se dispersaron y, por lo tanto, se equivocaron con menos facilidad. El resultado fue que si los atenienses se unían a un grupo del enemigo que era más débil que ellos, se les escapaba al conocer su lema, mientras que si ellos mismos no respondían, eran pasados ​​por la espada. Pero lo que les dolió tanto, o incluso más que cualquier otra cosa, fue el canto del himno, debido a la perplejidad que causó al ser casi iguales en ambos lados, los argivos y los corcireanos y cualquier otro pueblo dórico en el ejército, aterrorizó. a los atenienses cada vez que alzaban su himno, no menos que el enemigo. Así, después de haber sido una vez desordenados, terminaron chocando entre sí en muchas partes del campo, amigos con amigos y ciudadanos con ciudadanos, y no solo se aterrorizaron unos a otros, sino que incluso llegaron a los golpes y solo pudieron ser. partió con dificultad. En la persecución muchos perecieron arrojándose por los acantilados, siendo estrecho el camino de descenso desde Epipolae y de los que bajaron sanos y salvos a la llanura, aunque muchos, especialmente los que pertenecían al primer armamento, escaparon por su mejor conocimiento de la localidad. , algunos de los recién llegados perdieron su camino y vagaron por el país, y fueron cortados por la mañana por la caballería de Siracusa y asesinados.

Al día siguiente los siracusanos colocaron dos trofeos, uno en Epipolae donde se había hecho el ascenso, y el otro en el lugar donde los beocios dieron el primer control y los atenienses recuperaron a sus muertos bajo tregua. Un gran número de atenienses y aliados fueron asesinados, aunque se tomaron aún más armas de las que podría contabilizarse por el número de muertos, ya que algunos de los que se vieron obligados a saltar de los acantilados sin sus escudos escaparon con vida y no pereció como los demás.

Después de esto, los siracusanos, recuperando su antigua confianza ante un golpe de suerte tan inesperado, enviaron a Sicanus con quince barcos a Agrigentum, donde hubo una revolución, para inducir si era posible a la ciudad a unirse a ellos mientras Gylippus nuevamente se dirigía por tierra al resto de la ciudad. Sicilia para traer refuerzos, con la esperanza de tomar las líneas atenienses por asalto, después del resultado del asunto de Epipolae.

Mientras tanto, los generales atenienses consultaron sobre el desastre que había ocurrido y sobre la debilidad general del ejército. Se veían infructuosos en sus empresas, y los soldados, disgustados con su estancia, la enfermedad se extendía entre ellos debido a que era la estación enfermiza del año, y a la naturaleza pantanosa e insalubre del lugar en el que estaban acampados y al estado de la tierra. sus asuntos generalmente se consideran desesperados. En consecuencia, Demóstenes opinaba que no debían quedarse más tiempo, sino estar de acuerdo con su idea original al arriesgar el atentado contra Epipolae, ahora que esto había fracasado, dio su voto a favor de irse sin más pérdida de tiempo, mientras el mar podría sin embargo, se cruzarían, y su refuerzo tardío podría darles la superioridad en todos los eventos sobre ese elemento. También dijo que sería más rentable para el estado continuar la guerra contra los que estaban construyendo fortificaciones en el Ática, que contra los siracusanos, a quienes ya no era fácil someter, además de que no era correcto derrochar grandes sumas de dinero. en vano al continuar con el asedio.

Esta fue la opinión de Demóstenes. Nicias, sin negar el mal estado de sus asuntos, no estaba dispuesto a confesar su debilidad, ni a que se informara al enemigo de que los atenienses en pleno consejo estaban votando abiertamente a favor de la retirada, porque en ese caso sería mucho menos probable que la efectuaran. cuando quisieron sin ser descubiertos. Además, su propia información particular todavía le daba motivos para esperar que los asuntos del enemigo pronto estarían en un estado peor que el suyo, si los atenienses perseveraban en el asedio, ya que desgastarían a los siracusanos por falta de dinero, especialmente con el dominio más extenso del mar que ahora les otorga su armada actual. Además de esto, había un partido en Siracusa que deseaba traicionar la ciudad a los atenienses y seguía enviándole mensajes y diciéndole que no levantara el sitio. En consecuencia, sabiendo esto y realmente esperando porque vaciló entre los dos cursos y deseaba ver su camino con más claridad, en su discurso público en esta ocasión se negó a encabezar el ejército, diciendo que estaba seguro de que los atenienses nunca aprobarían su regreso. sin un voto de los suyos. Aquellos que votarían sobre su conducta, en lugar de juzgar los hechos como testigos oculares como ellos y no por lo que podrían escuchar de los críticos hostiles, simplemente se guiarían por las calumnias del primer orador inteligente mientras muchos, de hecho la mayoría, de los los soldados en el lugar, que ahora proclamaban tan fuerte el peligro de su posición, cuando llegaban a Atenas, proclamarían con la misma voz lo contrario y dirían que sus generales habían sido sobornados para que los traicionaran y regresaran. Por lo tanto, él mismo, que conocía el temperamento ateniense, antes de morir bajo un cargo deshonroso y por una sentencia injusta a manos de los atenienses, preferiría arriesgarse y morir, si debe morir, la muerte de un soldado en la mano. del enemigo. Además, después de todo, los siracusanos estaban en peor situación que ellos. Con el pago de mercenarios, el gasto en puestos fortificados y ahora durante un año entero manteniendo una gran armada, ya estaban perdidos y pronto estarían paralizados: ya habían gastado dos mil talentos y contraído fuertes deudas, y podrían no perder ni siquiera una mínima fracción de su fuerza actual por no pagarla, sin que su causa se arruine al depender más de mercenarios que de soldados obligados a servir, como los suyos. Por tanto, dijo que debían quedarse y continuar el asedio, y no partir derrotados en dinero, en el que eran muy superiores.

Nicias habló positivamente porque tenía información exacta de las dificultades financieras en Siracusa, y también por la fuerza del partido ateniense allí, que seguía enviándole mensajes para que no levantara el asedio, además de que tenía más confianza que antes en su flota, y sentía seguro al menos de su éxito. Demóstenes, sin embargo, no quiso oír ni por un momento la continuación del asedio, pero dijo que si no podían poner en marcha el ejército sin un decreto de Atenas, y si se veían obligados a quedarse, deberían trasladarse a Thapsus o Catana, donde sus fuerzas terrestres tendrían una gran extensión de territorio para invadir, y podrían vivir de saquear al enemigo, y así les harían daño mientras que la flota tendría mar abierto para luchar, es decir, en lugar de un espacio estrecho que estaba todo a favor del enemigo, una amplia sala de mar donde su ciencia sería útil, y donde podrían retirarse o avanzar sin estar confinados o circunscritos cuando salían o entraban. En cualquier caso, se oponía totalmente a su permaneciendo donde estaban, e insistió en retirarlos de inmediato, lo más rápido y con la menor demora posible, y en este juicio Eurymedon estuvo de acuerdo. Sin embargo, Nicias todavía objetando, una cierta timidez y vacilación se apoderó de ellos, con la sospecha de que Nicias podría tener alguna información adicional para hacerlo tan positivo.

Decimonoveno año de la guerra - Batallas en el Gran Puerto - Retirada y aniquilación del ejército ateniense

Mientras los atenienses se demoraban de esta manera sin moverse de donde estaban, Gylippus y Sicanus llegaron ahora a Siracusa. Sicanus no había logrado ganar Agrigentum, el partido amigo de los siracusanos había sido expulsado mientras aún estaba en Gela, pero Gylippus estaba acompañado no solo por un gran número de tropas levantadas en Sicilia, sino por la infantería pesada enviada en la primavera desde Peloponeso en los mercantes, que habían llegado a Selinus desde Libia.Habían sido llevados a Libia por una tormenta, y habiendo obtenido dos galeras y pilotos de los cireneos, en su viaje por la costa se habían puesto del lado de los Euesperitae y habían derrotado a los libios que los asediaban, y desde allí navegando hasta Neapolis, un El centro comercial cartaginés, y el punto más cercano a Sicilia, del que sólo hay dos días y una noche de viaje, cruzó y llegó a Selinus. Inmediatamente después de su llegada, los siracusanos se prepararon para atacar de nuevo a los atenienses por tierra y mar a la vez. Los generales atenienses al ver que un nuevo ejército acudía en ayuda del enemigo, y que sus propias circunstancias, lejos de mejorar, empeoraban cada día más, y sobre todo angustiados por la enfermedad de los soldados, ahora empezaron a arrepentirse de no haberse retirado antes. y Nicias ya no ofreció la misma oposición, excepto instando a que no hubiera votación abierta, dieron órdenes lo más secretamente posible para que todos estuvieran preparados para zarpar del campamento a una señal dada. Todo estaba por fin listo, y estaban a punto de zarpar, cuando se produjo un eclipse de luna, que entonces estaba llena. La mayoría de los atenienses, profundamente impresionados por este hecho, instaron ahora a los generales a esperar y Nicias, que era un poco adicto a la adivinación y prácticas de ese tipo, se negó desde ese momento incluso a tomar en consideración la cuestión de la partida, hasta que ellos había esperado los tres veces nueve días prescritos por los adivinos.

Los sitiadores fueron así condenados a permanecer en el país y los siracusanos, al enterarse de lo sucedido, se volvieron más ansiosos que nunca por presionar a los atenienses, quienes ahora habían reconocido que ya no eran sus superiores ni por mar ni por tierra, ya que de otro modo nunca habrían planeado zarpar. Además, los siracusanos no querían que se establecieran en ninguna otra parte de Sicilia, donde sería más difícil tratar con ellos, sino que deseaban obligarlos a luchar en el mar lo antes posible, en una posición favorable para ellos. En consecuencia, tripularon sus barcos y practicaron durante tantos días como consideraron suficientes. Cuando llegó el momento, atacaron el primer día las líneas atenienses, y contra una pequeña fuerza de infantería pesada y caballos que salían contra ellos por ciertas puertas, cortaron algunas de las primeras y las derrotaron y persiguieron hasta las líneas, donde, como la entrada era estrecha, los atenienses perdieron setenta caballos y algunos de la infantería pesada.

Retirando sus tropas para este día, al siguiente los siracusanos salieron con una flota de setenta y seis velas, y al mismo tiempo avanzaron con sus fuerzas terrestres contra las líneas. Los atenienses salieron a recibirlos con ochenta y seis barcos, se acercaron y se comprometieron. Los siracusanos y sus aliados primero derrotaron el centro ateniense, y luego capturaron a Eurymedon, el comandante del ala derecha, que navegaba desde la línea más hacia la tierra para rodear al enemigo, en el hueco y recoveco del puerto, y lo mataron y destruyeron los barcos que lo acompañaban, después de lo cual persiguieron a toda la flota ateniense antes que ellos y los arrojaron a tierra.

Gylippus, al ver la flota enemiga derrotada y llevada a tierra más allá de las empalizadas y el campamento, corrió hacia el rompeolas con algunas de sus tropas, para aislar a los hombres que desembarcaban y facilitar a los siracusanos el remolque de los barcos por el río. tierra siendo tierra amigable. Los tirrenos que custodiaban este punto para los atenienses, al verlos venir en desorden, avanzaron contra ellos y atacaron y derrotaron su furgoneta, arrojándola al pantano de Lysimeleia. Después, las tropas siracusanas y aliadas llegaron en mayor número, y los atenienses, que temían por sus barcos, también vinieron al rescate y los enfrentaron, los derrotaron y los persiguieron hasta cierta distancia y mataron a algunos de su infantería pesada. Tuvieron éxito en rescatar a la mayoría de sus barcos y los derribaron en su campamento. Dieciocho, sin embargo, fueron capturados por los siracusanos y sus aliados, y todos los hombres murieron. El enemigo trató de quemar al resto con un viejo mercader al que llenaron de leña y leña de pino, prendieron fuego y dejaron llevar el viento que soplaba de lleno sobre los atenienses. Los atenienses, sin embargo, alarmados por sus barcos, idearon medios para detenerlos y apagarlos, y controlar las llamas y el acercamiento más cercano del mercante, escaparon así del peligro.

Después de esto, los siracusanos levantaron un trofeo para la lucha en el mar y para la infantería pesada que habían cortado en las líneas, donde llevaron a los caballos y a los atenienses para la derrota del pie conducido por los tirrenos al pantano, y por su propia victoria con el resto del ejército.

Los siracusanos habían obtenido ahora una victoria decisiva en el mar, donde hasta ahora habían temido los refuerzos traídos por Demóstenes, y profundo, en consecuencia, era el desaliento de los atenienses, y grande su decepción, y mayor aún su pesar por haber llegado. la expedición. Estas eran las únicas ciudades que habían encontrado, similares a la suya en carácter, bajo democracias como ellas, que tenían barcos y caballos, y eran de considerable magnitud. Habían sido incapaces de dividirlos y traerlos al frente con la perspectiva de cambios en sus gobiernos, o aplastarlos por su gran superioridad en la fuerza, pero habían fracasado en la mayoría de sus intentos, y estando ya perplejos, ahora habían sido derrotados en el mar, donde la derrota nunca podría haberse esperado, y por lo tanto se hundieron más en la vergüenza que nunca.

Mientras tanto, los siracusanos empezaron inmediatamente a navegar libremente por el puerto y decidieron cerrar su desembocadura para que los atenienses no pudieran escapar en el futuro, aunque quisieran. De hecho, los siracusanos ya no pensaban solo en salvarse a sí mismos, sino también en cómo impedir la huida del enemigo pensando, y pensando correctamente, que ahora eran mucho más fuertes,


¿Fue la Guerra de los Siete Años la primera vez que se utilizaron perros para llevar mensajes? - Historia

Isaías 52: 7 - Cómo hermosa Sobre los montes están los pies del que trae buenas nuevas, del que publica la paz, del que trae buenas nuevas del bien, del que publica la salvación, que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!

Jesús vino a su hogar, la Tierra de Israel, que era la tierra prometida al primer hebreo, Abraham. El Señor estableció un pacto con Abraham y prometió que un día su "semilla" (descendiente) sería una bendición para todas las naciones. Esta fue exactamente la razón por la que se hizo referencia a Israel como "La tierra prometida". Jesús, la simiente prometida de Abraham fue el cumplimiento de esa promesa, y todo lo bello de la tierra de Israel se debe a Jesús. La geografía es solo secundaria, sin embargo, es realmente sorprendente cuánto adoró el Señor la tierra de Israel porque en ella no solo vio la belleza en todas partes, sino que vio puntos de referencia que revelaron las promesas que Dios había cumplido fielmente con su pueblo.

La comprensión de la geografía del mundo antiguo es de gran valor para comprender la vida de Jesús. Es una declaración verdadera que un buen atlas de la Biblia es una herramienta esencial para cualquier estudiante serio de la Biblia, por lo tanto, se creó este programa de mapas. Puede seguir los números amarillos en el mapa en orden numérico.


Puede consultar el mapa para trazar la ruta del ministerio de Jesús. Nuestro enfoque es la geografía y la vida de Cristo.


& # x27Barcos de papel & # x27

Humberto López Saldaña tiene 83 años. En 1960 salió de Cuba para exiliarse en Miami. Poco después se unió a la Brigada. Estaba en uno de los barcos invasores.

Tuvimos muchas dificultades. Empezamos a pelear demasiado pronto. Esto retrasó el aterrizaje.

Además, nuestros barcos eran demasiado pequeños. Cada vez que chocaban con uno de los arrecifes terminaban prácticamente destruidos. Muchos se hundieron.

El aterrizaje continuó hasta la madrugada. Estábamos esperando a que bajara la marea para ver mejor y evitar los arrecifes. Desde la costa nos tiraron una soga para llegar a tierra.

Alrededor de las 6:00 de la mañana apareció la aviación de Castro. Las bombas cayeron junto a nosotros. Nuestros barcos temblaron como si estuvieran hechos de papel.

Poco después de que una bomba golpeara mi barco, el Houston.

Siguió el pánico. Murieron varios camaradas. El capitán arrojó el Houston contra los arrecifes para ayudar a todos los demás a llegar a tierra firme.

Además de inutilizar la aeronave de Houston, Castro & # x27s también hundió el Río Escondido. Teníamos muchas municiones y toneladas de combustible para aviones en esos barcos. Todo estaba perdido.


Cómo Creedence Clearwater Revival se convirtió en la banda sonora de todas las películas de Vietnam

Creedence Clearwater Revival alrededor de 1970, de izquierda a derecha: Doug Clifford, Tom Fogerty, Stu Cook y John Fogerty. Foto de Chris Walter / WireImage.

John Fogerty afirma que escribió “Fortunate Son” en solo 20 minutos. Pero la música que hizo con Creedence Clearwater Revival ha marcado visiones de la guerra de Vietnam en la cultura pop por lo que parece una eternidad.

Era 1969. La guerra había alcanzado su cumbre sangrienta. Nixon estaba bombardeando Camboya en secreto. Más de 11.000 estadounidenses murieron en Vietnam ese año. La mayoría de los reclutas eran de clase trabajadora o de entornos pobres, un número desproporcionadamente alto de ellos eran negros.

Mientras tanto, en la clase dominante, la hija de Nixon, Julie, acababa de casarse con el nieto de Dwight Eisenhower, David. Fogerty leyó sobre las nupcias y se enfureció. "Oirías sobre el hijo de este senador o ese congresista al que se le otorgó un aplazamiento del ejército", escribió en sus memorias de 2015. "No les conmovía lo que estaban haciendo sus padres". Lleno de furia justa, escribió "Hijo afortunado". La canción gruñó ante la disparidad de clases de la guerra: "No soy yo, no soy yo / no soy el hijo de ningún senador". "Fortunate Son" "realmente no es una canción contra la guerra", dice el baterista de Creedence Doug Clifford, quien sirvió en la Reserva de la Guardia Costera entre 1966 y 1968. "Se trata de clase. ¿Quién hizo el trabajo sucio?

Pero la pista estableció una conexión cultural comúnmente percibida entre Creedence y Vietnam, que los supervisores musicales todavía parecen no poder dejar de lado casi medio siglo después. Es un cliché cinematográfico implacable: si la escena tiene lugar durante la guerra de Vietnam, la música de Creedence debe estar sonando. Recordar Forrest Gump? Hay una canción de Creedence ahí. Nacido el 4 de julio? Trueno tropical? Más Creedence. Si su conocimiento de la guerra de Vietnam proviene de las películas, se le perdonará por suponer que hubo altavoces masivos haciendo sonar Creedence sin parar en todo el Delta del Mekong todo el tiempo.

El último infractor es El cargo, La acertada dramatización de Steven Spielberg de la El Correo de WashingtonLa batalla de 1971 para publicar los Papeles del Pentágono. Las escenas de apertura tienen lugar en Vietnam en 1966. El acompañamiento musical es "Green River" de Creedence, del álbum de 1969 del mismo nombre. El cargo recibió críticas bastante efusivas, pero la señal de Creedence atrajo la atención de cinéfilos perspicaces. "Solo unos minutos después de El cargo pero huelo un uso menos sobresaliente de Creedence en Nam Oscar ”, tuiteó el creador de“ Community ”, Dan Harmon. "Hizo El cargo realmente abierto con Creedence atacando a los soldados en 'Nam? Eso es algo sub-Gump"Hackiness de nivel", agregó el escritor de AP Andrew Dalton.

En este punto, establecer una escena de guerra con una melodía de Creedence es un espectacular fracaso de la imaginación. Es como usar "Let's Get It On" para marcar la excitación en una escena de sexo, o tocar "Walking on Sunshine" para un montaje de fiesta. Está demasiado acostumbrado al olvido.

¿Cómo diablos se convirtió la mejor banda de rock de pantano de Estados Unidos en la banda sonora de facto de la guerra de Vietnam?

El fenómeno comenzó con una película que lleva literalmente el nombre de una canción de Creedence: en 1978, Nick Nolte y Michael Moriarty protagonizaron Quién detendrá la lluvia, un drama sobre un corresponsal de guerra que intenta contrabandear heroína de Vietnam a los EE. UU. La banda sonora de la película utiliza tres pistas de Creedence: "Proud Mary", "Hey Tonight" y, por supuesto, "Who’ll Stop the Rain".

Luego, en 1979, Apocalipsis ahora, La epopeya bélica ambientada en Vietnam de Francis Ford Coppola, utilizó la versión de Flash Cadillac de "Suzie Q" (una canción popularizada, aunque no escrita, por Creedence) durante su inquietante secuencia de Playmates. Una década después, la tendencia comenzó a ponerse de moda: 1969, una meditación sobre el impacto de la guerra en una pequeña ciudad publicada en 1988, utilizó "Green River", mientras que el clásico de Oliver Stone de 1989 Nacido el 4 de julio presentó una versión de "Born on the Bayou". Al año siguiente, "Run Through the Jungle" se utilizó en el Air America, protagonizada por Mel Gibson y Robert Downey Jr. como pilotos de la era de Vietnam atrapados en una red de tráfico de drogas.

¿Creedence fue realmente popular entre las tropas? Quizás. En su libro sobre el consumismo en la guerra de Vietnam, la historiadora Meredith H. Lair sostiene que la música se utilizó ampliamente para mejorar la moral de las tropas. La mayoría de las tropas tenían acceso a radios, escribe Lair, y "en 1969, un tercio de los soldados estadounidenses escuchaban la radio más de cinco horas al día". Presumiblemente, Creedence estaba consiguiendo algo de aire. En sus memorias, Fogerty describe que un veterano de Vietnam le agradeció en los años 90 que le dijo que su escuadrón jugaba al Creedence de manera rutinaria para prepararse para el combate: “'Todas las noches, justo antes de salir a la jungla, encendíamos todas las luces de nuestro campamento, pon 'Bad Moon Rising' y hazlo tan fuerte como podamos '”.

Pero durante los años 80 y principios de los 90, los supervisores musicales se aferraron cada vez más a Creedence por dos razones subyacentes: legalmente, la música se podía obtener fácilmente, porque Fogerty había cedido los derechos de distribución y publicación de Fantasy Records (una decisión que luego lamentaría). . Y culturalmente, los ganchos del roots-rock de la banda funcionaban como una taquigrafía nostálgica, situando inmediatamente escenas de finales de los sesenta o principios de los setenta. (Muchas películas no relacionadas con Vietnam ambientadas en esa época también usan canciones de Creedence para este propósito, incluyendo Rudy, Mi novia, y Recuerda los titanes, para nombrar unos pocos.)

La mayoría de las canciones de Creedence no contienen ninguna referencia directa a la guerra (aunque “Run Through the Jungle” se malinterpreta con frecuencia como tal), pero evocan un período en el que la guerra dominaba la vida estadounidense. “Fue entonces cuando la banda se hizo popular”, dice el bajista Stu Cook. "Creedence era parte de la banda sonora de la época".

La carrera de Creedence fue un modelo de rápida eficiencia: siete álbumes en cuatro años. La banda grabó a un ritmo absurdo, lanzando tres LP solo en 1969, y se disolvió menos de cinco años después de adoptar el nombre de Creedence. Pero la brevedad de la carrera de la banda parece haber contribuido a su longevidad como avatar cultural de una era hiperespecífica, un período particularmente tumultuoso que se muestra constantemente en la pantalla. Si estás poniendo la banda sonora de una película ambientada entre 1968 y 1971, ¿por qué no ir con la icónica banda cuyos éxitos fueron enteramente agrupados entre 1968 y 1971?

En cuanto a solidificar la afiliación de Creedence con las películas de Vietnam, mucho crédito (o culpa) pertenece a una película en particular: Forrest Gump. El drama sentimental de 1994 es la rara película familiar para aventurarse en el combate de Vietnam. También presenta uno de los usos más conocidos de Creedence en una película: “Fortunate Son” resuena al comienzo del segmento de guerra, cuando Forrest llega a Vietnam en helicóptero. La banda sonora de la película es como un incansable géiser de pistas nostálgicas de la era de Vietnam. Esta misma parte de la película también utiliza "I Can't Help Myself (Sugar Pie Honey Bunch)" de Four Tops, "Respect" de Aretha Franklin y Buffalo. “Por lo que vale” de Springfield. No es sutil. (La escritora Hilary Lapedis ha descrito esta banda sonora como "docenas de fragmentos de sonido reproducidos el tiempo suficiente para actuar como disparador de la memoria del mensaje codificado de la canción").


Thestrals en el mundo mágico

Interacción con los humanos

Los thestrals podían domesticarse y montarse, por lo que se usaban como alternativa a las escobas, las apariciones y otros métodos de transporte. Una vez entrenados, eran muy diligentes y rápidamente llevaban a sus dueños a donde quisieran ir. Sin embargo, viajar por Thestral era técnicamente ilegal, ya que era una violación del Estatuto Internacional del Secreto Mágico. & # 9115 & # 93

Thestrals transportando magos

Incluso con todas sus habilidades útiles, los Thestrals rara vez se usaban como métodos de transporte debido a su reputación como presagios del mal y su apariencia algo espantosa e incluso desagradable. & # 914 & # 93

Cuando montaba un Thestral, el viajero solía sujetar la melena de la criatura para garantizar el equilibrio. Para ayudar al montaje, los magos también colocaron sus piernas detrás de las articulaciones de las alas para brindar seguridad. Volar en la parte trasera de un Thestral durante un largo viaje era con frecuencia una experiencia desagradable, especialmente para aquellos que se atrevían a montarlo sin ver a la criatura. El vuelo a alta velocidad en un corcel invisible podría resultar aterrador. El viento, eventualmente, causaría una sordera temporal y obligaría a los ciclistas a cerrar los ojos. A menudo era difícil mantener el equilibrio sobre sus resbaladizas espaldas. & # 915 & # 93

La manada de Hogwarts era gentil con los humanos, reaccionaban satisfactoriamente a las caricias y evitaban atacar a los búhos. Sin embargo, teniendo en cuenta la clasificación del Ministerio de Magia como "peligroso", & # 917 & # 93, este comportamiento podría ser exclusivo de Thestrals bien entrenados & # 912 & # 93 o simplemente un mero prejuicio del Ministerio.

