Una historia de dos Brigids: una diosa celta y un santo cristiano

Una historia de dos Brigids: una diosa celta y un santo cristiano

St Brigid es uno de los santos patronos de Irlanda. Pero la monja virgen tiene raíces que se remontan a los días en que las deidades paganas de la tierra recibían oraciones en su lugar. Parece que la diosa celta Brigid comparte más que un nombre con la santa.

Hay iglesias dedicadas a Santa Brígida en muchas partes del mundo. Con el tiempo, se convirtió en un ícono importante para la Iglesia Católica. Sin embargo, todavía no se sabe si era una persona real. Un análisis de varios recursos sugiere que su leyenda en realidad surgió de un mito sobre una diosa celta.

Durante los primeros siglos de su existencia, la religión cristiana adoptó y modificó muchos sitios e historias paganas. Varias iglesias reemplazaron altares antiguos y lugares sagrados paganos. Además, las historias sobre los grandes personajes del pasado y los mitos sobre sus deidades se convirtieron en la base de las leyendas que describen la vida de los santos cristianos. Cuando los primeros cristianos descubrieron una historia poderosa en la tierra de una comunidad recién convertida, intentaron reemplazarla por una propia.

  • Maldiciendo a las piedras de Irlanda: cuando el cristianismo y los paganos reunieron su agua sagrada
  • Mujeres druidas, las sacerdotisas olvidadas de los celtas
  • Misterioso laberinto subterráneo en Escocia puede haber sido originalmente un templo druida

Brigid, la diosa celta de la primavera

A menudo se dice que su nombre es Brigid, pero también se la ha llamado Brigit, Brig, Brighid, Bride, etc. Era una antigua diosa irlandesa asociada con la primavera, la poesía, la medicina, el ganado y las artes y la artesanía. La fiesta de Brigid se celebró alrededor del 1 de febrero y se llamó Oimlec ( Imbolc). El texto irlandés original dice lo siguiente sobre ella:

'Fiesta de la Novia, fiesta de la doncella.
Novia melodiosa de las bellas palmas.
Tu Esposa, hermosa y encantadora,
Me agrada el aliento de tu boca,
Cuando iba entre extraños
Tú mismo fuiste el oidor de mi historia ''.

El nombre Brigid puede provenir de la palabra '' Brigani '' que significa '' sublime ''. Fue romanizado como Brigantia cuando ese imperio era poderoso. Esta forma del nombre se usó para nombrar el río Braint (ahora Anglesey), Brent (Middlesex) y también Brechin en Escocia. Brigid parece estar relacionada con la diosa romana Victoria, pero a veces se la presenta como similar a Caelstis o Minerva.

De acuerdo a Glosario de Cormac (escrito por monjes del siglo X) era hija del dios Dagda, protector de una tribu. Fue adorada como una diosa de la poesía, la fertilidad y los herreros. Su identificación con Minerva proviene del interés de ambas diosas por los bardos y los artistas.

En la antigüedad, los herreros no solo eran reconocidos por su oficio, sino que su trabajo también estaba relacionado con la magia. Brigid también estaba fuertemente asociada con el símbolo del fuego. Ella era parte de Tuatha Dé Danann, una raza sobrenatural irlandesa conocida por la mitología. También pudo haber sido una de las deidades triples de los celtas.

Plato del dios Dagda del caldero de Gundestrup.

Aparece Santa Brígida de Irlanda

Cuando Irlanda fue cristianizada, los monjes y sacerdotes necesitaban buenos ejemplos para inspirar a la gente a seguir la nueva fe. Usaron el mismo método que en otras partes del mundo y comenzaron a crear historias que sonaban familiares a los habitantes de las áreas convertidas. En una de estas historias describieron a una mujer que conectaba las dos culturas.

Según los recursos católicos, St Brigid nació en 451 o 452 d.C. en Faughart, cerca de Dundalk, condado de Louth. Se decía que era hija de un druida y una esclava. Según los informes, Brigid rechazó muchas ofertas de matrimonio y decidió convertirse en monja. Se instaló durante algún tiempo cerca del pie de Croghan Hill con otras siete monjas vírgenes. Se dice que cambiaron de casa varias veces, pero finalmente las monjas vivieron en Kildare, donde Brigid murió de anciana el 1 de febrero de 525 d.C. La Iglesia Católica sostiene que la fecha de su muerte y el día de la diosa pagana es una coincidencia; sin embargo, también proporciona un vínculo significativo entre la diosa celta y el santo cristiano.

