Paul Patterson

Paul Patterson


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Paul Patterson nació en 1878. Se convirtió en el editor de la Baltimore Sun. Ha sido argumentado por Jennet Conant, la autora de Los irregulares: Roald Dahl y el anillo de espías británico en Washington en tiempos de guerra (2008) que Ernest Cuneo, que trabajaba para la Coordinación de Seguridad Británica, estaba "facultado para alimentación seleccionar artículos de inteligencia británicos sobre simpatizantes y subversivos nazis "a periodistas amigos que" eran operativos furtivos en su campaña contra los enemigos de Gran Bretaña en Estados Unidos ". Cuneo también trabajó en estrecha colaboración con editores y editores que apoyaron la intervención estadounidense en la Segunda Guerra Mundial. Esto incluyó Patterson, Arthur Hays Sulzberger (New York Times), Helen Rogers Reid (New York Herald Tribune), Henry Luce (Revista Time y Revista Life), Dorothy Schiff (New York Post) y Ralph Ingersoll (Revista de imágenes).

H. L. Mencken, quien era un colaborador habitual además de estar en la junta de la Baltimore Sun, dimitió en 1941 debido a lo que él consideraba el "sesgo salvajemente probritánico" del periódico. Más tarde recordó: "Le dije a Patterson que, a mi juicio, los ingleses lo habían encontrado fácil y lo habían convertido en un mono. No intentó discutir el hecho principal". Mencken escribió en su diario en octubre de 1945: “Desde el primero hasta el último (los periódicos propiedad de Patterson) fueron órganos oficiales y nada más, y tomando un día con otro fueron órganos oficiales de Inglaterra más que de los Estados Unidos. "

Paul Patterson murió en 1952.

Desde el primero hasta el último ellos (los periódicos propiedad de Patterson) fueron órganos oficiales y nada más, y tomando un día con otro fueron órganos oficiales de Inglaterra más que de los Estados Unidos.


17 de diciembre de 1951: & # 8220 Acusamos de genocidio & # 8221 Petición presentada a las Naciones Unidas

El 17 de diciembre de 1951, Paul Robeson y William Patterson presentaron una petición del Congreso de Derechos Civiles (CRC) a las Naciones Unidas. Titulada, & # 8220 We Charge Genocide: The Crime of Government Against the Black People & # 8221, la petición fue firmada por casi 100 intelectuales y activistas estadounidenses. Robeson encabezó una delegación para presentar el documento en la sede de la ONU en Nueva York, mientras que el secretario de la CRC, Patterson, lo entregó a una reunión de la ONU en París.

Estaba previsto que W. E. B. Du Bois acompañara a Patterson a París, pero el Departamento de Estado de Estados Unidos le impidió salir del país.

La petición del tamaño de un libro documentó cientos de casos de linchamiento y otras formas de brutalidad y discriminación, evidenciando un patrón claro de inacción y complicidad del gobierno.

Acusó que en los 85 años transcurridos desde el fin de la esclavitud se sabía que más de 10,000 afroamericanos habían sido linchados (un promedio de más de 100 por año), y que el número completo nunca se puede saber porque los asesinatos a menudo no se denuncian.

La petición citaba la definición de genocidio de la ONU: & # 8220 Cualquier intento de destruir, total o parcialmente, un grupo nacional, racial o religioso es genocidio. & # 8221 La petición concluyó, por lo tanto, que

. . .los ciudadanos negros oprimidos de los Estados Unidos, segregados, discriminados y durante mucho tiempo blanco de la violencia, sufren de genocidio como resultado de las políticas consistentes, conscientes y unificadas de cada rama del gobierno. Si la Asamblea General actúa como la conciencia de la humanidad y, por lo tanto, actúa favorablemente en nuestra petición, habrá servido a la causa de la paz.

Con la Guerra Fría en pleno apogeo, el gobierno de Estados Unidos maniobró para evitar que las Naciones Unidas debatieran formalmente o incluso consideraran los cargos presentados en la petición. Trabajando detrás de escena, pudieron evitar cualquier discusión de la petición por parte de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Cuando uno de los delegados estadounidenses ante la ONU criticó a William Patterson por & # 8220 atacar a su gobierno, & # 8221 Patterson respondió, & # 8220 es & # 8217 su gobierno. Es mi país. Estoy luchando para salvar los principios democráticos de mi país. & # 8221

Los medios corporativos estadounidenses dieron escasa cobertura a la petición o los crímenes que documenta. La CRC está etiquetada como una & # 8220 organización de fachada comunista & # 8221, y los pocos funcionarios gubernamentales que comentan la petición la describen como & # 8220 propaganda comunista & # 8221. En otras partes del mundo, sin embargo, fue bien recibida y ampliamente cubierta en la prensa. En Europa, África y Asia, donde Estados Unidos compite contra la Unión Soviética y China por la influencia política, el documento debilita los reclamos estadounidenses del & # 8220Free World & # 8221 y su afirmación de liderazgo moral global, particularmente entre los pueblos no blancos que luchan contra el dominio colonial.

A medida que el Movimiento por la Libertad Negra cobró fuerza en los años siguientes, la geopolítica de la Guerra Fría influyó en la reacción de Washington ante eventos importantes como las sentadas, los paseos por la libertad y la Ole Miss, etc.

A su regreso a los Estados Unidos, el pasaporte de Patterson # 8217 fue confiscado por el Departamento de Estado para que ya no pudiera hablar con audiencias extranjeras sobre la negación de los derechos humanos que sufren los afroamericanos y otras personas de color.

También a Robeson se le impidió salir del país. Ellos y otros líderes del CRC fueron acosados ​​y perseguidos por el FBI y otras agencias federales por el resto de sus vidas.

Obtenga más información de los recursos relacionados a continuación.

Recursos Relacionados

Cómo hacer enmiendas: una lección sobre reparaciones

Actividad docente. Por Ursula Wolfe-Rocca, Alex Stegner, Chris Buehler, Angela DiPasquale y Tom McKenna.
Los estudiantes se encuentran con docenas de defensores y beneficiarios de reparaciones de una variedad de épocas históricas para lidiar con la posibilidad de reparaciones ahora y en el futuro.

Burning Tulsa: El legado de la desposesión negra

Artículo. Por Linda Christensen. Serie Si supiéramos nuestra historia.
Los estudiantes deben aprender la historia oculta de la masacre de Tulsa de 1921 y cómo esto se relaciona con la desigualdad racial de riqueza en la actualidad.