Manada de hogwarts

Harry Potter y Luna Lovegood visitando la manada Thestral de Hogwarts

El Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería tenía una bandada muy leal de Thestrals que se usaban principalmente para tirar de los carruajes que conducían a los estudiantes mayores desde la estación de Hogsmeade hasta las puertas del Castillo. Para las personas que no podían ver Thestrals, parecía que los vagones eran autónomos. & # 913 & # 93 La manada en Hogwarts comenzó con un macho y cinco hembras. Varios de ellos habían nacido desde entonces, comenzando con uno llamado Tenebrus, que era un favorito especial de Hagrid, el guardabosques de Hogwarts. & # 914 & # 93 Harry y un grupo de estudiantes volaron Thestrals desde Hogwarts al Ministerio de Magia en un intento por rescatar a Sirius Black. & # 915 & # 93 También fueron utilizados por Albus Dumbledore, cuando necesitaba viajar pero no le importaba Aparecerse. & # 9116 & # 93

Rubeus Hagrid, el entrenador y criador de este rebaño específico, sospechaba fuertemente que este era el único grupo grande de Thestrals entrenado en toda Gran Bretaña. & # 914 & # 93

Durante el año escolar 1989-1990, el profesor Silvanus Kettleburn impartió clases de N.E.W.T. de sexto año. estudiantes sobre Thestrals in Care of Magical Creatures, que involucró a miembros de la manada Thestral. & # 9117 & # 93

A raíz de la Segunda Guerra Mágica, la recién nombrada directora Minerva McGonagall notó que la mayoría de los estudiantes podían ver Thestrals durante muchos años. Esto sirvió como un recordatorio constante y doloroso del costo de todas las miserias y sacrificios hechos para lograr la paz. & # 9118 & # 93

En la Reserva de Criaturas Mágicas

Durante el año escolar 1986-1987, Albus Dumbledore le pidió a Hagrid que diera una presentación sobre Thestrals a la Confederación Internacional de Magos, con la esperanza de aclarar algunos de los conceptos erróneos que los rodeaban. Más específicamente, incluso un Thestral con una exposición limitada a extraños se sentirá cómodo trabajando con un grupo grande de ellos. & # 9119 & # 93

Con este fin, Hagrid le pidió al hermano de Jacob y a Merula Snyde que ayudaran a preparar un Thestral en la Reserva de Criaturas Mágicas para la presentación. & # 9119 & # 93

Más tarde, Hagrid informó que consideraba que la presentación fue un gran éxito, aunque dado que los prejuicios contra las criaturas todavía parecían ser comunes en los últimos años, no está claro qué tan precisa fue su evaluación. & # 9119 & # 93

Los encuentros de Harry Potter con Thestrals

El primer encuentro de Harry Potter con un Thestral que tiraba de un carruaje de Hogwarts

Harry Potter vio por primera vez a los Thestrals en Hogwarts en septiembre de 1995, después de haber presenciado el asesinato de Cedric Diggory en junio. Harry no pudo verlos ese junio porque aún no había lidiado con lo que había presenciado. Al principio, se preguntó por qué los carruajes supuestamente sin caballos eran tirados repentinamente por criaturas tan siniestras cuando podían moverse por sí mismos. Señaló los Thestrals a Ron Weasley y se dio cuenta de que Ron no podía verlos. Sintiendo su desesperación, Luna Lovegood le aseguró que ella siempre había podido ver los caballos y que él estaba tan cuerdo como ella. Dados los extraños hábitos y creencias de Luna, esta declaración no tranquilizó completamente a Harry. & # 913 & # 93

Fueron identificados por su nombre por primera vez por la profesora Wilhelmina Grubbly-Plank, después de que Hedwig fuera encontrada herida, cuando mencionó que los thestrals a veces van tras las aves. A continuación, Hagrid los mencionó en una clase de Cuidado de criaturas mágicas, donde se les dijo a los estudiantes que podían usarse como monturas e introdujeron sus habilidades de navegación. & # 9114 & # 93

En junio de 1996, Harry, Hermione Granger, Ron, Ginny Weasley, Luna Lovegood y Neville Longbottom volaron a Londres en lo alto de los Thestrals para encontrar a Sirius Black, a quien Harry creía que estaba en peligro en el Ministerio de Magia. & # 915 & # 93 (Hermione, Ron y Ginny tuvieron problemas para montar sus Thestrals para el viaje ya que, al menos para los tres, los Thestrals eran invisibles). & # 919 & # 93

Bill Weasley y Fleur Delacour usan un Thestral como transporte durante la Batalla de los Siete Potter.

La Orden del Fénix hizo uso de Thestrals en el verano de 1997 durante la Batalla de los Siete Potter. Seis de los miembros de la Orden tomaron Poción Multijugos para disfrazarse de Harry, y luego los "siete Potter" y sus protectores huyeron del 4 Privet Drive a las casas seguras de otros miembros. Los thestrals fueron utilizados como transporte por la Orden, ya que son increíblemente rápidos y muy inteligentes. Hermione Granger y Kingsley Shacklebolt volaron en un Thestral (Hermione no confiaba en una escoba), al igual que Bill Weasley y Fleur Delacour (a Fleur no le gustaban las escobas). & # 9112 & # 93

Los thestrals fueron vistos atacando a los soldados gigantes de Lord Voldemort desde el aire.

Durante la segunda etapa de la Batalla de Hogwarts, se vio a Thestrals atacando a los soldados gigantes de Lord Voldemort desde el aire. Fueron liderados por el hipogrifo Buckbeak. Se puede suponer que después de la batalla, los Thestrals fueron tratados con mucho más respeto que antes y tal vez no fueron considerados tan desafortunados como siempre se creyó. & # 916 & # 93

Diecinueve años después, James Potter II advirtió en broma a su hermano menor Albus sobre los Thestrals antes de que se fueran a Hogwarts. Sin embargo, Harry Potter detuvo esta burla al informar a su hijo que los thestrals no eran peligrosos sin una razón para serlo. & # 9113 & # 93

La calamidad

Durante la Calamidad que afectó al mundo mágico durante la década de 2010, los Thestrals se encontraban entre las diversas criaturas mágicas convertidas en Foundables, custodiadas por Confoundables con grilletes, y los miembros de la Fuerza de Tarea del Estatuto del Secreto tuvieron que usar el Hechizo de Desbloqueo para liberar estos fundables y devolverlos. al lugar que les corresponde. & # 9120 & # 93


¿Fue la Guerra de los Siete Años la primera vez que se utilizaron perros para llevar mensajes? - Historia

Arcángel Metatrón - Canalizador: James Tyberonn

La Caída de la Atlántida y el Templo Maestro Cristales de la Sagrada "ARCA"

La Atlántida es de hecho el eslabón perdido de Pangea, ubicado en el Atlántico medio. Compartiremos con ustedes su historia en detalle a continuación. Pero estén atentos, Maestros, no todos los grandes Cristales del Templo de la Atlántida se perdieron. De hecho, algunos de ustedes estuvieron involucrados en su rescate.

Queridos, estos cristales se salvaron de la destrucción, y ahora se les ofrece el recuerdo de por qué. Porque los Seres de Cristal tan magníficos les ofrecen tanto a todos ustedes. ¡La expansión, la consumación sagrada se aplica a TODOS! Es hora de recordar quiénes fueron, para convertirse en todo lo que son en este Tiempo del Despertar, este regreso al Campo Cristalino Cuántico. La Atlántida fue una época dorada, una época magnífica, que fue traicionada por su indecoroso final. Y ahora les contamos la verdadera Historia de esa desaparición.

Verá, Atlantis existió durante más de 200.000 años. ¡La gran mayoría de los tiempos de la Atlántida fueron Épocas de Luz! Sólo la fase final, el período comprendido entre el 17.500 a. C. y el 10.500 a. C. fue, en sus términos, una era oscura, pero rica en lecciones.

La edad de oro de la Atlántida

De hecho, les decimos que el Período Dorado de la Atlántida fue el nivel más alto de Conciencia de Luz jamás alcanzado en el Plano Terrestre en cualquier civilización avanzada más alto que Lemuria, más alto que Mu, más alto que Rama, más alto que Ignacious. Se ha puesto de moda considerar a Lemuria como la civilización utópica, y aunque lograron una fase de alta conciencia de vida relativamente corta, la mayoría en esa época no estaban realmente en cuerpos físicos, sino en estados etéricos similares a los dévicos, y no lo hicieron. enfrentar las dificultades requeridas de la etapa física de la Tierra. De hecho, Lemuria nunca alcanzó el nivel tan avanzado que existió en esa Fase Dorada de la Atlántida desde el 40.000 a. C. hasta el 18.000 a. C. Una época en la que los Dioses caminaron con los Hombres y todos conocieron la expresión de gozo. Fue la época sagrada en la que muchos de ustedes caminaron como Niños de las Estrellas, y luego eligieron la biología y los ciclos de lecciones de la reencarnación en el Planeta Azul llamado Tierra.

Entonces, cuando consideres Atlantis, ¡NO solo recuerdes que es una triste desaparición! No fue más que una breve fase del magnífico mundo antediluviano, pero no debe olvidarse, por lo que se puede ganar mucho al comprender la fase final, y Queridos, es hora de recordar.

El holograma atlante

Así que hablamos de una vez la poderosa Atlántida, y les hablamos a todos ustedes, porque la Atlántida es una gran lección holográfica, y aquellos cuyo tiempo ha regresado, porque la memoria de la Atlántida no es solo una curación. De hecho, para algunos es una curación necesaria, una limpieza necesaria, pero para otros también es un empoderamiento benévolo. Recuerda una época en la que caminaba en sabiduría y armonía. Independientemente de sus innumerables roles en Atlantis, y Queridos, el 70% de todos en el Planeta Tierra en este momento experimentó la fisicalidad allí, Atlantis ahora los llama. Y el llamado no es solo para aquellos de ustedes de la Ley del Uno, es igualmente llamado para los Arios, para los Hijos de Belial. De hecho, muchos de ustedes experimentaron vidas en ambas ideologías. ¿Eso te sorprende?

El Diluvio de 17.500 a. C. - Espiral descendente de la fase final

El tiempo es después del Segundo Diluvio, cuando la Edad de Oro utópica disminuyó y la Atlántida se dividió en 5 islas. Las tres islas principales fueron conocidas como Poseida, aria y Og. Las dos islas más pequeñas estaban bajo el dominio de la raza aria, y eran conocidas como Atalya y Águila. Y así, en los días posteriores a la segunda ruptura de la Atlántida, el gobierno benevolente de un Reino pasó a la fase de una Confederación: gobiernos estatales, en sus términos actuales, que gobernaban cada una de las islas. Se desarrolló una especie de aristocracia que consistía en dos ideologías opuestas. Los dos componentes principales de estos fueron los Atla-Ra Sacerdocio científico de la "Ley del Uno", basado predominantemente en la Isla de Poseida y el Raza aria de "Los hijos de Belial" basado en el Isla de Aryan. La isla de Aryan fue la más poblada y ejerció influencia y control político sobre Og, Atalya y Eyre.

La isla de Poseida era el complejo de Portal Vortex más potente del planeta en la época de la Atlántida. La agrupación y la Isla de Poseida albergaban el Templo de la Curación, el Templo del Sonido, el Templo del Uno, el Templo de la Regeneración y el Templo del Conocimiento. Poseida albergaba la mayoría de los principales centros de educación superior. Estos se colocaron en Poseida debido a su ubicación ventajosa dentro de las Rejillas Geodésicas y su proximidad a energías electromagnéticas beneficiosas que se elevaban en espiral desde el Núcleo de la Tierra. Un manantial curativo increíblemente potente fluyó en Poseida, cerca del Templo de la curación, y su tradición generó los mitos de la "Fuente de la Juventud" transmitidos por los pueblos indígenas de Florida. Fluye aún hacia los océanos cerca de Bimini.

Los Altos, la Raza Dorada de la Atlántida, de la semilla de las Pléyades, estaban centrados en Poseida, y estos tenían un promedio de 10 a 12 pies de estatura. Se trataba de una gentil Raza de Gigantes, involucrada en las actividades culturales, artísticas y educativas en el corazón de Atlantis. Poseida fue también la sede y el núcleo de la Red de Energía Cristalina y el Sistema de Túneles Interdimensionales. Los Cristales más avanzados, complejos y hermosos estaban aquí. Eran de construcción Arcturiana y Sirio-Pleyadiana, una amalgama viviente de muchas formas Cristalinas imbuidas de una aleación de platino y oro.

Los Cristales estaban alojados en magníficos Templos, algunos construidos con mármol, otros con láminas cristalinas de berilo, corindón y diamante. La Ciudad de Poseida era la Ciudad Capital de la Isla y se la llamó Ciudad Esmeralda. (Su campo bioplásmico se proyectó en una aurora resplandeciente de color verde esmeralda, visible a kilómetros de distancia). Los Atlantes habían perfeccionado, con tecnología Arcturiana, la habilidad de hacer crecer Cristales de cada estructura y esencia en un crecimiento acelerado dentro de los lechos cristalinos subterráneos de Arkansas, Tíbet y Brasil, todas siendo Colonias Atlantes, a las que se accede a través del "Sistema de Túneles Interdimensionales".

Los campos Poser y el satélite de cristal

A lo largo de Atlantis, los Cristales Power Grid, llamados "Posers", se triangularon y conectaron a través de una varilla de oro y cobre aleados bajo una cúpula esférica que podía inclinarse para recibir ondas de energía estelar, solar y gravitacional específicas. Este era el sistema utilizado para alimentar hogares, oficinas, medios de comunicación y teatros, empresas de fabricación, centros médicos, escuelas y empresas. El Sistema Poser fue recibido en cada estructura mediante unidades de cristal receptoras de varios tamaños. El Sistema Poser también fue capaz de recibir luz refractada especializada e introducirla en el Sistema de Energía Ley para su uso en el Sistema de Túnel Interdimensional y alimentar la Luz Cristalina en las corrientes terrestres conductoras para elevar la frecuencia en un campo plásmico electromagnético semi-consciente de energía benévola capaz de retener frecuencias espirituales.

Un gran Satélite Cristalino, conocido como la "Segunda Luna" de la Atlántida, flotó en los cielos y recibió, amplificó y reflejó energía refinada de regreso a los Cristales para varios propósitos beneficiosos. Sirvió tanto a los Posers como a los Master Crystals utilizados en los Templos. Se proyectaron campos de energía especializados en áreas agrícolas y de cultivo de cristales para amplificar y acelerar el crecimiento, así como en universidades, hospitales, escuelas, oficinas, fábricas y lugares de trabajo para crear una sensación de bienestar y vigor para los trabajadores y estudiantes. Hablaremos más de esta "Segunda Luna" más adelante en este ensayo.

Ahora, los Templos eran obras asombrosas de geometría sagrada y arquitectura asombrosa. Muchos de los grandes Templos estaban cubiertos por una cúpula de Luz Cristalina amplificada proyectada, algo así como un Campo de Fuerza resplandeciente. Otros se establecieron dentro de las pirámides graduados en ángulos muy específicos. Los campos de energía proyectados sobre las cúpulas esféricas y las pirámides eran de varios colores y brillaban de día y de noche como la Aurora. Estos variaban de acuerdo con el propósito del complejo del Templo, y los colores eran obviamente más claramente visibles por la noche.

Algunos Templos proyectaban cúpulas y campos de luz vibratoria y frecuencias de sonido resonante que amplificaban los sentidos y los Chakras, otros amplificaban la capacidad de aprendizaje receptivo de la mente y otros permitían la conciencia, la comunicación y el transporte multidimensionales. La forma piramidal se utilizó principalmente para la recepción y transmisión multidimensionales. Las esferas de la cúpula se utilizaron para amplificar los campos recibidos para un propósito específico. La mayoría de las principales áreas de población y ciudades durante la Edad de Oro de la Atlántida tenían Cúpulas de Energía Cristalinas de Campos Plásmicos de Energía sobre ellas.

Cuando se observan desde la distancia, estos Campos de Plasma de Energía parecerían como si fueran un vidrio tangible, pero no eran sólidos, sino Plasma Subatómico y compuestos de lo que se denomina Bio Plasma. Estos fueron regulados por el asombroso y magnánimo cristal de platino brillante de interfaz bioplásmica. El cristal en sí era transparente, pero el campo que proyectaba era de un tono platino luminiscente.

Cada uno de los Cristales Maestros, y había 12, estaban conectados en red con una serie de Satélites. Después del Segundo Diluvio, solo la Ciudad Capital de Poseida tenía una Cúpula de Energía Cristalina completa, y era de un increíble color verde esmeralda.

Antes del diluvio del 17.500 a. C., la mayoría de las ciudades importantes, incluida Meruvia, la capital de la isla de Aryan, tenían cúpulas de poder en todo el perímetro. El de ario era de un suave rojo rubí.

En la Edad de Oro de la Atlántida, las pirámides tenían tres y cuatro lados, según su utilidad, y generalmente estaban hechas de mármol, granito y cristales complejos. Las pirámides de tres lados se utilizaron como antenas para atraer y amplificar energías y alimentarlas a la Red Poser para alimentar hogares, fábricas y crear campos de energía para varios servicios públicos. El satélite cristalino se utilizó para reflejar las ondas de energía estelar en ángulo en estas rejillas trianguladas. Había más de 100 de estos complejos de rejilla piramidal triangulada.

Se establecieron en patrones de triangulación concéntrica en todo el planeta. Establecieron una red de rejilla hemisférica de energía cristalina y electromagnética que divide las áreas de Atlántida, América, África, Europa mediterránea y América del Sur en diferentes centros demográficos para alimentar los centros de población y modular los patrones climáticos y las mareas. Las áreas de Mongolia y Tibet también fueron parte de este complejo, conectado por Túneles Ley Interdimensionales. Pero las agrupaciones más grandes de estos se encontraban en las Patrias de la Atlántida.

Las pirámides de cuatro lados eran esencialmente complejos de templos establecidos como octaedros completos y utilizados con fines de sanación, aprendizaje, regeneración y espirituales. Estos no estaban triangulados, y generalmente se sentaban en las cimas de las colinas o a lo largo de las costas para recibir Energías Telúricas y Celestiales. Las Tierras debajo del Plano Central fueron excavadas para permitir la construcción de la parte descendente de la construcción de diseño de la Pirámide del Octaedro, conectando así energéticamente tanto arriba como abajo.

La contingencia de la "Ley del Uno" de Poseida Eran personas devotamente espirituales y buscaban la igualdad entre las personas y una unificación de la Unidad. Su Sociedad era matriarcal femenina en el sentido de "nutrir". No eran buscadores de Poder, sino de Armonía. Eran una raza alta, su piel parecía tonificada como un tono dorado, pero era muy translúcida. De hecho, era su proyección Áurica la que brillaba dorada.

Sus campos áuricos eran visibles para todos. Así, las etapas de la Maestría Espiritual fueron inmediatamente discernibles por los colores y el tamaño del Auric Mer-Ka-Na. El más alto entre los Atla-Ra exudaba Mer-Ka-Ra, la energía del Avatar. Pudieron operar en completa conciencia de multidimensionalidad, manifestarse y regenerarse a voluntad. Como tales, no pueden compararse verdaderamente con los humanos actuales, sus cuerpos eran luminosos y el grado de manifestación física era mucho menos denso que los humanos en la era actual.

En el formato Mer-Ka-Na y Mer-Ka-Ra, los Maestros del Atla-Ra no se consideraban verdaderamente de la Tierra. El campo Mer-Ka-Ra del Avatar, incluso en la manifestación física en 3D, estaba principalmente en la Tierra a través de la 12ª Dimensión. Necesitaban muy poco consumo de alimentos ya que sus cuerpos eran de naturaleza bioplásmica. De ahí la longevidad, porque estaban más allá del Espacio Lineal y el Tiempo de Dualidad.

En su sabiduría y naturaleza, estaban bastante separados del aspecto de densidad tridimensional de la Tierra. Existían más allá de la Polaridad Dualidad, pero estaban en una forma de física de Luz. Ese desapego por encima de la polaridad dual es en parte la razón por la que no se opusieron kármicamente al declive ario hacia la densidad física, ya que los "Hijos de Belial" arios estaban absortos en lo que podría denominarse la lujuria del poder militar-corporativo.

Aunque se había perdido mucha tecnología y calidad de vida en las dos rupturas previas de la Atlántida (la primera en el 58.000 a. C. y la segunda en el 17.500 a. C.), la tecnología todavía se mantenía en un nivel avanzado. Sin embargo, la armonía experimentada en la Edad de Oro de la Atlántida descendió en espiral después de la división en islas en 17.500 a. C. a medida que las islas se convirtieron en entidades gobernadas por separado, que se adhirieron a ideologías muy diferentes en el período inicialmente caótico y difícil de reconstrucción inmediatamente después de la ruptura. . Poseidón permaneció dentro de la contingencia de la Ley Espiritual del Uno, mientras que la gente de Aryan se absorbió gradualmente en el Poder y el Materialismo.

Poseida y el Atla-Ra

Una secta de sacerdotes científicos altamente disciplinada y evolucionada poseía la sabiduría técnica y la experiencia para administrar Crystal Power Grids. La gran mayoría de Atla-Ra eran de la Raza Dorada alta, pero también había miembros de las Razas Bronce, Blanca, Marrón Lemuriana y Cetáceas. En ese momento todavía había seres delfines cetáceos de nivel Avatar que caminaban sobre dos piernas. Estos delfines altamente benévolos se comunicaron verbalmente y respiraron aire de manera similar a la humanidad. Los Avatar Cetáceos eran Dorados en proyección Áurica, y son la fuente de los denominados "Delfines Dorados". Los delfines dorados fueron precursores del aspecto denominado matriarcal, una energía que ustedes denominan Divina Femenina, aunque principalmente no tenían género en el sentido físico sexual del paradigma actual.

La Secta de los Sacerdotes Científicos se denominó la Atla-Ra. El Atla-Ra mantuvo los más altos estándares de Conciencia y pudo continuar vibrando a frecuencias de Conciencia muy altas, en y por encima del nivel de Luz y Energía de la 12ª Dimensión, permaneciendo muy puro y resonante con el verdadero concepto de "Unidad" del Creador. /Dios. Mantuvieron contacto telepático de dimensión superior con los hermanos espaciales avanzados de las Pléyades, Arcturus, Andrómeda y Sirio.

Los Sacerdotes Atla-Ra eran altamente disciplinados, venerados y tradicionalmente separados, por encima y exentos de los controles gubernamentales, y por lo tanto mantuvieron el conocimiento y la alta gerencia de la Tecnología Cristal en gran parte en las manos sabias y benevolentes de la Secta Sacerdote, aunque había algunos Técnicos y Ingenieros de Cristal de la población de Poseidón involucrados que no estaban en la Secta Sacerdote Atla-Ra. Los Científicos Sacerdotes de Atla-Ra eran tanto hombres como mujeres y eran capaces de una gran esperanza de vida, tanto a través de la regeneración del poder mental como a través de la tecnología del mismo en el Templo del Rejuvenecimiento.Muchos vivieron vidas en la misma biología durante 6.000 años, ¡algunos hasta 12.000 años! Así se conservó la tecnología a través de esta Santa Secta. Muchas Almas brillantes se encontraban entre ellas. Las entidades que conoces como Galileo, Isaac Newton, Einstein, Tesla, Edison, Marcel Vogel y DaVinci estaban entre los Atla-Ra. Tyberonn y Oneronn eran parte de este grupo de sacerdotes científicos, que vivieron vidas muy largas.

Muchos de ustedes, especialmente sus Artistas, tienen un gran recuerdo de la ciudad capital de Atlantis, Poseida, ubicada en la isla de Poseida. Se la denominó "Ciudad Esmeralda" debido a la cúpula de luz verde brillante proyectada sobre ella. De hecho, algunos de sus artistas han hecho versiones bastante precisas de la ciudad. Fue una exquisita maravilla de Arquitectura, Cultura e Ingeniería, con mucho la Metrópolis más hermosa que jamás haya existido en su Planeta. Fue impresionante. La ciudad, llamada Poseida como el estado circundante, estaba compuesta por una serie de muros concéntricos y rodeada por canales fluidos de color verde mar. Estaba lleno de templos, universidades, teatros y museos bellamente construidos.

En el mismo centro había una colina, y en la cima de la colina el majestuoso y deslumbrante Templo de Poseidón, que era visible desde todas partes en la Santa Ciudad Esmeralda. Dentro del Templo había una enorme estatua de oro del Dios del Mar [Poseidón] que lo mostraba conduciendo seis caballos alados hechos de platino extraterrestre. La estatua estaba adornada con piedras preciosas de todos los colores y tipos. El templo era octogonal y a lo largo de cada una de las ocho paredes se construyeron recintos convexos con plataformas para increíbles Cristales que tenían doce pies de altura y brillaban como diamantes transparentes. Poseida había sido la menos dañada de las principales ciudades atlantes después de la ruptura del continente único original en islas en 17.500 a. C., y todavía tenía una frecuencia y una calidad de vida muy altas.

La isla de Aryan y el complejo industrial:

La isla de Aryan era la más grande de las islas Atlantes y la más poblada. Aria fue el centro comercial y tuvo la mayor influencia desde la perspectiva económica, agrícola y militar. Después del "Segundo Diluvio", Aryan sufrió daños importantes y la infraestructura requirió una etapa caótica de reconstrucción. En el proceso, el Estado pasó a ser controlado por una Raza 'Blanca' elitista y acomodada, que ganó el control de la Economía, los poderes militares y el Gobierno del Estado-Isla, a pesar de que la mayoría de la población pertenecía a la Raza Roja o Bronce. De Aryan creció una aristocracia corrupta con mentalidad de poder que buscaba bloquear la "Ley del Uno" y utilizar la tecnología de Atlantis para controlar el mundo, esto a través de la utilización de energía cristalina para armamento y el uso de ciencia genética para el desarrollo y la retención. de una Raza inferior para servir como Trabajadores y Soldados.

La Ingeniería Genética se basó en Meruvia, en Aryan. Originalmente se había utilizado con fines benévolos, para buscar vehículos físicos mejorados para aquellos que se habían encarnado en cuerpos físicos que mutaron en abominaciones mitad hombre mitad bestia. El trabajo genético se había procesado y desarrollado en arios y se utilizó para eliminar apéndices, garras, plumas y pieles y escamas de reptiles. Esto se hizo en el Templo de la Purificación, algo así como un centro médico especializado. Nuevamente, enfatizamos que durante la Edad de Oro anterior de la Atlántida, su utilidad había sido bastante benévola. Se hicieron tremendos avances genéticos y una gran comprensión de la clonación y el ajuste de las limitaciones físicas para mejorar se convirtió en una utilidad ética y responsable.

En el caos del período de la Reconstrucción, la Ingeniería Genética quedó bajo el control del grupo "Belial" y luego fue denigrada en usos corruptos de la codicia y el poder. La Ingeniería Genética comenzó a usarse para fines oscuros, al crear una Raza de esclavos trabajadores y animales humanos híbridos. Al igual que en la Alemania nazi, se transmitió a las masas como el desarrollo de una "Raza Pura". De hecho, muchos de los científicos genéticos inicialmente no estaban al tanto de para qué se estaba utilizando su trabajo de investigación y desarrollo hasta que fue esencialmente demasiado tarde para que lo detuvieran. Algunos de ustedes llevan una gran culpa hasta el día de hoy como resultado de este trabajo.