Saint Brigit como se muestra en la capilla de Saint Non, St Davids, Gales. ( CC BY SA 3.0 )

En las leyendas, Santa Brígida era hija de Dubtach. Quizás estaba preparada para ser druida, aunque al final se convirtió en monja. Esta fue una solución bastante popular para las personas sabias de las religiones precristianas: para evitar problemas, muchos de ellos prefirieron convertirse en parte de los monasterios y continuar su práctica relacionada con las formas antiguas bajo la apariencia de "cristianos".

Como la diosa, Santa Brígida también se asocia con el fuego. La primera biografía escrita sobre ella fue hecha en 650 d.C. por St Broccan Cloen. Sin embargo, en el siglo XX muchos investigadores comenzaron a dudar de la evidencia histórica de su vida. El santo escribió:

'' A Santa Brígida no se le dio a dormir,
Tampoco fue intermitente sobre el amor de Dios;
No solo que no compró, no buscó
La riqueza de este mundo de abajo, el santo ''.

  • La diosa celta Epona que atravesó velozmente el antiguo Imperio Romano
  • Boudicca, la reina celta que desató la furia sobre los romanos
  • ¿Los santos medievales irlandeses realizaron abortos? Controversia antes del referéndum de la octava enmienda

Las historias de Santa Brígida tienen algunos detalles inusuales que difieren de las típicas leyendas medievales tempranas de los santos cristianos. Uno de los ejemplos más extraños es la historia de su vida con una mujer llamada Dar Lugdach. Según las descripciones, estas dos mujeres solían dormir juntas, pero no por falta de espacio o camas. El nombre de la potencial amante de Santa Brígida significa "hija del dios Lugh". Además, los milagros de Santa Brígida a menudo están estrechamente relacionados con el conocimiento de los druidas sobre alquimia, magia y otras disciplinas.

Santa Brígida de Kildare.

Un doble símbolo en Irlanda

La historia de ambas mujeres está relacionada con la tribu de los bergantines. Ambos estaban asociados con Leinster, que era el centro de la tribu. Los monjes que describieron la leyenda de la diosa en el siglo X también habrían conocido la historia de Santa Brígida. Por lo tanto, ambas mujeres son íconos apoyados por diferentes grupos. Mucha gente está de acuerdo en que no hay razón para separar las dos historias y hoy los seguidores de las religiones paganas las adoran a las dos como una sola: la diosa Brigid.

La diosa de la primavera. ( BLOG DE SPIRITBLOGGER )

St Brigid sigue siendo una de las santas irlandesas más importantes y, para los paganos, la consideran una continuación de las antiguas tradiciones irlandesas. Las historias de ambas Brigids han inspirado a muchos escritores, artistas, etc. Ambas mujeres legendarias se han convertido en símbolos importantes en Irlanda y hoy en día es difícil decidir cuál significa más. Si bien los investigadores discuten sobre la evidencia de su existencia y conexiones, muchas personas disfrutan de la celebración de ambos íconos femeninos el 1 de febrero cuando celebran fiestas tradicionales en su nombre.


Cómo Brigid pasó de ser una diosa celta a una santa católica

La primavera en Irlanda comienza tradicionalmente el día de Santa Brígida, el 1 de febrero. Sin embargo, esto puede no ser del todo históricamente exacto, ya que se trata de una celebración que se remonta a tiempos precristianos, hace unos 6.000 años, cuando no existía una tradición escrita.

Como fue el caso en muchas culturas antiguas de todo el mundo, las deidades femeninas gobernaron de manera suprema, lo que hace que las similitudes entre la mitología egipcia y la mitología irlandesa sean bastante notables. Por ejemplo, la mayoría de la gente estará familiarizada con un ritual egipcio de "El libro de los muertos" de Isis que da vida al cadáver momificado, pero es posible que muchos no sepan que la misma escena está representada en piedra al pie de una cruz alta en Irlanda.