Disfrazar el imperialismo: cómo los libros de texto malinterpretan a la Guerra Fría y engañan a los estudiantes

Artículo. Por Ursula Wolfe-Rocca. Serie Si supiéramos nuestra historia.
Con demasiada frecuencia, cuando se trata de intervenciones de la Guerra Fría en los EE. UU., El plan de estudios oficial está desinfectado y desarticulado, lo que deja a los estudiantes mal equipados para entender el acoso global de su país.

Recordando el verano rojo: libros de texto que parecen ansiosos por olvidar

Los disturbios racistas de 1919 ocurrieron hace 100 años este verano. Enfrentando una epidemia nacional de violencia de la mafia blanca, 1919 fue una época en la que los negros se defendieron, contraatacaron y exigieron la ciudadanía plena en miles de actos de valentía y audacia, pequeños y grandes, individuales y colectivos.

Balada de un estadounidense: una biografía gráfica de Paul Robeson

Libro & # 8211 No ficción. Escrito e ilustrado por Sharon Rudahl. Editado por Paul Buhle y Lawrence Ware. 2020. 142 páginas. La primera biografía gráfica de Paul Robeson muestra la carrera de Robeson como cantante, actor, académico, atleta y activista que alcanzó la fama mundial.

Eslanda: La vida grande y poco convencional de la Sra. Paul Robeson

Libro - No ficción. Por Barbara Ransby. 2013. 373 páginas.
Esta biografía de la antropóloga cosmopolita Eslanda Cardozo Goode Robeson explora su influencia en la carrera temprana de su esposo, su matrimonio abierto y su vida como periodista prolífica, defensora incansable de los derechos de las mujeres y abierta activista anticolonial y antirracista. .

Noticias para toda la gente: la historia épica de la raza y los medios estadounidenses

Libro & # 8211 No ficción. Por Juan González y Joseph Torres. 2011.
La historia de los medios en los Estados Unidos, a través del lente de la raza.

12 de junio de 1956: Paul Robeson testifica ante HUAC

Paul Robeson testificó ante el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes, donde fue interrogado sobre su discurso político, asociaciones y afiliación partidista.


[Paul Patterson contando una historia en el escenario]

Fotografía de Paul Patterson, de Crane, contando una historia en el escenario del Texas Folklife Festival en San Antonio, Texas. Con un sombrero de vaquero, una camisa estampada y gafas de montura negra, está sentado en una mecedora y hablando por un micrófono. Dos mecedoras vacías están a cada lado de él.

Descripción física

1 fotografía: negativo, b & ampw 35 mm.

Información de creación

Creador: Desconocido. [5 de agosto de 1982, 8 de agosto de 1982].

Contexto

Esta fotografía es parte de la colección titulada: Texas Cultures Online y fue proporcionada por las Colecciones Especiales de Bibliotecas de UT San Antonio a The Portal to Texas History, un repositorio digital alojado por las Bibliotecas de UNT. Más información sobre esta fotografía se puede ver a continuación.

Personas y organizaciones asociadas con la creación de esta fotografía o su contenido.

Creador

Persona nombrada

Persona que es significativa de alguna manera para el contenido de esta fotografía. Pueden aparecer nombres adicionales en Temas a continuación.

Audiencias

¡Consulte nuestro sitio de Recursos para educadores! Hemos identificado esto fotografía como un fuente principal dentro de nuestras colecciones. Los investigadores, educadores y estudiantes pueden encontrar esta fotografía útil en su trabajo.

Proporcionado por

Colecciones especiales de bibliotecas de UT San Antonio

Las colecciones especiales de bibliotecas de UTSA buscan construir, preservar y brindar acceso a nuestras colecciones de investigación distintivas que documentan las diversas historias y el desarrollo de San Antonio y el sur de Texas. Nuestras prioridades de recopilación incluyen la historia de las mujeres y el género en Texas, la historia de los mexicoamericanos, activistas / activismo, la historia de las comunidades afroamericanas y LGBTQ en nuestra región, la industria alimentaria Tex-Mex y la planificación urbana.


La historia de las aves de caza de Walton Hatch

Henry Wortham estaba trabajando para Jack Walton en el momento en que Jack decidió vender. Henry conocía a Manuel Massey, quien alimentaba a Paul Harvey, un jugador profesional de Odessa, Texas. Henry le pidió a Manuel que formara un plan con él para que Paul comprara las aves. Manuel convenció a Paul para que le comprara 12 pollas a Jack. Henry ató trozos de cuerda en las jaulas de 12 ases de doble barril.

Cuando Paul y Manuel seleccionaron los 12 gallos, Manuel escogió solo los que tenían cuerdas en sus jaulas que Henry plantó.

Esto era desconocido tanto para Jack Walton como para Paul Harvey.

Después de que Manuel seleccionó los 12 machos, Jack le dijo a Paul que no sabía acerca de su habilidad para alimentarse, pero que seleccionó los 12 mejores machos que tenía, ¡además de los machos de cría! Manuel preparó las pollas para el torneo Sunset. Ganaron fácilmente. Paul Harvey y Manuel ganaron varios otros grandes torneos poco después. Esto convirtió a Paul y Massey en los mejores peleadores de gallos ese año.

Todo esto sucedió en 1952. Las victorias convencieron a Paul de comprar el resto de las aves de Jack Walton. Paul le pagó a Jack la suma de 20.000 dólares. Paul Harvey contrató a carpinteros sindicales profesionales para construir corrales para las aves. Los carpinteros trabajaron las veinticuatro horas del día preparando los bolígrafos de la finca de Paul.

Cuando se terminaron los corrales, Paul y Massey se dirigieron a Dallas con cajas para los gallos y remolques para las gallinas y los pequeños.

Durante este tiempo, Henry estaba vendiendo a otros un buen Walton Hatch a otros desconocidos para Paul. Había oído que algunos de estos luchadores de gallos eran Clarence Stewart, Ray Hoskins, Richard Bates y los hermanos Everette de la fama roja del condado de Hood. Harold Wells terminó con la polla "Bone Crusher" que era una de las 12 pollas originales. Harold fundó una familia de trituradoras de huesos que se convirtió en una fuerza importante en el pozo de Jal, NM dirigido por Tommy Booth.

Durante un período de 20 a 30 años. Paul Harvey vendió muchos Walton Hatch. En ese momento decidió vender todo el Walton Fowl. Bill Patterson compró lo mejor de lo que le quedaba. Bill todavía cría y pelea con las aves de Walton Hatch. También he tenido algunos de estos espléndidos viejos tiempos, aves de corral que golpean con fuerza, nunca me rinden, que aplastan los huesos.

