Cronología de Aureliano

Cronología de Aureliano


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

  • C. Septiembre 214 d.C.- c. Septiembre 275 d.C.

  • 235 CE - 284 CE

  • C. 270 d.C.

    Zenobia se separa del Imperio Romano para fundar el Imperio Palmyrene.

  • Septiembre 270 d.C. - c. Septiembre 275 d.C.

  • 271 d.C.

    Aureliano defiende el Imperio Romano contra las incursiones de Juthungi, Alamanni y Marcomanni.

  • 271 CE - 274 CE

    Tetricus I gobierna el Imperio Galo hasta que Aureliano lo derrota.

  • 272 CE - 273 CE

    Aureliano hace campaña con éxito contra Palmira.

  • 272 d.C.

    La batalla de Immae entre las fuerzas romanas bajo Aureliano y Palmirenas bajo Zenobia en la que Roma triunfó.

  • 272 d.C.

    Aureliano derrota a Zenobia en la Batalla de Emesa; El Imperio Palmireno cae en manos de Roma.

  • 273 d.C.

    Zenobia es derrotada por Aureliano y llevada a Roma.

  • 274 d.C.

    Aureliano derrota a las fuerzas de Tetricus I en la Batalla de Chalons; El Imperio galo cae en manos de Roma.


Aureliano (Galia en ascenso)


Moneda romana con Aureliano

29 y # 160 Emperador del Imperio Romano
270 de septiembre - 27 de diciembre de 275

Aureliano fue el Emperador del Imperio Romano de 270 a 275. Se le recuerda más comúnmente por liderar un intento nefasto de reconquistar el Imperio Galo durante la Guerra de Independencia de las Galias. La invasión llevó a Postumo, el emperador galo, a ordenar una campaña de tierra quemada en Italia, que incluyó el primer saqueo de la ciudad de Roma desde el 387 a. C. La invasión gala de Italia condujo a una completa desintegración de la autoridad central en el Imperio Romano: en octubre de 275, & # 160Marcus Aurelius Probus & # 160 & # 160 & # 160Faltonius Pinianus & # 160 & # 160 se rebeló contra Aureliano y después de que uno de los generales de Aureliano sufriera una gran derrota en territorio galo, & # 160Julius Asclepiodotus & # 160detuvo y depuso a Aureliano y se declaró emperador.

Después del final del reinado de Aureliano, fue trasladado a una prisión en el norte de Italia, y finalmente murió en esa prisión. Se desconoce exactamente cuándo murió, pero probablemente fue en la época de la primera campaña de Probus en el norte de Italia a fines del 276. Durante ese tiempo, se entregaron pocos alimentos u otros suministros a las cárceles. Aureliano fue encontrado muerto en su celda a principios de 277.


Aureliano (Nova Roma)

Aureliano (15 de marzo de 310 d. C. - 31 de diciembre de 360 ​​d. C.) fue emperador romano desde el 340 d. C. hasta el 360 d. C. Se le conoce como optimus princeps ("mejor gobernante") por historiadores, junto a su predecesor Nerva y Domiciano. También es conocido por su gobierno filantrópico, supervisando extensos programas de construcción pública e implementando políticas de bienestar social, lo que le valió su reputación duradera como un buen, si no gran emperador, que presidió una era de paz dentro del Imperio y prosperidad en el mundo mediterráneo.

Nacido en circunstancias humildes, rápidamente ascendió en el ejército y se convirtió en el Primus Pilus en el 323 d.C., siendo uno de los Primus Pilus más jóvenes en ese momento. Abandonó el ejército poco después en favor de una carrera más cívica y fue nombrado senador por el emperador Publio II. Apoyó al emperador Nerva y ayudó a Nerva a ascender al trono. Esto lo llevó a ascender rápidamente a cónsul en el 331 d.C. Cuando la salud de Nerva comenzó a deteriorarse, Nerva eligió a Aureliano como su hijo adoptivo, uno de los líderes militares y cívicos más hábiles del imperio. Después de la muerte de Nerva, Aureliano fue proclamado emperador por el Senado y las legiones.

Durante el reinado de Aureliano, anexó varios estados clientes, incluido el Reino Nabateo, creando la provincia de Arabia Petraea. Su conquista del Imperio parto terminó con el saqueo de la capital Ctesiphon y la anexión de Armenia y Mesopotamia. expandiendo el Imperio Romano a su mayor extensión territorial.

Aureliano murió en 360 d. C. debido a una enfermedad a la edad de 50 años. Todos lloraron su muerte, y muchos se sorprendieron de que Aureliano muriera a una edad tan joven por un emperador tan divino. Aureliano sería sucedido por su hijo Marco Aureliano, quien ascendería al trono a los 30 años.


Cronología de Nova Aetas (aún en construcción)

El emperador Caesar Marcus Aurelius Aurelianus Augustus Restitutor Orbis muere en 280 EC. Después de poner fin a la crisis del siglo III unos 15 años antes. Comienzo del Nova Pace.

Emperador Marco Aurelio II

==== Marcus Caesennius Aurelius, también conocido como Marcus Aurelius II, fue adoptado por Aureliano y se convirtió en Emperador en 282 EC, y murió en 308
Emperador Máximo ====

==== Cayo Aurelio Máximo, fue adoptado por Marco Aurelio II, se convirtió en emperador en 308 y murió en 314.
Emperador Agricola ==== Gnaeus Aurelius Agricola, adoptado por Maximus, se convirtió en emperador en 314 y murió en 321.

Emperador Marco Aurelio III

Marcus Antoninus Aurelius III, hijo adoptivo de Agricola, se convirtió en emperador en 321 y murió en 340 & # 160

Emperador Antonino

Gaius Antoninus Aurelius, hijo de Aurelius III, se convirtió en emperador en 340 murió en 352

Emperador Romulus Antonius

Romulus Aurelius Antonius, sobrino de Antonius, se convirtió en emperador en 352 y murió en 359. Fue asesinado y no tuvo heredero que finalizara el Nova Pace con el inicio del Bellum Civili.

Bellum Civili

Marco Valerio Majencio, también conocido como Majencio el Apóstata, y Flavio Claudio Juliano también conocido como Juliano el Griego, quien fue respaldado por la Iglesia, ambos reclaman los tronos imperiales y el Senado disputa que tiene el derecho de elegir al emperador. Julian finalmente ganó la guerra.

Pontificado

En este período de tiempo, el Imperio está dominado por la iglesia y preparó el escenario para la crisis del siglo quinto.

Emperador Juliano el Griego

Flavius ​​Claudius Julianus, también conocido como Juliano el Griego, desde 374-404.

(Mapa del Imperio al comienzo del Reinado de Julián)

En 376 miles de godos huyen hacia el sur en busca de refugio en el Imperio Romano, huyendo de un nuevo enemigo, los hunos, este es el inicio de lo que se conocería como la Crisis del Siglo XII. Esta crisis emergente solo se vio favorecida por el surgimiento del Segundo Imperio Palmyrene en 401, que una vez más se separó del imperio poco seguido por el Reino de Armenia. Julian se movió para combatir la nueva amenaza de los palmirenses, pero fue derrotado y capturado en la derrota masiva de la batalla de Raphia, en el año 404. Fue asesinado en cautiverio ese mismo año, y como resultado los palmireños conquistaron Egipto.

Emperador Cleganus el Cruel

Publius Cornelius Cleganus, fue colocado como emperador con el respaldo papal en 404. Apoyó fuertemente la persecución de los paganos, con el apoyo de la iglesia, y su reinado de terror le valió su apodo, "el cruel". Sin embargo, esto terminó siendo su perdición ya que fue asesinado en 409 por paganos mientras estaba en campaña en Cyrenica contra Palmira.