Brigid, la diosa celta muy venerada, amada por los poetas

De manera similar, nuestra Diosa tenía una vaca sagrada que amamantaba a un rey, al igual que la reina Hatshepsut en Egipto. India y muchas otras culturas veneran a la vaca como símbolo de crianza. De hecho, hasta el siglo XII los niños eran bautizados con leche en Irlanda.

Lee mas

Fascinantes u obvios, estas antiguas razas dependían de la tierra, por lo que no es de extrañar que veneraran a las diosas femeninas que encarnaban y simbolizaban la madre tierra para ellas. La diosa tenía que ser apaciguada y celebrada para asegurar la fertilidad de la tierra, los animales y las personas.

La mitología celta sostiene que los jefes se acostaron con las diosas en un ritual de apareamiento que cruzó los límites de lo físico y lo metafísico, ya que estas diosas podían transformarse en pájaros y otras criaturas míticas. Ella podría ser "una vieja bruja" en forma humana parada en una encrucijada, o las diosas triples "Moriggan" en el cuento de Tain, o la "Banshee" en años posteriores que predice la muerte en una familia.

Cuando la diosa celta Brigid se convirtió en una santa cristiana con el mismo nombre

Habiendo infundido a la tradición en Irlanda una mezcla de reverencia y miedo, durante miles de años antes de que el cristianismo se infiltrara en Irlanda, es muy comprensible que nuestros antepasados ​​hubieran sido un poco reacios a desterrarla por completo, que casualmente es el momento en que ella parece. para haberse transformado en la Santa Brígida cristiana que conocemos hoy. Aunque las señales estaban allí desde el principio de que esta no era una mujer mortal común.

¿Te encanta la historia de Irlanda? Comparta sus historias favoritas con otros aficionados a la historia en el grupo de Facebook de IrishCentral History.

Se dice que los irlandeses nunca dejan que la verdad se interponga en el camino de una buena historia. Y así cuenta la historia, que cuando Santa Brígida estaba tratando de arrebatarle suficiente tierra al gran rey de Leinster para construir su monasterio en Kildare, él dijo que ella podría tener tanta tierra como cubriera su capa. Entonces Brigid dejó su capa y mágicamente se extendió para cubrir varios cientos de acres.

Beannachtaí na feile Bride - "saludos de la fiesta de Brigid sobre ti". En otras palabras, "¡Feliz día de Santa Brígida!"

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!

¿Cómo se conmemora el día de Santa Brígida (o Imbolc)? ¡Háznoslo saber en los comentarios!


Santa Brígida: una diosa pagana convertida en santa cristiana en Irlanda

La primavera en Irlanda comienza oficialmente el día de Santa Brígida, que es el 1 de febrero en nuestro calendario. Lo cual puede no ser exacto, ya que se trata de una celebración que tiene sus raíces en la época precristiana, hace unos 6.000 años, en realidad, cuando no había una tradición escrita.

Como muchas otras culturas alrededor del mundo, las deidades femeninas gobernaron de manera suprema, ¿las similitudes entre la mitología egipcia y la mitología irlandesa son bastante notables? Por ejemplo, la mayoría de la gente estará familiarizada con el ritual egipcio del Libro de los Muertos, de Isis dando vida al cadáver momificado, bueno, no muchos saben que la misma escena está representada en piedra al pie de una alta cruz en Irlanda.

De manera similar, nuestra Diosa, tenía una vaca sagrada que amamantaba a un rey, al igual que la reina Hatshepsut en Egipto. India y muchas otras culturas que veneraban a la vaca como símbolo de crianza. De hecho, hasta el siglo XII los niños eran bautizados con leche en Irlanda. Fascinante u obvio? estas razas antiguas dependían de la tierra, por lo que no es de extrañar que veneraran a las diosas femeninas que encarnaban y simbolizaban la madre tierra para ellas. Tenía que ser apaciguada y celebrada para asegurar la fertilidad de la tierra, los animales y las personas. La mitología celta sostiene que los jefes se acostaron con las diosas en un ritual de apareamiento que cruzó los límites de lo físico y lo metafísico, ya que estas diosas podían cambiar de forma a pájaros y otras criaturas míticas. Ella podría ser "una vieja bruja" en forma humana parada en una encrucijada, o las diosas triples "Moriggan" en el cuento de Tain o la "banshee" en los últimos años que predice la muerte de una familia.