La eclosión de Walton, si es endogámica durante un largo período de tiempo, tendrá patas de color guisante, ojos rojos y huesos grandes. Su temperamento es desagradable. Los Walton pondrán juego y poder de golpe en cualquier raza. También agregarán tamaño de hueso si su raza es pequeña.

Para terminar la historia, Paul Harvey compró la línea de sangre de la cara azul de Percy Flowers y continuó ganando derbis hasta su muerte. Bill Lisenbee compró las aves Blueface restantes a la muerte de Paul. Si alguna vez tuvo un Walton Hatch, nunca dejará de criar unos pocos debido a su juego y su tremendo poder.


Paul Patterson tenía su propio legado perfecto para los Tomcats

Hablando de récords perfectos, Ashland una vez tuvo un entrenador que sabía un poco sobre ese tema.

Paul Patterson, quien se fue a la Universidad de Taylor después de ganar cuatro campeonatos consecutivos de baloncesto masculino de la 16ª Región en Ashland en 1979, se retiró en 2013 después de ganar 734 juegos de baloncesto universitario.

Entrenador Paul Patterson durante sus días como entrenador en Taylor University en Upland, Indiana.

Esas son cifras asombrosas, pero el impacto de Patterson en la 16ª Región también fue enorme. Tuvo marca de 44-0 contra la competencia regional, una marca que tal vez nunca se pueda duplicar. La defensa de hombre a hombre característica de Patterson se convirtió en el modelo para otros y pronto se convirtió en la tarjeta de presentación de esta región. No es exagerado decir que cambió la forma en que se jugaba al baloncesto aquí.

La mejor temporada de los Tomcats bajo Patterson fue en 1976-77, cuando Ashland registró un récord de 30-2 que terminó con una derrota en las semifinales estatales. Jeff Kovach, Jim Harkins y Mark Swift eran jugadores clave en un equipo que simplemente hacía que los oponentes parecieran indefensos.

Sus equipos bien disciplinados eran temidos por la tenacidad que les inculcaba.

Patterson se fue después de la temporada de 1979 a pesar de que la plantilla estaba cargada de tamaño y talento, un equipo que parecía perfecto para su estilo de juego. Ernie Simpson tomó el testigo de Patterson y ganó el campeonato regional por quinto año consecutivo, aunque la racha de victorias regionales terminó con una derrota ante la Sagrada Familia en la final del 64º Distrito.

Por más inimaginable que parezca hoy, la base de fans no siempre estuvo contenta con Patterson a pesar de que ganó cuatro campeonatos regionales seguidos y nunca perdió ante un enemigo regional en la temporada regular. Se pensó que el estilo de juego era demasiado metódico para los fanáticos que estaban acostumbrados a tres décadas de correr y disparar.

No había nada de eso con el estilo de baloncesto de Patterson. Sus equipos trabajaron para obtener el mayor porcentaje de tiros posible, la mayoría de las veces una bandeja o un tiro en salto corto, en cada posesión contundente. La receta del éxito incluía limitar a los oponentes a menos de 50 puntos por juego. Su equipo de 1976-77 hizo precisamente eso, limitando a los enemigos a 48,3 por partido.

Aquí & # 8217s un dato interesante del torneo. En los cuatro años que Patterson entrenó a los Tomcats al título regional, solo una vez un Ashland jugó nombrado MVP del torneo - Harkins en 1976. Los otros años los MVP fueron para David Rowe de Fairview (1977), Mark Dingess de Boyd County (1978). ) y Dave Layne de Holy Family (1979).

El entrenador Paul Patterson, segunda fila en el extremo derecho, con su primer equipo Ashland Tomcat en 1975-76.

Patterson tuvo marca de 91-35 en sus cuatro temporadas como entrenador en jefe de los Tomcats. Sus equipos siempre estuvieron preparados y fundamentalmente sólidos en todas las posiciones. Su defensa de hombre a hombre encerrado fue, en una palabra, cruel.

Llevó esa misma filosofía de entrenamiento a la Universidad de Taylor, donde se retiró después de convertirse en el segundo entrenador con más victorias en la historia de la universidad de Indiana, detrás de ya sabes quién. Es uno de los entrenadores con más victorias en la historia del baloncesto.

Patterson ganó 15 campeonatos de conferencias e hizo 14 apariciones en el torneo nacional NAIA. Fue Entrenador del Año en 12 conferencias y Entrenador Nacional del Año de NAIA en 1991 cuando llevó a Taylor a un récord escolar de 34 victorias y la única plaza en la Final Four del programa.

Patterson, que es miembro de los pasillos de la fama de la NAIA, el Hanover College y el condado de Grant (Indiana), deja a Taylor después de acumular 28 temporadas ganadoras y 23 campañas con 20 o más victorias. También guió a Taylor a través de uno de los tramos de 10 años más exitosos con 10 temporadas consecutivas de al menos 25 victorias entre 1984 y 1994. Ese lapso colocó a Taylor en la compañía de UCLA, UNLV y Lipscomb como los únicos programas de baloncesto masculino que lograron eso. logro.

En el camino, Patterson entrenó a 24 NAIA All-Americans y cuenta con un extenso árbol de entrenadores que incluye entrenadores universitarios y de secundaria en todo el país.

También fue durante el mandato de Patterson que Taylor comenzó su juego Silent Night.

Cada año, el viernes antes de los exámenes finales, la Universidad de Taylor tiene el juego Silent Night donde los estudiantes permanecen callados hasta que se anota el décimo punto y luego estallan en vítores salvajes y bulliciosos. En los últimos momentos del juego, todos en el gimnasio cantan "Silent Night". A un ex entrenador asistente se le ocurrió la idea a fines de la década de 1980 y fue un evento repleto de mediados a fines de la década de 1990.

Pero si alguien nació para entrenar, fue Paul Patterson, y lo demostró tanto en Upland, Indiana, como en Ashland, Ky.

Su huella en la historia del baloncesto de la 16ª Región permanecerá con nosotros para siempre.


(1951) Acusamos de genocidio

De los guetos negros inhumanos de las ciudades estadounidenses, de las plantaciones de algodón del sur, surge este registro de asesinatos en masa basados ​​en la raza, de vidas deliberadamente deformadas y distorsionadas por la creación deliberada de condiciones que provocan la muerte prematura, la pobreza y la pobreza. enfermedad., es un expediente que pide en voz alta la condena, el fin de estas terribles injusticias que constituyen una violación diaria y cada vez mayor de la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

A veces se piensa incorrectamente que el genocidio significa la destrucción completa y definitiva de una raza o un pueblo. Sin embargo, la Convención sobre el Genocidio, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948, define el genocidio como cualquier asesinato por motivos de raza o, en palabras específicas, como "matar a miembros del grupo". Cualquier intento de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, racial, étnico o religioso es un genocidio, según la Convención. Por lo tanto, la Convención establece que "causar graves daños corporales o mentales a los miembros del grupo" es genocidio, así como "matar a miembros del grupo".