Emperador Constantino el Grande

Tiberio Valerio Constancio, es considerado el único buen emperador del Pontificado. El Papa lo colocó en el poder en 411, después de una pequeña lucha por el poder. Evitó que el imperio colapsara por completo, al derrotar a los godos en la Batalla de Nicópolis, en 415. Lanzó una guerra en Palmira en 429 y logró retomar Egipto lamentablemente murió en 432 de causas naturales, su campaña inconclusa.

Emperador Varronianus

Flavius ​​Iovianus Varronianus

Nombrado emperador por el Papa en 432, la decisión más importante de su reinado fue abandonar Britannia. Murió en la batalla de Pola en 438

Emperador Constante el Débil

Flavius ​​Iulius Constans fue nombrado emperador por el Papa en 439, después de un año de luchas internas que debilitaron aún más al Imperio. Se ganó el apodo de "el débil" por su negativa reñida y su eventual sumisión a la decisión del Papa de abandonar la mayor parte de Galia e Hispania, en 440, que se estaban agotando bajo la invasión y la migración bárbaras. El abandono romano de la región condujo al establecimiento de varios reinos romanos y bárbaros. Constans murió en 453.

Emperador Constantino II

Flavius ​​Claudius Constantinus

Hijo de Constantino I, fue nombrado emperador en 453 y murió a causa de una plaga en 457. Intentó una campaña contra los palmyranos, pero fracasó y perdió partes de Asia Menor.

Emperador Honorio

Flavius ​​Honorio es colocado en el trono en 457. No logra detener la migración vándala y la conquista de la mayor parte del noroeste de África. Murió en 470.

Emperador Magnus

= Flavius ​​Magnus Maximus

Colocado en el trono por el Papa en 470. Su gótico general Sarus, logró evitar la captura de Cartago por los vándalos, y en 476 Sarus dio la vuelta a sus ejércitos y marchó sobre Roma, derrocando a Magnus y haciéndose emperador en 476, poniendo fin a la Pontificado. ====


Mapa del Imperio al final del Pontificado.

Tempora Tyrannidem alemán

En este período, Roma está dominada por emperadores germano-romanos. Y, en última instancia, condujo al desarrollo acelerado de alemanes más civilizados directamente al norte del Imperio Romano en forma de los Reinos de Suabia y Baviera.

Emperador Sarus el Alemán

Virius Stilicho Sarus o Sarus el alemán

Emperador Ricemer el Ario

Un poderoso general alemán que tomó el trono después de la muerte de Sarus, es el único emperador romano ario de la historia. Y en 482 masacró al Papa junto con el resto del clero en Roma, en sus intentos de instalar un gobernante, como lo habían hecho anteriormente. En última instancia, esto lo llevó a su caída, y el emperador ario fue asesinado por una turba en Roma en 482.

Domicio Alarus

Aunque técnicamente no era un emperador, consideró necesario después de la muerte de Richmer que un no alemán estuviera en el trono, por lo que Flavius ​​Varian fue colocado como un emperador títere en el trono, con Alarus como el verdadero hombre en el poder. . No puede evitar la huida de los ostrogodos y la eventual conquista de una gran parte de Thracia, después de ser expulsado de Dacia por los ávaros y, más tarde, y lo que es más importante, por los magiares. Al final de su vida, en 485, designó a Teodorico como su heredero.

Emperador Theoderic

Antes de que Theodericus fuera colocado como heredero por Alarus, él fue el primero en controlar todas las tribus del sur de Germania, uniendo a las tribus Bavari, Alammani / Suebi (conocidas como Swabian). Después de tomar el poder en 485, primero gobernó como rey en Germania y titiritero en Roma. Sin embargo, terminó esta fachada en 490, cuando usurpó por completo el trono de Varian, declarándose emperador Teodosio de Roma y rey ​​de Germania. Durante su gobierno, las ciudades del sur de Germania crecieron y se volvieron más sofisticadas en diseño y tecnología. Sin embargo, tras su muerte en 494, el rey Arnulf reclamó el trono de Suabia y el rey Carlomán reclamó el trono de Baviera, los dos reinos rápidamente entraron en guerra.

Emperador Odoacerus Tyrannus

Flavius ​​Odoacerus, un leal subordinado de Theoderic, tomó el poder en Roma en 494 después de su muerte. Se vio a sí mismo como el líder legítimo no solo del Imperio Romano sino también de Baviera y Suabia y dirigió un ejército hacia el norte para tomar estas tierras. Después de algunas victorias en Germania contra los otros dos reyes, comenzó a planear después de su victoria, planeando volver a trazar las fronteras expandiendo drásticamente el tamaño de Suabia y Baviera a expensas del territorio romano. Cuando el Senado se enteró de esto, exigieron que regresara a Roma, lo que, a pesar de no tener dientes detrás, llevó al nuevo emperador a una decisión simple. Dejó su gran suma de gravámenes alemanes y mercenarios para continuar su campaña en Germania, y llevó a sus legiones al sur, a Roma, para acabar con el senado de una vez por todas. La ciudad revolvió a los defensores leales que pudo encontrar y se preparó en la ciudad. Asedió la ciudad poco después solo para ser asesinado por sus propios hombres, quienes, como romanos, finalmente permanecieron leales a la ciudad. El Senado tomó el poder temporalmente, poniendo fin a la tiranía alemana del Imperio.

Magnum Inter Regnum

En este período de tiempo, el emperador es más o menos una figura decorativa del senado, que controla y elige a los emperadores. El Senado estabiliza el imperio y elimina la influencia papal, y en 497 el senado elige a Cayo Julio Crispo como emperador & # 160

Altera Vincit

Emperador Julio

Cayo Julio Crispo, quien más tarde cambia su nombre a Cayo Julio César, y el senado en 510 le da el nombre de Cayo Julio César Augusto. & # 160


Aureliano (Los romanos permanecen)

Aureliano & # 160(Latín: Flavio Aureliano Aecio Cesar Augusto 23 de abril de 894-23 de septiembre de 957) fue el vigésimo séptimo emperador romano, que reinó de 938 a 957.

Aureliano nació en la familia mercantil Arrinus, su padre era el cónsul Arrinus Aurelianus & # 160 y su madre era Aureliana Sabinus, descendiente del emperador Sabino I.Criado en la aristocracia romana, se fue a Roma en 910 a la edad de 16 para unirse el ejército, y luchar contra los invasores germánicos en el norte. A lo largo de los años, ascendió en las filas de las legiones germánicas y, en 929, fue llamado personalmente para regresar a la capital por & # 160Sabinus III & # 160 para servir en la Guardia Pretoriana, y después de seis años en el puesto, se convirtió en un Prefecto, renound por su lealtad. & # 160

Sin embargo, esto cambió en 938, cuando el emperador ejecutó a su padre por conspirar contra él. En un acto de venganza, entró en una conspiración con varios otros guardias pretorianos descontentos, planeando asesinar a Sabinus, y el acto que se llevaría a cabo el 28 de julio de 938, cuando él y cien conspiradores entraron en el palacio imperial. y capturaron y ejecutaron a su líder. Después de una breve lucha contra sus contemporáneos, convenció a los guardias bajo su control para que se juraran lealtad a sí mismo como & # 160Augusto, el Senado acordó posteriormente nombrarlo para el cargo.