Habiendo infundido a la tradición en Irlanda una mezcla de reverencia y miedo, durante miles de años antes de que el cristianismo se infiltrara en Irlanda, es muy comprensible que nuestros antepasados ​​hubieran sido un poco reacios a desterrarla por completo, que casualmente es el momento en que ella parece haberlo hecho. se han transformado en la Christian St Brigid que conocemos hoy? ¿Aunque había señales desde el principio de que esta no era una mujer mortal común?

Al parecer, o eso dice la historia y nosotros los irlandeses nunca dejamos que la verdad se interponga en una buena historia, cuando Santa Brígida estaba tratando de luchar con suficiente tierra para construir su monasterio en Kildare del gran rey de Leinster, él dijo que ella podría tener tanta tierra como cubriría su capa. Donde Brigid dejó su capa y mágicamente se extendió para cubrir varios cientos de acres.


Festival de Imbolc y las dos Brigids

Regreso a las brumas del tiempo, mucho antes de que llegaran los milesios de Egipto., e incluso mucho antes de que las tribus celtas llegaran y se asentaran, otra tribu antigua habitó la isla de Irlanda. Los 'Tuatha De Dannan', traducido como 'pueblo de la Diosa Danu', eran una raza sobrenatural que llegó a Irlanda con la intención de eliminar a los malvados fomorianos, una raza que ya habitaba la isla y que causó una destrucción y un caos generalizados. Los "Tuatha" se dividieron en tres tribus: la tribu de "Tuatha", la nobleza; la tribu de "De", los sacerdotes y la tribu de "Danann", los bardos, narradores y juglares. Su patriarca, el Dagda, asociado con la fertilidad, la agricultura, la magia, el druidismo y la sabiduría, tuvo una hija llamada Brigid. Al igual que su padre, Brigid también se asoció con la temporada de primavera, la fertilidad, la curación, la poesía y el oficio de herrero.

Una Feis (reunión) fue convocada originalmente por su padre, el Dagda, para celebrar el día del nacimiento de Brigid, que coincidió con el primer día de la primavera. Conocido como "Imbolc", era un momento de festejo y celebración y se ha observado anualmente desde entonces, en su honor. Imbolc se ha celebrado tradicionalmente el 1 de febrero, pero debido a que se consideraba que el día comenzaba y terminaba al atardecer, las celebraciones comenzarían el 31 de enero. También se ha argumentado que el calendario del festival fue originalmente más fluido y se basó en cambios estacionales. Se ha asociado con el inicio de la temporada de partos, que podría variar hasta dos semanas antes o después del 1 de febrero, y con la floración de los venerados endrinos.

El Feis era un festival del hogar y el hogar, y una celebración de los días que se alargaban y los primeros signos de la primavera. Las celebraciones a menudo incluían fogatas, comidas especiales, adivinación y vigilancia de los presagios. Se encendieron antorchas y hogueras, ya que el fuego y la purificación eran una parte importante del festival. El encendido de antorchas y fuegos representó el regreso del calor y el creciente poder del Sol durante los próximos meses. Con el tiempo, Brigid llegó a ser venerada como la diosa de todas las cosas de gran dimensión, como las llamas crecientes, las tierras altas, los castros de las colinas y las tierras altas, y de las actividades y estados concebidos como psicológicamente elevados y elevados, como la sabiduría, la excelencia, perfección, alta inteligencia, elocuencia poética, destreza, habilidad curativa, conocimiento druídico y habilidad en la guerra.

En el 453 d.C., nació una hija en Faughart en el condado de Louth, de Dubhthach, un cacique pagano de Leinster y uno de sus sirvientes, una niña llamada Brocca. Brocca era un picto y ex esclavo que se había convertido a una nueva religión que barría el país, por un hombre llamado Patricio. El recién nacido, a pesar de haber nacido en la esclavitud, desde temprana edad exhibió signos de carácter amable y caritativo. Cuando la esposa de Dubhthach descubrió que Brocca estaba embarazada, fue vendida a un terrateniente druida. Cuando tenía unos diez años, Brigid, como la llamaban, regresó a la casa de su padre, ya que él era su maestro legal. Según un cuento, cuando era niña, una vez regaló toda la reserva de mantequilla de su madre a personas hambrientas de la zona. Otra historia cuenta cómo le dio algunas de las pertenencias de su padre a muchos de los menos afortunados, tal era su naturaleza afectuosa.