Sostenemos, por lo tanto, que los ciudadanos negros oprimidos de los Estados Unidos, segregados, discriminados y durante mucho tiempo blanco de la violencia, sufren de genocidio como resultado de las políticas consistentes, conscientes y unificadas de cada rama del gobierno.

El Congreso de Derechos Civiles ha preparado y presenta esta petición a la Asamblea General de las Naciones Unidas en nombre del pueblo negro en aras de la paz y la democracia, acusando al Gobierno de los Estados Unidos de América de violación de la Carta de las Naciones Unidas. y la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

Creemos que al publicar este documento estamos descargando una responsabilidad histórica para con el pueblo estadounidense, además de brindar un servicio de inestimable valor a la humanidad progresista. Hablamos del pueblo estadounidense porque millones de estadounidenses blancos en las filas del trabajo y la clase media, y en particular los que viven en los estados del sur y a los que a menudo se les llama desdeñosamente blancos pobres, están sufriendo ellos mismos en un grado cada vez mayor por las consecuencias. de la política de segregación del gobierno de Jim Crow en sus relaciones con los citrinos negros. Hablamos de humanidad progresista porque una política de discriminación en el país debe crear inevitablemente productos racistas para exportar al exterior, debe tender inevitablemente a la guerra.

No nos hemos ocupado aquí de la política cruel e inhumana de este gobierno hacia el pueblo de Puerto Rico. Empobrecida y reducida a un estado semianalfabeto a través de la explotación desenfrenada y la opresión de las gigantescas preocupaciones estadounidenses, a través del despiadado montaje y encarcelamiento de cientos de sus hijos e hijas, esta colonia de los gobernantes de los Estados Unidos revela en toda su crudeza desnudez la bancarrota moral de este gobierno y de quienes controlan su política interior y exterior.

La historia ha demostrado que la teoría racista del gobierno de los EE. UU. No es un asunto privado de los estadounidenses, sino la preocupación de la humanidad en todas partes.

Es nuestra esperanza, y creemos fervientemente que fue la esperanza y la aspiración de todos los estadounidenses negros cuya voz fue silenciada para siempre a causa de la muerte prematura a manos de hooligans de mentalidad racista o terroristas del Klan, que la verdad registrada aquí se dé a conocer a el mundo que hablará con lengua de fuego desatando una cruzada moral insaciable, cuya respuesta universal hará sonar la sentencia de muerte de todas las teorías racistas.

Nos hemos mantenido escrupulosamente dentro del ámbito de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, que se considera que abarca aquellos “actos cometidos con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, ético, racial o religioso como tal. "

En particular, oramos por la lectura más cuidadosa de este material por parte de aquellos que siempre han considerado el genocidio como un término que debe usarse solo cuando los actos de terror evidenciaron la intención de destruir una nación entera. Además, sostenemos que esta Convención sobre el Genocidio es, en virtud de nuestra aceptación declarada del Pacto de las Naciones Unidas, una parte inseparable del derecho de los Estados Unidos de América.

De acuerdo con el derecho internacional, y de acuerdo con nuestra propia ley, la Convención sobre el Genocidio, así como las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas, reemplaza, niega y desplaza todas las leyes racistas discriminatorias en los libros de los Estados Unidos y de varios estados.

Los crímenes de Hitler, de terrible magnitud, que comenzaron como lo hicieron contra el heroico pueblo judío, finalmente empaparon al mundo en sangre y dejaron un registro de cuerpos mutilados y torturados, y áreas devastadas como la humanidad nunca antes había visto. El juez Robert H. Jackson, que ahora se sienta en el banco de la Corte Suprema de los Estados Unidos, describió este holocausto al mundo en el poderoso lenguaje con el que abrió los juicios de Nuremberg contra los líderes nazis. Cada palabra que pronunció contra la monstruosa bestia nazi se aplica con el mismo peso, creemos, a aquellos que son culpables de los crímenes aquí expuestos.

Aquí presentamos los crímenes documentados de los gobiernos federal, estatal y municipal en los Estados Unidos de América, la nación dominante en las Naciones Unidas, contra 15.000.000 de sus propios nacionales: el pueblo negro de los Estados Unidos. Estos crímenes son los que más preocupan a la humanidad. La Asamblea General de las Naciones Unidas, en virtud de la Carta de las Naciones Unidas y la Convención sobre el Genocidio, está investida de poder para recibir esta acusación y actuar en consecuencia.

La prueba de este rostro es su acción ante la denuncia similar del Gobierno de la India contra Sudáfrica.

Hacemos un llamado a las Naciones Unidas para que actúen y pidan cuentas al gobierno de los Estados Unidos.

Creemos que la prueba de los objetivos básicos de una política exterior es inherente a la forma en que un gobierno trata a sus propios ciudadanos y no se encuentra en los elevados tópicos que impregnan tantos tratados o constituciones. La esencia no está en la forma, sino en la sustancia.

El Congreso de Derechos Civiles es un defensor de las libertades constitucionales, los derechos humanos y la paz. Es el enemigo implacable de todo credo, filosofía, sistema social o forma de vida que niega los derechos democráticos o un ápice de dignidad humana a cualquier ser humano por su color, credo, nacionalidad o creencia política.

Pedimos a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que se unan para realizar el objetivo planteado en el resumen y oración que concluye esta petición. Creemos que este programa puede contribuir en gran medida a poner fin a la amenaza de una tercera guerra mundial. Creemos que puede contribuir al establecimiento de una democracia popular a escala universal.

Un poco podemos agregar como nota final que el pueblo negro desea igualdad de oportunidades en esta tierra donde sus contribuciones a la economía. Los desarrollos políticos y sociales han sido de proporciones espléndidas y de una calidad insuperable. No aceptarán nada menos, y los esfuerzos continuos para forzarlos a entrar en la categoría de ciudadanos de segunda clase mediante la fuerza y ​​la violencia, mediante la segregación, la ley racista y una opresión institucionalizada, solo pueden terminar en un desastre para los responsables.

Presentado respetuosamente por el Congreso de Derechos Civiles como un servicio a los pueblos del mundo, y en particular a los amantes de la paz y la democracia en los Estados Unidos de América.