La ley del uno y los hijos de Belial

Este uso de Clases de Sirvientes Genéticamente Modificadas condujo a la gran brecha entre la Raza de Poseida liderada por el Sacerdocio Atla-Ra siguiendo "La Ley del Uno" y la Raza Aria conocida como "Los Hijos de Belial", la última de las cuales se convirtió en tan absortos y endurecidos en las ambiciones materialistas de la máquina industrial que perdieron de vista la ética espiritual que había prevalecido sobre el continente de la Atlántida en la Era Dorada anterior. Literalmente, se crearon cientos de miles de mutaciones híbridas para trabajar los campos y se crearon monstruosidades con mentes controladas para hacer robóticamente las órdenes de sus "Maestros". La sociedad agroindustrial de Aryan se volvió bastante dependiente de ellos.

Las almas quedaron atrapadas en cuerpos clonados denominados "Cosas" y "Otros" con lobotomías genéticas y anuló la sexualidad y las habilidades emocionales. Muchos de los que quedaron atrapados en cuerpos humanos andróginos monstruosos o subinteligentes, todavía cargan con ese horrendo dolor de estar encarcelados en encarnaciones físicas que no permitían el aprendizaje avanzado, el crecimiento espiritual o la expresión emocional.

Les decimos que los Seres a los que se refiere como Sasquatch, son restos de mutantes modificados genéticamente por humanos y gorila, creados para trabajos pesados ​​por los arios.

La ingeniería genética con fines comerciales fue altamente opuesta por el Atla-Ra espiritual y Poseidón de la "Ley del Uno". La Ley del Uno lo encontró como una forma de esclavitud cruel y moralmente aborrecible. La Ley del Uno siguió siendo una cultura espiritual matriarcal y enriquecedora, mientras que los arios se convirtieron en una poderosa sociedad corporativa militar, dominada por la clase alta.

Durante varios milenios, las dos ideologías permanecieron cerradas sobre este tema y las agencias gubernamentales se encontraban en un delicado impasse. Los Poseidones eran de naturaleza demasiado culta y gentil para intentar luchar contra los arios y buscaban educarlos e influenciarlos espiritualmente para que cambiaran sus costumbres. Los arios, que superaban en número a Poseidón por 3 a 1, no se atrevieron a atacar a Poseida por miedo a tener la Energía Cristalina que apagaba la Nación.

Mientras tanto, estallaron estallidos de guerra entre los militares atlantes controlados por los arios cuando las antiguas colonias de Atlantis ubicadas en las áreas mediterráneas rompieron los lazos tradicionales y desarrollaron sus propios gobiernos independientes. Las Colonias, particularmente las de Grecia y Turquía, vieron el cambio de la Atlántida utópica al Estado fascista militar controlado por los arios y buscaron separarse. Aunque los arios tenían la ventaja militar, los estados mediterráneos no sucumbieron, y las guerras coloniales regionales continuaron sin que ningún bando pudiera dominar al otro. Las facciones dentro de la Raza Aria buscaban cada vez más poder usar la "Energía Cristalina" para sofocar a sus adversarios. Esto les fue firmemente rechazado por el Sacerdocio de Atla-Ra y la población de Poseida "Ley del Uno".

Los arios intentaron varios intentos inútiles de aterrorizar a los Poseidones, y todos fueron sofocados. Los Poseidones tomaron represalias cerrando los sistemas de energía alimentados por cristales y negando así a los arios. Los arios respondieron deteniendo el suministro de alimentos y productos manufacturados. Se produjo un gran impasse.

El Congreso de Unificación Atlante

En un gran esquema engañoso, disfrazado como un "Plan para la Unificación", los arios se acercaron a los Poseidones con la formación de un Congreso Nacional renovado para resolver sus diferencias cada vez más tensas y traer armonía a la Atlántida. Se enviaron representantes de la Ley del Uno junto con los Representantes de los Hijos de Belial. El Congreso se formalizó con igual representación de los dos partidos. En poco tiempo se santificó una especie de Federación con la promesa de una mayor armonía. Durante varias décadas pareció que la promesa de cambio y mejora podría surgir de ese Congreso Nacional. Los de Poseidón se animaron y muchos de ellos bajaron la guardia. El Sacerdocio Científico Atla-Ra, sin embargo, se mantuvo cauteloso con los motivos y sintió el engaño.

Inicialmente, el Congreso Nacional mejoró las relaciones y se pusieron en marcha muchas Leyes superficiales menores que prometían Unidad. Sin embargo, los principales puntos de oposición, la "esclavitud genética" y la "gestión de la energía cristalina", quedaron sin resolver.

Sin embargo, desde dentro de los "Hijos de Belial" arios había surgido un Liderazgo carismático hipnótico que sedujo a las masas en Atlantis haciéndoles creer que eran la respuesta para devolver Atlantis a su Perdida Edad Dorada de prominencia y abundancia. Los líderes de este grupo eran las almas que ustedes conocen como Hitler y Himmler, de hecho los nazis supremacistas de su Segunda Guerra Mundial. Se formaron grandes legiones militaristas y obtuvieron la ventaja en la persuasión y el poder políticos encubiertos. Los mutantes híbridos se usaron para aterrorizar a quienes se oponían a ellos en Aryan y Og, y en una ocasión esto se intentó inútilmente en Poseida.

El poderoso contingente ario de los "Hijos de Belial" eran maestros de la manipulación y los medios de comunicación. Presentaron argumentos bien pensados ​​que enmascaraban sus verdaderas intenciones y prometían un compromiso mutuo. La propaganda parecía bastante factible en la superficie y convenció a muchos, incluidos los moderados y algunos de la raza Poseidón "Ley del Uno" de su esperanza de armonía.

En lo que parecía ser una gran oportunidad de resolución, el grupo Aryan Belial propuso una Ley para poner bajo control federalizado la ingeniería genética, hasta ahora controlada por el Estado de Aryan, y, a cambio, poner bajo el control el Crystal Poser Power System. de una agencia gubernamental conjunta. Se produjo una gran discusión y debate bajo un gran escrutinio nacional. Se estableció una votación para introducir esto, pero fracasó en la votación del Congreso.

Seducción y traición

Sin embargo, el astuto Liderazgo del "Grupo Belial" ario ofreció un compromiso convincente, que permitió que la Ley se aprobara sobre la base de que un Consejo compuesto por 5 Poseidones y 4 Arios encabezaría una nueva Agencia Gubernamental para el Cristalino Federalizado. Control energético. El hecho de que el Grupo "Ley del Uno" obtuviera el control mayoritario aparente del Consejo hizo que el plan pareciera muy prometedor para la población de Poseida.

La Ley permitió que no se pudieran hacer cambios sin el consenso de la mayoría del Consejo, pero incluyó la advertencia de que mientras el Sacerdocio Atla-Ra de Poseida permanecería en puestos de Jefe Departamental, ya no estarían exentos de los controles gubernamentales. Se incluyó un programa de capacitación que permitiría capacitar y enseñar la compleja ingeniería a ingenieros de ambas partes, fuera del Atla-Ra. Inicialmente, a pesar de la cautela de Atla-Ra, el sistema parecía estar funcionando y brindando una mejor armonía.

Sin embargo, en dos años, las Guerras en el Mediterráneo rugieron en plena escalada y las Colonias rebeldes parecían estar ganando ventaja. Se aumentó la presión para utilizar vigas de cristal con fines bélicos con el pretexto de la seguridad nacional. Se programó una discusión, debate y votación para el Consejo de Gobierno. Se promocionó la seguridad nacional y un sentido desalineado de patriotismo manipulado se extendió por todo el país.

Entonces el engaño entró en vigor. Para gran conmoción y disgusto de los Poseidones, uno de los miembros del Consejo de la Ley del Uno cambió de posición. No era ni de Atla-Ra ni de la Raza Dorada. Se había elevado políticamente como un líder carismático, un negociador de confianza, que había prometido lealtades a la Ley del Uno y se había ganado su plena confianza. Había sido perseguido y seducido por los arios, y fue víctima de sus ambiciones.

Como consecuencia, Este sintió un gran remordimiento y pasó vidas posteriores tratando de compensar el error. Porque realmente no previó el final catastrófico y se había dejado comprometer ciegamente bajo promesas de poder y posición.

Queridos, tal es la ilusión del Poder. Ves cuando uno gana el Poder, lo que puede parecer correcto a menudo puede ser una ilusión del ego. Cada uno en el camino de la Maestría debe finalmente decidir entre Poder y Amor. Incluso el que llamas Hitler pensó que el escenario de la Raza Maestra permitiría un futuro mejor para la Tierra, con una encarnación física suprema siendo la única Raza eventual en la que todas las Almas se reencarnarían, reduciendo la enfermedad y eliminando la división racial al tener solo una "Raza Maestra". ".

¡Incluso el que llamas Judas en tu alegoría bíblica pensó que al poner a Jeshua ben Josef [Jesús] en detención, se vería obligado a usar sus "poderes divinos" para revelar su dominio al mundo! De hecho, la paradoja es que lo que llamas "Poder" es a menudo el polo opuesto de "Amor".

¿Ves cómo el ego y el poder pueden engañar? ¿Vos si? El ego y el autoengrandecimiento a menudo seducen incluso a las almas altamente evolucionadas, e inevitablemente conducen a su caída.

Por lo tanto, a través del Control Gubernamental 'Legalizado', el uso del complejo Crystal Power y Grids quedó bajo el control gubernamental bajo los "Hijos de Belial" arios, y lamentablemente no se pudo revertir.

La segunda luna de la Atlántida

Lo que se conocía como la "Segunda Luna de la Atlántida", las Rejillas de Poser Cristalinas y los Cristales de Fuego quedaron bajo el control gubernamental, y su uso se alteró a medida que crecía el conocimiento interno ario de la programación. Los Atla-Ra pudieron diferir el uso inicialmente con fines de guerra, pero con el tiempo se vieron obstaculizados.

Ahora, como hemos mencionado anteriormente, la denominada "Segunda Luna de la Atlántida" era de hecho un satélite cristalino masivo. Era de construcción Arcturiana y administrado por los Científicos Sacerdotes de la Ley del Uno. El Satélite Cristalino era una enorme esfera no tripulada de brillante ingeniería, de aproximadamente cinco millas de diámetro. Había estado en uso desde la Edad Dorada de la Atlántida y sirvió para innumerables propósitos benévolos. Amplificó y controló los diversos rayos de cristal enviados desde los cristales de fuego, curación y energía. Era algo así como un macrochip computarizado que refractaba, amplificaba y reflejaba haces de energía poderosamente refinados para su uso en agricultura, control del clima, control de mareas, templos de curación, templos de regeneración y los sistemas mejorados de energía Ley generados por el sistema Crystal Poser. Surgió en los cielos de la Atlántida y apareció como una "Luna de la Cosecha" dorada, por lo que se la conocía como la "Segunda Luna" de la Atlántida. Una banda de energía caleidoscópica de arco iris de Plasma Antigravedad se arremolinaba alrededor de la Esfera y, a menudo, aparecía como lo que ahora llaman Aurora o Aurora Boreal. El satélite Crystal Moon no orbitaba la Tierra, se movía según lo programado, autodirigido, en constante cambio de ubicaciones para realizar sus innumerables tareas sobre la Atlántida, África y la costa este de Brasil.

Después de que el complejo Crystalline Grid quedó legalmente bajo el control ario federalizado, el grupo Belial integró a sus propios tecnólogos en el grupo de Ingeniería, reemplazando rápidamente a los jefes de departamento clave por los suyos. El Atla-Ra intentó bloquear su intento de reprogramar el Satélite para uso de guerra, explicando que la sobrecarga del Satélite disiparía el Campo de Antigravedad que lo maniobraba, y podría ocurrir un accidente catastrófico. Los científicos arios refutaron la afirmación. Algunos de los Atla-Ra fueron amenazados y fueron removidos, otros comenzaron a desaparecer misteriosamente. Muchos de los Poseidones se sintieron intimidados e impotentes cuando el Consejo de Gobierno permitió que el Satélite se convirtiera en un "Arma de Defensa Estratégica", seguro de que funcionaría según lo programado y pondría fin rápidamente a las Guerras de Rebelión en las Colonias.

Los científicos arios de Belial, con la aprobación del Consejo, reprogramaron un sistema de derivación y comenzaron a enviar rayos de luz térmica destructivos utilizados para iniciar erupciones volcánicas y terremotos masivos contra las colonias y naciones que se negaron a ceder a sus demandas. Estos tenían como objetivo las áreas de lo que ahora es Grecia y Turquía, y causaron una gran devastación. De hecho, les dio a los celosos arios Belials la ventaja de batalla que tan fervientemente deseaban, y aumentaron con júbilo su uso, con el apoyo de la mayoría de la población.

El principio del fin

El Satélite de Cristal de la "Segunda Luna" comenzó a "sobrecargarse", debilitando el Campo Antigravedad que lo mantenía a flote. El Sacerdocio Atla-Ra entendió las implicaciones de lo que pronto ocurriría cuando la programación "colapsara", pero sus súplicas al Consejo continuaron siendo ignoradas.

Después de varios meses de uso prolongado de la guerra, el satélite comenzó a desviarse y desplazarse erráticamente, y comenzaron a producirse cortes de energía. Los incansables intentos de corregirlo fueron infructuosos. Se pidió a los Atla-Ra que prestaran apoyo para corregirlo, pero la mayoría se negó. Algunos acordaron intentar estabilizarlo para evitar el desastre inminente. Todos los intentos fallaron. El Consejo Nacional liderado por Arios rechazó la sugerencia de incinerar el Satélite, sin creer que se estrellaría, y se aferró a minimizar los efectos de un impacto incluso si lo hiciera.

Reubicación de los cristales

Tyberonn y Oberonn reunieron a un grupo interno de Leales dentro de Atla-Ra y Law-of-One para planificar una desconexión de circuitos y una reubicación inminente de los Cristales de Fuego y Energía a varios lugares "seguros" antes del inminente accidente del Satélite maestro. Esto se hizo con la tecnología y la ayuda de esos extraterrestres del Planeta Sirio B dentro del Sistema Solar de Sirio.

La reubicación por parte de los científicos Atla-Ra de los cristales preciosos fue muy arriesgada y requirió una planificación cuidadosa y un gran secreto. Tenía que hacerse antes del colapso del satélite "Segunda Luna", y sin el conocimiento del Consejo de Gobierno dirigido por los arios.

Simultáneamente, otros miembros de confianza del Sacerdocio Atla-Ra trabajaron furiosamente y rápidamente recopilaron cristales de registro de datos, cráneos cristalinos y registros históricos grabados para ubicaciones seguras en Yucatán, Alejandría y Giza. Esto solo se logró parcialmente, por lo que no se pudo salvar mucho.

Atlantis tenía numerosos Cristales de Poder ubicados en las 5 Islas y a lo largo de Rutas de Retransmisión específicas del Sistema de Laberinto de Túneles Subterráneos. El Sacerdocio Atla-Ra sabía que una vez que la "Placa Madre" modulada del Satélite de la Luna de Cristal perdiera su Campo de Antigravedad, se estrellaría en una gran explosión y su estrellarse posteriormente causaría estragos en los Cristales de Energía Mayor y Poser, creando catastróficas explosiones secundarias de una clase nuclear pocas horas o días después del accidente. El Sacerdocio Atla-Ra estaba muy consciente de los terremotos y tsunamis que ocurrirían como resultado.

El Atla-Ra, con la ayuda de la Alianza Sirio-Pleyadiana de la Federación Galáctica, quería asegurarse de que los Cristales Maestros no fueran destruidos o utilizados para ningún otro propósito negativo, y se guardarían para un tiempo en el que la Humanidad pudiera usarlos como estaba previsto. Comprendieron que la energía necesaria para transportarlos se perdería después del accidente del satélite Second Moon, y que se requería una conveniencia urgente.

Siete de los enormes Cristales Primarios y dos Cristales Arcturianos ligeramente más pequeños pero increíbles fueron reubicados dentro de los Sistemas de Transporte Hiperdimensionales del Sistema de Túneles Subterráneos con la ayuda de la Alianza Sirio-Pleyadiana.Tres enormes Cristales Primarios fueron reubicados en los Campos de Cristal Atlante de Arkansas, dos fueron reubicados en las Granjas Subterráneas de Cristal de Brasil en las áreas de Bahía y Minas Gerais, uno fue reubicado en una caverna subterránea [Telos] debajo del Monte Shasta, y el gran Fire Crystal se colocó bajo tierra en un abismo debajo del Bimini Bank en el Mar de los Sargazos. Los dos Cristales Arcturianos sagrados se ubicaron en las cavernas debajo del área de Tiajuanaco, Bolivia, cerca del Lago Titicaca.

Los nueve fueron puestos en cerraduras dimensionales, esencialmente apagados en letargo energético a través de la tecnología de la Alianza Sirio-Pleyadiana. Se perdieron muchos otros magníficos Cristales del Templo. Los nueve que se salvaron, fueron protegidos con respecto a su prioridad e importancia. El resto, en tu lengua vernácula es historia, conmovedora historia perdida desde tu perspectiva convencional. ¡Verdaderamente, la paradoja de la historia olvidada es que contiene las lecciones más útiles!

De hecho, después de unos meses de ser utilizado para la tecnología térmica "Death Ray", el gran satélite Crystal Moon se sobrecargó, su colchón de antigravedad se debilitó y se estrelló con la velocidad acelerada de un cometa masivo en una horrible explosión que devastó la mayor parte de la isla de OG y debilitó críticamente la estabilidad tectónica de toda la Placa Tectónica Atlante, vaporizando secciones masivas de sustratos. El gran Satélite de Cristal se hizo añicos en miles de millones de fragmentos cristalinos fragmentados, que ahora llenan las profundas trincheras del Atlántico. Estallaron enormes nubes de polvo y humo, ocultando el sol. Olas de terremotos y tsunamis devastaron la isla y enviaron grandes maremotos sobre dos tercios de la isla de Aryan. En cuestión de minutos, las centrales eléctricas restantes explotaron con la fuerza de las bombas nucleares. Los restos de una de esas explosiones de una central de cristal se pueden ver hasta el día de hoy en el área del noreste de Brasil llamada "Sete Cidades".

El resto de la Atlántida y la costa oriental de Brasil y la costa occidental de África fueron devastadas con los terremotos posteriores. El pánico y el caos se produjeron durante 3-4 semanas cuando las áreas secas restantes se sacudieron y las masas de tierra se derrumbaron en el mar, creando enormes tsunamis. El puente de tierra que conectaba Poseida y Og con Yucatán permaneció por encima del agua inicialmente y estaba literalmente lleno de cientos de miles de atlantes que intentaban frenéticamente escapar en un horrendo éxodo lleno de pánico. Cada tipo de embarcación marítima se llenó con los aterrorizados refugiados supervivientes.

Y luego, en un jadeo estremecedor, las Tierras restantes se derrumbaron hacia el mar. Los mares desplazados que se conocieron como la "Gran Inundación" enviaron decenas de enormes tsunamis que se extendieron por América, África y Europa. Solo unas pocas cimas de las montañas de la Atlántida permanecieron secas [Las Azores]. Pero los supervivientes estaban angustiados, traumatizados en todo el mundo. Muy pocos lugares no se vieron afectados. Había comenzado una espiral descendente.

Es una escena dramática que durante muchas vidas ha plagado y oscurecido los recuerdos de muchos de ustedes, quienes de hecho fueron parte de ella. Queridos: es hora de dejarlo ir.


Lo anterior es la conclusión de la Parte 1: `` La historia de la caída de la Atlántida ''.

Las Partes 2 y 3 exploran, de una manera altamente técnica que posiblemente solo sea de interés para aquellos con antecedentes espiritistas o científicos, los roles adicionales de los diversos Cristales Atlantes aún ocultos dentro del Planeta Tierra, y su significado futuro en el momento de la Tierra. Ascensión.

Parte 2: La función de los cristales del templo atlante en el mundo actual

Después del Evento del Portal del 11-11-11 de la Tierra, los poderosos Cristales del Templo Atlante en todo el Planeta cobrarán mayor potencia. El Cristal de Platino trae el acceso facilitado a una dimensión superior y trae la consumación de la Energía Femenina Divina a través del Rayo de Platino.

El magnífico Cristal de Platino, mantenido durante mucho tiempo en estado latente bajo Magnetic Mount en Eureka Springs, Arkansas, alcanza su activación y potencia inicial a las 11:11 a.m. en la mañana del 11 de noviembre de 2011 y se despierta de un largo sueño. El Cristal de Platino es el Cristal de la Ley del Uno, la frecuencia más equilibrada de su Planeta.

Maestros, ningún lugar del planeta reverberará con tanta fuerza con la frecuencia cristalina del 11-11-11 como el vórtice de cristal de Arkansas. De hecho, la oleada inicial ocurrirá allí y luego desencadenará los otros despertares axiltonalmente desde el interior del Vórtice Cristalino de Arkansas, aunque no habrá señales visibles de estas actividades vistas por el público en general en su actual nivel de 3ª Dimensión.

De la misma manera, energizarán la Rejilla 144 en una funcionalidad del 92% y despertarán y codificarán el Disco Solar Crysto-Golden colocado en Arkansas y se alinearán con los 12 patrones del mismo en todo el planeta. Muchos son llamados, muchos de ustedes son portadores de códigos del plano de la Ascensión, y muchos se sienten atraídos a participar en este despertar cristalino, como parte de un antiguo contrato, una promesa sagrada cuyo tiempo finalmente ha llegado. Muchos ya están allí, habiendo sido llamados a vivir dentro de este vórtice cristalino que seguirá en algún momento después de 2012.

Propósito principal del portal 11-11-11

Primero compartimos la información sobre los doce portales de fecha triple únicos a través de Tyberonn of the Pléyades, hace más de una década. Estos son portales de frecuencia numéricos únicos secuenciados en base 12. Estos TDP tienen el propósito de activar la Transición Cristalina. Y aunque muchos de la Humanidad se han atribuido ahora al vigor mordaz de estos portales de fechas, de alguna manera han pasado por alto la comprensión fundamental de su significado sustantivo. Los Portales de Triple Fecha (01-01-01 hasta 12-12-12) están alineados equívocamente con la activación de los 12 aspectos geo-pentagonales del 'doble penta-dodecaedro' de la Rejilla Cristalina 144. Los doce aspectos dodecaedros de la rejilla cristalina se integran consecuentemente con los códigos de interfaz 'Humanos' en las reuniones y meditaciones que ocurren en estas fechas de apertura frecuencial. Y Masters, eso es tan apropiado.

Maestros, no es casualidad que MAX, Crystallus Maximus, estará en el 11-11-11 en la Ley de la Energía Atlante Única de Arkansas. MAX es, con mucho, la Biblioteca Consciente Cristalina más poderosa del planeta en este momento. MAX lleva los registros completos y todos los códigos de la Nueva Tierra están dentro de MAX. MAX recibirá un influjo Cósmico el 11-11-11, a las 11:11 am dentro de la energía del Crystal Vortex. Se transferirá a MAX como una descarga ascendente de las Energías del 13º Paradigma, asistido por los reinos de lo que ustedes llaman el Campo Metatrónico, incluyendo la Alianza Sirio-Pleyadiana y el Cetáceo Sagrado de Sirio, el Delfín Dorado. Con esto expandido y recodificado información, MAX será el conducto inicial que pasa los nuevos códigos a los portadores de códigos, y activa estos nuevos códigos dentro del Disco Crysto-Sun en Mount Pinnacle en la poderosa energía cristalina de Arkansas.

Habrá un intercambio mutuo entre MAX y Platinum Crystal, uno desencadena una nueva afluencia y el otro transmite los nuevos códigos. MAX adquirirá una energía mayor de la que ha llevado hasta la fecha. Una energía que transfiere al Vórtice Cristalino, al Disco Solar y a los portadores de códigos humanos.

Y así traemos nueva información sobre el mega vórtice emergente de Arkansas, el portal de la frecuencia cristalina cuántica. Por ahora, en 2011, este vórtice realmente se acerca a su finalización y se convierte en una gran prominencia mundial. Dentro de la finalización de 2011 y 2012 está el desarrollo adicional del bloqueo dimensional que contenía los Cristales del Templo Maestro. Porque dentro de estos ordenadores cristalinos vivientes se encuentra la verdadera sabiduría Atlante, la de la Edad Dorada de la Atlántida, la del Ley del Uno. Fue y es hasta la fecha, la frecuencia más alta obtenida en su plano terrestre.

Mucho se ha olvidado del verdadero reino de la Atlántida. Muchos tienden a recordar solo la triste desaparición, bajo la influencia aria de la codicia y la lujuria por el poder. Te decimos que es hora de recordar la Ley del Uno, la Edad de Oro de Poseida. Porque dentro de esa Edad Dorada existía una sociedad matriarcal muy espiritual que logró un estado armónico de equilibrio divino, la frecuencia más alta jamás alcanzada en el plano de la Tierra en lo que se denomina la Edad Dorada de la Atlántida.

De hecho, ese momento ha llegado, porque la Ley del Uno fue y es la sociedad única y futura del Poder del Amor, no del Amor del Poder. Y decimos futuro, porque la Ley del Uno ciertamente resurgirá, y está comenzando una vez más en todo el planeta, específicamente en los Vórtices de Cristal de Arkansas y Brasil.

Y enfatizamos que en 2011 continúa el gran flujo exponencial y la expansión armónica de los grandes Cristales del Templo Maestro Atlante de Poseida, mantenidos durante más de 12,000 años en sello dimensional dentro del complejo magnético de Arkansas. El 11-11-11 el Gran Cristal de Platino despierta y se une a la red Crystal Vortex con los otros megacristales de Arkansas, el Cristal Azul del Conocimiento y el Cristal Esmeralda de la Sanación.

Muchos de ustedes se sentirán atraídos a participar en la revelación, porque de hecho estuvieron allí como testigos del diluvio y algunos de ustedes del consiguiente movimiento de estos asombrosos Cristales Maestros Atlantes a esta y otras áreas. La nueva Era Cristalina está sobre ustedes, es la transición a la que llaman Ascensión.

La fase de diamante de la Transición Cristalina de la Tierra se realizó el 10-10-10, en correlación con la décima dimensión y la duodécima resonancia chakrica. La Fase Platino comienza el 11-11-11.