Finalmente, Dubhthach se cansó de la naturaleza generosa de Bridget y la llevó al rey de Leinster, con la intención de venderla. Mientras hablaba con el rey, Brigid le dio su espada enjoyada a un mendigo, para que pudiera intercambiarla por comida para su familia. Cuando el rey, que era cristiano, vio esto, reconoció su bondad y convenció a Dubhthach de que le concediera la libertad diciendo: "Su mérito ante Dios es mayor que el nuestro". Después de ser liberada, Brigid regresó con el druida y su madre, que estaba a cargo de la lechería del druida. Brigid asumió el cargo de sirvienta lechera y a menudo regalaba leche, pero la lechería prosperó a pesar de la práctica caritativa, y la druida finalmente liberó a Brocca. Brigid luego regresó a Dubhthach, quien, en su ausencia, había hecho arreglos para que se casara con un bardo, pero ella se negó e hizo un voto de ser siempre casta. Muchas historias de la pureza de Brigid siguieron a su infancia y ella no pudo evitar alimentar a los pobres y sanarlos. La leyenda dice que Brigid oró para que se tomara su belleza para que nadie quisiera casarse con ella, y la oración fue concedida. No fue hasta después de que hizo sus votos perpetuos que su belleza fue restaurada.

Poco se sabe sobre la vida de Brigid después de que ingresó a la Iglesia, pero se acepta que fundó un monasterio en Kildare, llamado la 'Iglesia del Roble'. Fue construido sobre un santuario pagano a la diosa celta Brigid, que estaba ubicado debajo un gran roble. Brigid y siete amigos organizaron una vida religiosa consagrada comunitaria para mujeres en Irlanda y ella fundó dos instituciones monásticas, una para hombres y otra para mujeres. Brigid invitó a un ermitaño llamado Conleth para que la ayudara en Kildare como pastora espiritual y para gobernar la iglesia junto con ella. Más tarde fundó una escuela de arte que incluía trabajo en metal e iluminación, que también dirigió Conleth. Fue en esta escuela donde el Libro de Kildare, que el historiador Gerald de Gales elogió como "obra de una habilidad angelical y no humana", fue bellamente iluminado, pero lamentablemente se perdió hace tres siglos.

La presencia de la cruz de Brigid en Irlanda es mucho más antigua que el cristianismo y se remonta a la época de la diosa Brigid. Era un símbolo pagano de tres brazos hecho de juncos y utilizado para proteger una casa del fuego. También se colgó sobre las puertas del establo y el establo como protección para los animales. Christian Brigid y su cruz de cuatro brazos están unidas por una historia sobre ella tejiendo esta forma de cruz en el lecho de muerte de un cacique pagano de un barrio de Kildare. Los cristianos de su casa llamaron a Brigid para hablar con él acerca de Cristo y cuando ella llegó, el cacique estaba en un estado de incoherencia y delirio. Como era imposible instruir al delirante, las esperanzas de su conversión parecían dudosas, pero sin embargo, Brigid se sentó junto a su cama y comenzó a consolarlo. Como era habitual, el suelo de tierra estaba sembrado de juncos tanto por calor como por limpieza, y Brigid se agachó, juntó un puñado y empezó a tejerlos en una cruz, uniendo las puntas. El enfermo le preguntó qué estaba haciendo y ella comenzó a explicarle el significado de la cruz. Mientras ella hablaba, su delirio se calmó y él la interrogó con creciente interés. A través de su suave persuasión y su intrincado tejido, él se convirtió y fue bautizado al borde de la muerte. Desde entonces, la cruz de cuatro brazos, hecha de juncos, existe en Irlanda.

Hoy en día, Brigid está asociada con llamas sagradas perpetuas, como la que mantienen 19 monjas en su santuario en Kildare, Irlanda. Giraldus Cambrensis y otros cronistas dijeron que la llama sagrada de Kildare estaba rodeada por un seto que ningún hombre podía cruzar. Se dice que los hombres que intentaron cruzar el seto fueron maldecidos para volverse locos, morir o quedar lisiados. Tanto la diosa como el santo también están asociados con pozos sagrados, en Kildare y muchos otros sitios en las tierras celtas.