William L. Patterson
Congreso Nacional de Derechos Civiles del Secretario Ejecutivo


A la Asamblea General de las Naciones Unidas:

La responsabilidad de ser el primero en la historia en acusar al gobierno de los Estados Unidos de América por el crimen de genocidio no es algo que sus peticionarios se tomen a la ligera. La responsabilidad es particularmente grave cuando los ciudadanos deben acusar a su propio gobierno de asesinato en masa de sus propios ciudadanos, con opresión institucionalizada y matanza persistente del pueblo negro en los Estados Unidos sobre la base de la "raza", un crimen aborrecido por la humanidad y prohibido por la conciencia del mundo expresada en la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948.

El genocidio conduce al fascismo y a la guerra

Si nuestro deber es desagradable, es históricamente necesario tanto para el bienestar del pueblo estadounidense como para la paz del mundo. Hacemos una petición como patriotas estadounidenses, lo suficientemente ansiosos por salvar a nuestros compatriotas y a toda la humanidad de los horrores de la guerra para asumir una tarea tan dolorosa como importante. No podemos olvidar la demostración de Hitler de que el genocidio en el país puede convertirse en una masacre más amplia en el extranjero, que el genocidio interno se convierte en un genocidio mayor que es la guerra depredadora. Los males de los que nos quejamos son tanto la expresión de la reacción depredadora estadounidense y su gobierno que la civilización no puede ignorarlos ni arriesgar su continuación sin cortejar su propia destrucción. Estamos de acuerdo con los miembros de la Asamblea General que declararon que el genocidio es un asunto de preocupación mundial porque su práctica pone en peligro la seguridad mundial.

Pero si la responsabilidad de sus peticionarios es grande, queda eclipsada por la responsabilidad de los culpables del crimen que acusamos. Rara vez en los anales humanos una conspiración tan inicua ha sido tan dorada con los adornos de la respetabilidad. Rara vez el asesinato en masa por motivos de "raza" ha sido tan santificado por la ley, tan justificado por aquellos que exigen elecciones libres en el extranjero, incluso cuando matan a sus conciudadanos que exigen elecciones libres en casa. Nunca tantas personas han sido destruidas tan despiadadamente en medio de tantos tributos al carácter sagrado de la persona. El rasgo distintivo de este genocidio es un canto que pronuncia aforismos de la jurisprudencia anglosajona incluso cuando mata.

El genocidio del que nos quejamos es tanto un hecho como la gravedad. Todo el mundo lo sabe. La prueba está en los periódicos de todos los días, en la vista y el oído de todos en estos Estados Unidos. De una forma u otra, se ha practicado durante más de trescientos años, aunque nunca con implicaciones tan siniestras para el bienestar y la paz del mundo como en la actualidad. Su misma familiaridad disfraza su horror. Es un crimen tan incrustado en la ley, tan explicado por un razonamiento engañoso, tan oculto por el discurso de la libertad, que incluso la conciencia de las personas tiernas a veces se embota. Sin embargo, la conciencia de la humanidad no puede dejar de cumplir su deber con frases piadosas y eufemismos legales mortales con los que sus perpetradores buscan transformar su culpa en un alto propósito moral.

Matar miembros del grupo

Sus peticionarios probarán que el crimen del que nos quejamos es de hecho un genocidio en los términos y el significado de la Convención de las Naciones Unidas que prevé la prevención y el castigo de este crimen. Presentaremos pruebas, trágicamente voluminosas, de "actos cometidos con la intención de destruir, total o parcialmente, un grupo nacional, ético, racial o religioso como tal", en este caso los 15.000.000 de negros de Estados Unidos.

Presentaremos pruebas que demuestren que "mataron a miembros del grupo", en violación del artículo II de la Convención. Citamos asesinatos cometidos por la policía, asesinatos cometidos por bandas incitadas, asesinatos nocturnos cometidos por hombres enmascarados, asesinatos siempre basados ​​en la "raza", asesinatos perpetrados por el Ku Klux Klan, esa organización que está catalogada por varios estados como un brazo semioficial del gobierno e incluso concedió las exenciones fiscales de una sociedad benevolente.

Nuestra evidencia se refiere a los miles de negros que a lo largo de los años han sido asesinados a golpes en pandillas y en los cuartos traseros de las oficinas del alguacil, en las celdas de las cárceles del condado, en las comisarías de policía y en las calles de la ciudad, que han sido incriminados y asesinados. por formas legales falsas y por una burocracia legal. Se refiere a los negros que han sido asesinados, supuestamente por no decir "señor" o por no decir "señor" o por no moverse a un lado lo suficientemente rápido, o, más a menudo, por cargos falsos de "violación", pero en realidad por intentar votar o De lo contrario, exigir los derechos y privilegios legales e inalienables de la ciudadanía de los Estados Unidos garantizados formalmente por la Constitución de los Estados Unidos, derechos que se les niegan sobre la base de la "raza", en violación de la Constitución de los Estados Unidos, la Carta de las Naciones Unidas, y la Convención sobre el Genocidio.

Ofreceremos prueba de genocidio económico, o en palabras de la Convención, prueba de "infligir deliberadamente al grupo condiciones de vida calculadas para provocar su destrucción total o parcial". Demostraremos que tales condiciones aumentan tanto la tasa de mortalidad infantil y materna y la tasa de mortalidad por enfermedad, que el negro estadounidense se ve privado, en comparación con el resto de la población de los Estados Unidos, de ocho años de vida en promedio.

Además, mostraremos una opresión nacional deliberada de estos 15.000.000 de negros estadounidenses sobre la base de la "raza" para perpetuar estas "condiciones de vida". Los negros son los últimos contratados y los primeros despedidos. Se ven obligados a ir a los guetos de la ciudad o sus equivalentes rurales. Son segregados legalmente o mediante violencia sancionada en viviendas sucias y enfermas, y privados por ley de atención médica y educación adecuadas. Desde el nacimiento hasta la muerte, los afroamericanos son humillados y perseguidos, en violación de la Carta y la Convención. Se ven obligados por la amenaza de la violencia y el encarcelamiento en alojamientos inferiores y segregados, en autobuses jim crow, trenes jim crow, hospitales jim crow, escuelas im crow, teatros jim crow, restaurantes jim crow, viviendas jim crow y, finalmente, en cementerios jim crow. .