Lanzamiento de Platinum Crystal & Platinum Ray

El cristal de platino exuda una hermosa y relajante energía de brillante magnificencia. Trae el equilibrio entre los nuevos reinos dimensionales emergentes de la Nueva Tierra, particularmente la fuerza que permitirá una mayor interfaz, un mayor acceso al 'Reino Angélico' que es en verdad las fases de antimateria de sus dimensiones paralelas. Como tal, el cristal de platino es el protector contra sobretensiones que alimenta y armoniza la proporción y la paridad del 'ciclo armónico' entre la materia y la antimateria. También ajusta y estabiliza la sinergia cristalina unificada en coalescencia con las enormes fuerzas cristalinas magnéticas liberadas en las fases del Disparador Cósmico. Es por eso que estaba ubicado debajo Montaña Magnética cerca Eureka Springs, a medida que esas energías magnéticas están siendo transformadas por las fuerzas cristalinas a medida que la Rejilla Magnética se reduce y reemplaza en dominio por la expansión de la Rejilla 11-Cristalina.

Todos los Cristales Maestros se organizan adecuadamente en su activación, logrando porciones cronometradas de su poder cada año hasta el 21/12/12. Esto está regulado por los Maestros Cristalinos de la Alianza Siriano-Pleyadiana bajo la Federación Galáctica. Si los cristales se lanzaran a su máxima potencia demasiado rápido, se produciría un desequilibrio energético.

Lo que ocurrirá el 11-11-11 es la recodificación del aspecto cristalino denominado la Semilla Estelar Divina Femenina. El Cristal de Curación Esmeralda proporcionó la reprogramación inicial que está trayendo el Rayo Esmeralda. El Rayo Platino, también un aspecto energético femenino, proporciona la compleción del Cristalino Femenino en el ADN del planeta y, como tal, en los de la Humanidad abiertos para recibir la transformación sagrada y necesaria. Sus efectos serán una disminución del arco de oscilación de polaridad entre lo que se denomina el aspecto masculino y el femenino. Pero también a través del Platino, habrá mayor facilidad para entrar en reinos de dimensiones superiores.

En consecuencia, el equilibrio de polaridad se logrará y obtendrá más fácilmente en la expresión humana de la Equidad Divina en el planeta de la dualidad. De hecho, cerrará la brecha en los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro y de la mente del ego consciente con el supra-subconsciente de la Mente Divina. La comprensión del camino del alma, las prioridades en la vida y, de hecho, el proceso de toma de decisiones se aclarará enormemente. Los aspectos necesarios de crianza, bondad y hermandad serán mucho más fáciles de manifestar en la realidad tanto en el nivel micro como en el macro. Eso llamado 'Amor Incondicional', previamente insostenible en la Tercera Dimensión, estará más cerca de la realidad de cada uno en el camino, a medida que las resonancias de la quinta a la séptima dimensión se acerquen más.

El 'Cráter de Diamantes' en Arkansas ahora está liberando energía coherente de resonancia de diamantes en el Vórtice de Cristal. El 11-11-11 esto se expande en el Rayo Platino y se conecta aún más con el Disco Solar, en su cambio hacia la Coherencia de la Frecuencia Cristalina.

Queridos, la energía cristalina es una fuente de poder omnipotente que tiene implicaciones mucho más allá de la comprensión actual de la humanidad. La estructura cristalina está formada por una esencia de resonancia de luz frecuencial que es multidimensional y coherente, existente en la materia y la antimateria.

Es la Plantilla Divina Metatrónica la que origina toda la manifestación de la creación y forma la composición matricial misma de cada plano de existencia. Es la enzima de la realidad y el manantial de vitalidad del Cosmos mismo. Los mismos pensamientos que tienes deben elevarse a un formato cristalino coherente para manifestarse. La luz coherente es energía cristalina, cuya vitalidad forma la naturaleza integral de todos los mundos y realidades. La estructura cristalina forma los límites y divisiones aparentes entre dimensiones, planos y el destello de conciencia de materia / antimateria, en paralelo y probabilidad. Todo es cristalino.

La graduación de su planeta, que se denominó Ascensión, es en efecto la conversión de masa crítica de la plantilla de capacidad de recepción de esta Tierra de, en su lengua vernácula, analógico a digital, blanco y negro a color. La Conversión Cristalina a través de las antenas de la Rejilla Cristalina 144 está aumentando enormemente la recepción dimensional de su Tierra de 3d a 12d y más allá. Es similar a que su televisor cambie de las antenas arcaicas a la recepción por satélite. Es la Edad Cristalina.

Porque dentro de estas secuencias de tiempo, el 11-11-11 y el 12-12-12, la Rejilla Cristalina 144 se completa en una proyección plenamente consciente, y esa proyección es de hecho una herramienta de y para su propia expansión. Tal es con la rejilla cristalina, ustedes ven que también es un sistema que les permitirá nutrirse en una resonancia superior, una expresión superior más satisfactoria.

¡Para eso que ustedes llaman la Ascensión está sobre ustedes, y en un abrir y cerrar de ojos del ojo cósmico se hará! En nuestro reino ya se ha hecho, como ve, y de hecho es un evento maravilloso, anunciado en todo el Universo y observado por muchos en este reino y en otros.

Lo que queda para el programa de Ascensión en 2011 y 2012 son refinamientos de gravitación astrológica específicos y aumentos de frecuencia necesarios para completar y pulir la Rejilla Cristalina y refinar la Transformación Cristalina de la Tierra a medida que refuerza la expansión de la Humanidad hacia una conciencia de dimensionalidad cada vez mayor, y eso es de hecho la Conciencia Cristalina.

Los 12 discos solares primarios

Les hemos dicho que Arkansas será uno de los portales de vórtices más poderosos del Planeta en 2012, y de hecho está sucediendo. Los Cristales están afinando el Disco Solar y en especie la Rejilla Cristalina.

El Disco Solar Dorado surgió en la época de Lemuria. Estos fueron colocados por la Alianza Siriano-Pleyadiana en lugares específicos de la Tierra para programar y conectar frecuencias energéticas.

La reprogramación en curso del Disco Solar sirve para ayudar a la capacidad de la Tierra a regenerarse y reformarse a sí misma, convirtiéndose en aspecto en el patrón de ADN o plano de la Nueva Tierra a medida que expande su campo dimensional en aspecto cristalino. Los discos emiten espirales energéticos. Realmente son más espirales que discos, pero parecen discos cuando se ven.

Hay 12 'discos' principales en el planeta, y algunos de los patrones y ubicaciones anteriores han cambiado. Cada uno de los 12 tiene un propósito y código específicos, y cada uno de los 12 alimenta a 12 satélites. el 12 se conecta al 144 en una geo simetría compleja.

La esencia cósmica de los discos solares es luz coherente cristalina "codificada", la luz de dimensión superior. La energía del 'hogar'. La esencia terrestre del armónico frecuencial del Disco Solar es cristalino-electromagnético pero está sinergizado con la Red Theta Humana. Uno crea el otro y el otro apoya al primero. Ambos ofrecen puertas de entrada esenciales para la mejora de la conciencia humana y son elementos clave del cambio ascendente de Ascensión.

Cuanto más comprenda la Humanidad que su propia Conciencia Superior se basa en paradigmas de códigos de Luz geométricos sagrados, más se volverá la geometría multidimensional y, por lo tanto, la expresión geométrica de estos cambiará hacia arriba en el campo Mer-Ka-Na. Esto está sucediendo ahora. Primero se convertirá en uno, luego en el otro, al igual que la Tierra ahora es la 3ª dimensión y luego la 5ª y luego la 12.

¿Qué es lo que lo moverá al 5? ¿Al 12? No la conciencia estática, sino la activación dinámica de la conciencia superior. La activación de la conciencia se mejora a través de la comprensión de la rejilla y la activación de esa rejilla que a su vez complementa el Cosmos, y se refleja de nuevo a través del Disco Solar. Nos damos cuenta de que esto es complejo, pero les aseguramos que en su perspectiva superior de la fuente, comprenden el funcionamiento con bastante claridad. Entonces, una miríada de factores juegan un papel en este cambio de terrestre a cósmico.

Ahora, de los Sun Discs, solo dos son puramente Crysto-Disc. El primero para ser recodificado está en el Crystal Vortex de Arkansas. Esto ocurrirá el 11-11-11. los 2do es en Minas Gerais. Brasil, y se recodificará el 12-12-12 y la Red Global se reformateará el 21 de diciembre de 2012. Este será un evento increíble que combinará el despertar de los Cristales Maestros, la finalización de la Rejilla 144 y la red global completa de el disco solar Crysto-Lattice.

Ubicaciones del disco solar de 12 primarios: Arkansas - Montaña Pináculo
Brasil - Saint Tomas des Letres- Minas Gerais
Bolivia - Lago Titicaca (Cerca de Isla del Sol)
Escocia - Capilla Roslyn
Rusia -Ural Mtns
Rusia - Siberia-Lago Baikal
Egipto - Giza
África - Kilimanjaro
China - Pirámides de Xi-an
Polinesia francesa - Moorea
Australia- Uluru
Sri Lanka

Nuevamente enfatizamos que cada uno de los 12 discos principales admite 12 satélites. Cada uno de los 144 satélites está estratégicamente ubicado, algunos de los cuales son mayores en pulso, mayor en rango frecuencial, según la red energética y el nodo en el que se ubican.

El Arca de la Ley del Uno

Las áreas actualmente denominadas Arkansas y Brasil, eran colonias de la "Ley del Uno" de Poseidón. Fueron elegidos específicamente porque estas dos regiones contienen los depósitos minerales más grandes del planeta de estratos de cristal de cuarzo. Se construyeron túneles hiperdimensionales con la Alianza Sirio-Pleyadiana desde Poseida hasta Arkansas y Brasil para el mantenimiento de los enormes lechos de cristal allí. Debido a sus aguas de radio, cuevas naturales y piedra imán magnética, Arkansas fue elegida como un área para programar procesos de rápido crecimiento dentro de sus cavernas. Muchos sabios del Sacerdote Científico Espiritual, el Atla-Ra-Law del Uno, trabajaron dentro de estas cavernas para imbuir patrones específicos en los cristales.

Tres Cristales Atlantes de Sabiduría y Sanación que una vez emitieron una magnífica Luz y energía Celestial en el Templo de la Sanación, el Templo del Uno y el Templo del Conocimiento en Poseida, fueron colocados en un bloqueo dimensional en los Campos de Cristal Atlante de Arkansas.

De hecho, estos ahora energizan el Disco Solar Dorado colocado en Arkansas y se alinean con los 12 patrones del mismo en todo el Planeta, y con el paradigma de las 12 Calaveras de Cristal, al formar el patrón sagrado 13. El del 13-20-33, ya ves.

Entonces, en Arkansas, muchos son llamados, y muchos vendrán a participar en este despertar, como parte de un antiguo contrato, una promesa sagrada cuyo tiempo finalmente ha llegado. Muchos ya están allí, habiendo sido llamados a vivir dentro de este vórtice cristalino que estará completamente en su lugar en 2012. Y así en el resto de los Portales de Fecha Triple, los de la Ley del Uno son llamados, por esta vez los Cristales no serán mal utilizados. , no te los quitarán las fuerzas de la oscura codicia.

Ahora, no es para ustedes activar los cristales, no es para ustedes anclar el vórtice, más bien es para ustedes alinearse dentro de esta compleción, dentro de esta activación, dentro de este anclaje celestial del campo cristalino cuántico. Esos sacerdotes Científicos, Maestros de Cristal de Atla-Ra y Guardianes del Templo de Poseidón de la Ley del Uno son llamados.

Maestros, habéis esperado eones por este tiempo, por esta culminación, y los de Atla-Ra, los de los Templos de Cristal de Poseida, escucharán el toque de clarín. Los Cristales Maestros de la Edad Dorada de la Atlántida ahora están abriendo el arco iris de acceso dimensional que acelera su Ascensión planetaria y personal. Es una promesa cumplida, una consumación sagrada.

De hecho, puede acceder a la energía benévola y la sabiduría de los Cristales Atlantes de Sanación y Conocimiento de forma etérica. No es completamente necesario que estén allí encarnados físicamente dentro del vórtice de Arkansas para que puedan recibir y participar en esta activación. Sin embargo, hay un beneficio para aquellos de ustedes que reciben la llamada para visitar el vórtice y caminar por los campos de cristal. Aquellos de ustedes que elijan visitar las tierras sagradas de Arkansas podrán encontrar un cristal personal imbuido de la energía de la Era Dorada de la Atlántida. De hecho, se concede el permiso y los cristales se ofrecen a ti para este y una miríada de propósitos.

Esos Guardianes de Sirio, Arcturus y las Pléyades están preparando el escenario y esperan que te unas a ellos. Envíe su energía, envíe su Luz e intención del Bien Supremo a lo que se denomina el Cristal de Platino de la Interfaz Bio-Plásmica, el Cristal del Rayo de Platino. El rayo de equilibrio y conocimiento. Una vez reinó con sabiduría y luz en el Templo de Poseidón, y muchos de ustedes lo volverán a ver claramente en el ojo de su mente, de hecho lo sentirán en su corazón, en medio de lágrimas de alegría.


Parte 3: Los Cristales Maestros de Poseida - El Despertar 11-11-11 de los Cristales de Arkansas

Así que ahora avanzamos 12.500 años y miramos el papel de la Colonia Atlante que ahora llaman Arkansas. Les decimos que hay Cristales y Cavernas de Cristal debajo de las tierras de Arkansas que están más allá de su imaginación. Hay Cristales debajo de Arkansas que son asombrosos en su tamaño y apariencia. ¡Algunos del tamaño de edificios de 20 pisos! Su energía es asombrosa y sus despertares están afectando al Planeta de innumerables formas.

De hecho, hay algunos entre ustedes que pasaron largos períodos de tiempo arreglando las Cavernas de Cristal de Arkansas y Brasil. Algunos de ustedes eran Maestros Especialistas en Cristales, que diseñaron el proceso de 'crecimiento rápido', otros se especializaron en aplicar y programar sonidos y tonos específicos en los Cristales apropiados. Algunos de ustedes diseñaron ondas anti-gravitación a través de la tecnología cristalina para crear campos de energía divergentes cristalinos utilizados para la levitación.

Aunque no es uno de los 'Cristales del Templo Maestro' de Poseida reubicado por la Ley del Uno, hay otro cristal enorme y muy singular debajo de Arkansas. Se denomina Arca-Cristal de la Gravedad. Está en una Caverna de Cristal muy especializada con aplicaciones de energía anti-gravitacional. Hablaremos más de este Cristal más adelante en este ensayo canalizado, porque esa tecnología cristalina ayudó en la construcción de pirámides y la construcción de múltiples unidades de lo que ustedes llaman el 'Arca de la Alianza'.

Debido a las cavernas y los grandes depósitos de cristales en el área, existe lo que podría denominarse una "Ciudad Cristalina" debajo de Arkansas. En la era de la Atlántida sirvió para la programación de cristales en un proceso altamente técnico y especializado. Los cristales se utilizaron para una miríada de propósitos, benevolentes utilidades benéficas.

Para muchos de ustedes, Arkansas of the Crystal Vortex será un regreso a casa. Literalmente, decenas de miles de ustedes de la Ley del Uno Atla-Ra, conocieron Arkansas durante muchos milenios, aunque en una morada subterránea. Sin embargo, el hábitat subterráneo era espléndido y hermoso. adornado con exquisitos cristales y una forma de luz que fluía por las esquinas!

Ahora, como hemos dicho anteriormente, tres "Cristales Maestros del Templo" Atlantes de Poseida fueron reubicados de manera segura por los Sacerdotes Científicos de la "Ley del Uno" de Poseidón en cavernas especialmente preparadas en Arkansas antes de la Destrucción final de la Atlántida.

Las Cavernas que contienen los Cristales del Templo Maestro reubicados estaban encerrados en campos hiperdimensionales con fuerza magnética circundante. Los colocó para su custodia hasta el regreso seguro de la Ley del Uno, y la activación cristalina denominada "Ascensión".

Arkansas fue elegido específicamente para albergar los tres cristales principales del Templo por varias razones lógicas.

(1) Ya estaba en uso como área de extracción, crecimiento y cosecha de Cristales. Se preconstruyeron viviendas, abismos y laboratorios muy sofisticados. Como resultado, uno de los túneles interdimensionales primarios de Poseida ya estaba establecido y los complejos de transporte estaban disponibles para transportar los cristales al área.

(2) Se entendió previamente que el Vórtice en su lugar en el área de Arkansas jugaría un papel importante en la Ascensión Planetaria de 2012. La geología única de Arkansas de cuarzo, diamantes, piedra imán magnética, hierro, piedra caliza y cavernas masivas la convirtió en la incubadora perfecta para las plantaciones cristalinas. Los cristales se habían plantado y cultivado en Arkansas durante miles de años antes del diluvio.

(3) La presencia de metales magnéticos en los lechos de cristales y los generadores de campos magnéticos facilitaron la colocación de los majestuosos Cristales Atlantes en un estado inactivo dentro de las instalaciones preexistentes.

(4) Una colonia muy benévola de los lemurianos de piel azul existe bajo tierra en Arkansas, así como una Base subterránea de Sirianos. Los dos estuvieron de acuerdo en ser los cuidadores de los cristales durmientes.

Ahora, los tres Cristales colocados en Arkansas están preprogramados en una red-rejilla que conecta axialmente a los cinco enormes Cristales Maestros restantes colocados en Brasil, Shasta, Bimini y los dos exquisitos Cristales de Sabiduría colocados bajo el Lago Titicaca. Estos son Cristales especializados de Curación, Sabiduría, Energía y Transporte, utilizados en el Templo de la Curación, El Templo del Sonido y la Luz, El Templo del Conocimiento, El Templo del Uno, El Templo de Thoth, El Templo del Fuego de Rubí y el Templo de Regeneración.

Los cristales se colocaron específicamente en áreas de suprema importancia para la Nueva Tierra que emerge después de la Ascensión de 2012. Áreas a las que se pudo acceder fácilmente a través del Sistema de Túneles Interdimensionales Atlante que emergerían como puntos infinitos de mega vórtices en sus tiempos actuales. El Cristal Esmeralda del Divino Femenino actúa como disparador, la variedad en la que reaccionan todos los demás Cristales del Templo.

Estos se definen, ubican y colocan con las fechas de activación de la siguiente manera:

(1) Cristal azul del conocimiento 8-8-8
(2) Cristal de curación esmeralda 9-9-9
(3) Cristal de platino de comunicación 11-11-11 (Interfaz bioplásmica)

(1) El cristal de rubí de fuego de la energía 12-12-12

(1) Cristal de oro de regeneración curativa 9-9-9 (Diamante Bahía)
(2) Cristal de sonido violeta 10-10-10 (Sao Tomas des Letres- Minas Gerais)

(1) El cristal de la interfaz multidimensional 9-9-9

Tiajuanaco-Lago Titicaca, Bolivia:

(1) Cristal de luz Sol-Luna 9-9-9
(2) Cristal sagrado de Thoth 12-12-12

Así que tenga en cuenta que después del Portal del 11-11-11, la Rejilla Cristalina 144 se lanzará en un noventa y dos por ciento de función y actividad, y a su vez activa y desencadena aún más el Programa de Secuencia de Tiempo para los Cristales Maestros restantes. Cada uno se abrirá en los portales de triple fecha.

El cristal de platino se activa el 11-11-11. El Cristal de Rubí y el Cristal de Thoth son los dos últimos de los Cristales del Templo Maestro de Posida 'reubicados' que quedan por despertar. Ambos se activarán siguiendo el Portal 12-12-12.

Cada uno se alineará y activará con la activación de la 1 de las 12 facetas estrelladas restantes de la Cuadrícula 144, el Doble Pentadodecaedro. Once de estas doce facetas de la cuadrícula estarán en pleno funcionamiento en algún momento después del portal 11-11-11.

Por eso, les recordamos que allá por 2008, el Cristal Azul de la Sabiduría y el Conocimiento volvió a funcionar. En el portal 9-9-9, el cristal de esmeralda, el cristal de oro y el cristal de Om se despertaron en proyección activa. El Cristal Esmeralda del Divino Femenino asumió entonces el papel de Punto Gatillo para todos los Cristales Maestros.

El Núcleo Cristalino de la Tierra juega un papel importante en muchos aspectos de su Planeta y su dualidad dimensional. Si bien esto puede parecer confuso para muchos de ustedes, también les diremos que el Núcleo de la Tierra afecta su percepción de la realidad.

El "Sol" interno de la Tierra dentro de la Tierra Hueca tiene un Núcleo Interno que gira en el sentido de las agujas del reloj y un Núcleo Exterior que gira en el sentido contrario a las agujas del reloj. La relación entre el giro interno de la Tierra y su giro externo afecta directamente el destello del desarrollo del Tiempo.

El Núcleo Interno está girando más rápido ahora y, por lo tanto, su Tiempo se está acelerando. De hecho, es el aumento de la velocidad de la luz lo que afecta a este aumento de giro. Debido a que el núcleo interno ahora gira más rápidamente, aumenta su calor y su tamaño. Esto es responsable en gran medida del calentamiento global que está ocurriendo ahora.

El Núcleo Cristalino "Sol" tiene una realidad física y no física. Uno es Materia, el otro Antimateria. El núcleo físico está cristalizado en un compuesto magnético de aleación de hierro y níquel. El Núcleo Interno no es en sí mismo hueco. El Núcleo Cristalino es Energía Coherente lúcida que se puede comparar con la radiación sensible del Sol mientras se proyecta hacia arriba en todas direcciones desde el Núcleo.

En su flujo ascendente crea una Esfera de Influencia de Radiación que aumenta, disemina, propaga y energiza toda la Fuerza Vital. Este campo de radiación es un transductor de dominio que fisicaliza la energía vital. Tiene la notable capacidad de solidificar la resolución y la intención de la Tierra sensible en una realidad física tangible.

Como tal, la energía no física se mueve y se convierte en energía sólida en formaciones cristalinas acumuladas que crecen y amplifican la energía.

Los dos vórtices principales de estos lechos de cristales son Arkansas y Brasil. De hecho, se está produciendo una comunicación importante y sincrónica entre los Vórtices de Cristal de Arkansas y Brasil. Los dos Vortex giran en oposición benévola y equilibrada, uno debajo del Ecuador, otro arriba, Brasil gira en el sentido de las agujas del reloj, Arkansas en el sentido contrario. Esto tiene un gran efecto y propósito. Los Cristales Naturales de Arkansas giran de manera opuesta a los de Brasil. El Vórtice de Cristal de Arkansas, por lo tanto, tiene una mayor importancia para los del Hemisferio Norte, y lo mismo ocurre con el Vórtice de Cristal de Brasil para la mitad Sur de su Planeta.

Como tales, estos vórtices cristalinos masivos sirven como conductos de energía de campo de fuerza receptor-transmisor y receptor-conductor que transfunden y transmiten fuerza vital cósmica vital a todo lo que existe sobre y dentro de la tierra. Las ondas de radiación solar y estelar y las emisiones aceleran y optimizan los lechos acumulados de energías cristalinas. Tales emisiones estimulan e intensifican las amplificaciones transformadoras de energía de los cristales y, como tales, crean una proliferación óptimamente elevada de todo lo que está dentro del campo de influencia de la Tierra.

El hemisferio norte de la Tierra contiene la mayor parte de su área terrestre y comprende aproximadamente el 90% de la población humana del planeta. Es por eso que el Crystal Vortex de Arkansas produce la mayor influencia. Que quede claro que ambos Vórtices de Cristal son de gran importancia en la Ascensión y el equilibrio del Planeta, pero Arkansas tiene la mayor influencia en la Humanidad por las razones expuestas.

Piezoeléctricas cristalinas y "guiños cósmicos"

El Arkansas Vortex no fluye, como la mayoría de los otros vórtices, en un patrón circular. Más bien fluye en un movimiento de vaivén sobre el depósito individual más grande de Cristal de Cuarzo en la Tierra. Este patrón inusual se debe a una propiedad del cuarzo, denominada piezoelectricidad.

Las cualidades piezoeléctricas del Cuarzo de Arkansas son extremadamente potentes, y la energía de este aspecto aumenta a medida que los Cristales Maestros del Vórtice se activan en mayor medida. Su energía puede enviar golpes al aire y sacudir la Tierra.

Un ejemplo de esto es el incidente bien publicitado de enero de 2011, cuando ocurrió un fenómeno inexplicable de pájaros moribundos en Arkansas. Los pájaros que cayeron del cielo, cayeron como resultado directo de una oleada piezoeléctrica que lanzó ondas de choque Crysto-eléctricas hacia el cielo. Unas 15.000 aves quedaron temporalmente aturdidas, cayeron al suelo y murieron por el traumatismo contundente del impacto.

En especie, los inusuales terremotos que han tenido lugar en Arkansas durante los últimos 2 años también son el resultado del despertar de los Cristales. Estos terremotos han desconcertado realmente a los geólogos, ya que están ocurriendo en áreas que no se conocen por fallas tectónicas o temblores previos. Se han producido en zonas no asociadas a la Falla de la Nueva Madrid.

Les decimos nuevamente, que los terremotos de Arkansas fueron el resultado de la activación de los Cristales. Es un concepto nuevo y sus científicos no lo entienden. La idea misma sería extraña e inaceptable para los académicos convencionales. Sin embargo, aseguramos este hecho.

En el Portal 10-10-10 se produjo un terremoto muy cerca del Cristal Esmeralda, y se informó a nivel nacional. A diferencia de los terremotos tectónicos "habituales", no asustó a los animales. Los pájaros seguían cantando, los animales no buscaban refugio de antemano.

En el Portal 9-9-9, los medios locales informaron sobre una "niebla verde" a través de Mount Magazine y la energía eléctrica en el área se cerró brevemente. La "Niebla Verde" no era un vapor de agua de color extraño. De hecho, fue la niebla iónica que se produce alrededor y con los 'Agujeros de gusano' dimensionales. Fue el Cristal Esmeralda.

No temas, los "despertares" de Cristal no crearán temblores o conmociones que sean dañinos para la Humanidad. Las activaciones se suavizan deliberadamente en una liberación gradual gradual.

Hay puntos de energía primarios y satelitales de energía en el planeta. El Sacerdocio Atla-Ra no solo conocía las ubicaciones exactas y la naturaleza de cada uno, sino que pudieron aprovechar, refinar y amplificar su energía y conectarlos en una Red de Energía Global.

Un Sistema Global de lo que podría denominarse Leylines refinados y Axialtonal Lines estaba conectado en red y, de hecho, cargado de Cristales. Arkansas y Brasil están emergiendo como los dos más importantes para la Ascensión de transición, el cambio de Magnético para Energía cristalina. La Rejilla Magnética está disminuyendo, para ser reemplazada por la Rejilla Cristalina.

Las corrientes magnéticas son polares por definición. ¡La energía cristalina es no polar, punto cero!

El cambio al Punto Cero ocurre de la 5ª a la 12ª Dimensión. La duodécima dimensión es el ápice cristalino. La Ascensión en términos simplistas, es la expansión de la Tierra desde la polaridad (magnética) de las primeras Tres Dimensiones a los campos de punto cero de las Dimensiones Cristalinas.