Durante su reinado, Aureliano era conocido por su extravagancia (construyó una serie de grandes estatuas y monumentos para él y su familia) y perversidad, siendo conocido como un fulano y bebedor empedernido, habiéndose acostado con varias mujeres de la nobleza, también. como engendrar varios hijos "ilegítimos". Para legitimar su gobierno, en 945 Aureliano adoptó al ex-gran nieto y yerno del emperador César Sabino, Drusus Julianus, proclamándolo su heredero sobre sus otros hijos. Durante los últimos años de su reinado, el Emperador huyó a su villa en Aleria en la isla de Córcega, esencialmente permitiendo que el Senado mantuviera la ley y el orden en su ausencia.


Mohamed Siad Barre (Maxamed Siad Barre) fue un general militar en Somalia y el tercer presidente del país. Llegó al poder en octubre de 1969, liderando un golpe de estado contra el gobierno electo. Barre gobernó Somalia hasta 1991 cuando fue derrocado por las milicias, & hellip Leer más Mohamed Siad Barre (1910-1995)

Yoweri Kaguta Museveni es el presidente de Uganda, cargo que ocupa desde 1986. Museveni nació el 15 de septiembre de 1944 de Mzee Amos Kaguta y Esteri Kokundeka Nganzi en Rukungirl, Protectorado británico de Uganda (ahora Uganda). A una edad temprana, Museveni se mudó a & hellip Leer más Yoweri Kaguta Museveni (1944-)


los palabra para Navidad a finales de Inglés antiguo es Cristes Maesse, los Misa de Cristo, encontrado por primera vez en 1038, y Cristes-messe, en 1131. En holandés está Kerst-misse, en latín Muere Natalis, de donde viene el francés Navidad, y italiano Il natale en alemán Weihnachtsfest, de la vigilia sagrada precedente.

CELEBRACIÓN TEMPRANA

La Navidad no fue una de las primeras fiestas de la Iglesia.. Ireneo y Tertuliano lo omiten de sus listas de fiestas. Orígenes, echando un vistazo tal vez al desacreditado imperial Natalicia, afirma (en Lev. Hom. viii en Migne, PG, XII, 495) que en las Escrituras solo los pecadores, no los santos, celebran su cumpleaños Arnobio (VII, 32 en PL, V, 1264) todavía puede ridiculizar los & # 8220birthdays & # 8221 de los dioses.

Alejandría. los la primera evidencia de la fiesta es de Egipto. Aproximadamente 200 d.C., Clemente de Alejandría (Strom., I, xxi en P.G., VIII, 888) dice que ciertos teólogos egipcios & # 8220 sobre todo curiosamente & # 8221 asignar, no solo el año, sino el día del nacimiento de Cristo y # 8217, colocándolo en 25 Pachon (20 de mayo) en el vigésimo octavo año de Augusto. [Ideler (Chron., II, 397, n.) Pensó que hicieron esto Creyendo que el noveno mes, en el que nació Cristo, era el noveno de su propio calendario..] Otros llegaron a la fecha de 24 o 25 Pharmuthi (19 o 20 de abril). Con la evidencia de Clement # 8217 se puede mencionar el & # 8220De paschæ computus & # 8221, escrito en 243 y atribuido falsamente a Cipriano (P.L., IV, 963 ss.), Que coloca el nacimiento de Cristo el 28 de marzo, porque en ese día se creó el sol material. Pero Lupi ha demostrado (Zaccaria, Dissertazioni ecc. Del p. A.M. Lupi, Faenza, 1785, p. 219) que no hay mes del año al que autoridades respetables no hayan asignado el nacimiento de Cristo. Clemente, sin embargo, también nos dice que los basilidianos celebraron la Epifanía, y con ella, probablemente, la Natividad, el 15 u 11 de Tybi (10 o 6 de enero).. En cualquier caso, esta doble conmemoración se hizo popular, en parte porque la aparición a los pastores fue considerada como una manifestación de la gloria de Cristo, y se agregó a las manifestaciones mayores celebradas el 6 de enero en parte porque en la manifestación del bautismo muchos códices (por ejemplo, Codex Bezæ) dar incorrectamente las palabras divinas como sou ei ho houios mou ho agapetos, ego semeron gegenneka se (Tú eres mi Hijo amado, este día te he engendrado) en lugar de en soi eudokesa (en ti me complazco), leer en Lucas 3:22. Abraham Ecchelensis (Labbe, II, 402) cita las Constituciones de la Iglesia de Alejandría para un dies Nativitatis et Epiphaniæ en tiempos de Nicea Epifanio (Hær., Li, ed. Dindorf, 1860, II, 483) cita una extraordinaria ceremonia semi-gnóstica en Alejandría en la que, en la noche del 5 al 6 de enero, se llevó una Korê con una cruz estampada en procesión alrededor de una cripta, al canto, & # 8220Hoy a esta hora Korê dio a luz al Eterno & # 8221 John Cassian registra en su & # 8220Collations & # 8221 (X, 2 en P.L., XLIX, 820), escrito 418-427, que el Los monasterios egipcios todavía observan la & # 8220 antigua costumbre & # 8221, pero el 29 de Choiak (25 de diciembre) y 1 de enero de 433, Predicó Pablo de Emesa ante Cirilo de Alejandría, y sus sermones (ver Mansi, IV, 293 apéndice a Act. Conc. Eph.) mostrar que la celebración de diciembre estaba firmemente establecida allí, y los calendarios prueban su permanencia. Por tanto, la fiesta de diciembre llegó a Egipto entre 427 y 433.

Chipre, Mesopotamia, Armenia, Asia Menor. En Chipre, a finales del siglo IV, Epifanio afirma contra los Alogi (Hær., Li, 16, 24 en P. G., XLI, 919, 931) que Cristo nació el 6 de enero y se bautizó el 8 de noviembre. Ephraem Syrus (cuyos himnos pertenecen a la Epifanía, no a la Navidad) prueba que Mesopotamia todavía puso la fiesta de nacimiento trece días después del solsticio de invierno es decir, el 6 de enero Armenia también ignoró, y aún ignora, el festival de diciembre. En Capadocia, Gregorio de Nisa y los sermones sobre San Basilio (que murió antes 1 de enero de 379) y los dos siguientes, predicados en la fiesta de San Esteban y # 8217 (P.G., XLVI, 788 cf, 701, 721), probar que en 380 ya se celebraba allí el 25 de diciembre, uno debía colocar esos sermones en 383. Además, Asterio de Amaseia (siglo V) y Anfiloquio de Iconio (contemporáneo de Basilio y Gregorio) muestran que en sus diócesis tanto las fiestas de la Epifanía como de la Natividad estaban separadas (P.G., XL, 337 XXXIX, 36).