Demostraremos que el objeto de este genocidio, como de todo genocidio, es la perpetuación del poder económico y político por unos pocos mediante la destrucción de la protesta política por parte de la mayoría. Su método es desmoralizar y dividir a toda una nación, su fin es aumentar las ganancias y el control indiscutible de una camarilla reaccionaria. Demostraremos que los responsables de este crimen no son los humildes sino los llamados grandes, no el pueblo estadounidense sino sus engañadores, no el convicto sino el juez vestido con túnica, no el criminal sino la policía, no la turba espontánea sino los terroristas organizados. autorizado y aprobado por el estado para incitar a una fiesta romana.

Ofreceremos evidencia de que este genocidio no se trama en la oscuridad, sino que se incita por la radio a los oídos de millones, urgido a la luz de los foros públicos por Senadores y Gobernadores. Es ofrecido como artículo de fe por poderosas organizaciones políticas, como los Dixiecrats, y defendido por influyentes periódicos, todo en violación de la Carta de las Naciones Unidas y la Convención que prohíbe el genocidio.

Esta prueba no proviene de los enemigos de los supremacistas blancos, sino de sus propias bocas, sus propios escritos, sus resoluciones políticas, sus leyes racistas y de fotografías de su obra. Ni Hitler ni Goebbels escribieron incitaciones raciales oscurantistas de manera más voluminosa o cruel que sus homólogos estadounidenses, ni esas incitaciones circularon en los correos nazis más que en los correos de los Estados Unidos.

A través de esta y otras pruebas probaremos que este crimen de genocidio es el resultado de una conspiración masiva, más mortífera porque a veces se "entiende" más que se expresa, una parte de las costumbres de la clase dominante a menudo ocultas por eufemismos, pero siempre dirigido a oprimir al pueblo negro. Its members are so well-drilled, so rehearsed over the generations, that they can carry out their parts automatically and with a minimum of spoken direction. They have inherited their plot and their business is but to implement it daily so that it works daily. This implementation is sufficiently expressed in decision and statute, in depressed wages, in robbing millions of the vote and millions more of the land, and in countless other political and economic facts, as to reveal definitively the existence of a conspiracy backed by reactionary interests in which are meshed all the organs of the Executive, Legislative and Judicial branches of government. It is manifest that a people cannot be consistently killed over the years on the basis of “race” – and more than 10,000 Negroes have so suffered death – cannot be uniformly segregated, despoiled, impoverished, and denied equal protection before the law, unless it is the result of the deliberate, all-pervasive policy of government and those who control it.

Emasculation of Democracy

We shall show, more particularly, how terror, how “killing members of the group,” in violation of Article II of the Genocide Convention, has been used to prevent the Negro people from voting in huge and decisive areas of the United States in which they are the preponderant population, thus dividing the whole American people, emasculating mass movements for democracy and securing the grip of predatory reaction on the federal, state, county and city governments. We shall prove that the crimes of genocide offered for your action and the world’s attention have in fact been incited, a punishable crime under Article III of the Convention, often by such officials as Governors, Senators, Judges and peace officers whose phrases about white supremacy and the necessity of maintaining inviolate a white electorate resulted in bloodshed as surely as more direct incitement.

We shall submit evidence showing the existence of a mass of American law, written as was Hitler’s law solely on the basis of “race,” providing for segregation and otherwise penalizing the Negro people, in violation not only of Articles II and III of the Convention but also in violation of the Charter of the United Nations. Finally we shall offer proof that a conspiracy exists in which the Government of the United States, its Supreme Court, its Congress, it Executive branch, as well as the various state, county and municipal governments, consciously effectuate policies which result I the crime of genocide being consistently and constantly practiced against the Negro people of the United States.

The Negro Petitioners

Many of your petitioners are Negro citizens to whom the charges herein described are not mere words. They are facts felt on our bodies, crimes inflicted on our dignity. We struggle for deliverance, not without pride in our valor, but we warn mankind that our fate is theirs. We solemnly declare that continuance of this American crime against the Negro people of the United States will strengthen those reactionary American forces driving towards World War III as certainly as the unrebuked Nazi genocide against the Jewish people strengthened Hitler in his successful drive to World War II.

We, Negro petitioners whose communities have been laid waste, whose homes have been burned and looted, whose children have been killed, whose women have been raped, have noted with peculiar horror that the genocidal doctrines and actions of the American white supremacists have already been exported to the colored peoples of Asia. We solemnly warn that a nation which practices genocide against its own nationals may not be long deterred, if it has the power, from genocide elsewhere. White supremacy at home makes for colored massacres abroad. Both reveal contempt for human life in a colored skin. Jellied gasoline in Korea and the lynchers’ faggot at home are connected in more ways than that both result in death by fire. The lyncher and the atom bomber are related. The first cannot murder unpunished and unrebuked without so encouraging the latter that the peace of the world and the lives of millions are endangered. Nor is this metaphysics. The tie binding both is economic profit and political control. It was not without significance that it was President Truman who spoke of the possibility of using the atom bomb on the colored peoples of Asia, that it is American statesmen who prate constantly of “Asiatic hordes.”

“Our Humanity Denied and Mocked”

We Negro petitioners protest this genocide as Negroes and we protest it as Americans, as patriots. We know that no American can be truly free while 15,000,000 other Americans are persecuted on the grounds of “race,” that few Americans can e prosperous while 15,000,000 are deliberately pauperized. Our country can never know true democracy while millions of its citizens are denied the vote on the basis of their color.

But above all we protest this genocide as human beings whose very humanity is denied and mocked. We cannot forget that after Congressman Henderson Lovelace Lanham, of Rome, Georgia, speaking in the halls of Congress, called William L. Paterson, one of the leaders of the Negro people, “a God-damned black son-of-bitch,” he added, “We gotta keep the black apes down.” We cannot forget it because this is the animating sentiment of the white supremacists, of a powerful segment of American life. We cannot forget that in many American states it is a crime for a white person to marry a Negro on the racist theory that Negroes are “inherently inferior as an immutable fact of Nature.” The whole institution of segregation, which is training for killing, education for genocide, is based on the Hitler-like theory of the “inherent inferiority of the Negro.” The tragic fact of segregation is the basis for the statement, too often heard after murder, particularly in the South, “Why I think no more of killing a n—-r, than of killing a dog.”

We petition in the first instance because we are compelled to speak by the unending slaughter of Negroes. The fact of our ethnic origin, of which we are proud—our ancestors were building the world’s first civilizations 3,000 years before our oppressors emerged from barbarism in the forests of western Europe—is daily made the signal for segregation and murder. There is infinite variety in the cruelty we will catalogue, but each case has the common denominator of racism. This opening statement is not the place to present our evidence in detail. Still, in this summary of what is to be proved, we believe it necessary to show something of the crux of our case, something of the pattern of genocidal murder, the technique of incitement to genocide, and the methods of mass terror.