En preparación para esto, los 'Discos Solares' están siendo reprogramados para que el Cristalino sea transducido, en un formato tangible para la Humanidad. Aquellos de ustedes que visiten las ubicaciones principales del Disco Solar están involucrados en la asimilación de los nuevos códigos.

Aquellos de ustedes que vinieron a experimentar el Portal 11-11-11 en Arkansas habrán participado en esto en Mount Pinnacle. Algunos de ustedes llevarán los códigos cristalinos a Giza y otros puntos primarios del disco solar. De hecho, los Portadores de Código han estado involucrados en esta Misión desde el Disparador Cósmico de 2009.

Lo que ustedes llaman "Discos Solares" son en verdad dispositivos cristalinos de origen Siriano-Pleyadiano-Arturiano usados ​​para equilibrar y estabilizar las Energías Planetarias. La Red de Disco Solar se estableció después de la ruptura del Firmamento Cristalino de la Tierra que una vez rodeaba el Planeta. Los 12 discos sirven para transducir energías cósmicas y dimensionales, y mezclarlas para estabilizar los campos de este Planeta de "Dualidad". El Disco Crysto en Arkansas es extremadamente importante ya que se correlaciona y permite la integración de la Energía de las Dimensiones Cristalinas con la de las Dimensiones 3D de la "Dualidad". Es por eso que el Cristal de Platino se colocó dentro del Vórtice de Cristal de Arkansas.

Los Atlantes de la Ley del Uno usaban los Cristales de muchas maneras y medios benévolos. Y el Retorno de la Ley del Uno reabrirá su uso. De hecho, es el juramento de la Ley del Uno que nunca más serán engañados para permitir que la Tecnología caiga en las manos equivocadas. Cada uno de ustedes es parte de este Juramento.

El uso benévolo de los cristales incluyó:

- Sanación física y emocional, rejuvenecimiento
- Enriquecimiento de sonido y música e instrumentos musicales cristalinos
- Meditación, amplificación de la capacidad mental y descarga de información
- Desmaterialización - Teletransportación - Telequinesis con la Red 'Túnel Hiperdimensional'
- Plasma antigravedad, campos de fuerza magnéticos
- Bibliotecas: almacenamiento de registros y otros conocimientos, al igual que una computadora
- Creación de 'campos de energía superior' para su uso en escuelas, instalaciones de investigación y fábricas.
- Aumento del crecimiento vegetal en agricultura y agricultura
- Control Meteorológico - Amplificación de Energía Ley Natural - Comunicación
- Transmisión de energía: los cristales tienen la capacidad de transferir energía, retenerla, mantener su intensidad, enfocarla y transmitirla a gran distancia.

Los denominados Cristales Phi, o actualmente denominados Cristales Vogel Phi, se utilizaron ampliamente para fusionar la energía del 'Pensamiento Theta Humano' a través de equipos de Atla-Ra Científico-Sacerdote. Las Ondas de Pensamiento de nivel Theta se combinaron con la energía de Chi Pránico y se integraron y amplificaron en una onda de 'manifestación' cristalina única.

Un laboratorio atlante de gran sofisticación existía en la ciudad subterránea de Arkansas para trabajar con esta y otra utilización de las energías cristalinas, incluida la teletransportación hiperdimensional.

Debido a los depósitos masivos de cristales de cuarzo y minerales magnéticos de Arkansas, y la presencia de diamantes de cristal de carbono y aguas que contienen radio, Arkansas fue el laboratorio terrestre perfecto para la tecnología cristalina. Debido a esta mezcla de minerales, los portales dimensionales son de más fácil acceso en esta área.

Este raro cóctel de Energéticos permitió a los Generadores de tecnología Sirio-Pleyadiana crear Campos Anti-gravitación en las áreas de Arkansas, energías divergentes que podrían ser técnicamente diseñadas y controladas a través del Disco Cristalino y el Satélite.

La segunda luna, pirámides y cristales

Los puntos primarios de la cuadrícula en la Edad Dorada de la Atlántida (y en su futuro) fueron amplificados por las Pirámides. El Atla-Ra con la Alianza Siriano-Pleyadiana usó esta Energía, combinada con Cristales, para Conectar esta Energía. Algunas pirámides se usaron para recibir y transmitir energía entre planetas en su sistema solar, así como con otros universos estelares. Ciertas pirámides son multidimensionales y forman octaedros que trabajan en tándem campos geométricos sagrados entre lo físico y lo no físico. Como tales, las pirámides son puertas de entrada a los campos de dimensiones paralelas de lo que se denominaría el "Reino Angélico" o, mejor dicho, el Reino de la Antimateria. El Cristal de Platino en Arkansas está programado de manera única para interactuar con Universos Paralelos y la Resma Angélica de Antimateria. Como tal, el "Despertar" de platino aumentará enormemente la potencia de las pirámides primarias del planeta, especialmente la Gran Pirámide de Giza. De hecho, Giza en la 12ª Ola de 2012 será exponencialmente más poderosa que en cualquier otro momento desde la Edad de Oro de la Atlántida.

Lo que no se cuenta en la mayoría de las suposiciones de la Atlántida en los tiempos actuales es la utilización y, de hecho, la naturaleza de la "Segunda Luna" de la Atlántida. Era un satélite cristalino que era el dispositivo de "control" del sistema. Quedan hasta el día de hoy referencias a la "Segunda Luna" en las Pirámides de los Mayas y de hecho fue referenciada por Ra-Ta a través de Edgar Cayce. Una de las estaciones de acoplamiento del Crystal Satellite estaba en Arkansas cerca de Little Rock, en el área de lo que ahora es el Parque Estatal Toltec Mound Pyramids. Allí existía una alimentación de energía Axialtonal, que conectaba la estación de acoplamiento con el Crysto-Disc en Mount Pinnacle.

Dependiendo de la inclinación del Eje de la Tierra en una época particular del año, un Disco Crysto funcionaría para intensificar y transmitir energías a otros que luego actuarían como dispositivos receptores y dispersarían la energía según fuera necesario. Estos fueron transmitidos a todas las Redes, que incluían el Sistema Crysto Ley, y esta Energía fue la fuente de la que energizó todas las partes del Planeta, particularmente en la Atlántida.

El despertar de cristal

El Despertar Cristalino es a través del Vórtice de Cristal, los Cristales Maestros, el Disco Crysto-Sun y la Rejilla Cristalina definen y respaldan la Ascensión. La Ascensión es verdaderamente la Transición Cristalina. El Cristalino no es meramente minerales, sino que es la vibración del orden perfecto, es la frecuencia de la perfección y, en términos vibratorios, lo que ustedes llaman Impecabilidad. Por impecabilidad nos referimos a alinear las acciones con una creencia precisa. Es 'Caminar tu charla'. Queridos, los minerales conscientes en estados cristalinos son los generadores que apoyan su ascenso hacia energías y dimensiones coherentes.

La energía Cristalina y, de hecho, todo el Reino Mineral se relaciona con la Humanidad a través de medios tanto físicos como etéricos. Siempre ha sido así. La Esencia Cristalina Mineralógica es esencialmente la raíz-resonancia de la misma Fuerza Creativa que formó el Cosmos. Como tales, los Reinos de los Minerales Cristalinos y la Humanidad están intrincadamente relacionados, de modo que uno nunca está fuera de contacto o comunicación sutil con el otro. Verán que sus cuerpos humanos físicos contienen partículas cristalinas y una rica variedad de minerales que son únicamente relativos a la Tierra. En consecuencia, las proporciones armónicas de minerales y partículas cristalinas que se encuentran en sus cuerpos físico y etérico se mantienen en coherente uniformidad con los de la Tierra. Por lo tanto, las proporciones de frecuencia resultantes de la Tierra y la Humanidad se mantienen en un equilibrio necesario para el bienestar y el apoyo de la Humanidad individualmente y en masa.

Maestros, cada nueva Era Cósmica trae consigo cambios y transformaciones. Tanto la Tierra como la Humanidad están experimentando un "Despertar" largamente esperado. Esta metamorfosis incluye el calentamiento global y la modificación de innumerables fenómenos ambientales que se están acelerando a su alrededor. Un aspecto clave de la Nueva Era Cristalina es una "Llamada Clarion" intencionada a los Reinos Cristalino y Mineral de la Tierra para aumentar el flujo de Energía que recibe del Núcleo Interno de la Tierra.

Arkansas y Brasil son compuestos de las dos mayores masas de Cristal de Cuarzo y formas gemológicas asociadas en el Planeta, y son clave para este llamado. Este Clarion-call provoca un estímulo que afecta a toda la Tierra, pero más específicamente a los focos cristalinos mineralógicos que reciben y transmiten potentes patrones energéticos por todo el Planeta Tierra. Pero se extiende a un alcance aún mayor. Porque si bien el Reino Mineralógico de su Planeta de hecho define la Tierra, y es verdaderamente la Forma de Vida 'sensible' más antigua de su Planeta, la diversidad de Recursos Minerales Cristalinos abarca una gran parte de todo el Cosmos.

La anunciada "Ascensión" es entonces, en efecto, la llegada de la nueva Era Cristalina. Traerá el Platinum Ray en el portal 11-11-11 y esto abre los Crysto Discs. Este "Evento" recodificar la Energía Cristalina tanto del Planeta como de la Humanidad.

El Arca de Cristal de la Gravedad

Los Atlantes tenían el conocimiento de la Física Cuántica Hiperdimensional y entendieron que los campos magnéticos específicos en contrarrotación alrededor de los cristales cilíndricos creaban ondas antigravedad.

Habían perfeccionado la capacidad de aplicar efectos de escudo de Ovidio cristalino alrededor de estructuras cristalinas, minerales y oro para crear varias unidades generadoras de campos de energía divergentes hiperdimensionales.

Lo que se denomina el "ARCA del Pacto" se encuentra entre los dispositivos capacitores capaces de ser generadores 'portátiles' de esta y otras formas de Energía. ¡De hecho, había muchas unidades de lo que sus Leyendas denominan el "Arca de la Alianza"!

Los originales de estos condensadores se crearon con el "Cristal de gravedad ARK" y se utilizaron para la antigravitación. El Arca de Cristal de la Gravedad se construyó modificando un enorme Cristal natural en el complejo debajo de Arkansas, cerca del área de los Montículos Toltecas. Al canalizar y refinar los campos magnéticos de los depósitos magnéticos naturales de la piedra imán autóctona de Arkansas, los científicos pudieron dirigir el movimiento de los magnéticos refinados y contrarrestarlos alrededor de cristales de forma especial y campos de cristal con fines antigravitacionales. Estas energías se utilizaron para recargar el "Satélite de Cristal" o Segunda Luna con antigravedad.

(Le diremos que el dispositivo denominado 'Campana nazi' fue un intento infructuoso de recrear este efecto. Los científicos alemanes que trabajaban en la 'Campana nazi' eran, de hecho, parte de los antiguos Técnicos ario-beliales que se permitieron en el otoño de Atlantis para ser entrenados por los Atla-Ra, como parte del gran compromiso de ellos, que hemos comentado anteriormente a través de este Canal. Si hubieran podido completar esa y otras tecnologías, la Segunda Guerra Mundial podría haber tenido un resultado diferente . Nunca se permitió que ocurriera.)

De hecho, los dispositivos cristalinos que se utilizaron para combinar el pensamiento concentrado con la generación antigravitacional de los condensadores fueron parte del proceso utilizado para el método utilizado para levantar bloques de piedra masivos y estructuras de construcción como las pirámides. Puede que le resulte interesante notar que las dimensiones descritas en sus textos religiosos para el Arca del Convento son las mismas dimensiones del Sarcófago en la Cámara de los Reyes de la Gran Pirámide. Decimos que el ARK Crystal todavía está en su lugar.

Los Cristales Atlantes abren la puerta Etérica, los Portales Dimensionales que permitirán a la Humanidad de la Vida basada en el Carbono interactuar con los de la Vida Bioplásmica. Debes entender Maestros, que existes dentro de ambos paralelos multidimensionales.

¡De hecho, ustedes son los sirios, son los pleyadianos y son los arcturanos y mucho más! ¡Ustedes son todas las Chispas multidimensionales del Dios Creador Maestro! ¡Es verdad! La Puerta del Portal se abrirá aún más después de 2011 en el Vórtice Cristalino de Arkansas, y aquellos de ustedes que se conecten a los Cristales Maestros podrán experimentar su propia Multidimensionalidad, con bastante alegría, con bastante facilidad en el tiempo, a medida que desarrollen el cociente de Luz y la impecabilidad. para hacerlo.

Queridos, dentro de la energía del Vórtice de Arkansas, se encuentra una Energía Cristalina como ninguna que hayan experimentado desde la Edad Dorada de la Atlántida hace más de 20.000 años.

Dentro de la frecuencia cuántica cristalina puedes sanar lo que debe ser curado, abrir lo que debe expandirse y ofrecer una alineación extraordinaria al conocimiento de la dicha exquisita. Dentro de esta energía ascendente, podrán conectarse con una Fuerza Cristalina Viviente que ayudará a su expansión Mer-Ka-Na hacia su Divinidad Multidimensional. ¡En el Ser Divino! Es verdad, queridos míos, y ese momento es AHORA.

Maestros, es el Retorno de esa Sociedad Matriarcal, una cultura y energía espiritual de sublime equilibrio, denominada la 'Ley del Uno'. Es la tan esperada "Finalización", el Cambio del Pasado. Es el nuevo comienzo de la Aplicación Espiritual de la Ley del Uno. Es la Ascensión, la Edad Cristalina. y esta vez "lo harás bien".

Maestros, ¡es el fin de la Vieja Energía! Está sucediendo ahora. Es el comienzo de la Nueva Tierra. y comienza en el Vórtice Cristalino, porque lo que se denomina "Ascensión" es la Transición Cristalina.

yo soy Metatrón y eres muy amado!

Para más información sobre las canalizaciones de Arcángel metatrón por James Tyberonn por favor vaya a:


¿Fue la Guerra de los Siete Años la primera vez que se utilizaron perros para llevar mensajes? - Historia

Traducido por Richard Crawley

Decimoséptimo año de la guerra - La campaña de Sicilia - Asunto de los Hermae - Salida de la expedición

El mismo invierno los atenienses resolvieron zarpar de nuevo a Sicilia, con un armamento mayor que el de Laches y Eurymedon, y, si era posible, conquistar la isla, la mayoría de ellos ignorantes de su tamaño y del número de sus habitantes, helénicos y bárbaros, y del hecho de que estaban emprendiendo una guerra no muy inferior a la contra los peloponesios. Porque el viaje alrededor de Sicilia en un mercante no es mucho menos de ocho días y, sin embargo, a pesar de lo grande que es la isla, solo hay dos millas de mar para evitar que sea tierra firme.

Originalmente se colonizó de la siguiente manera, y los pueblos que lo ocuparon son estos. Los primeros habitantes de los que se habla en cualquier parte del país son los cíclopes y los laestrygones, pero no puedo decir de qué raza eran, ni de dónde vinieron ni adónde fueron, y debo dejar a mis lectores con lo que los poetas han dicho de ellos y de lo que se sabe generalmente sobre ellos. Los sicanianos parecen haber sido los siguientes pobladores, aunque pretenden haber sido los primeros y aborígenes pero los hechos demuestran que eran íberos, empujados por los ligures desde el río Sicanus en Iberia. De ellos la isla, antes llamada Trinacria, tomó el nombre de Sicania, y hasta el día de hoy habitan el oeste de Sicilia. En la caída de Ilium, algunos de los troyanos escaparon de los aqueos, llegaron en barcos a Sicilia y se establecieron junto a los sicanianos bajo el nombre general de Elymi, y sus ciudades se llamaron Eryx y Egesta. Con ellos se asentaron algunos de los focios llevados en su camino desde Troya por una tormenta, primero a Libia, y luego de allí a Sicilia. Los sicelos cruzaron a Sicilia desde su primer hogar, Italia, volando desde los opicanos, como dice la tradición y como no parece improbable, en balsas, después de haber visto hasta que el viento puso el estrecho para efectuar la travesía, aunque tal vez hayan navegado en de alguna otra manera. Incluso en la actualidad todavía hay sicel en Italia y el país recibió su nombre de Italia de Italus, un rey de los sicel, así llamado. Estos fueron con una gran hueste a Sicilia, derrotaron a los sicanianos en la batalla y los obligaron a trasladarse al sur y al oeste de la isla, que así pasó a llamarse Sicilia en lugar de Sicania, y después de que cruzaron continuaron disfrutando de las partes más ricas. del país durante casi trescientos años antes de que los helenos llegaran a Sicilia, de hecho, todavía mantienen el centro y el norte de la isla. También había fenicios viviendo en toda Sicilia, que habían ocupado promontorios en las costas del mar y los islotes adyacentes con el propósito de comerciar con los sicelos. Pero cuando los helenos empezaron a llegar en número considerable por mar, los fenicios abandonaron la mayor parte de sus puestos y, reunidos, se establecieron en Motye, Soloeis y Panormus, cerca del Elymi, en parte porque confiaban en su alianza, y también porque estos son los puntos más cercanos para el viaje entre Cartago y Sicilia.

Estos eran los bárbaros de Sicilia, asentados como he dicho. De los helenos, los primeros en llegar fueron los calcidios de Eubea con Thucles, su fundador. Ellos fundaron Naxos y construyeron el altar de Apolo Archegetes, que ahora se encuentra fuera de la ciudad, y sobre el cual los diputados de los juegos se sacrifican antes de zarpar de Sicilia. Siracusa fue fundada al año siguiente por Arquias, uno de los Heráclidas de Corinto, quien comenzó expulsando a los sicelos de la isla sobre la que ahora se encuentra la ciudad interior, aunque ya no está rodeada de agua: con el tiempo, la ciudad exterior. también fue tomada dentro de los muros y se hizo populosa. Mientras tanto, Thucles y los calcidianos partieron de Naxos en el quinto año después de la fundación de Siracusa, y expulsaron a los sicelos por las armas y fundaron Leontini y luego Catana, los catanianos eligieron a Evarchus como su fundador.

Aproximadamente al mismo tiempo Lamis llegó a Sicilia con una colonia de Megara, y después de fundar un lugar llamado Trotilus más allá del río Pantacyas, y luego dejarlo y por un tiempo unirse a los Calcidios en Leontini, fue expulsado por ellos y fundó Thapsus. Después de su muerte, sus compañeros fueron expulsados ​​de Thapsus y fundaron un lugar llamado Hyblaean Megara Hyblon, un rey sicel, que había renunciado al lugar e invitándolos allí. Aquí vivieron doscientos cuarenta y cinco años después de los cuales fueron expulsados ​​de la ciudad y el campo por el tirano siracusano Gelo. Antes de su expulsión, sin embargo, cien años después de haberse establecido allí, enviaron a Pamillus y fundaron Selinus, quien había venido de su madre patria Megara para unirse a ellos en su fundación. Gela fue fundada por Antiphemus de Rodas y Entimus de Creta, quienes se unieron para liderar una colonia allí, en el cuadragésimo quinto año después de la fundación de Siracusa. La ciudad tomó su nombre del río Gelas, el lugar donde ahora se encuentra la ciudadela, y que fue fortificada en un primer momento, se llamó Lindii. Las instituciones que adoptaron fueron Dorian. Cerca de ciento ocho años después de la fundación de Gela, los geloanos fundaron Acragas (Agrigentum), llamado así por el río de ese nombre, e hicieron de Aristonous y Pystilus sus fundadores dando sus propias instituciones a la colonia. Zancle fue fundada originalmente por piratas de Cuma, la ciudad calcidiana en el país de los Opicanos: después, sin embargo, un gran número llegó desde Calcis y el resto de Eubea, y ayudó a poblar el lugar cuyos fundadores fueron Perieres y Crataemenes de Cuma y Calcis. respectivamente. Primero tuvo el nombre de Zancle que le dieron los sicelios, porque el lugar tiene forma de hoz, lo que los sicelos llaman zanclon, pero después de que los colonos originales fueran expulsados ​​luego por algunos samios y otros jonios que desembarcaron en Sicilia volando desde los medos, y los Samianos a su vez no mucho después por Anaxilas, tirano de Rhegium, la ciudad fue colonizada por él con una población mixta, y su nombre cambió a Messina, después de su antiguo país.

Himera fue fundada a partir de Zancle por Euclides, Simus y Sacon, la mayoría de los que fueron a la colonia eran calcidianos, aunque se les unieron algunos exiliados de Siracusa, derrotados en una guerra civil, llamada Myletidae. El idioma era una mezcla de calcidio y dórico, pero las instituciones que prevalecieron fueron el calcidio. Acrae y Casmenae fueron fundadas por los siracusanos Acrae setenta años después de Siracusa, Casmenae casi veinte después de Acrae. Camarina fue fundada por primera vez por los siracusanos, cerca de ciento treinta y cinco años después de la construcción de Siracusa, siendo sus fundadores Daxon y Menecolus. Pero los camarineanos expulsados ​​por las armas por los siracusanos por haberse rebelado, Hipócrates, tirano de Gela, que algún tiempo después recibió su tierra en rescate por algunos prisioneros siracusanos, reubicó Camarina, actuando él mismo como su fundador. Por último, fue nuevamente despoblado por Gelo, y poblado una vez más por tercera vez por los Geloans.

Tal es la lista de los pueblos, helénicos y bárbaros, que habitan Sicilia, y tal la magnitud de la isla que los atenienses ahora se empeñaban en invadir, ambiciosa en verdad de conquistar el conjunto, aunque también tenían el engañoso designio de socorrer a sus habitantes. afines y otros aliados en la isla. Pero fueron especialmente incitados por los enviados de Egesta, que habían llegado a Atenas e invocado su ayuda con más urgencia que nunca. Los egestaeanos habían ido a la guerra con sus vecinos los selinuntinos por cuestiones de matrimonio y territorio en disputa, y los selinuntinos habían conseguido la alianza de los siracusanos y habían presionado a Egesta por tierra y mar. Los egestaeos recordaron ahora a los atenienses la alianza hecha en la época de Laches, durante la antigua guerra de León, y les rogaron que enviaran una flota en su ayuda, y entre una serie de otras consideraciones urgieron como argumento capital que si los siracusanos eran se les permitió quedar impunes por su despoblación de Leontini, arruinar a los aliados que aún quedaban en Atenas en Sicilia, y poner todo el poder de la isla en sus manos, habría el peligro de que algún día vinieran con una gran fuerza, ya que Dorios, en ayuda de sus hermanos dorios, y como colonos, en ayuda de los peloponesios que los habían enviado, y uniéndose a ellos para derribar el imperio ateniense. Los atenienses, por tanto, harían bien en unirse con los aliados que aún les quedaban y en oponerse a los siracusanos, especialmente porque ellos, los egestaos, estaban dispuestos a proporcionar dinero suficiente para la guerra. Los atenienses, al escuchar estos argumentos constantemente repetidos en sus asambleas por los egestaeanos y sus partidarios, votaron primero para enviar enviados a Egesta, para ver si realmente había el dinero del que hablaban en la tesorería y los templos, y al mismo tiempo para averiguar en qué postura se encontraba la guerra con los selinuntinos.

En consecuencia, los enviados de los atenienses fueron enviados a Sicilia. Ese mismo invierno, los lacedemonios y sus aliados, excepto los corintios, entraron en territorio argivo y devastaron una pequeña parte de la tierra, tomaron yugos de bueyes y se llevaron algo de maíz. También establecieron a los exiliados argivos en Orneae, y les dejaron algunos soldados tomados del resto del ejército y después de hacer una tregua por un tiempo determinado, según la cual ni Orneatae ni argivos iban a dañarse el territorio del otro, regresaron a casa con los Ejército.No mucho después, los atenienses llegaron con treinta barcos y seiscientos infantería pesada, y los argivos uniéndose a ellos con todas sus fuerzas, marcharon y sitiaron a los hombres en Orneae durante un día, pero la guarnición escapó por la noche, ya que los sitiadores habían vivaqueado a alguna distancia. . Al día siguiente, los argivos, al descubrirlo, arrasaron Orneae hasta los cimientos y regresaron, después de lo cual los atenienses regresaron a casa en sus barcos. Mientras tanto, los atenienses tomaron por mar a Metone, en la frontera con Macedonia, algunos de los suyos y los exiliados macedonios que estaban en Atenas, y saquearon el país de Pérdicas. Ante esto, los lacedemonios enviaron a los calcidianos tracios, que mantuvieron una tregua con Atenas de diez días a otro, instándolos a unirse a Pérdicas en la guerra, lo que se negaron a hacer. Y terminó el invierno, y con él terminó el decimosexto año de esta guerra de la que Tucídides es el historiador.

A principios de la primavera del verano siguiente llegaron los enviados atenienses de Sicilia, y los egestaeos con ellos, trayendo sesenta talentos de plata sin acuñar, como paga de un mes por sesenta barcos, que debían pedir que les enviaran. Los atenienses celebraron una asamblea y, después de escuchar a los egestaeos y a sus propios enviados un informe, tan atractivo como falso, sobre la situación en general, y en particular en cuanto al dinero, del cual, se dijo, había abundancia en los templos y el tesoro, votó para enviar sesenta barcos a Sicilia, bajo el mando de Alcibíades, hijo de Clinias, Nicias, hijo de Nicerato, y Lamaco, hijo de Jenófanes, quienes fueron nombrados con plenos poderes para ayudar a los Egestaeans contra los Selinuntines, para restaurar Leontini al obtener alguna ventaja en la guerra, y para ordenar todos los demás asuntos en Sicilia como consideren mejor para los intereses de Atenas. Cinco días después de esto se celebró una segunda asamblea, para considerar los medios más rápidos de equipar los barcos y votar cualquier otra cosa que pudieran requerir los generales de la expedición y Nicias, que había sido elegido para el mando en contra de su voluntad, y que Pensó que el estado no estaba bien asesorado, pero con una leve ayuda, un pretexto engañoso aspiraba a la conquista de toda Sicilia, un gran asunto por lograr, se adelantó con la esperanza de desviar a los atenienses de la empresa, y les dio la siguiente consejo:

"Aunque esta asamblea fue convocada para considerar los preparativos para navegar a Sicilia, creo, no obstante, que todavía tenemos esta pregunta por examinar, si es mejor enviar los barcos en absoluto, y que no deberíamos prestar tan poca atención a un asunto de tal momento, o dejarnos persuadir por los extranjeros para emprender una guerra en la que no tenemos nada que ver. hombres para mi persona, no es que crea que un hombre necesita ser peor ciudadano por pensar un poco en su persona y estado, al contrario, un hombre así desearía por su propio bien la prosperidad de su país más que otros, sin embargo, como nunca he hablado en contra de mis convicciones para ganar honor, no empezaré a hacerlo ahora, pero diré lo que creo mejor. En contra de tu carácter, cualquier palabra mía sería lo suficientemente débil si te aconsejara que mantuvieras lo que crees. tengo y no arriesgar lo que es un ac tualmente suyo por ventajas que son dudosas en sí mismas, y que puede o no puede obtener. Por tanto, me contentaré con demostrar que su ardor está fuera de tiempo y que su ambición no es fácil de realizar.