Hay evidencia de que Brigid era una buena amiga de San Patricio y que el 'Trias Thaumaturga', una hagiografía de los santos irlandeses afirmaba, "entre San Patricio y Brígida, los pilares del pueblo irlandés, había una amistad tan grande de caridad que tenían un solo corazón y una sola mente. Por medio de él y por medio de ella, Cristo realizó muchas grandes obras ". Brigid ayudó a muchas personas durante su vida, y el 1 de febrero de 525 d.C., falleció por causas naturales. Su cuerpo se mantuvo inicialmente a la derecha del altar mayor de la catedral de Kildare, en una tumba "adornada con gemas, piedras preciosas y coronas de oro y plata". En 878 d.C., durante las incursiones vikingas, sus reliquias fueron trasladadas a la tumba de Patrick y Columcille por seguridad.

Hoy, los tres descansan juntos en el cementerio de la iglesia Saul cerca de Downpatrick en Co. Down, el sitio de la primera iglesia construida por Patrick en Irlanda.


Dioses y diosas del panteón celta - Parte II

Los druidas fueron los guardianes de la cultura celta. Cuando entró en contacto con los druidas durante su conquista de la Galia celta, Julio César confirmó su papel religioso:

Los druidas ofician en la adoración de los dioses, regulan los sacrificios públicos y privados y dictaminan sobre todas las cuestiones religiosas. Un gran número de jóvenes acuden a ellos en busca de instrucción, y la gente los tiene en gran honor.

Si no hubiera sido por la prohibición religiosa celta de confiar la sabiduría y el aprendizaje de los druidas a la palabra escrita, nuestro conocimiento del Panteón Celta sería mucho mayor hoy de lo que es.

Por desgracia, muy pocos textos han sobrevivido al salvajismo y la destrucción desenfrenada dirigida a los celtas a lo largo de los siglos, especialmente durante el surgimiento de los estados nacionales modernos de Inglaterra y Francia y la destrucción total en Irlanda durante su ocupación. Los documentos fuente celtas escritos que se conservan se deben a accidentes de la historia y la geografía, principalmente de origen irlandés y galés. Las tradiciones folclóricas de todas las Seis Naciones aumentan el registro escrito y proporcionan una fuente importante de nuestro conocimiento del panteón celta.

Este artículo es la segunda parte de nuestro estudio de los dioses y diosas del Panteón celta. Lea la Parte I aquí.

Mito de la creación celta

Debido principalmente a la prohibición religiosa celta de comprometer la sabiduría y el aprendizaje de los druidas con la palabra escrita, carecemos de un mito de la creación en la mitología celta. Los druidas no registraron nuestros mitos. Pero lo que se acerca es una historia cautivadora contada en "Mitos y leyendas celtas" de Peter Beresford Ellis. Este volumen es un entretenido 600 páginas de 37 cuentos míticos extraídos de las leyendas y el folclore de las seis naciones celtas. La entrada de apertura es el cuento "Pan Celtic" que aparece después de la introducción y antes de los seis capítulos dedicados a cada uno de los folclore de las Seis Naciones. Estaba hipnotizado por esta historia de la creación de los dioses celtas, el oficio de Beresford creando una imagen brillante como si fuera el equivalente celta del Antiguo Testamento:

Del suelo oscurecido creció un árbol, alto y fuerte. Danu, las aguas divinas del cielo, nutrió y acarició este gran árbol que se convirtió en el roble sagrado llamado Bile. De la conjugación de Danu y Bile, cayeron dos bellotas gigantes. La primera bellota fue masculina. De allí surgió El Dagda, "El buen Dios". La segunda semilla fue femenina. De allí surgió Brigid, “La Exaltada”. Y Dagda y Brigid se miraron asombrados, porque su tarea era arrancar el orden del caos primordial y poblar la Tierra con los Hijos de Danu, la Diosa Madre, cuyas aguas divinas les habían dado vida.

Quizás no sea la palabra inspirada de Dios, pero este párrafo es una fusión de la creación del Panteón Celta. Dagda, el dios principal de los celtas, la majestuosa Brigid que fue adorada en todas las tierras celtas, y Bile, cuyo papel era transportar las almas de los celtas muertos al Otro Mundo. También se incluyen los hijos de la Diosa Madre Danu, los Tuatha de Danann, que son fundamentales para la mitología escocesa, irlandesa y manx.