Our evidence begins with 1945 and continues to the present. It gains in deadliness and in number of cases almost in direct ratio to the surge towards war. We are compelled to hold to this six years span if this document is to be brought into manageable proportions.

There was a time when racist violence had its center in the South. But as the Negro people spread to the north, east and west seeking to escape the southern hell, the violence, impelled in the first instance by economic motives, followed them, its cause also economic. Once most of the violence against Negroes occurred in the countryside, but that was before the Negro emigrations of the twenties and thirties. Now there is not a great American city from New York to Cleveland or Detroit, from Washington, the nation’s capital, to Chicago, from Memphis to Atlanta or Birmingham, form New Orleans to Los Angeles, that is not disgraced by the wanton killing of innocent Negroes. It is no longer a sectional phenomenon.

Once the classic method of lynching was the rope. Now it is the policeman’s bullet. To many an American the police are the government, certainly its most visible representative. We submit that the evidence suggests that the killing of Negroes has become police policy in the United States and that police policy is the most practical expression of government policy.

Our evidence is admittedly incomplete. It is our hope that the United Nations will complete it. Much of the evidence, particularly of violence, was gained from the files of Negro newspapers, from the labor press, from the annual reports of Negro societies and established Negro year books. A list is appended.

But by far the majority of Negro murders are never recorded, never known except to the perpetrators and the bereaved survivors of the victim. Negro men and women leave their homes and are never seen alive again. Sometimes weeks later their bodies, or bodies thought to be their and often horribly mutilated, are found in the woods or washed up on the shore of a river or lake. This is a well known pattern of American culture. In many sections of the country police do not even bother to record the murder of Negroes. Most white newspapers have a policy of not publishing anything concerning murders of Negroes or assaults upon them. These unrecorded deaths are the rule rather than the exception—thus our evidence, though voluminous, is scanty when compared to the actuality.

Causes Celèbres

We Negro petitioners are anxious that the General Assembly know of our tragic causes celèbres, ignored by the American white press but known nevertheless the world over, but we also whish to inform it of the virtually unknown killed almost casually, as an almost incidental aspect of institutionalized murder.

We want the General Assembly to know of Willie McGee, framed on perjured testimony and murdered in Mississippi because the Supreme Court of the United States refused even to examine vital new evidence proving his innocence. But we also want it to know of the two Negro children, James Lewis, Jr., fourteen years old, and Charles Trudell, fifteen, of Natchez, Mississippi who were electrocuted in 1947, after the Supreme Court of the United States refused to intervene.

We want the General Assembly to know of the martyred Martinsville Seven, who died in Virginia’s electric chair for a rape they never committed, in a state that has never executed a white man for that offense. But we want it to know, too, of the eight Negro prisoners who were shot down and murdered on July 11, 1947 at Brunswick, Georgia, because they refused to work in a snake-infested swamp without boots.

We shall inform the Assembly of the Trenton Six, of Paul Washington, the Daniels cousins, Jerry Newsom, Wesley Robert Wells, of Rosalee Ingram, of John Derrick, of Lieutenant Gilbert, of the Columbia, Tennessee destruction, the Freeport slaughter, the Monroe killings—all important cases I which Negroes have been framed on capital charges or have actually been killed. But we want it also to know of the typical and less known—of William Brown, Louisiana farmer, shot in the back and killed when he was out hunting on July 19, 1947 by a white game warden who casually announced his unprovoked crime by saying, “I just shot a n—r. Let his folks know.” The game warden, one Charles Ventrill, was not even charged with the crime.


Aviation History Book Review: Thunderbolt: Republic P-47

Thunderbolt: Republic P-47, by Dan Patterson (photographs) and Paul Perkins (text), Airlife Publishing, Ltd., England, distributed in the United States by Howell Press, Inc., Charlottesville, Va., 1999, $15.95.

For the many “Jug” devotees and for those who have not yet succumbed to the allure of this brawny beast of World II, here is a collection of photos and text that reflects the combat pugnacity and the rugged beauty of an aerial war machine that could take punishment as well as dish it out in spades. The book includes personal accounts that reflect the wartime activities of the men who prepared the airplanes for combat and those who flew them up high and down very low.

The first half of the book, one of the Airlife Living History Series–World War II, includes 25 archival black-and-white photos that are woven through the text, illustrating the Republic P-47’s wartime contribution as a bomber escort and ground support juggernaut. Then comes a spectacular four-color gallery of restored warbird Thunderbolts, including both overall photos and up-close shots of inside and outside details, as well as photographs of pilots and armorers preparing the airplane for combat.

Readers not previously in awe of this behemoth of World War II fighters will most probably gain through these pages a healthy respect for what the 12,000 examples built did in the air. For those who are already familiar with the Jug or who spent time flying or supporting it, this book will add to their knowledge and reinforce wartime experiences.


Paul Patterson - History

Occupation: Student at Midtown High School

Enemies: Doctor Doom of Earth-5012 ((Tony Stark, later Iron Maniac), the Hulk, Spider-Man, Wendigo, Wolverine
indirectly Black Widow, Captain America, Scarlet Witch, X-23

Known Relatives: Unidentified father (deceased), unidentified mother

Aliases: Child, Golden Boy, Golden Child, the Kid

Base of Operations: New York City, New York

First Appearance: Marvel Team-Up III#1 (January, 2005)

Powers/Abilities: Paul Patterson's body constantly absorbed and stored solar energy for various effects including enhancing his own strength and energy blasts. If his absorption of solar energy was disrupted, such as by a puncture wound, the contents of stored energy in his cells would explode outward. The explosion would cause Paul to uncontrollably teleport to another location. After such an explosion of energy, his body would immediately begin absorbing solar energy.

History: (Marvel Team-Up III#1) - During a day at school, Paul Patterson got into a fight where he easily pushed over an entire group of boys his age. Peter Parker broke up the fight and ordered the boys who started the fight to the principal's office. That afternoon, Paul was confronted by Peter as Spider-Man. Paul immediately deduced that Spider-Man was Peter Parker, but Spider-Man denied the deductions. Paul claimed that he wished he didn't have his mutant abilities, as he was always hurting people. As Spider-Man gave Paul a "pep talk," the X-Man known as Wolverine arrived and unsheathed his claws. Paul quickly went on the defensive and blasted Wolverine into a neighboring building. Recovering quickly, Wolverine lunged at Paul, who blasted Wolverine a second time, with Spider-Man questioning Paul's actions the entire time. Paul claimed that Wolverine was trying to attack them and Spider-Man began to believe him when Wolverine lunged at Paul a third time. Spider-Man managed to web Wolverine up between the two buildings and swung off to get Paul to safety. Upon arriving at Paul's home, Spider-Man was asked inside. When Spidey asked where Paul's parents were, Paul explained that his mom had left a while back but his dad was in his bedroom down the hall. Spider-Man was soon shocked to find that Paul's dad was dead and that Paul was keeping his corpse in the bedroom.