"Afirmo, entonces, que dejas muchos enemigos detrás de ti aquí para ir más allá y traer más contigo. Te imaginas, quizás, que el tratado que has hecho puede ser un tratado que seguirá existiendo nominalmente, mientras mientras guardan silencio -por nominal que se ha vuelto, debido a las prácticas de ciertos hombres aquí y en Esparta- pero que en el caso de un revés serio en cualquier lugar no demoraría un momento a nuestros enemigos en atacarnos primero, porque la convención les fue impuesto por el desastre y fue menos honorable para ellos que para nosotros y, en segundo lugar, porque en esta misma convención hay muchos puntos que todavía están en disputa. Una vez más, algunos de los estados más poderosos nunca han aceptado el acuerdo en absoluto. de estos están en guerra abierta con nosotros, otros (como los lacedemonios aún no se mueven) están restringidos por treguas renovadas cada diez días, y es muy probable que si encuentran nuestro poder dividido, ya que nos apresuramos a dividirlo, nos atacaría vigorosamente con los Siceliots, cuya alianza habrían valorado en el pasado como la de unos pocos. Un hombre debería, por tanto, considerar estos puntos, y no pensar en correr riesgos con un país colocado tan críticamente, o en aferrarse a otro imperio antes de haber asegurado el que ya tenemos, porque de hecho los calcidianos tracios han sido todos estos años en rebelión contra nosotros sin haber sido sometidos todavía, y otros en los continentes nos rinden una obediencia dudosa. Mientras tanto, los egestaeanos, nuestros aliados, han sido agraviados, y corremos para ayudarlos, mientras que los rebeldes que nos han agraviado durante tanto tiempo todavía esperan el castigo.

Y, sin embargo, este último, si se somete, podría mantenerse bajo mientras que los sicilianos, incluso si son conquistados, están demasiado lejos y son demasiado numerosos para ser gobernados sin dificultad. si los conquistamos, mientras que el fracaso nos dejaría en una posición muy diferente a la que ocupamos antes de la empresa. ), en mi opinión, sería incluso menos peligroso para nosotros que antes. En la actualidad, es posible que vengan aquí como estados separados por amor a Lacedemonia; en el otro caso, un imperio difícilmente atacaría a otro porque después de unirse a los peloponesios para derrocar al nuestro, podrían Sólo espero ver a las mismas manos derrocar a las suyas de la misma manera. Los helenos en Sicilia nos temerían más si nunca fuéramos allí, y luego, si después de mostrar nuestro poder nos fuéramos de nuevo lo antes posible. Nosotros todos saben que aquello que está más lejos, y cuya reputación puede ser menos probada, es objeto de admiración al menos al revés. Ellos inmediatamente empezarían a mirarnos con desprecio y se unirían a nuestros enemigos aquí contra nosotros. Ustedes mismos lo han experimentado con respecto a los lacedemonios y sus aliados, a quienes su inesperado éxito, en comparación con lo que temían al principio, los ha hecho despreciar repentinamente, tentando aún más a aspirar a la conquista de Sicilia. Sin embargo, en lugar de envanecerse por las desgracias de vuestros adversarios, debéis pensar en quebrar su espíritu antes de entregaros a la confianza, y comprender que el único pensamiento despertado en los lacedemonios por su deshonra es cómo pueden incluso ahora , si es posible, derrótanos y repara su deshonra, ya que la reputación militar es su estudio más antiguo y principal. Nuestra lucha, por lo tanto, si somos sabios, no será por los bárbaros egestaeanos en Sicilia, sino por cómo defendernos más eficazmente contra las maquinaciones oligárquicas de Lacedaemon.

"También debemos recordar que ahora estamos disfrutando de un respiro de una gran pestilencia y de la guerra, para el no pequeño beneficio de nuestras propiedades y personas, y que es correcto emplearlos en casa en nuestro propio nombre, en lugar de usarlos. ellos en nombre de estos exiliados cuyo interés es mentir lo más justamente posible, que no hacen más que hablar a sí mismos y dejar el peligro a los demás, y que si tienen éxito no mostrarán la debida gratitud, y si fracasan, arrastrarán su amigos de ellos. Y si hay algún hombre aquí, encantado de haber sido elegido para el mando, que le insta a hacer la expedición, sólo por sus propios fines, especialmente si es todavía demasiado joven para mandar, que busque ser admirado por su semental de caballos, pero debido a sus grandes gastos espera obtener algún beneficio de su nombramiento, no permita que tal persona mantenga su esplendor privado a riesgo de su país, pero recuerde que tales personas dañan la fortuna pública mientras malgastan la suya propia. , y que esto es un tapete ter de importancia, y no para que un joven se decida o se apresure a tomar en la mano.

"Cuando veo a esas personas ahora sentadas aquí al lado de ese mismo individuo y convocadas por él, la alarma se apodera de mí y yo, a mi vez, convoco a cualquiera de los hombres mayores que puedan tener una persona así sentada a su lado para que no se permita ser avergonzado, por miedo a ser considerado un cobarde si no vota por la guerra, pero, recordando cuán pocas veces se obtiene el éxito deseando y cuántas veces por previsión, dejarles el loco sueño de la conquista, y como un verdadero amante. de su país, ahora amenazado por el mayor peligro de su historia, para levantar la mano del otro lado para votar que los Siceliots se queden en los límites que ahora existen entre nosotros, límites de los que nadie puede quejarse (el mar Jónico por el viaje costero, y los sicilianos a través del principal abierto), para disfrutar de sus propias posesiones y resolver sus propias disputas que a los egestaeanos, por su parte, se les diga que terminen solos con los selinuntinos la guerra que comenzaron sin consultar a los atenienses y que para el futuro no entremos en a la alianza, como estamos acostumbrados a hacer, con personas a las que debemos ayudar en sus necesidades, y que nunca podrán ayudarnos en las nuestras.

Y tú, Prytanis, si crees que es tu deber cuidar de la república y quieres mostrarte un buen ciudadano, somete la cuestión a votación y toma por segunda vez las opiniones de los atenienses. Temeroso de volver a mover la pregunta, considera que una violación de la ley no puede acarrear ningún prejuicio con tantos cómplices, que serás el médico de tu ciudad descarriada, y que la virtud de los hombres en el cargo es brevemente esta, hacer su país. tanto bien como puedan, o en cualquier caso ningún daño que puedan evitar ".

Tales fueron las palabras de Nicias. La mayoría de los atenienses que se adelantaron se pronunciaron a favor de la expedición, y de no anular lo votado, aunque algunos hablaron del otro lado. Sin embargo, el más ferviente defensor de la expedición fue Alcibíades, hijo de Clinias, que deseaba frustrar a Nicias como su oponente político y también por el ataque que le había hecho en su discurso, y que además era extremadamente ambicioso de un mando mediante el cual esperaba reducir Sicilia y Cartago, y personalmente ganar riqueza y reputación por medio de sus éxitos. Porque el puesto que ocupaba entre los ciudadanos le llevó a complacer sus gustos más allá de lo que sus medios reales le permitirían, tanto en la tenencia de caballos como en el resto de sus gastos y esto más tarde tuvo que ver no poco con la ruina del estado ateniense. . Alarmado por la grandeza de su libertinaje en su propia vida y hábitos, y por la ambición que mostraba en todo lo que emprendía, la masa del pueblo lo posicionaba como un pretendiente a la tiranía, y se convirtió en sus enemigos y aunque públicamente, su conducción de la guerra fue tan buena como se podía desear, individualmente, sus hábitos ofendían a todos y los llevaban a encomendar asuntos a otras manos, y así pronto a arruinar la ciudad. Mientras tanto, se adelantó y dio el siguiente consejo a los atenienses:

"Atenienses, tengo más derecho a mandar que los demás -debo comenzar con esto ya que Nicias me ha atacado- y al mismo tiempo me creo digno de ello. Las cosas por las que soy abusado, dan fama a mi antepasados ​​y para mí, y además para el país lucrar. Los helenos, después de esperar ver nuestra ciudad arruinada por la guerra, concluyeron que era aún más grande de lo que realmente es, en razón de la magnificencia con que la representé en los Juegos Olímpicos. juegos, cuando envié a las listas siete carros, un número nunca antes ingresado por ningún particular, y gané el primer premio, y fui segundo y cuarto, y me cuidé de tener todo lo demás en un estilo digno de mi victoria. tales demostraciones son honorables, y no pueden hacerse sin dejar una impresión de poder. Una vez más, cualquier esplendor que haya exhibido en casa al proporcionar coros o de otra manera, es naturalmente envidiado por mis conciudadanos, pero a los ojos de los extranjeros tiene un aire de fuerza un s en la otra instancia. Y esto no es una locura inútil cuando un hombre, a su costa, no sólo se beneficia a sí mismo, sino a su ciudad; tampoco es injusto que quien se enorgullece de su posición rehúse estar en igualdad de condiciones con los demás. El que está mal tiene todas sus desgracias para sí mismo, y como no vemos hombres cortejados en la adversidad, según el mismo principio, un hombre debería aceptar la insolencia de la prosperidad o, de lo contrario, que primero dé la misma medida a todos, y luego exija que se lo imponga. Lo que sé es que personas de este tipo y todas las demás que han alcanzado alguna distinción, aunque puedan ser impopulares en su vida en sus relaciones con sus semejantes y especialmente con sus iguales, dejan a la posteridad el deseo de reclamar conexión con incluso sin ningún fundamento, y el país al que pertenecían los alaba, no como extraños o malhechores, sino como compatriotas y héroes. Esas son mis aspiraciones, y por mucho que se abuse de mí por ellas en privado, la pregunta es si alguien maneja los asuntos públicos mejor que yo. Habiendo unido los estados más poderosos del Peloponeso, sin gran peligro o gasto para ti, obligué a los lacedemonios a apostar todo por el asunto de un solo día en Mantinea y, aunque victoriosos en la batalla, nunca han recuperado completamente la confianza.

"Así mi juventud y la supuesta locura monstruosa encontraron argumentos adecuados para lidiar con el poder de los peloponesios, y con su ardor ganarse su confianza y prevalecer. Y no temas mi juventud ahora, pero mientras yo todavía estoy en su flor, y Nicias parece afortunado, aprovechen al máximo los servicios de los dos. Tampoco rescindan su resolución de navegar a Sicilia, con el argumento de que iban a atacar a una gran potencia. Las ciudades de Sicilia están pobladas de abigarradas chusma, y ​​fácilmente cambian sus instituciones y adoptan otras nuevas en su lugar y, en consecuencia, los habitantes, sin ningún sentimiento de patriotismo, no están provistos de armas para sus personas, y no se han establecido regularmente en la tierra, todo hombre piensa que ya sea por puede obtener algo a expensas del Estado y luego, en caso de catástrofe, instalarse en otro país y hacer sus preparativos en consecuencia. De una turba como ésta no es necesario busque la unanimidad en el consejo o el concierto en acción, pero probablemente irán uno por uno a medida que obtengan una oferta justa, especialmente si están desgarrados por conflictos civiles, como se nos dice. Además, los Siceliots no tienen tanta infantería pesada como se jactan, así como los helenos generalmente no demostraron ser tan numerosos como cada estado se consideraba a sí mismo, pero Hellas sobrestimó enormemente su número, y apenas ha tenido una fuerza adecuada de infantería pesada a lo largo de todo este período. guerra. Los estados de Sicilia, por lo tanto, por todo lo que puedo oír, se encontrarán como digo, y no he señalado todas nuestras ventajas, porque contaremos con la ayuda de muchos bárbaros, que por su odio a los siracusanos se unirán nosotros al atacarlos ni los poderes en casa demostrarán ningún obstáculo, si juzga correctamente. Nuestros padres con estos mismos adversarios, que se dice que ahora dejaremos atrás cuando naveguemos, y los medos como su enemigo también, pudieron ganar el imperio, dependiendo únicamente de su superioridad en el mar. Los peloponesios nunca tuvieron tan pocas esperanzas contra nosotros como ahora y que sean tan optimistas, aunque lo suficientemente fuertes como para invadir nuestro país aunque nos quedemos en casa, nunca podrán hacernos daño con su armada, ya que dejamos uno de los nuestros. detrás de nosotros que es un partido para ellos.

"En este estado de cosas, ¿qué razón podemos darnos para reprimirnos, o qué excusa podemos ofrecer a nuestros aliados en Sicilia para no ayudarlos? Son nuestros aliados, y estamos obligados a ayudarlos, sin objetar que no nos han ayudado. No los hemos puesto en alianza para que nos ayuden en Hellas, sino para que puedan molestar a nuestros enemigos en Sicilia de tal manera que impidan que vengan aquí y nos ataquen. Es así que el imperio ha sido ganado, tanto por nosotros como por todos los que lo han tenido, por una disposición constante para apoyar a todos, ya sean bárbaros o helenos, que piden ayuda, ya que si todos guardaran silencio o eligieran y eligieran a quién deben ayudar, deberíamos hacer pocas conquistas nuevas, y debería poner en peligro las que ya hemos ganado. Los hombres no se contentan con detener los ataques de un superior, sino que a menudo dan el primer golpe para evitar que se realice el ataque. Y no podemos fijar el punto exacto en el que nuestro imperio se detendrá hemos llegado una posición en la que no debemos contentarnos con retener, sino que debemos planear extenderla, porque, si dejamos de gobernar a otros, corremos el peligro de ser gobernados por nosotros mismos. Tampoco puedes mirar la inacción desde el mismo punto de vista que los demás, a menos que estés preparado para cambiar tus hábitos y hacerlos como los de ellos.

Convéncete, entonces, de que aumentaremos nuestro poder en casa con esta aventura en el extranjero, y hagamos la expedición y humillemos así el orgullo de los peloponesios navegando hacia Sicilia y haciéndoles ver lo poco que nos preocupamos por el paz que ahora disfrutamos y al mismo tiempo nos convertiremos en dueños, como muy fácilmente podemos hacer, de toda la Hellas mediante la adhesión de los helenos sicilianos, o en cualquier caso arruinaremos a los siracusanos, para la no pequeña ventaja de nosotros y nuestros aliados. La facultad de permanecer si tenemos éxito, o de regresar, nos será asegurada por nuestra armada, ya que seremos superiores en el mar a todos los Siceliots juntos. Y no dejemos que la política de no hacer nada que Nicias defensores, o su oposición de los jóvenes contra los viejos, te apartan de tu propósito, pero a la vieja usanza con la que nuestros padres, viejos y jóvenes juntos, con sus consejos unidos llevaron nuestros asuntos a su altura actual, ¿te esfuerzas todavía? para hacerlos avanzar entendiendo que ni la juventud ni la vejez pueden hacer nada el uno sin el otro, pero esa frivolidad, sobriedad y juicio deliberado son más fuertes cuando se unen, y que al hundirse en la inacción, la ciudad, como todo lo demás, se desgastará, y su la habilidad en todo decae, mientras que cada nueva lucha le dará una nueva experiencia y la hará más utilizada para defenderse no de palabra sino de hecho. En resumen, mi convicción es que una ciudad no inactiva por naturaleza no podría elegir una forma más rápida de arruinarse a sí misma que adoptando repentinamente tal política, y que la regla de vida más segura es tomar el carácter y las instituciones de uno para bien o para mal. y estar a la altura de ellos lo más cerca posible ".

Tales fueron las palabras de Alcibíades.Después de escucharlo a él, a los egestaeos y a algunos exiliados leontinos, que se adelantaron recordándoles sus juramentos e implorando su ayuda, los atenienses se volvieron más ansiosos por la expedición que antes. Nicias, percibiendo que ahora sería inútil tratar de disuadirlos con la vieja línea de argumentación, pero pensando que tal vez podría alterar su resolución por la extravagancia de sus estimaciones, se adelantó por segunda vez y dijo lo siguiente:

"Veo, atenienses, que estáis totalmente empeñados en la expedición y, por tanto, espero que todo salga como deseamos, y procedo a daros mi opinión en la coyuntura actual. Por todo lo que he oído, vamos en contra de ciudades que son grandes y no están sujetos el uno al otro, o necesitan un cambio, para estar contentos de pasar de la servidumbre forzada a una condición más fácil, o en el menos probable de aceptar nuestro gobierno a cambio de la libertad y, para tomar sólo el helénico pueblos, son muy numerosos para una isla. Además de Naxos y Catana, que espero que se unan a nosotros por su conexión con Leontini, hay otros siete armados en todos los puntos como nuestro propio poder, en particular Selinus y Siracusa, los principales objetivos de Nuestra expedición. Estos están llenos de infantería pesada, arqueros y dardos, tienen galeras en abundancia y multitudes para tripularlos, también tienen dinero, en parte en manos de particulares, en parte en los templos de Selinus y en Siracusa primicias de algunos de los barbari ans también. Pero su principal ventaja sobre nosotros radica en el número de sus caballos y en el hecho de que cultivan su maíz en casa en lugar de importarlo.

"Contra una potencia de este tipo no será suficiente tener simplemente un armamento naval débil, sino que también querremos un gran ejército de tierra que navegue con nosotros, si queremos hacer algo digno de nuestra ambición, y no vamos a cerrarnos". fuera del campo por una numerosa caballería, especialmente si las ciudades se alarman y combinan, y nos quedamos sin amigos (excepto los egestaeanos) que nos proporcionen caballos para defendernos. Sería una vergüenza tener que retirarnos bajo la obligación , o enviar refuerzos, por falta de reflexión al principio: por lo tanto, debemos partir desde casa con una fuerza competente, ya que vamos a zarpar lejos de nuestro país, y en una expedición no como ninguna que pueda emprender. asumimos la calidad de aliados, entre sus estados súbditos aquí en Hellas, donde los suministros adicionales necesarios se extrajeron fácilmente del territorio amigo, pero nos estamos aislando y nos vamos a una tierra completamente extraña, de la cual durante cuatro meses en ganar Pero ni siquiera es fácil para un mensajero llegar a Atenas.

"Creo, por tanto, que deberíamos tomar un gran número de infantería pesada, tanto de Atenas como de nuestros aliados, y no sólo de nuestros súbditos, sino también de cualquiera que podamos conseguir por amor o por dinero en el Peloponeso, y gran número también de arqueros y honderos, para hacer frente al caballo siciliano. Mientras tanto, debemos tener una superioridad abrumadora en el mar, para permitirnos llevar más fácilmente lo que queremos y debemos llevar nuestro propio maíz en barcos mercantes, que es decir, trigo y cebada tostada, y panaderos de los molinos obligados a servir a cambio de una paga en la proporción adecuada para que, en caso de que estemos atados por el clima, el armamento no necesite provisiones, ya que no todas las ciudades serán capaces de entretener a números como los nuestros. También debemos proveernos de todo lo demás en la medida de lo posible, para no depender de los demás y sobre todo debemos llevarnos de casa la mayor cantidad de dinero posible, ya que las sumas hablaban de como estén listos en Egesta, puede que lo esté seguro, en hablar que de cualquier otra manera.

"De hecho, incluso si dejamos Atenas con una fuerza no solo igual a la del enemigo, excepto en el número de infantería pesada en el campo, sino incluso en todos los puntos superiores a él, todavía nos resultará difícil conquistar Sicilia o salvar No debemos disfrazarnos de nosotros mismos que vamos a fundar una ciudad entre extraños y enemigos, y que quien emprende tal empresa debe estar preparado para convertirse en dueño del país el primer día que aterrice, o si no lo encuentra todo Temiendo esto, y sabiendo que necesitaremos muchos buenos consejos y más buena fortuna, una cuestión difícil a la que aspirar un hombre mortal, deseo, en la medida de lo posible, independizarme de la fortuna antes de zarpar, y cuando navego, estar tan seguro como una fuerza fuerte me lo permita. Creo que esto es lo más seguro para el país en general y lo más seguro para nosotros, los que vamos a ir a la expedición. Si alguien piensa de otra manera, renuncio a él. mi comando ".

Con esto concluyó Nicias, pensando que o bien disgustaría a los atenienses por la magnitud de la empresa o, si se veía obligado a embarcarse en la expedición, lo haría de la manera más segura posible. Los atenienses, sin embargo, lejos de dejarse arrebatar el gusto por la travesía por la carga de los preparativos, se volvieron más ansiosos que nunca y sucedió todo lo contrario de lo que había pensado Nicias, pues se decía que había dado buenos resultados. consejo, y que la expedición sería la más segura del mundo. Todos por igual se enamoraron de la empresa. Los hombres mayores pensaron que o subyugarían los lugares contra los que iban a navegar, o en todo caso, con una fuerza tan grande, no encontrarían ningún desastre a los que estaban en la flor de la vida sintieron un anhelo de vistas y espectáculos extranjeros, y habían Sin duda, volverían a casa sanos y salvos, mientras que la idea de la gente común y los soldados era ganar un salario en ese momento y hacer conquistas que proporcionarían un fondo de pago interminable para el futuro. Con este entusiasmo de la mayoría, los pocos a los que no les gustó, temieron parecer antipatrióticos al levantar sus manos contra él, y por eso se quedaron callados.

Por fin, uno de los atenienses se adelantó, llamó a Nicias y le dijo que no debía poner excusas ni aplazarlas, sino decir de inmediato ante ellos todas las fuerzas que los atenienses debían votarle. Sobre esto, dijo, no sin renuencia, que aconsejaría sobre el asunto con más tranquilidad con sus colegas, sin embargo, por lo que podía ver en la actualidad, debían navegar con al menos cien galeras; los atenienses proporcionarían tantos transportes como pudieran. podría determinar, y enviar a buscar a otros de los aliados: no menos de cinco mil infantes pesados ​​en total, atenienses y aliados, y si es posible más y el resto del armamento en proporción, arqueros de casa y de Creta, y honderos, y cualquier otra cosa. puede parecer deseable, ser preparado por los generales y llevado con ellos.

Al oír esto, los atenienses votaron de inmediato que los generales debían tener plenos poderes en el asunto del número del ejército y de la expedición en general, para hacer lo que juzgaran mejor para los intereses de Atenas. Después de esto, se iniciaron los preparativos, se enviaron mensajes a los aliados y se redactaron las listas en casa. Y como la ciudad acababa de recuperarse de la plaga y la larga guerra, y habían crecido varios jóvenes y se había acumulado capital a causa de la tregua, todo era más fácil de conseguir.

En medio de estos preparativos, todas las Hermae de piedra de la ciudad de Atenas, es decir, las habituales figuras cuadradas, tan comunes en los portales de casas particulares y templos, tuvieron en una noche la mayoría de sus tarifas mutiladas. Nadie sabía quién lo había hecho, pero se ofrecieron grandes recompensas públicas para encontrar a los autores y además se votó que cualquier persona que supiera que se había cometido algún otro acto de impiedad debía venir y dar información sin temor a las consecuencias, ya sea que fuera ciudadano, extranjero o esclavo. El asunto se tomó más en serio, ya que se pensó que era un mal presagio para la expedición y que formaba parte de una conspiración para provocar una revolución y trastornar la democracia.

En consecuencia, algunos extraterrestres residentes y sirvientes del cuerpo dieron información, no sobre los Hermae, sino sobre algunas mutilaciones previas de otras imágenes perpetradas por hombres jóvenes en una fiesta de borrachos, y de fingidas celebraciones de los misterios, que se afirmaba que tenían lugar en casas privadas. Alcibíades al estar implicado en este cargo, fue tomado por aquellos que menos pudieron soportarlo, porque se interpuso en el camino para obtener la dirección tranquila de la gente, y que pensó que si una vez fuera destituido, el primer lugar sería suyo. En consecuencia, estos magnificaron el asunto y proclamaron en voz alta que el asunto de los misterios y la mutilación de los Hermae eran parte integral de un plan para derrocar la democracia, y que nada de todo esto se había hecho sin Alcibíades, las pruebas alegadas eran el general y licencia antidemocrática de su vida y hábitos.

Alcibíades repelió en el acto los cargos en cuestión, y también antes de emprender la expedición, cuyos preparativos ya estaban terminados, se ofreció a comparecer ante su juicio, para que se viera si era culpable de los hechos que se le imputaban por querer ser juzgado. castigado si es declarado culpable, pero, si es absuelto, tomar el mando. Mientras tanto, protestaba contra que recibieran calumnias contra él en su ausencia, y les rogaba que lo mataran de inmediato si era culpable, y señaló la imprudencia de enviarlo al frente de un ejército tan numeroso, con tan seriedad. una acusación aún indecisa. Pero sus enemigos temían que tuviera el ejército para él si lo juzgaban de inmediato, y que la gente podría ceder en favor del hombre a quien ya acariciaban como la causa de que los argivos y algunos de los mantineanos se unieran a la expedición, y Hicieron todo lo posible para que se rechazara esta proposición, presentando otros oradores que dijeron que en este momento debería zarpar y no retrasar la salida del ejército, y ser juzgado a su regreso dentro de un número fijo de días, su plan era enviarlo y traído a casa para ser juzgado por algún cargo más grave, que podrían levantar más fácilmente en su ausencia. En consecuencia, se decretó que debía navegar.

Después de esto tuvo lugar la salida hacia Sicilia, siendo ahora a mediados del verano. La mayoría de los aliados, con los transportes de maíz y las embarcaciones menores y el resto de la expedición, ya habían recibido órdenes de reunirse en Corcira, de cruzar el mar Jónico desde allí en un cuerpo hasta el promontorio japigio. Pero los atenienses mismos, y los de sus aliados que estaban con ellos, bajaron al Pireo el día señalado al amanecer, y comenzaron a tripular los barcos para hacerse a la mar. Con ellos bajó también toda la población, se puede decir, de la ciudad, tanto ciudadanos como extranjeros los habitantes del país cada uno escoltando a los que les pertenecían, sus amigos, sus parientes o sus hijos, con la esperanza y el lamento de sus hijos. De manera que pensaban en las conquistas que esperaban hacer, o en los amigos a quienes tal vez no volverían a ver, considerando el largo viaje que iban a hacer desde su país. De hecho, en este momento, cuando estaban a punto de separarse el uno del otro, el peligro se hizo más evidente para ellos que cuando votaron a favor de la expedición, aunque la fuerza del armamento y la profusa provisión que observaron en todos los departamentos , era un espectáculo que no podía dejar de consolarlos. En cuanto a los extranjeros y el resto de la multitud, simplemente fueron a ver un espectáculo que valía la pena mirar y pasar toda creencia.