Jerusalén. En 385, Silvia de Burdeos (o Etheria, como parece claro que debería llamarse) quedó profundamente impresionada por las espléndidas fiestas de la infancia en Jerusalén. Definitivamente tenían & # 8220Natividad & # 8221 Coloreando el obispo procedió todas las noches a Belén, regresando a Jerusalén para las celebraciones del día. La Presentación se celebró cuarenta días después. Pero este cálculo comienza a partir del 6 de enero, y la fiesta se prolongó durante la octava de esa fecha. (Peregr. Sylv., Ed. Geyer, págs. 75 ss.) Nuevamente (pág. 101) menciona como fiestas importantes la Pascua y la Epifanía solamente. En 385, por lo tanto, no se observó el 25 de diciembre en Jerusalén. Esto verifica la llamada correspondencia entre Cirilo de Jerusalén (348-386) y el Papa Julio I (337-352), citado por Juan de Nikiu (c. 900) para convertir a Armenia en 25 de diciembre (ver P.L., VIII, 964 ss.). Cirilo declara que su clero no puede, en la única fiesta del Nacimiento y el Bautismo, hacer una doble procesión a Belén y Jordania. (Esta práctica posterior es aquí un anacronismo). Le pide al Papa Julio que asigne la fecha verdadera de la natividad & # 8220 de los documentos del censo traídos por Tito a Roma & # 8221 que el Papa Julio asigna el 25 de diciembre. Otro documento (Cotelier, Patr. Apost., I, 316, ed. 1724) hace que Julius escriba así a Juvenal de Jerusalén (c. 425-458), agregando que Gregory Nazianzen en Constantinopla estaba siendo criticado por & # 8220halving & # 8221 el festival. Pero Julio murió en 352, y para el 385 Cirilo no había hecho ningún cambio, Jerónimo, escribiendo alrededor del 411 (en Ezequiel, PL, XXV, 18), reprende a Palestina por guardar el cumpleaños de Cristo (cuando Él se escondió) en la Manifestación. banquete. Cosmas Indicopleustes sugiere (P.G., LXXXVIII, 197) que incluso a mediados del siglo VI Jerusalén era peculiar al combinar las dos conmemoraciones, argumentando de Lucas 3:23 que el día del bautismo de Cristo era el aniversario de Su cumpleaños. Sin embargo, la conmemoración de David y el apóstol Santiago el 25 de diciembre en Jerusalén da cuenta de la fiesta diferida. Usener, argumentando desde el & # 8220Laudatio S. Stephani & # 8221 de Basil of Seleucia (c. 430. & # 8212 PG, LXXXV, 469), piensa que Juvenal intentó al menos introducir esta fiesta, pero que Cyril & # 8217s mayor nombre atrajo ese evento a su propio período.

Antioquía. En Antioquía, en la fiesta de San Filogonio, Crisóstomo predicó un importante sermón. El año fue casi seguro 386Pero entre febrero de 386, cuando Flaviano ordenó sacerdote a Crisóstomo, y diciembre es tiempo suficiente para la predicación de todos los sermones en discusión. (Véase Kellner, Heortologie, Freiburg, 1906, p. 97, n. 3). En vista de una reacción a ciertos ritos y fiestas judíos, Crisóstomo intenta unir a Antioquía para celebrar el nacimiento de Cristo y el 25 de diciembre, parte de la comunidad ya lo mantuvo ese día durante al menos diez años. En Occidente, dice, la fiesta se celebró así, anothen Siempre había buscado su introducción en Antioquía, los conservadores siempre se resistieron. Esta vez tuvo éxito en una iglesia abarrotada y defendió la nueva costumbre. No fue una novedad de Tracia a Cádiz esta fiesta fue observada correctamente, ya que su difusión milagrosamente rápida demostró su autenticidad. Además, Zacarías, quien, como sumo sacerdote, entró en el Templo el Día de la Expiación., recibió por lo tanto el anuncio de la concepción de John & # 8217s en septiembre seis meses después, Cristo fue concebido, es decir, en marzo, y Nació respectivamente en diciembre.

Finalmente, aunque nunca en Roma, con autoridad sabe que los papeles del censo de la Sagrada Familia todavía están allí. [Esta apelación a los archivos romanos es tan antigua como Justino Mártir (Apol., I, 34, 35) y Tertuliano (Adv. Marc., IV, 7, 19). Se dice que Julio, en las falsificaciones de Cirilina, calculó la fecha de Josefo, sobre las mismas suposiciones injustificadas sobre Zacarías que hizo Crisóstomo.] Roma, por lo tanto, ha observado el 25 de diciembre lo suficiente como para permitir que Crisóstomo hable al menos en 388 como arriba (P.G., XLVIII, 752, XLIX, 351).

Constantinopla. En 379 o 380 Gregory Nazianzen se hizo a sí mismo exarchos de la nueva fiesta, es decir, su iniciador, en Constantinopla, donde, desde la muerte de Valente, la ortodoxia estaba reviviendo. Sus tres homilías (ver Hom. Xxxviii en P.G., XXXVI) fueron predicadas en días sucesivos (Usener, op. Cit., P. 253) en la capilla privada llamada Anastasia. En su exilio en 381, la fiesta desapareció.

Sin embargo, según Juan de Nikiu, Honorio, cuando estuvo presente en una visita, concertó con Arcadio la observación de la fiesta en la fecha romana. Kellner sitúa esta visita en 395 Baumstark (Oriens Chr., 1902, 441-446), entre 398 y 402. Este último se basa en una carta de Jacob de Edessa citada por George de Beeltân, afirmando que la Navidad fue traída a Constantinopla por Arcadius y Crisóstomo de Italia, donde, & # 8220 según las historias & # 8221, se había guardado desde los tiempos apostólicos. El episcopado de Crisóstomo duró de 398 a 402, por lo que la fiesta habría sido introducida entre estas fechas por el obispo Crisóstomo, como en Antioquía por el sacerdote Crisóstomo. Pero Lübeck (Hist. Jahrbuch., XXVIII, I, 1907, págs. 109-118) prueba que la evidencia de Baumstark es inválida. Más importante, pero apenas mejor acreditada, es la afirmación de Erbes & # 8217 (Zeitschrift f. Kirchengesch., XXVI, 1905, 20-31) que la fiesta fue traída por Constantino ya en 330-35.

Roma. En Roma, la evidencia más antigua se encuentra en el Calendario Filocaliano (PL, XIII, 675; puede verse como un todo en J. Strzygowski, Kalenderbilder des Chron. Von Jahre 354, Berlín, 1888), compilado en 354, que contiene tres entradas importantes . En el calendario civil el 25 de diciembre está marcado & # 8220Natalis Invicti & # 8221. En el & # 8220Depositio Martyrum & # 8221 una lista de mártires romanos o tempranos y universalmente venerados, menor del 25 de diciembre se encuentra & # 8220VIII kal. ian. Natus Christus en Betleem Iudeæ & # 8221. En & # 8220VIII kal. mart. & # 8221 (22 de febrero) también se menciona San Pedro & # 8217s Chair. En la lista de cónsules están cuatro entradas eclesiásticas anómalas: los días del nacimiento y la muerte de Cristo, la entrada en Roma y el martirio de los santos Pedro y Pablo. La entrada significativa es & # 8220Chr. Cæsare et Paulo se sentó. XIII. hoc. contras. Dns. ihs. XPC natus est VIII Kal. ian. D. ven. luna XV, & # 8221 es decir durante el consulado de (Augusto) César y Paulus Nuestro Señor Jesucristo nació el octavo antes de las calendas de enero (25 de diciembre), un viernes, el decimocuarto día de la luna. Los detalles chocan con la tradición y la posibilidad. El epacto, aquí XIII, es normalmente XI el año es A.U.C. 754, una fecha sugerida por primera vez dos siglos después, en ningún año entre 751 y 754, el 25 de diciembre podría caer en viernes. La tradición es constante al colocar el nacimiento de Cristo en miércoles. Además, la fecha dada para la muerte de Cristo & # 8217s (duobus Geminis coss., es decir, 29 d.C.) le deja solo veintiocho años y cuarto de vida. Aparte de esto, estas entradas en una lista de cónsules son interpolaciones manifiestas. ¿Pero no son las dos entradas del & # 8220Depositio Martyrum & # 8221 también tales? Si el día de Cristo y el nacimiento en la carne solo se encontraran allí, podría estar encabezando el año de los mártires y espirituales. natales pero el 22 de febrero está totalmente fuera de lugar. Aquí, como en el consular fasti, las fiestas populares se insertaron más tarde por conveniencia & # 8217 bien. El calendario civil solo no se agregó, ya que fue inútil después del abandono de las fiestas paganas. Entonces, incluso si el & # 8220Depositio Martyrum & # 8221 data, como es probable, de 336, no está claro que el calendario contenga evidencia anterior al mismo Philocalus, es decir, 354, a menos que de hecho se deba suponer que la celebración popular preexistente hace posible este reconocimiento oficial. ¿Fueron los manuscritos Chalki de Hipólito genuino, la evidencia de la fiesta de diciembre existiría ya en c. 205. El pasaje relevante [que existe en el manuscrito de Chigi sin las palabras entre corchetes y siempre se cita así antes de George Syncellus (c. 1000)] dice:

& # 8220 Porque la primera venida de Nuestro Señor en la carne [en la que fue engendrado], en Belén, tuvo lugar [el 25 de diciembre, el cuarto día] en el reinado de Augusto [el año cuarenta y dos, y] en el año 5500 [de Adán]. Y sufrió en su trigésimo tercer año [25 de marzo, el parasceve, en el decimoctavo año de Tiberio César, durante el consulado de Rufus y Rubellio]. & # 8221

La interpolación es cierta, admitida por Funk, Bonwetsch, etc. Los nombres de los cónsules [que deberían ser Fufius y Rubellius] son ​​incorrectos Cristo vive treinta y tres años en el Hipólito genuino, treinta y uno Los datos minuciosos son irrelevantes en esta discusión con los millenniaristas severianos. Es increíble que Hipólito conociera estos detalles cuando sus contemporáneos (Clemente, Tertuliano, etc.) son, al tratar el tema, ignorantes o silenciosos o deberían, habiéndolos publicado, haberlos publicado. permaneció sin citar (Kellner, op. cit., p. 104, tiene un excursus sobre este pasaje).

San Ambrosio (de virg., iii, 1 en P. L., XVI, 219) conserva el sermón predicado por el Papa Liberio I en San Pedro & # 8217s, cuando, en Natalis Christi, Ambrose & # 8217 hermana, Marcellina, tomó el velo. Este Papa reinó desde mayo de 352 hasta 366, excepto durante sus años de exilio, 355-357. Si Marcelina se convirtió en monja solo después de la edad canónica de veinticinco años, y si Ambrosio nació solo en 340, tal vez sea más probable que el evento haya ocurrido después de la edad canónica de veinticinco años. 357. Aunque el sermón abunda en referencias apropiadas a la Epifanía (las bodas de Caná, la multiplicación de los panes, etc.), esto parece deberse (Kellner, op. cit., p. 109) a una secuencia de pensamiento, y no fijan el sermón al 6 de enero, una fiesta desconocida en Roma. hasta mucho más tarde. Usener, de hecho, argumenta (p. 272) que Liberio lo predicó ese día en 353, instituyendo el Fiesta de la Natividad en diciembre del mismo año, pero Philocalus justifica nuestra suposición de que si precedió a su pontificado por algún tiempo, aunque la relegación de Duchesne a 243 (Bull. crit., 1890, 3, págs. 41 ss.) puede no ser del agrado de muchos. En el Oeste el Concilio de Zaragoza (380) sigue ignorando el 25 de diciembre (ver can. xxi, 2). El Papa Siricio, escribiendo en 385 (P. L., XII, 1134) a Himerio en España, distingue las fiestas de la Natividad y la Aparición, pero no está claro si se refiere al uso romano o español. Ammianus Marcellinus (XXI, ii) y Zonaras (Ann., XIII, 11) fechan una visita de Juliano el Apóstata a una iglesia en Vienne en Galia en Epifanía y Natividad respectivamente. A menos que hubiera dos visitas, Vienne en el año 361 d.C. combinó las fiestas, aunque todavía es dudoso qué día. Para la época de Jerónimo y Agustín, se establece la fiesta de diciembre., aunque este último (Epp., II, liv, 12, en P.L., XXXIII, 200) lo omite de una lista de festivales de primera clase. Desde el siglo IV todos los calendarios occidentales lo asignan al 25 de diciembre. En Roma, entonces, la Natividad se celebró el 25 de diciembre antes del 354 en Oriente, en Constantinopla, no antes del 379, a menos que con Erbes, y contra Gregorio, lo reconocemos allí en 330. Por lo tanto, casi universalmente se ha concluido que la nueva fecha llegó a Oriente desde Roma a través del Bósforo durante el gran avivamiento anti-arriano, y por medio de los campeones ortodoxos. De Santi (L & # 8217Orig. Delle Fest. Nat., En Civiltæ Cattolica, 1907), siguiendo a Erbes, argumenta que Roma se hizo cargo de la Epifanía Oriental, ahora con un color definido de la Natividad, y, con un número creciente de Iglesias Orientales, colocó el 25 de diciembre más tarde, tanto Oriente como Occidente dividieron su fiesta, dejando Efifanía el 6 de enero y Natividad el 25 de diciembre., respectivamente, y colocar la Navidad el 25 de diciembre y la Epifanía el 6 de enero. La hipótesis anterior todavía parece preferible.

ORIGEN DE FECHA

Los evangelios. Con respecto a la fecha del nacimiento de Cristo, los Evangelios no brindan ayuda sobre los datos que se basan en argumentos contradictorios. los censo Habría sido imposible en invierno: entonces no se podría poner en movimiento a toda una población. De nuevo, en invierno debe haber sido entonces solo se suspendió el trabajo de campo. Pero Roma no fue tan considerada. Además, las autoridades difieren en cuanto a si los pastores podrían o querrían mantener expuestos a los rebaños durante las noches de la temporada de lluvias.

Servicio en el templo de Zachary & # 8217s. Los argumentos basados ​​en el ministerio del templo de Zachary # 8217 no son confiables, aunque los cálculos de antigüedad (ver arriba) se han revivido en una forma aún más complicada, p. Ej. por Friedlieb (Leben J. Christi des Erlösers, Münster, 1887, p. 312). Se insta a que las veinticuatro clases de sacerdotes judíos sirvieran cada una a la semana en el Templo. Zachary estaba en octava clase, Abia. The Temple was destroyed 9 Ab, A.D. 70 late rabbinical tradition says that class 1, Jojarib, was then serving. From these untrustworthy data, assuming that Christ was born A.U.C. 749, and that never in seventy turbulent years the weekly succession failed, it is calculated that the eighth class was serving 2-9 October, A.U.C. 748, whence Christ’s conception falls in March, and birth presumably in December. Kellner (op. cit., pp. 106, 107) shows how hopeless is the calculation of Zachary’s week from any point before or after it.

Analogy to Old Testament festivals. It seems impossible, on analogy of the relation of Passover and Pentecost to Easter and Whitsuntide, to connect the Nativity with the feast of Tabernacles, as did, e.g., Lightfoot (Horæ Hebr, et Talm., II, 32), arguing from Old Testament prophecy, e.g. Zacharias 14:16 sqq, combining, too, the fact of Christ’s death in Nisan with Daniel’s prophecy of a three and one-half years’ ministry (9:27), he puts the birth in Tisri, i.e. September. As undesirable is it to connect 25 December with the Eastern (December) feast of Dedication (Jos. Ant. Jud., XII, vii, 6).

Natalis Invicti. The well-known solar feast, however, of Natalis Invicti, celebrated on 25 December, has a strong claim on the responsibility for our December date. For the history of the solar cult, its position in the Roman Empire, and syncretism with Mithraism, see Cumont’s epoch-making “Textes et Monuments” etc., I, ii, 4, 6, p. 355. Mommsen (Corpus Inscriptionum Latinarum, 1 2 , p. 338) has collected the evidence for the feast, which reached its climax of popularity under Aurelian in 274. Filippo del Torre in 1700 first saw its importance it is marked, as has been said, without addition in Philocalus’ Calendar. It would be impossible here even to outline the history of solar symbolism and language as applied to God, the Messiah, and Christ in Jewish or Chrisian canonical, patristic, or devotional works. Hymns and Christmas offices abound in instances the texts are well arranged by Cumont (op. cit., addit. Note C, p. 355).