(Marvel Team-Up III#2) - Spider-Man shockingly asked Paul if he had killed his own dad, to which Paul replied with a yes. He then claimed it was an accident caused when he was trying to show his father his manifesting mutant powers. Paul then admitted that even though he had never killed before that day, he enjoyed it. He then attacked Spider-Man by blasting him outside and into Wolverine, who had freed himself from the web and just arrived at Paul's house via the city bus. While Wolverine and Spider-Man decided to team-up against Paul, Paul managed to destroy his way out of his house. He then explained to the superhero duo that the more he used his powers, the stronger he became. As Paul continued his attack on Wolverine and Spider-Man, Wolverine suggested that if he could get close enough to Paul to stab him, that the adamantium in his bones would break the current running through Paul's body and disrupt his power flow. Growing bored with the heroes' lack of action, Paul destroyed his neighbors' home. After saving the people inside the house, Spider-Man jumped and dodged around Paul, drawing his fire enough for Wolverine to get close. Wolverine made his way to Paul and stabbed him in the arm, disrupting Paul's power flow and causing an explosion. With Paul nowhere to be found after the explosion, Wolverine called S. H. I. E. L. D. in to clean up the mess while he and Spider-Man made their way back to their respective homes.

(Marvel Team-Up III#3) - Following the explosion in New York, Paul Patterson materialized elsewhere, where he was found by the Hulk.

(Marvel Team-Up III#4) - Running from the Hulk, Paul Patterson escaped into a nearby forest while firing light blasts at the Hulk. The Hulk eventually caught up to Paul, but was saved by an alternate reality Tony Stark wearing a suit of armor resembling that of Doctor Doom. Once the two had made their way to safety, Paul thanked the alternate Tony Stark for saving him, but Stark replied that there was no need for thanks, as Paul would his ticket back to his own reality.

(Marvel Team-Up III#5) - The alternate Tony Stark captured Paul and fitted him with a collar that prevented him from using his mutant powers while Stark built a device that would allow him to harness Paul's abilities. Stark then explained that Paul's powers came from solar energy and that his body possessed enough stored solar energy to power an entire city for years. Noticing a telephone near him, Paul called Peter Parker's office phone and left a message asking for help. Soon after, Stark hooked Paul up to his newly-built device and turned off the inhibitor collar. An angry Paul immediately tried to escape, generating immense amounts of solar energy. Happy that his device worked, Stark turned the collar back on and bragged to himself that his plan to harness Paul's solar energy to return him to his own reality might actually work. Stark then donned his Doctor Doom armor and told Paul not to worry, that he would be dying for a worthy cause. Just as Stark was speaking with Paul, Spider-Man and X-23 crashed their way into his headquarters, having been fighting each other outside.

(Marvel Team-Up III#6) - Seeing Paul trapped, Spider-Man told him not to worry as he and X-23 battled the alternate Tony Stark. S. H. I. E. L. D. soon got involved, sending Captain America and the Black Widow in to battle Stark, having been informed about him by Mister Fantastic. After subduing the heroes using a neural scrambler, the alternate Stark activated his device, causing Paul to generate immense amounts of his stored solar energy. As a portal opened to Stark's reality, Paul yelled that Spider-Man sucked. Thinking about how Paul was stopped the last time they battled, Spider-Man hurled X-23 at Paul. X-23 stabbed Paul with her claws, once again disrupting Paul's power flow and causing an explosion that levelled the top floors of Stark's base. The explosion once again caused Paul to materialize elsewhere, this time in Canada, where he found himself face-to-face with Wendigo.

(New Avengers#18 (fb), 16-19 - BTS) - He lost his powers on M-Day and the energies removed from him were combined with a number of other mutant energies to empower the powerful being Michael.

Comments: Created by Robert Kirkman, Scott Kolins, and Studio F.

The article in Wizard: The Comics Magazine#172 - "Ex-Mutants" listed Paul Patterson as one of the de-powered mutants. There were a few problems. One, some of the mutants on the de-powered list have been proven to still have their abilities and it appears that the list included numerous errors in information. I decided to include mention of him being de-powered because Paul Patterson had not shown up since Marvel Team-Up III#6 and more than likely will not make any further appearances. I see no reason to believe that he had not been de-powered by the events of M-Day. The second problem with the article was that it was not published by Marvel itself, so if Paul Patterson does indeed show back up in the Marvel Universe with mutant powers, I will update this profile with the correct and most up-to-date information.
I wouldn't count information from the Wizard article, but I believe Patterson was amongst those whose powers were shown to make up the Collective in New Avengers#18.
--Snood

Paul Patterson is listed under the codename Golden Child.
--Loki

images: (not counting ads)
Marvel Team-Up III#1, p10, pan1 (Paul Patterson, fullbody)

Marvel Team-Up III#1-6 (January, 2005-May, 2005) - Robert Kirkman (writer), Scott Kolins (artist), Studio F (color art)
Wizard: The Comics Magazine#172 (February, 2006) - "Ex-Mutants" article - Kiel Phegley (writer)
New Avengers#16 (April, 2006) - Brian Michael Bendis (writer), Steve McNiven (pencils), Dexter Vines (inks), Tom Brevoort (editor)
New Avengers#17-18 (May-June, 2006) - Brian Michael Bendis (writer), Mike Deodato Jr. (pencils), Joe Pimentel (inks), Tom Brevoort (editor)
New Avengers#19 (July, 2006) - Brian Michael Bendis (writer), Mike Deodato Jr. (artist), Tom Brevoort (editor)


With Patterson-Schwartz,you&rsquoll be the first to know.

Be the first to know with listings sent right to your email. Get information about new listings meeting your search criteria as soon as they hit the market.

Patterson-Schwartz & Associates, Inc.
7234 Lancaster Pike , Hockessin , DE 19707
Call Toll Free: 877-456-4663
Contact Us

Licensed Delaware, Pennsylvania and Maryland Brokerage
Privacy Statement | Legal | HOME-Text