De hecho, este armamento que zarpó por primera vez fue, con mucho, la fuerza helénica más costosa y espléndida que jamás había sido enviada por una sola ciudad hasta ese momento. En el mero número de barcos e infantería pesada que contra Epidauro bajo Pericles, y lo mismo cuando fue contra Potidea bajo Hagnon, no fue inferior al contener cuatro mil infantes pesados ​​atenienses, trescientos caballos y cien galeras acompañadas de cincuenta lesbianas y Barcos de Chian y muchos aliados además. Pero estos fueron enviados en un viaje corto y con escaso equipo. La presente expedición se formó en la contemplación de un largo período de servicio por tierra y mar por igual, y fue equipada con barcos y tropas para estar listos para cualquiera de los dos según se requiera. La flota había sido cuidadosamente equipada a un gran costo para los capitanes y el estado, la tesorería, dando una dracma por día a cada marinero, y proporcionando barcos vacíos, sesenta hombres de guerra y cuarenta transportes, y tripulándolos con las mejores tripulaciones posibles mientras Los capitanes dieron una recompensa además de la paga del tesoro a los thranitae y a las tripulaciones en general, además de gastar generosamente en mascarones y equipos, y todos y cada uno de ellos hicieron los máximos esfuerzos para permitir que sus propios barcos se destacaran en belleza y navegación rápida. . Mientras tanto, las fuerzas terrestres habían sido elegidas entre las mejores listas y competían entre sí para prestar gran atención a sus armas y pertrechos personales. De esto resultó no solo una rivalidad entre ellos en sus diferentes departamentos, sino una idea entre el resto de los helenos de que era más una demostración de poder y recursos que un armamento contra un enemigo. Porque si alguien hubiera contado el gasto público del Estado y el desembolso privado de los individuos, es decir, las sumas que el Estado ya había gastado en la expedición y estaba enviando en manos de los generales, y aquellos que los individuos habían gastado en su equipo personal, o como los capitanes de galeras habían dispuesto y aún debían depositar en sus barcos y si había agregado a esto el dinero del viaje que probablemente cada uno se habría provisto, independientemente de la paga de la tesorería, para un viaje de tal longitud, y lo que los soldados o comerciantes se llevaron con ellos para intercambiarlos, se habría encontrado que muchos talentos en total estaban siendo sacados de la ciudad. De hecho, la expedición se hizo no menos famosa por su maravillosa audacia y por el esplendor de su apariencia, que por su fuerza abrumadora en comparación con los pueblos contra los que estaba dirigida, y por el hecho de que este fue el trayecto más largo desde casa hasta ahora intentado. y la más ambiciosa en sus objetivos considerando los recursos de quienes la emprendieron.

Estando ya tripulados los barcos, y embarcado todo lo que pretendían zarpar, la trompeta mandaba silencio, y las oraciones habituales antes de hacerse a la mar se ofrecían, no en cada barco por sí solo, sino por todos juntos a la voz de un heraldo y cuencos de vino se mezclaron con todo el armamento, y los soldados y sus oficiales hicieron libaciones en copas de oro y plata. En sus oraciones se unieron también las multitudes en tierra, los ciudadanos y todos los demás que les deseaban lo mejor. El himno cantado y las libaciones terminaron, se hicieron a la mar, y primero en columna, luego corrieron hasta Egina, y así se apresuraron a llegar a Corcira, donde también se estaban reuniendo el resto de las fuerzas aliadas.

Decimoséptimo año de la guerra - Fiestas en Siracusa - Historia de Harmodius y Aristogiton - Deshonra de Alcibíades

Mientras tanto, en Siracusa llegaban noticias de muchos sectores de la expedición, pero durante mucho tiempo no encontraron ninguna credibilidad. En efecto, se celebró una asamblea en la que, como se verá, los discursos fueron pronunciados por diferentes oradores, creyendo o contradiciendo el relato de la expedición ateniense entre los que se adelantó Hermócrates, hijo de Hermón, convencido de que conocía la verdad del asunto, y dio el siguiente consejo:

Aunque tal vez no se me creerá mejor que a otros cuando hablo de la realidad de la expedición, y aunque sé que aquellos que hacen o repiten declaraciones que no creen dignas de creer no solo no obtienen conversos, sino que son considerados tontos por sus dolores, ciertamente no tendré miedo de callarme cuando el estado esté en peligro, y cuando esté convencido de que puedo hablar con más autoridad sobre el asunto que otras personas. partió contra nosotros con una gran fuerza, naval y militar, supuestamente para ayudar a los egestaeanos y restaurar Leontini, pero realmente para conquistar Sicilia, y sobre todo nuestra ciudad, que una vez ganada, el resto, creen, lo seguirá fácilmente. por lo tanto, dediquen sus mentes a verlos rápidamente aquí, y vean cuál es la mejor manera de repelerlos con los medios que tienen a su alcance, y ser tomados por sorpresa al despreciar las noticias, o descuidar el bien común al no creer en ellas. Los que me creen no deben desanimarse ante la fuerza o la osadía del enemigo. No podrán hacernos más daño que nosotros, ni tampoco la grandeza de su armamento carece de ventaja para nosotros. En efecto, cuanto mayor sea, mejor, con respecto al resto de los Siceliots, a quienes la consternación hará más dispuestos a unirse a nosotros y si los derrotamos o los ahuyentamos, decepcionados de los objetos de su ambición (porque no temo por un momento en que obtendrán lo que quieren), será una hazaña de lo más gloriosa para nosotros y, a mi juicio, de ninguna manera improbable. De hecho, pocos han sido los grandes armamentos, helénicos o bárbaros, que se han alejado de casa y han tenido éxito. No pueden ser más numerosos que la gente del país y sus vecinos, todos los cuales temen leguas juntas y si fracasan por falta de suministros en tierra extranjera, a aquellos contra quienes se trazaron sus planes, sin embargo, dejan renombre, aunque ellos mismos pueden haber sido la causa principal de su propio malestar. Así, estos mismos atenienses se levantaron por la derrota de los medos, en gran medida debido a causas accidentales, del mero hecho de que Atenas había sido el objeto de su ataque y este también puede ser el caso de nosotros.

Por lo tanto, comencemos con confianza los preparativos aquí, enviemos y confirmemos a algunos de los sicel, y obtengamos la amistad y la alianza de otros, y enviemos enviados al resto de Sicilia para demostrar que el peligro es común a todos y a Italia. para conseguir que se conviertan en nuestros aliados o, en todo caso, que se nieguen a recibir a los atenienses. También creo que sería mejor enviarlos a Cartago, ya que de ninguna manera están allí sin aprensión, pero es su temor constante que los Los atenienses tal vez un día ataquen su ciudad, y tal vez piensen que ellos mismos sufrirán dejando que Sicilia sea sacrificada, y estén dispuestos a ayudarnos secretamente, si no abiertamente, de una manera si no de otra. así, si quieren, de cualquiera de los de hoy, ya que poseen la mayor parte del oro y la plata, por lo que la guerra, como todo lo demás, florece. Enviemos también a Lacedemonia y Corinto, y pidamos que vengan aquí y nos ayuden como cuanto antes, y para mantener viva la guerra en Hellas. Pero lo verdadero de todos los demás, en mi opinión, por hacer en este momento, es lo que tú, con tu amor constitucional por la tranquilidad, tardarás en ver, y lo que, sin embargo, debo mencionar.Si nosotros, los siceliotas, todos juntos, o al menos tantos como sea posible además de nosotros, solo lanzaríamos toda nuestra armada con provisiones para dos meses, y nos encontráramos con los atenienses en Tarento y el promontorio Iapygian, y les demostraríamos eso antes de luchar por Sicilia, primero deben luchar por su paso a través del mar Jónico, debemos desanimar a su ejército y hacer que piensen que tenemos una base para nuestra defensa, porque Tarentum está listo para recibirnos, mientras ellos tienen un mar ancho para cruzar con todo su armamento, que difícilmente podría mantener su orden durante un viaje tan largo, y sería fácil para nosotros atacar a medida que avanzaba lentamente y en pequeños destacamentos. Por otro lado, si aligeraran sus embarcaciones y juntaran sus veloces veleros y con ellos nos atacaran, podríamos caer sobre ellos cuando estuvieran cansados ​​de remar, o si no decidiéramos hacerlo, podríamos retirarse a Tarento mientras ellos, habiendo cruzado con pocas provisiones sólo para dar batalla, se verían mal en lugares desolados, y tendrían que quedarse y ser bloqueados, o intentar navegar a lo largo de la costa, abandonando el resto de sus armamento, y desanimarse aún más al no saber con certeza si las ciudades los recibirían. En mi opinión, esta consideración por sí sola sería suficiente para disuadirlos de partir de Corcyra y que, deliberando y reconociendo nuestro número y paradero, dejarían que la temporada continuara hasta que llegara el invierno o, confundidos por una circunstancia tan inesperada, interrumpiría la expedición, especialmente porque, según he oído, su general más experimentado ha tomado el mando en contra de su voluntad, y se aferraría a la primera excusa ofrecida por cualquier demostración seria nuestra. Estoy seguro de que también se nos debe informar como más numerosos de lo que realmente somos, y las mentes de los hombres se ven afectadas por lo que escuchan, y además de ser los primeros en atacar, o para demostrar que tienen la intención de defenderse de un ataque, inspiran más miedo porque los hombres ven que están preparados para la emergencia. Este sería el caso de los atenienses en la actualidad. Ahora nos atacan con la creencia de que no resistiremos, teniendo derecho a juzgarnos severamente porque no ayudamos a los lacedemonios a aplastarlos, pero si nos vieran mostrando un coraje para el que no están preparados, lo harían. estar más consternados por la sorpresa de lo que jamás podrían estar por nuestro poder real. Quisiera persuadirlos de que demuestren este coraje, pero si no puede ser así, no pierda un momento en la preparación general para la guerra y recuerde a todos ustedes que el desprecio por un asaltante se demuestra mejor por la valentía en la acción, pero que para En el presente, el mejor camino es aceptar los preparativos que inspira el miedo como la más segura promesa de seguridad, y actuar como si el peligro fuera real. Que los atenienses vienen a atacarnos y que ya están en el viaje, y todos menos aquí, de eso estoy seguro ".

Hasta aquí habló Hermócrates. Mientras tanto, la gente de Siracusa estaba en gran disputa entre ellos, algunos sostenían que los atenienses no tenían idea de venir y que no había verdad en lo que él decía, algunos preguntaban si venían, qué daño podían hacer que no se les devolvería diez veces más. regresar mientras que otros tomaron a la ligera todo el asunto y lo convirtieron en ridículo. En resumen, eran pocos los que le creían a Hermócrates y temían por el futuro. Mientras tanto Atenágoras, el líder del pueblo y muy poderoso en ese momento con las masas, se adelantó y habló de la siguiente manera:

"Para los atenienses, el que no desea que sean tan descarriados como se supone que deben ser, y que vengan aquí para convertirse en nuestros súbditos, es un cobarde o un traidor a su país, mientras que los que llevan tales noticias y te llenan de tanta alarma, me maravillo menos de su audacia que de su locura si se jactan de que no vemos a través de ellas. El hecho es que tienen sus motivos privados para tener miedo, y ciudad en consternación al ver sus propios terrores arrojados a la sombra por la alarma pública. En resumen, esto es lo que valen estos informes: no surgen por sí mismos, sino que son inventados por hombres que siempre están causando agitación aquí en Sicilia. si está bien aconsejado, no se dejará guiar en su cálculo de probabilidades por lo que estas personas le digan, sino por lo que es probable que hagan los hombres astutos y de gran experiencia, como estimo que son los atenienses. no es probable que abandonaran el Peloponn Los esianos detrás de ellos, y antes de que hayan terminado bien la guerra en Hellas, vengan sin motivo alguno en busca de una nueva guerra tan ardua en Sicilia, de hecho, a mi juicio, están muy contentos de que no vayamos a atacarlos, ya que son tantos. y ciudades tan grandes como nosotros.

"Sin embargo, si vinieran como se informa, considero que Sicilia está mejor preparada para seguir adelante con la guerra que el Peloponeso, ya que está en todos los puntos mejor preparada, y nuestra ciudad por sí misma es mucho más que un rival para este pretendido ejército de invasión, incluso si fuera el doble de grande otra vez. Sé que no tendrán caballos con ellos, ni conseguirán ninguno aquí, excepto algunos tal vez de los egestaeanos o podrán traer una fuerza de infantería pesada igual en número a la nuestra, en barcos que ya tendrá bastante que hacer para recorrer toda esta distancia, por muy ligera que sea, por no hablar del transporte de las otras provisiones necesarias frente a una ciudad de esta magnitud, que no será poca cantidad. De hecho, tan fuerte es mi opinión sobre el tema, que no veo bien cómo podrían evitar la aniquilación si traen consigo otra ciudad tan grande como Siracusa, y se establecen y llevan a cabo la guerra desde nuestra frontera, y mucho menos pueden esperar tener éxito con toda Sicilia hostil a ellos. , como será toda Sicilia, y con sólo un campamento levantado desde los barcos, y compuesto de tiendas y artículos de primera necesidad, de los que no podrían moverse muy lejos por temor a nuestra caballería.

"Pero los atenienses ven esto como les digo, y tengo razones para saber que están cuidando sus posesiones en casa, mientras que las personas aquí inventan historias que ni son verdaderas ni lo serán. Tampoco es la primera vez que veo estas personas, cuando no pueden recurrir a los hechos, tratando con tales historias y con otras aún más abominables de asustar a tu pueblo y poner en sus manos el gobierno: es lo que veo siempre. Y no puedo evitar temer que, al intentarlo tantas veces, puedan uno El día tiene éxito y que, mientras no nos sintamos inteligentes, podemos resultar demasiado débiles para la tarea de prevención o, cuando se conoce a los infractores, de persecución. El resultado es que nuestra ciudad rara vez está en reposo, pero está sujeta a constantes problemas y contiendas tan frecuentes contra ella misma como contra el enemigo, por no hablar de tiranías ocasionales y cábalas infames. ganando a ustedes, los muchos, y castigando a los autores de tales maquinaciones, no solo cuando son atrapados en el acto, una hazaña difícil de lograr, sino también por lo que tienen el deseo, aunque no el poder de hacer, ya que es necesario castigar a un enemigo no solo por lo que hace, sino también de antemano. por lo que se propone hacer, si el primero en relajar la precaución no sería también el primero en sufrir. También reprenderé, vigilaré y, en ocasiones, advertiré a unos pocos, la forma más eficaz, en mi opinión, de apartarlos de sus malos caminos. Y después de todo, como he preguntado a menudo, ¿qué tendrían ustedes, jóvenes? ¿Ocuparía el cargo de una vez? La ley lo prohíbe, una ley promulgada más bien porque no eres competente que para deshonrarte cuando eres competente. Mientras tanto, ¡no estarías en igualdad legal con la mayoría! Pero, ¿cómo puede ser correcto que los ciudadanos de un mismo estado sean considerados indignos de los mismos privilegios? "Se dirá, quizás, que la democracia no es ni sabia ni equitativa, pero que los poseedores de la propiedad son también los más capacitados para gobernar. Yo digo, por el contrario, primero, que la palabra demos, o pueblo, incluye la totalidad Estado, la oligarquía sólo una parte a continuación, que si los mejores guardianes de la propiedad son los ricos y los mejores consejeros los sabios, ninguno puede oír y decidir tan bien como la mayoría y que todos estos talentos, individual y colectivamente, tienen su lugar justo. en democracia. Pero una oligarquía da a la mayoría su parte del peligro, y no contenta con la mayor parte se lleva y se queda con la totalidad de las ganancias y esto es a lo que aspiran los poderosos y los jóvenes entre ustedes, pero en una gran ciudad no pueden posiblemente obtener.

Pero incluso ahora, hombres necios, los más insensatos de todos los helenos que conozco, si no perciben la maldad de sus designios, o los más criminales si tienen ese sentido y aún se atreven a perseguirlos ... incluso ahora, si no es un caso de arrepentimiento, aún puede aprender sabiduría y así promover el interés del país, el interés común de todos nosotros. Reflexione que en la prosperidad del país los hombres de mérito en sus filas tendrán una participación y una participación mayor que la gran masa de tus compatriotas, pero que si tienes otros designios corres el riesgo de que te despojen de todo y desistas de informes como estos, ya que la gente conoce tu objeto y no lo tolerará. Si llegan los atenienses , esta ciudad los rechazará de una manera digna de sí misma, tenemos además, generales que se ocuparán de este asunto. Y si nada de esto es cierto, como me inclino a creer, la ciudad no se dejará llevar por el pánico por su inteligencia. , o imponerse una servidumbre auto-elegida eligiéndote para sus gobernantes la ciudad misma estudiará el asunto, juzgará tus palabras como si fueran actos y, en lugar de dejarse privar de su libertad escuchándote, se esforzará por preservar esa libertad, cuidando tener siempre a mano los medios para hacerse respetar ".

Tales fueron las palabras de Atenágoras. Uno de los generales se puso de pie y detuvo a cualquier otro orador que se acercara, añadiendo estas propias palabras con referencia al asunto en cuestión: "No es bueno que los oradores se calumnien entre sí, o que sus oyentes los entretengan más bien deberíamos mirar a la inteligencia que hemos recibido, y ver cómo cada hombre por sí mismo y la ciudad en su conjunto puede prepararse mejor para repeler a los invasores. Incluso si no hay necesidad, no hay daño en el estado que se proporciona con caballos y armas y todas las demás insignias de guerra, y nos comprometeremos a encargarnos de ello y a enviarlo a las ciudades para que reconozcan y hagan todo lo que pueda parecer deseable. descubrimos que será presentado ante ti ". Después de estas palabras del general, los siracusanos se retiraron de la asamblea.

Mientras tanto, los atenienses con todos sus aliados habían llegado a Corcira. Aquí los generales empezaron por revisar de nuevo el armamento, y acordaron el orden en el que debían anclar y acampar, y dividiendo toda la flota en tres divisiones, asignadas una a cada uno de ellos, para evitar navegar todos juntos y ser así avergonzados de agua, refugio o provisiones en las estaciones en las que pudieran tocar, y al mismo tiempo estar en general mejor ordenados y más fáciles de manejar, ya que cada escuadrón tiene su propio comandante. Luego enviaron tres barcos a Italia y Sicilia para averiguar cuál de las ciudades los recibiría, con instrucciones de encontrarse con ellos en el camino y avisarles antes de llegar a tierra.

Después de esto, los atenienses pesaron desde Corcira y procedieron a cruzar a Sicilia con un armamento que ahora constaba de ciento treinta y cuatro galeras en total (además de dos cincuenta remos de Rodas), de las cuales cien eran barcos atenienses, sesenta hombres de -guerra, y cuarenta buques de tropas- y el resto de Quíos y los demás aliados cinco mil cien infantes pesados ​​en total, es decir, mil quinientos ciudadanos atenienses de los rollos de Atenas y setecientos Thetes enviados como marines, y el resto de tropas aliadas, algunas de ellas súbditos atenienses, y además de estos quinientos argivos y doscientos cincuenta mantineos que servían a sueldo cuatrocientos ochenta arqueros en total, ochenta de los cuales eran cretenses, setecientos honderos de Rodas, ciento veinte exiliados con armas ligeras de Megara y un transporte de caballos que transportaba treinta caballos.

Tal fue la fuerza del primer armamento que zarpó hacia la guerra. Los suministros para esta fuerza fueron transportados por treinta barcos de carga cargados de maíz, que transportaron a los panaderos, canteros y carpinteros, y las herramientas para levantar fortificaciones, acompañados de cien barcos, como los primeros presionados en el servicio, además de muchos otros barcos y barcos de carga que siguieron el armamento voluntariamente con fines comerciales, todos los cuales ahora salieron de Corcira y cruzaron el mar Jónico juntos. Toda la fuerza que desembarcó en el promontorio japigio y Tarento, con más o menos buena suerte, se extendió a lo largo de las costas de Italia, las ciudades cerraron sus mercados y puertas contra ellos, y no les concedieron nada más que agua y libertad para anclar, y Tarento y Locri ni siquiera eso, hasta que llegaron a Rhegium, el punto extremo de Italia. Aquí finalmente se reunieron y, al no ser admitidos dentro de las murallas, instalaron un campamento en las afueras de la ciudad en el recinto de Artemisa, donde también se les proporcionó un mercado, y sacaron sus barcos a la costa y se mantuvieron en silencio. Mientras tanto, abrieron negociaciones con los regios y los llamaron como calcidianos para ayudar a sus parientes leontos, a lo que los regios respondieron que no se pondrían del lado de ninguna de las partes, sino que debían esperar la decisión del resto de los italianos y hacer lo que ellos hicieron. . Ante esto, los atenienses comenzaron a considerar cuál sería la mejor acción a tomar en los asuntos de Sicilia, y mientras tanto esperaban a que los barcos enviados regresaran de Egesta, para saber si realmente estaba allí el dinero mencionado por el mensajeros en Atenas.

Mientras tanto, llegaron de todas partes a los siracusanos, así como de sus propios oficiales enviados a reconocer, las noticias positivas de que la flota estaba en Rhegium, por lo que dejaron a un lado su incredulidad y se entregaron en corazón y alma al trabajo de preparación. . Se enviaron guardias o enviados, según el caso, a los sicelos, se colocaron guarniciones en los puestos de los Peripoli en el campo, se revisaron los caballos y las armas en la ciudad para ver que no faltaba nada, y se tomaron todas las demás medidas para prepararse. por una guerra que podría estar sobre ellos en cualquier momento.

Mientras tanto, los tres barcos que habían sido enviados llegaron de Egesta a los atenienses en Rhegium, con la noticia de que, lejos de ser las sumas prometidas, todo lo que se podía producir eran treinta talentos. Los generales se sintieron un poco descorazonados al estar tan decepcionados al principio, y por la negativa a unirse a la expedición de los Regianos, la gente que primero habían tratado de ganar y con la que habían tenido más razones para contar, desde su relación con los Leontinos y la amistad constante por Atenas. Si Nicias estaba preparado para la noticia de Egesta, sus dos compañeros se sorprendieron por completo. Los egestaeos habían recurrido a la siguiente estratagema, cuando los primeros enviados de Atenas vinieron a inspeccionar sus recursos. Llevaron a los enviados en cuestión al templo de Afrodita en Eryx y les mostraron los tesoros allí depositados: cuencos, cucharones de vino, incensarios y una gran cantidad de otras piezas de plato, que de ser de plata daban una impresión de riqueza bastante. fuera de proporción con su valor realmente pequeño. También entretuvieron en privado a las tripulaciones de los barcos, y recogieron todas las copas de oro y plata que pudieron encontrar en la propia Egesta o que pudieron tomar prestadas en las ciudades vecinas fenicias y helénicas, y cada una las llevó a los banquetes como propias y como todas usadas. casi lo mismo, y en todas partes se mostraba una gran cantidad de platos, el efecto fue deslumbrante sobre los marineros atenienses, y les hizo hablar en voz alta de las riquezas que habían visto cuando regresaron a Atenas. Los incautos en cuestión, que a su vez habían persuadido al resto, cuando se difundió la noticia de que no había el dinero que se suponía en Egesta, fueron muy culpados por los soldados.

Mientras tanto, los generales consultaban sobre lo que se debía hacer. La opinión de Nicias era zarpar con todo el armamento a Selinus, el principal objeto de la expedición, y si los egestaeos podían proporcionar dinero para toda la fuerza, asesorar en consecuencia, pero si no podían, exigirles que suministraran provisiones para el ejército. sesenta barcos que habían pedido, para quedarse y resolver los asuntos entre ellos y los Selinuntines, ya sea por la fuerza o por acuerdo, y luego atravesar las otras ciudades, y después de mostrar el poder de Atenas y demostrar su celo por sus amigos y aliados. , para navegar de regreso a casa (a menos que tuvieran alguna oportunidad repentina e inesperada de servir a los Leontinos, o de traer algunas de las otras ciudades), y no poner en peligro al estado desperdiciando sus recursos de origen.

Alcibíades dijo que una gran expedición como la actual no debe deshonrarse partiendo sin haber hecho nada, deben enviarse heraldos a todas las ciudades excepto a Selinus y Siracusa, y deben hacerse esfuerzos para hacer que algunos de los sicelios se rebelen contra los siracusanos y para obtener la amistad de los demás, para tener maíz y tropas y, en primer lugar, para ganar al mesinés, que estaba justo en el paso y la entrada a Sicilia, y proporcionaría un excelente puerto y base para el ejército. Por lo tanto, después de traer las ciudades y saber quiénes serían sus aliados en la guerra, podrían finalmente atacar Siracusa y Selinus a menos que este último llegara a un acuerdo con Egesta y el primero dejara de oponerse a la restauración de Leontini.

Lamachus, por otro lado, dijo que deberían navegar directamente a Siracusa y pelear su batalla de inmediato bajo los muros de la ciudad mientras la gente aún no estaba preparada y el pánico en su apogeo. Todo armamento era más terrible al principio si dejaba pasar el tiempo sin mostrarse, el coraje de los hombres revivía y lo veían aparecer por fin casi con indiferencia. Atacando repentinamente, mientras Siracusa todavía temblaba por su llegada, tendrían la mejor oportunidad de obtener una victoria para sí mismos y de provocar un completo pánico en el enemigo por el aspecto de su número, que nunca parecería tan considerable como en la actualidad. por la anticipación del desastre que se avecina y, sobre todo, por el peligro inmediato del enfrentamiento. También podrían contar con sorprender a muchos en los campos de afuera, incrédulos de su llegada y en el momento en que el enemigo llevaba en su propiedad el ejército no querría como botín si se sentaba en fuerza ante la ciudad. El resto de los siceliotas estarían así inmediatamente menos dispuestos a aliarse con los siracusanos y se unirían a los atenienses, sin esperar a ver cuáles eran los más fuertes.Debían hacer de Megara su estación naval como un lugar al que retirarse y una base desde la que atacar: era un lugar deshabitado a poca distancia de Siracusa, ya sea por tierra o por mar.