The earliest rapprochement of the births of Christ and the sun is in Cypr., “De pasch. Comp.”, xix, “O quam præclare providentia ut illo die quo natus est Sol . . . nasceretur Christus.” – “O, how wonderfully acted Providence that on that day on which that Sun was born . . . Christ should be born.” – In the fourth century, Chrysostom, “del Solst. Et Æquin.” (II, p. 118, ed. 1588), says: “But Our Lord, too, is born in the month of December . . . the eight before the calends of January [25 December] . . ., But they call it the ‘Birthday of the Unconquered’. Who indeed is so unconquered as Our Lord . . .? Or, if they say that it is the birthday of the Sun, He is the Sun of Justice.” Already Tertullian (Apol., 16 cf. Ad. Nat., I, 13 Orig. c. Cels., VIII, 67, etc) had to assert that Sol was not the Christians’ God Augustine (Tract xxxiv, in Joan. In P. L., XXXV, 1652) denounces the heretical indentification of Christ with Sol. PAG Sol was not the Christians’ God Augustine (Tract xxxiv, in Joan. In P. L., XXXV, 1652) denounces the heretical indentification of Christ with Sol. Pope Leo I (Serm. xxxvii in nat. dom., VII, 4 xxii, II, 6 in P. L., LIV, 218 and 198) bitterly reproves solar survivals — Christians, on the very doorstep of the Apostles’ basilica, turn to adore the rising sun. Sun-worship has bequeathed features to modern popular worship in Armenia, where Chistians had once temporarily and externally conformed to the cult of the material sun (Cumont, op. cit., p. 356).

But even should a deliberate and legitimate “baptism” of a pagan feast be seen here no more than the transference of the date need be supposed. The “mountain-birth” of Mithra and Christ’s in the “grotto” have nothing in common: Mithra’s adoring shepherds (Cumont, op. cit., I, ii, 4, p. 304 sqq.) are rather borrowed from Christian sources than vice versa.

The astronomical theory. Duchesne (Les origines du culte chrétien, Paris, 1902, 262 sqq.) advances the “astronomical” theory that, given 25 March as Christ’s death-day [historically impossible, but a tradition old as Tertullian (Adv. Jud., 8)], the popular instinct, demanding an exact number of years in a Divine life, would place His conception on the same date, His birth 25 December. This theory is best supported by the fact that certain Montanists (Sozomen, Hist. Eccl., VII, 18) kept Easter on 6 April both 25 December and 6 January are thus simultaneously explained. The reckoning, moreover, is wholly in keeping with the arguments based on number and astronomy and “convenience”, then so popular. Unfortunately, there is no contemporary evidence for the celebration in the fourth century of Christ’s conception on 25 March.

The calendar. The fixing of this date fixed those too of Circumcision and Presentation of Expectation and, perhaps, Annunciation B.V.M. and of Nativity and Conception of the Baptist (cf. Thurston in Amer. Eccl. Rev., December, 1898). Till the tenth century Christmas counted, in papal reckoning, as the beginning of the ecclesiastical year, as it still does in Bulls Boniface VIII (1294-1303) restored temporarily this usage, to which Germany held longest.

Popular merry-making. Codex Theod., II, 8, 27 (cf. XV, 5,5) forbids, in 425, circus games on 25 December though not till Codex Just., III, 12, 6 (529) is cessation of work imposed. los Second Council of Tours (can. xi, xvii) proclaims, in 566 or 567, the sanctity of the “twelve days” from Christmas to Epiphany, and the duty of Advent fast that of Agde (506), in canons 63-64, orders a universal communion, and that of Braga (563) forbids fasting on Christmas Day. Popular merry-making, however, so increased that the “Laws of King Cnut”, fabricated c. 1110, order a fast from Christmas to Epiphany.

The three Masses. los Gelasian and Gregorian Sacramentaries give three Masses to this feast, and these, with a special and sublime martyrology, and dispensation, if necessary, from abstinence, still mark our usage. Though Rome gives three Masses to the Nativity only, Ildefonsus, a Spanish bishop, in 845, alludes to a triple mass on Nativity, Easter, Whitsun (Pentecost), and Transfiguration (P.L., CVI, 888). These Masses, at midnight, dawn, and in die, were mystically connected with aboriginal, Judaic, and Christian dispensations, or (as by St. Thomas, Summa Theologica III:83:2) to the triple “birth” of Christ: in Eternity, in Time, and in the Soul. Liturgical colours varied: black, white, red, or (e.g. at Narbonne) red, white, violet were used (Durand, Rat. Div. Off., VI, 13). The Gloria was at first sung only in the first Mass of this day.

The historical origin of this triple Mass is probably as follows (cf. Thurston, in Amer. Eccl. Rev., January, 1899 Grisar, Anal. Rom., I, 595 Geschichte Roms . . . im Mittelalter I, 607, 397 Civ. Catt., 21 September, 1895, etc.): The first Mass, celebrated at the Oratorium Præsepis in St. Mary Major — a church probably immediately assimilated to the Bethlehem basilica — and the third, at St. Peter’s, reproduced in Rome the double Christmas Office mentioned by Etheria (see above) at Bethlehem and Jerusalem. The second Mass was celebrated by the pope in the “chapel royal” of the Byzantine Court officials on the Palatine, i.e. St. Anastasia’s church, originally called, like the basilica at Constantinople, Anastasis, and like it built at first to reproduce the Jerusalem Anastasis basilica — and like it, finally, in abandoning the name “Anastasis” for that of the martyr St. Anastasia. The second Mass would therefore be a papal compliment to the imperial church on its patronal feast. The three stations are thus accounted for, for by 1143 (cf. Ord. Romani in P. L., LXXVIII, 1032) the pope abandoned distant St. Peter’s, and said the third Mass at the high altar of St. Mary Major. At this third Mass Leo II inaugurated, in 800, by the coronation of Charlemagne, the Holy Roman Empire. The day became a favourite for court ceremonies, and on it, e.g., William of Normandy was crowned at Westminster.

Dramatic presentations. The history of the dedication of the Oratorium Præsepisin the Liberian basilica, of the relics there kept and their imitations, does not belong to this discussion [cf. . The data are well set out by Bonaccorsi (Il Natale, Rome, 1903, ch. iv)], but the practice of giving dramatic, or at least spectacular, expression to the incidents of the Nativity early gave rise to more or less liturgical mysteries. los ordinaria of Rouen and of Reims, for instance, place the officium pastorum immediately after the Te Deum and before Mass (cf. Ducange, Gloss. med. et inf. Lat., s.v. Pastores) the latter Church celebrated a second “prophetical” mystery after Tierce, in which Virgil and the Sibyl join with Old Testament prophets in honouring Christ. (For Virgil and Nativity play and prophecy see authorities in Comparetti, “Virgil in Middles Ages”, p. 310 sqq.) “To out-herod Herod”, i.e. to over-act, dates from Herod’s violence in these plays.

The crib (creche) or nativity scene. St. Francis of Assisi in 1223 originated the crib of today by laicizing a hitherto ecclesiastical custom, henceforward extra-liturgical and popular. The presence of ox and ass is due to a misinterpretation of Isaias i:3 and Habacuc 3:2 (“Itala” version), though they appear in the unique fourth-century “Nativity” discovered in the St. Sebastian catacombs in 1877. The ass on which Balaam rode in the Reims mystery won for the feast the title (Ducange, op. cit., s.v. Festum).