Después de hablar en este sentido, Lamaco, sin embargo, dio su apoyo a la opinión de Alcibíades. Después de esto, Alcibíades navegó en su propio barco hacia Messina con propuestas de alianza, pero no tuvo éxito, los habitantes respondieron que no podían recibirlo dentro de sus muros, aunque le proporcionarían un mercado afuera. Tras esto, navegó de regreso a Rhegium. Inmediatamente después de su regreso, los generales tripularon y avivaron sesenta barcos de toda la flota y navegaron hasta Naxos, dejando el resto del armamento detrás de ellos en Rhegium con uno de ellos. Recibidos por los naxianos, continuaron por la costa hasta Catana y, al ser rechazados por los habitantes, habiendo una fiesta siracusa en la ciudad, se dirigieron al río Terias. Allí vivaquearon, y al día siguiente navegaron en fila india hacia Siracusa con todos sus barcos excepto diez que enviaron al frente para navegar hasta el gran puerto y ver si había alguna flota lanzada, y para proclamar por heraldo desde a bordo que el Los atenienses habían venido a devolver a los leontes a su país, como sus aliados y parientes, y que, por tanto, los que estaban en Siracusa lo dejaran sin miedo y se unieran a sus amigos y benefactores los atenienses. Después de hacer esta proclama y reconocer la ciudad y los puertos, y las características del país que tendrían que hacer su base de operaciones en la guerra, navegaron de regreso a Catana.

Se celebró una asamblea aquí, los habitantes se negaron a recibir el armamento, pero invitaron a los generales a entrar y decir lo que deseaban y mientras Alcibíades hablaba y los ciudadanos estaban concentrados en la asamblea, los soldados derribaron un mal amurallado. puerta de entrada sin ser observado, y al entrar en la ciudad, acudió en masa a la plaza del mercado. El partido de Siracusa en la ciudad tan pronto vio al ejército adentro, se asustó y se retiró, no siendo en absoluto numeroso mientras que el resto votó por una alianza con los atenienses y los invitó a traer el resto de sus fuerzas de Rhegium. Después de esto, los atenienses navegaron a Rhegium y partieron, esta vez con todo el armamento, hacia Catana, y se pusieron a trabajar en su campamento inmediatamente después de su llegada.

Mientras tanto, se les trajo noticias de Camarina de que si iban allí, la ciudad se les pasaría, y también que los siracusanos estaban tripulando una flota. En consecuencia, los atenienses navegaron a lo largo de la costa con todo su armamento, primero a Siracusa, donde no encontraron dotación de flota, y así siempre a lo largo de la costa hasta Camarina, donde trajeron a la playa y enviaron un heraldo al pueblo, que, sin embargo, se negó a recibirlos, diciendo que sus juramentos los obligaban a recibir a los atenienses con un solo recipiente, a menos que ellos mismos enviaran por más. Decepcionados aquí, los atenienses navegaron de regreso nuevamente, y después de desembarcar y saquear el territorio de Siracusa y perder a algunos rezagados de su infantería ligera debido a la llegada del caballo de Siracusa, regresaron a Catana.

Allí encontraron a los Salaminia venidos de Atenas por Alcibíades, con órdenes de que regresara a casa para responder a las acusaciones que el Estado le imputaba, y a algunos otros de los soldados que con él fueron acusados ​​de sacrilegio en el asunto de los misterios y de los Hermae. Porque los atenienses, después de la partida de la expedición, habían continuado tan activos como siempre en la investigación de los hechos de los misterios y de los Hermae, y, en lugar de poner a prueba a los informantes, en su temperamento sospechoso recibieron a todos con indiferencia, arrestando y encarcelando a los mejores. ciudadanos sobre la evidencia de sinvergüenzas, y prefiriendo zarandear el asunto antes que dejar pasar a un acusado de buen carácter sin cuestionar, debido a la sinvergüenza del delator. La gente común había escuchado lo opresiva que se había vuelto la tiranía de Pisistratus y sus hijos antes de que terminara, y además que eso había sido finalmente sofocado, no por ellos mismos y Harmodius, sino por los Lacedemonios, y por eso siempre estaban atemorizados y se llevaron todo. con recelo.

De hecho, la atrevida acción de Aristogiton y Harmodius fue emprendida como consecuencia de una historia de amor, que relataré con cierta extensión, para mostrar que los atenienses no son más precisos que el resto del mundo en sus relatos de sus propios tiranos y de los hechos de su propia historia. Pisístrato, que murió a una edad avanzada en posesión de la tiranía, fue sucedido por su hijo mayor, Hipias, y no por Hiparco, como se cree vulgarmente. Harmodius estaba entonces en la flor de la belleza juvenil, y Aristogiton, un ciudadano en el rango medio de la vida, era su amante y lo poseía. Solicitado sin éxito por Hiparco, hijo de Pisístrato, Harmodio le dijo a Aristogitón, y el amante enfurecido, temiendo que el poderoso Hiparco pudiera tomar a Harmodio por la fuerza, inmediatamente formó un plan, tal como lo permitía su condición de vida, para derrocar la tiranía. Mientras tanto, Hiparco, después de una segunda solicitud de Harmodio, asistió sin mayor éxito, no estaba dispuesto a usar la violencia y se dispuso a insultarlo de alguna manera encubierta. De hecho, en general, su gobierno no era perjudicial para la multitud, ni de ninguna manera odioso en la práctica, y estos tiranos cultivaban la sabiduría y la virtud tanto como cualquier otro, y sin exigir a los atenienses más de una veintena de sus ingresos, adornaban espléndidamente su ciudad. y continuaron sus guerras, y ofrecieron sacrificios para los templos. Por lo demás, la ciudad quedó en pleno goce de sus leyes vigentes, salvo que siempre se tuvo cuidado de tener los despachos en manos de algún miembro de la familia. Entre los que ocupaban el arconte anual en Atenas estaba Pisistratus, hijo del tirano Hipias, y el nombre de su abuelo, que durante su mandato dedicó el altar a los doce dioses en la plaza del mercado, y el de Apolo en el recinto de Pythian. Posteriormente, el pueblo ateniense construyó y alargó el altar en la plaza del mercado, y borró la inscripción, pero en el recinto pítico todavía se puede ver, aunque en letras descoloridas, y tiene el siguiente efecto:

Pisístrato, hijo de Hipias,
Envió este registro de su arconte
En el recinto de Apollo Pythias.

Que Hipias era el hijo mayor y sucedió en el gobierno, es lo que afirmo positivamente como un hecho sobre el cual he tenido relatos más exactos que otros, y también puede ser comprobado por la siguiente circunstancia. Es el único de los hermanos legítimos que parece haber tenido hijos como muestra el altar, y el pilar colocado en la Acrópolis de Atenas, que conmemora el crimen de los tiranos, que no menciona ningún hijo de Tesalia o de Hiparco, sino cinco de Hipias. , que tuvo por Myrrhine, hija de Callias, hijo de Hyperechides y, naturalmente, el mayor se habría casado primero. Una vez más, su nombre aparece primero en el pilar después del de su padre y esto también es bastante natural, ya que él era el mayor después de él y el tirano reinante. Tampoco puedo creer que Hipias hubiera obtenido la tiranía tan fácilmente, si Hiparco hubiera estado en el poder cuando fue asesinado, y él, Hipias, hubiera tenido que establecerse el mismo día, pero sin duda había estado acostumbrado a intimidar. los ciudadanos, y ser obedecido por sus mercenarios, y así no sólo conquistado, sino conquistado con facilidad, sin experimentar la vergüenza de un hermano menor no acostumbrado al ejercicio de la autoridad. Fue el triste destino que hizo famoso a Hiparco lo que le valió también el crédito con la posteridad de haber sido un tirano.

Volver a Harmodio Hiparco, habiendo sido rechazado por sus solicitudes, lo insultaba como había resuelto, al invitar primero a una hermana suya, una joven, a que viniera a llevar una canasta en cierta procesión, y luego la rechazó, con la súplica de que nunca había sido invitada debido a su indignidad. Si Harmodius estaba indignado por esto, Aristogiton por su bien ahora se exasperaba más que nunca y habiendo arreglado todo con los que iban a unirse a ellos en la empresa, solo esperaban la gran fiesta de las Panateneas, el único día en que los ciudadanos formando parte de la procesión pudieron reunirse en armas sin sospechas. Aristogiton y Harmodius iban a empezar, pero sus cómplices los apoyarían inmediatamente contra el guardaespaldas. Los conspiradores no fueron muchos, para mayor seguridad, además de que esperaban que los que no estaban en la trama fueran coche.


La historia secreta del único campamento de refugiados de la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos

En el apogeo de la guerra, el presidente Roosevelt invitó a 982 refugiados que huían de los nazis a una base militar reconvertida en el norte del estado de Nueva York.

Elfi Strauber tenía 11 años cuando abordó el U.S.S. Henry Gibbins en Nápoles, Italia. Era el verano de 1944, y viajaba con sus padres y su hermana, cientos de soldados heridos y cerca de mil otros refugiados de guerra judíos. El barco de tropas abarrotado se dirigía a Nueva York, escoltado por un convoy de buques de guerra y dos buques de transporte que transportaban prisioneros de guerra nazis: protección contra el ataque alemán.

Aproximadamente a la mitad del viaje de 20 días, corrió la voz entre los pasajeros: se había detectado un submarino nazi. Los motores de la nave se apagaron. Los padres taparon la boca de sus hijos con las manos. Era tarde en la noche, y Elfi no pudo encontrar a su madre durante la silenciosa lucha para subir a cubierta en caso de que el barco fuera torpedeado. Se les dijo que estuvieran preparados para saltar a los botes salvavidas.

En dos años de huir de los nazis, ni siquiera en un campo de concentración italiano, Elfi se había separado de su madre. No estaba lista para empezar ahora. Decidió que se negaría a saltar a un bote salvavidas sin ella.

Pero antes de que tuviera que actuar sobre la decisión, el peligro pasó. Se las habían arreglado para evadir la detección. En cuestión de minutos, su madre emergió, avergonzada. Ella se había encerrado accidentalmente en un baño.

Cuando el barco llegó a un muelle en el lado oeste de Manhattan, Elfi miró cómo los adultos a su alrededor lloraban de alegría, abrumados por el alivio ante las luces de la ciudad. Se encontraban entre las 1,000 personas a quienes el presidente Franklin D. Roosevelt había invitado a quedarse en lo que sería el único centro de refugiados en los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. La mayoría eran judíos que habían pasado por campos de concentración. Habían perdido sus hogares y seres queridos. Ellos fueron los afortunados.

Después de la noche en el barco, los soldados estadounidenses condujeron a los refugiados a una cabaña de Quonset en el muelle, donde hombres y mujeres estaban separados. Se les ordenó desnudarse y se les roció con DDT. Elfi obedeció, mortificada, mientras los soldados le rociaban el cabello y todo el cuerpo, hasta los dedos de los pies. Ninguno de los refugiados puso un pie en la ciudad de Nueva York propiamente dicha.

La noche siguiente, un tren nocturno los llevó a Fort Ontario en Oswego, Nueva York, una hora al norte de Syracuse. Elfi recuerda el miedo y la confusión de los adultos cuando llegaron el 5 de agosto de 1944 y desde el tren vieron cercas que rodeaban el campamento.

“Todo lo que vimos fue una cerca de alambre de púas y soldados estadounidenses”, dijo Ben Alalouf, otro niño refugiado que hizo el viaje. El Sr. Alalouf había nacido en un refugio antiaéreo en Yugoslavia en 1941 y, aunque era un niño pequeño, recuerda el pánico de los adultos. "Obviamente, todo el mundo pensó que era un campo de concentración".

Esta es la saga pasada por alto de una de las experiencias de refugiados más complejas en la historia de Estados Unidos, y es el único ejemplo de cómo Estados Unidos refugia a personas que huyen de los nazis. La respuesta pública al rescate de refugiados en 1944 no fue menos desconcertante de lo que es hoy, 75 años después del final de la Segunda Guerra Mundial.

El mundo ahora está experimentando la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial: casi 79,5 millones de personas en todo el mundo han sido desplazadas por la fuerza de sus hogares, según la agencia de refugiados de las Naciones Unidas. Mientras tanto, la ideología antiinmigrante va en aumento. y el antisemitismo mundial está resurgiendo de manera alarmante.

En 1944, los estadounidenses de ninguna manera estaban ansiosos por recibir a los refugiados, muchos de los cuales se oponían activamente a su llegada. Antes de que los "invitados" elegidos llegaran a Fort Ontario, los nativistas decían que era peligroso para los "pueblos controlados por los nazis en Europa" inmigrar.

El senador Robert R. Reynolds de Carolina del Norte presentó un proyecto de ley en 1939 que pedía detener toda la inmigración a los Estados Unidos durante 10 años. "Salvemos Estados Unidos para los estadounidenses", argumentó. "Nuestro país, nuestros ciudadanos primero". En 1941, Reynolds sugirió construir un muro alrededor de los Estados Unidos que "ningún refugiado podría escalar o ascender".

Durante décadas, los nativistas habían presionado al Congreso para que se protegiera de una "invasión extranjera". En 1924, una cuota de origen nacional limitaba a los inmigrantes del sur y este de Europa, así como a africanos, asiáticos y árabes. En la década de 1930, los nativistas se centraron en un nuevo eslogan: “¡Los niños de Estados Unidos son el problema de Estados Unidos! ¡Los niños refugiados en Europa son un problema de Europa! "

Este era el panorama político cuando Oswego, una ciudad de poco más de 18.000 trabajadores en su mayoría obreros y molinos, se convirtió en el hogar del único refugio para refugiados del país. Se suponía que sería el primero de muchos campamentos de socorro temporales. Resultó ser el único.

Cuando los refugiados se instalaron, algunos oswegan miraron el campamento con sospecha. Circulaban rumores de que el grupo vivía en el lujo. Después de un mes de cuarentena para asegurarse de que los refugiados no fueran portadores de enfermedades, Fort Ontario celebró una jornada de puertas abiertas, en parte para presentar a los recién llegados a la comunidad local y en parte para disipar los rumores de estufas elegantes y alojamientos lujosos.

El campamento estaba compuesto por casi 200 edificios. Los cuarteles del ejército se habían convertido en dormitorios de dos pisos divididos con listones de cartón para que las familias pudieran vivir juntas, según Paul Lear, historiador y superintendente del sitio histórico estatal de Fort Ontario. Elfi y su hermana compartían una habitación con dos catres que sus padres estaban al otro lado del cartón. Los baños y duchas comunes estaban al final del pasillo. La disposición era cómoda, aunque las paredes delgadas y sin aislamiento no proporcionaban privacidad. Pronto aprenderían sobre los gélidos inviernos de Oswego.

Frances Enwright, entonces de 17 años, había vivido al otro lado de la calle del fuerte toda su vida. Estaba acostumbrada a despertarse con el sonido de la pistola matutina e irse a la cama con la pistola vespertina. A menudo veía los desfiles de vestidos de los soldados a través de las vallas.

Su madre, nacida en Bari, Italia, contó historias sobre su llegada a Nueva York a los 18 años y haber podido conseguir solo los peores trabajos de fábrica, como limpiar máquinas de coser. A menudo hablaba con su hija en italiano.

Cuando llegaron los refugiados, Frances sintió un parentesco con ellos. Sus cuatro hermanos estaban en el ejército, al igual que su futuro esposo. "Sabía que mis hermanos estaban allí peleando", dijo. "Así que eso hizo que todo se sintiera más cercano: estaban allí protegiendo a los refugiados".

Primero vio a los refugiados desde su porche. La gente del pueblo estaba rondando la valla, tratando de hablar con ellos. Con el permiso de su madre, ella y un par de novias cruzaron la calle corriendo.

Durante esa primera interacción a través de la cerca de alambre, Frances habló en inglés. ¿Cómo estás? ¿Te gusta esto? Te encuentras a gusto aquí? Pero no lo entendieron. Entonces, recordó que muchos refugiados se habían escondido en Italia. “Así que empecé a hablar italiano”, recordó recientemente la Sra. Enwright. Tiene 94 años y aún vive en Oswego. "Oh, Dios mío, sus ojos se iluminaron, ¡estaban tan felices de hablar porque ahora yo hablaba su idioma!"

Siguió una ráfaga de conversaciones. Sus amigos, que se burlaban de Frances cuando su madre hablaba en italiano, estaban encantados de tener un intérprete. Frances pidió autógrafos a un diario marrón y pidió a los refugiados que lo firmaran. Páginas llenas, con la mayoría de los mensajes en italiano.

Sentada a la mesa de la cocina a principios de este año, Enwright dijo que nunca olvidaría la tristeza en los ojos de los refugiados. Antes de conocer a una adolescente que se presentó como Eva Lepehne, Enwright no creía las historias de persecución que había leído en las noticias. Ella pensó que eran propaganda, una exageración.

Eva firmó el libro de Frances y rápidamente se hicieron amigos. Eva compartió fragmentos de su vida. Ella y sus padres habían huido de Alemania al norte de Italia, donde su madre enfermó y murió. Su padre fue capturado y asesinado por los nazis. Su abuela había inmigrado a Nueva York antes de la guerra. A los 13 años, Eva no tenía familia en Europa. Se escondió en Italia durante cuatro años con una joven pareja judía hasta que solicitó embarcar en el Henry Gibbins y de alguna manera fue elegida para venir a Estados Unidos. Por su cuenta, en un nuevo país, Eva le contó a su nueva amiga estadounidense cómo pasaba sus días cuidando niños en el campamento.

En 2004, la Sra. Lepehne, que ahora vive en Memphis y tiene cuatro hijos, siete nietos y un bisnieto, llevó a su familia a Fort Ontario para ver su refugio estadounidense. La Sra. Enwright se ofreció como voluntaria como guía turística en el Museo Safe Haven, parte de Fort Ontario que conmemora su época como refugio de refugiados. Las dos mujeres se abrazaron entre lágrimas, deleitándose en su encuentro fortuito después de 59 años. Desde entonces se han convertido en amigos por correspondencia habituales.

Al interactuar con los refugiados, ver sus figuras demacradas y asustadas al llegar y escuchar sus historias a través de la cerca, muchos oswegan abrieron los ojos. Pero en otros lugares, pocos estadounidenses entendieron cuán terrible era la situación en Europa. Una encuesta de 1944 encontró que menos de una cuarta parte de los estadounidenses creían que más de un millón de judíos habían sido asesinados. Para entonces, más de cinco millones habían sido asesinados. Es más, la llegada de los refugiados a Estados Unidos fue contraria a la política de inmigración del país.

El Departamento de Estado no solo impuso límites estrictos a la inmigración, sino que también ocultó información sobre el genocidio en Europa. Según Rebecca Erbelding, historiadora del Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos y autora de "Rescue Board: The Untold Story of America's Efforts to Save the Jewish of Europe", el Departamento de Estado temía que la noticia del asesinato masivo de judíos en Europa socavaría su postura migratoria.

Su libro detalla cómo en 1943, Breckinridge Long, un patricio de Misuri (y se rumoreaba que antisemita) que gestionaba visas para el departamento, suprimió información desgarradora de Europa que describía los planes de Hitler para exterminar judíos. Más tarde afirmó que estaba velando por la seguridad nacional. Pero el Departamento del Tesoro criticó al Departamento de Estado y al Sr. Long en un memorando de enero de 1944 a Roosevelt.

"Si los hombres del temperamento y la filosofía de Long continúan controlando la administración de inmigración", sugirió el informe, "también podemos quitar esa placa de la Estatua de la Libertad y tapar la 'lámpara al lado de la puerta dorada'".

A los pocos días de recibir el memorando, el presidente Roosevelt creó la Junta de Refugiados de Guerra, encargándola de rescatar y brindar alivio a las víctimas de la persecución nazi. Las cuotas de inmigración no cambiaron, pero la junta ayudó a las agencias de ayuda a proporcionar recursos a los refugiados y supervisó proyectos en los países aliados. Los beneficiarios inmediatos fueron los refugiados varados en el sur de Italia recién liberado.

En junio de 1944, Roosevelt aprobó el plan para el Refugio de Emergencia para Refugiados en Fort Ontario. En cuestión de semanas, se entrevistó a cientos de refugiados en toda Italia y se seleccionaron 1.000 nombres de entre 3.000 solicitantes. Los requisitos clave incluían ningún hombre en edad militar (que de otro modo podría estar luchando entre los aliados), nadie con enfermedades contagiosas y sin separación de familias.

El recuento oficial de refugiados que llegaron a Oswego fue de 982, ya que algunos nunca se presentaron en el puerto. Un bebé nació durante el viaje, y los que estaban a bordo lo apodaron International Harry.

Sin embargo, la invitación de Roosevelt no fue abierta. Los refugiados firmaron declaraciones acordando regresar a Europa cuando terminara la guerra. Estaban en los Estados Unidos sin una cuota de inmigración oficial, sin estatus legal. Pero estarían a salvo.

Ruth Gruber, una judía estadounidense, fue asignada por el Departamento de Estado para ayudar a escoltar a los refugiados desde Nápoles a Nueva York. Les dio clases de inglés en cubierta, les aseguró su seguridad, se hizo amiga de muchos de ellos y se convirtió en su campeona. Su libro de memorias, "Refugio: la dramática historia de 1.000 refugiados de la Segunda Guerra Mundial y cómo llegaron a Estados Unidos", documenta el viaje.

Después de la conmoción de ver la cerca de alambre de púas cuando llegaron a Fort Ontario, los refugiados poco a poco comenzaron a sentirse seguros. Los niños más pequeños tomaron clases en el campamento. Los estudiantes mayores, después de la cuarentena del mes, fueron llevados en autobús a la escuela pública de la ciudad.

Si bien casi un tercio de los refugiados se consideraban desempleados debido a problemas de edad o de salud, la mayoría de los adultos se inscribieron para trabajar. Algunos formaban parte del personal del hospital y las cocinas del fuerte, otros servían como conserjes y maestros, limpiaban carbón o tenían trabajos de oficina. El gobierno pagaba 18 dólares al mes a quienes trabajaban a tiempo completo. A otros se les permitió trabajar fuera del refugio, generalmente realizando trabajos pesados. Todos tenían que respetar un toque de queda, y los residentes del campamento solo podían salir del campamento con un permiso especial.

Un grupo de refugiados fundó The Ontario Chronicle, un periódico en inglés dedicado a editoriales y noticias del campo. Otro grupo instaló una sala de cine interna.

Sin embargo, a medida que pasaban los meses, los adultos se volvían inquietos. Se sintieron acosados ​​por el severo invierno del norte del estado y su incapacidad para moverse libremente, aprisionados por las vallas y los toques de queda.

Sin embargo, había un agujero en la cerca. Los amigos de Elfi entraban y salían a escondidas por la noche y tomaban el tren a la ciudad de Nueva York. Su madre viajó sigilosamente un fin de semana a la boda de una sobrina en Manhattan.

Los niños, en su mayor parte, prosperaron. Aunque solo tenía 11 años cuando llegó, Elfi acompañó a los adolescentes del campamento, especialmente a David Hendell, a quien había conocido en Roma. Estaba enamorada del chico, que era cuatro años mayor. En verano, escalaban rocas con vistas al lago Ontario y saltaban al agua, donde él le enseñó a nadar. Aprendió a jugar Spin the Bottle. “Fue la primera vez que me besaron”, recuerda.

Los niños locales iban al campamento y lanzaban bicicletas o trineos sobre la cerca para los niños allí. “Recuerdo haber jugado en la nieve”, dijo Ben Alalouf, quien llegó a Oswego cuando tenía 4 años.

Una tarde, Ben abrió la puerta del cuartel de su familia y se encontró con dos mujeres mayores en el umbral. "No lo entendí. Uno me habló en italiano ”, recordó el Sr. Alalouf, quien está jubilado en Naples, Florida, con su esposa de 55 años después de una carrera en la administración de la escuela secundaria. “Mi mamá reconoció a la señora y comenzó a hablar en francés con ella. Fue Eleanor Roosevelt. Recuerdo la emoción de mi madre que me dijo después: '¡La esposa del presidente! ¡La esposa del presidente! "

La Sra. Roosevelt, que había respaldado públicamente la legislación para admitir a los niños refugiados en el país, visitó el refugio en septiembre de 1944. Fue recibida con gran fanfarria, inspeccionando los terrenos y reuniéndose con los refugiados para asegurarse de que estuvieran bien tratados y tuvieran suministros médicos. La legislación, llamada Proyecto de Ley Wagner-Rogers, nunca se aprobó.

Cuando terminó la guerra en Europa, se desarrolló un debate nacional sobre cómo manejar a los millones de personas desplazadas. Las tropas que regresaban tenían problemas para encontrar trabajo y el antisemitismo era desenfrenado.

Los refugiados de Oswego habían prometido regresar a Europa. Sin embargo, una gran mayoría no tenía nada a lo que regresar.

A fines de 1945, a pesar de la desaprobación de la mayoría de los estadounidenses, el presidente Harry S. Truman emitió una directiva que exigía que se designaran las cuotas de inmigración existentes para los refugiados de guerra. Específicamente ordenó que los "invitados" de Fort Ontario recibieran visas.

Así que a principios de 1946, grupos de refugiados de Oswego se subieron a los autobuses escolares, se dirigieron a las Cataratas del Niágara y se registraron formalmente en la frontera canadiense. Luego regresaron como inmigrantes estadounidenses oficiales, y finalmente se dispersaron a 20 estados.

Después de la guerra, la familia de Alalouf encontró un apartamento lúgubre y lleno de ratones en Brooklyn, que él recuerda felizmente como su hogar. El primer trabajo de su padre fuera del refugio fue vender perritos calientes famosos de Nathan en Coney Island, y su madre vendió flores artificiales cerca de su casa. Su hermano fue reclutado para pelear en Corea en 1951. En quinto grado, el Sr. Alalouf cambió formalmente su nombre de Benkl a Ben. Cuando estaba en la escuela secundaria, Ben Alalouf se convirtió en un limpiabotas en el metro.

“Aprecio todo lo que tengo en mi vida”, dijo Alalouf, ahora de 79 años. “Mis padres son los que se sacrificaron. Vivo de esos sacrificios ".

La familia de Elfi se mudó a Manhattan y, a los 18 años, se casó con su novio de Oswego, David Hendell. Diez años después, tras tener dos hijos, se divorciaron. Elfi, conocida como Elfi Hendell, asistió a la escuela de posgrado y ha sido psicoterapeuta durante la mayor parte de su vida adulta.

Mientras el mundo ha luchado contra el coronavirus, Hendell pasó cuatro meses en cuarentena sola en su apartamento de Washington Heights, donde ha vivido durante 33 años. Este julio finalmente viajó a Vermont para visitar a su hija, nieta y bisnietos durante una semana. "Soy bastante cuidadosa", dijo. "Pero pasé la Segunda Guerra Mundial, no puedo seguir preocupándome por esto".

De vez en cuando piensa en su vida durante la guerra, antes de llegar a los Estados Unidos. La recuerda a ella y a su hermana cuando eran niñas en Italia huyendo de los nazis, escondidas en un convento en Roma con una identidad falsa, pero se siente como la vida de otra persona, como recordar escenas de una película.


Ver el vídeo: TEMA. Propaganda política en la Primera Guerra Mundial