Hymns and carols. The degeneration of these plays in part occasioned the diffusion of noels, pastorali, and carols, to which was accorded, at times, a quasi-liturgical position. Prudentius, in the fourth century, is the first (and in that century alone) to hymn the Nativity, for the “Vox clara” (hymn for Lauds in Advent) and “Christe Redemptor” (Vespers and Matins of Christmas) cannot be assigned to Ambrose. “A solis ortu” is certainly, however, by Sedulius (fifth century). The earliest German Weihnachtslieder date from the eleventh and twelfth centuries, the earliest noels from the eleventh, the earliest carols from the thirteenth. The famous “Stabat Mater Speciosa” is attributed to Jacopone da Todi (1230-1306) “Adeste Fideles” is, at the earliest, of the seventeenth century. These essentially popular airs, and even words, must, however, have existed long before they were put down in writing.

Cards and presents. Pagan customs centering round the January calends gravitated to Christmas. Tiele (Yule and Christmas, London, 1899) has collected many interesting examples. los strenæ (eacutetrennes) of the Roman 1 January (bitterly condemned by Tertullian, de Idol., xiv and x, and by Maximus of Turin, Hom. ciii, de Kal. gentil., in P. L., LVII, 492, etc.) survive as Christmas presents, cards, boxes.

The yule log. The calend fires were a scandal even to Rome, and St. Boniface obtained from Pope Zachary their abolition. But probably the Yule-log in its many forms was originally lit only in view of the cold season. Only in 1577 did it become a public ceremony in England its popularity, however, grew immense, especially in Provence in Tuscany, Christmas is simply called ceppo (block, log — Bonaccorsi, op. cit., p. 145, n. 2). Besides, it became connected with other usages in England, a tenant had the right to feed at his lord’s expense as long as a wheel, i.e. a round, of wood, given by him, would burn, the landlord gave to a tenant a load of wood on the birth of a child Kindsfuss was a present given to children on the birth of a brother or sister, and even to the farm animals on that of Christ, the universal little brother (Tiele, op. cit., p. 95 sqq.).

Greenery. Gervase of Tilbury (thirteen century) says that in England grain is exposed on Christmas night to gain fertility from the dew which falls in response to “Rorate Cæli” the tradition that trees and flowers blossomed on this night is first quoted from an Arab geographer of the tenth century, and extended to England. In a thirteenth-century French epic, candles are seen on the flowering tree. In England it was Joseph of Arimathea’s rod which flowered at Glastonbury and elsewhere when 3 September became 14 September, in 1752, 2000 people watched to see if the Quainton thorn (cratagus præcox) would blow on Christmas New Style and as it did not, they refused to keep the New Style festival. From this belief of the calends practice of greenery decorations (forbidden by Archbishop Martin of Braga, c. 575, P. L., LXXIII — mistletoe was bequeathed by the Druids) developed the Christmas tree, first definitely mentioned in 1605 at Strasburg, and introduced into France and England in 1840 only, by Princess Helena of Mecklenburg and the Prince Consort respectively.

The mysterious visitor. Only with great caution should the mysterious benefactor of Christmas night — Knecht Ruprecht, Pelzmärtel on a wooden horse, St. Martin on a white charger, St. Nicholas and his “reformed” equivalent, Father Christmas — be ascribed to the stepping of a saint into the shoes of Woden, who, with his wife Berchta, descended on the nights between 25 December and 6 January, on a white horse to bless earth and men. Fires and blazing wheels starred the hills, houses were adorned, trials suspended and feasts celebrated (cf. Bonaccorse, op. cit., p. 151). Knecht Ruprecht, at any rate (first found in a mystery of 1668 and condemned in 1680 as a devil) was only a servant of the Holy Child.

En Inglaterra, Christmas was forbidden by Act of Parliament in 1644 the day was to be a fast and a market day shops were compelled to be open plum puddings and mince pies condemned as heathen. The conservatives resisted at Canterbury blood was shed but after the Restoration Dissenters continued to call Yuletide “Fooltide”.”

The original author of this blog passed away in July of 2016. RIP Father Carota.


Moses Harris’ the Aurelian and the Mania for Insects and Tulips

Moses Harris, (left) “Plate XXI: Unicorn Hawk-Moth and Small Heath Butterfly” and (right) “Plate XXIII: Goat Moth,” The Aurelian: A Natural History of English Moths and Butterflies, 1766, handcolored engraving, 11 x 15″. Purchase made possible by Betsy A. and Bruce R. Stefany 󈨋, Gettysburg College Special Collections & College Archives. (Click the titles of the prints to view a larger version)

By the mid-to-late eighteenth century, many wealthy collectors across Europe were interested in gardens and the study of insects. The first society dedicated to the study and collecting of insects in England was the Aurelian, founded in 1743.[1] Most of the society was made up of well-known members of English society and the naturalist community, who chose the name Aurelian after the seventeenth century term “aurelia” to describe the chrysalis stage of a butterfly.[2] Moses Harris was introduced to the Aurelian Society and taught how to collect insects by his uncle.[3] Harris was the secretary of the society when he made the most note-worthy publication for the society, The Aurelian. Published originally as a series of pamphlets and finally as a book in 1766, The Aurelian illustrates accounts of butterflies and moths and how to keep them.[4] The moths and butterflies were shown with the plants that the caterpillar would feed on, inspired by Merian’s pioneering work portraying ecologically related species, as can be seen elsewhere in the exhibition.

Detail of the Unicorn Hawk Moth (Agrius Convolvu) on “Plate XXI” (left), with a specimen (right). Didier Descouens, Wikimedia Commons.

“Plate XXI: Unicorn-Hawk Moth and Small Heath Butterfly” depicts a moth and a butterfly species in their various stages on morning glories. The Unicorn Hawk-Moth commonly feeds on morning glories.[5] The Hawk moth adult flies to light purple morning glories, as the caterpillar sits on the stem or twig that peaks out from the morning glory. The heath butterfly life cycle is depicted to the right of the Hawk moth caterpillar, with the adults flying in the sky. Harris’ inspiration from Merian can be seen here. Elsewhere in the book, Harris stated that when he did not know a species well enough to engrave it, he turned to “Mariana” or “Merian” for references, illustrating her influence on his work.[6]

Detail of the Goat Moth (Cossus Cossus) on “Plate XXIII” (left), with a specimen (right). Wikimedia Commons.

In “Plate XXIII: Goat Moth,” the goat moth species is illustrated on either willow or oak wood, which the caterpillar eats. Harris depicts the caterpillar as it eats its way through the wood in the lower right of the composition (fig. b). Harris also depicts the goat moth’s chrysalis partially out of the tree, depicted by the black mass below the caterpillar (fig. d).[7]

The Goat Moth Caterpillar eating wood (left), similar to Harris’ version of the caterpillar (right). Photo from Teunie on Wikimedia Commons.

To the left, the adult goat moth flies to the yellow tulip with red and black streaks. The Goat moth does not feed on the tulip, and Harris does not state why he chose to depict the tulip in this print.

Harris may have included the flower in his composition because tulips were still considered luxury items in the eighteenth century after the extreme “tulipmania” in the Netherlands between 1634-37.[8] During “tulipmania,” prices of tulips rose to exorbitant amounts the most alluring tulip, the Semper Augustus (a white tulip with maroon streaks) cost 5,500 guilders at one point, an enormous sum given the annual salary of a craftsman at the time was 300 guilders. After this peak, tulips continued to be viewed as the queen of annual flowers. They were often exchanged by elite Europeans in the eighteenth century. Harris may have put this marbled tulip in “Plate XXIII” because of its allure, as other artists similarly have depicted tulips in still life paintings.

Below the illustrations, the prints include a dedication to a patron, usually a person of notable wealth or reputation, which was part of Harris’ attempt to broaden his influence and appeal to those of wealth or reputation.[9] It is likely “Plate XXI” refers to Nathaniel Curzon (1726-1804), 5 th Baronet of Kedleston. “Plate XXIII” is dedicated to the Earl of Suffolk. Possibly this was an appeal to the nobles more generally to become patrons.

Harris’ career flourished between 1766-1785, when he collected all sorts of English insects and published his two most famous books, The Aurelian y an Exposition of English Insects in 1776.[10] Con los Aurelian Moses Harris combines the new tradition of depicting nature, following the steps of Merian, and the tastes of the aristocrats.

Moses Harris, Frontispiece Self-Portrait, de Exposition, engraving, Faber Birren Collection, Yale University.

[1] T. R. E. Southwood, “Entomology and Mankind: Insects over the Ages have Greatly Affected Man’s Health and Food Supply and have Played an Important Role as Religious and Cultural Symbols,” American Scientist, 65, no. 1 (January-February 1977), 31, http://www.jstor.org/stable/27847640.

[2] Southwood, “Entomology and Mankind,” 31.

[3] Harry B. Weiss, “Two Entomologists of the Eighteenth-Century–Eleazar Albin and Moses Harris,” The Scientific Monthly 23, no. 6 (December 1926): 561. http://www.jstor.org/stable/7678.

[4] Southwood, “Entomology and Mankind,” 31.

[6] Sharon Valiant, “Maria Sibylla Merian: Recovering an Eighteenth-Century Legend,” Eighteenth-Century Studies 26, no. 3 (Spring 1993): 473, doi:10.2307/2739414.

[7] Moses Harris, The Aurelian: A Natural History of English Moths and Butterflies, Together with the Plants on which they Feed, (London: 1840), 34, Smithsonian Libraries, Biodiversity Heritage Library. https://archive.org/details/Aurelian00Harr/page/n5

[8] Anne Goldgar, “Nature as Art: The Case of the Tulip,” in Pamela Smith and Paula Findlen, Merchants and Marvels: Commerce, Science, and Art in Early Modern Europe, 324, 330 (New York: Routledge, 2002).

[9] Janice Neri, “Conclusion: Discipline and Specimenize,” in The Insect and the Image: Visualizing Nature in Early Modern Europe, 1500-1700 (Minneapolis: University of Minnnesota Press, 2011), 185.


The Roman Empire

The Roman Empire (Latin: Imperium Romanum [ɪmˈpɛri.ũː roːˈmaːnũː] Koinē Greek: Βασιλεία τῶν Ῥωμαίων, romanized: Basileía tōn Rhōmaíōn) was the post-Republican period of ancient Rome. As a polity it included large territorial holdings around the Mediterranean Sea in Europe, Northern Africa, and Western Asia ruled by emperors. From the accession of Caesar Augustus to the military anarchy of the 3rd century, it was a principate with Italy as metropole of the provinces and the city of Rome as sole capital (27 BC – AD 286). After the military crisis, the empire was ruled by multiple emperors who shared rule over the Western Roman Empire and over the Eastern Roman Empire (also known as the Byzantine Empire). Rome remained the nominal capital of both parts until AD 476, when the imperial insignia were sent to Constantinople, following the capture of Ravenna by the barbarians of Odoacer and the subsequent deposition of Romulus Augustulus. The fall of the Western Roman Empire to Germanic kings, along with the hellenization of the Eastern Roman Empire into the Byzantine Empire, conventionally marks the end of Ancient Rome and the beginning of the Middle Ages.

The predecessor state of the Roman Empire, the Roman Republic (which had replaced Rome’s monarchy in the 6th century BC) became severely destabilized in a series of civil wars and political conflicts. In the mid-1st century BC, Julius Caesar was appointed as perpetual dictator and then assassinated in 44 BC. Civil wars and proscriptions continued, culminating in the victory of Octavian, Caesar’s adopted son, over Mark Antony and Cleopatra at the Battle of Actium in 31 BC. The following year Octavian conquered Ptolemaic Egypt, ending the Hellenistic period that had begun with the conquests of Alexander the Great of Macedon in the 4th century BC. Octavian’s power then became unassailable, and in 27 BC the Roman Senate formally granted him overarching power and the new title Augustus, effectively making him the first Roman emperor.

The first two centuries of the Empire saw a period of unprecedented stability and prosperity known as the Pax Romana (“Roman Peace”). Rome reached its greatest territorial expanse during the reign of Trajan (AD 98–117). A period of increasing trouble and decline began with the reign of Commodus (177–192). In the 3rd century the Empire underwent a crisis that threatened its existence, as the Gallic Empire and Palmyrene Empire broke away from the Roman state, and a series of short-lived emperors, often from the legions, led the empire. The empire was reunified under Aurelian (r. 270–275). In an effort to stabilize it, Diocletian set up two different imperial courts in the Greek East and Latin West in 286. Christians rose to positions of power in the 4th century following the Edict of Milan of 313. Shortly after, the Migration Period, involving large invasions by Germanic peoples and by the Huns of Attila, led to the decline of the Western Roman Empire. With the fall of Ravenna to the Germanic Herulians and the deposition of Romulus Augustus in AD 476 by Odoacer, the Western Roman Empire finally collapsed the Eastern Roman Emperor Zeno formally abolished it in AD 480. Nonetheless, some states in the territories of the former Western Roman Empire would later claim to have inherited the supreme power of the emperors of Rome, most notably the Holy Roman Empire. The Eastern Roman Empire survived for another millennium, until Constantinople fell to the Ottoman Turks of Sultan Mehmed II in 1453.

Due to the Roman Empire’s vast extent and long endurance, the institutions and culture of Rome had a profound and lasting influence on the development of language, religion, art, architecture, philosophy, law, and forms of government in the territory it governed, and far beyond. The Latin language of the Romans evolved into the Romance languages of the medieval and modern world, while Medieval Greek became the language of the Eastern Roman Empire. The Empire’s adoption of Christianity led to the formation of medieval Christendom. Greek and Roman art had a profound impact on the Italian Renaissance. Rome’s architectural tradition served as the basis for Romanesque, Renaissance and Neoclassical architecture, and also had a strong influence on Islamic architecture. The corpus of Roman law has its descendants in many legal systems of the world today, such as the Napoleonic Code, while Rome’s republican institutions have left an enduring legacy, influencing the Italian city-state republics of the medieval period, as well as the early United States and other modern democratic republics.


Biology [ edit | editar fuente]

In 1940 Earth received a transmission from space. The humans at the time were unable to translate it, but Dr. Saul Fredricks managed to decipher the message. Within the message contained advanced technological blueprints, including for faster than light travel from an alien species known as the Aurelians. lso inclued in the message was a warning:

"We are finished, and they are coming for you next. Use our technology and get the hell out of there!".

The message the Aurelians sent referred to an species that the UN would identify as the Dark Ones. After hearing this message The Discovery was built, humanity's first ever FTL vessel. To hide the discovery of a hostile alien presence heading to Earth, the UN covered the discovery, making Fredricks the 'inventor' of the FTL formula. While the motivation of The Discovery was exploration, its true mission was to seek out new worlds and races and possibly make them allies.

Earth eventually sent out a visit the Aurelian homeworld, only to find it ravaged by the Dark Ones and its populace dead.