Los eruditos celtas están de acuerdo en que Danu es el nombre de una deidad que ocupaba un lugar destacado en el Panteón celta que data de la historia más antigua de los pueblos celtas. Lo más probable es que Danu fuera la Diosa Madre Celta y que dio su nombre a los Tuatha Dé Danann (Hijos de Danu). Pero más allá de este punto, los eruditos celtas divergen sobre la identidad y los orígenes de Danu. Una figura mística envuelta detrás de la cortina de conocimiento perdido que murió con el último druida. Existe un acuerdo general de que Danu está relacionado y es consciente de la deidad irlandesa Anu, conocida como la madre de los dioses de Irlanda, y la deidad galesa Don, una diosa madre de la fertilidad. La similitud en la ortografía y el hecho de que Anu y Don son deidades femeninas relacionadas con la fertilidad de la tierra permite el argumento de que Anu y Don están fuertemente conectados a Danu y pueden ser la misma diosa en forma irlandesa y galesa fusionando así el goidelic y Ramas bretonas de la cultura y la lengua celtas. Patricia Monaghan en la Enciclopedia de Mitología Celta y Folklore tiene la siguiente entrada sobre Danu: "Lo más significativo es que encontramos una raza divina irlandesa, que se cree que representa a los dioses de los celtas, llamada Tuatha Dé Danann, el pueblo de la diosa Danu" . Del mismo modo, tenemos esta entrada del Diccionario de Mitología Celta de Peter Beresford Ellis: “Una diosa madre de la que el Tuatha Dé Danann toma su nombre. Si sus contrapartes (Danu) en la tradición galesa son algo por lo que pasar, el esposo de Danu era Bile, dios de la muerte. El Dagda es su hijo. https://www.transceltic.com/pan-celtic/danu-myth-goddess-band

Brigid

Este santo cristiano moderno sirve como un ejemplo clásico de la fusión de las tradiciones celtas y cristianas. Una diosa celta cristianizada, se dice que Brigid fue la hija del Dagda, que fue figura paterna y druida de Tuatha Dé Danaan. Es discutible que nada tipifique más las tácticas exitosas de la conversión cristiana de Irlanda que el destino de Brigid. Uno se siente tentado a llorar al imaginar cómo sufre después de haber pasado los últimos 1600 años confinada a los rígidos confines de la liturgia cristiana. Para promover su nueva religión, una teología nueva y confusa para los gaélicos, los soldados de San Patricio transformaron a Brigit en una deidad cristiana en lugar de celta. En los primeros cuentos de la santa cristiana, se retrata a Brigid como la hija de una familia druídica antes de abrazar la nueva religión. Así, con su conversión al cristianismo, Brigid abandona a los dioses celtas y a sus sacerdotes. Para reforzar esta transición, la iglesia primitiva adoptó Imbolg, la fiesta de la diosa celta Brigid, para la fiesta del santo cristiano. “Como diosa, Brigid es una rareza entre los celtas, una divinidad que aparece en muchos sitios. Su nombre tiene numerosas variantes (Brigid / Brigit / Brid / Brighid). Como las divinidades celtas tendían a estar intensamente ligadas a un lugar, la naturaleza aparentemente pan-celta de esta figura es notable. La diosa irlandesa gobernó la transformación de todo tipo: a través de la poesía, a través del oficio de herrero, a través de la curación. Asociada con el fuego y el ganado, era hija del dios (inmensamente poderoso) de la fertilidad, el Dagda ". (Monoghan)

Kelpie

En algunas historias, los Kelpie se describen como "cambiadores de forma". Son capaces de transformarse en mujeres hermosas que pueden atraer a los hombres y atraparlos. Sin embargo, los Kelpie no siempre adoptan una forma femenina y son en su mayoría masculinos. También se describen como un peligro particular para los niños cuando tienen forma de caballo. Atrayendo a sus víctimas para que las monten, se las lleva bajo el agua y luego se las come.


Los seguidores de Brigid son bergantines

Según los irlandeses, Brigid aportó varias cosas útiles a la humanidad. Ella inventó el silbido una noche para llamar a sus amigos. Ella inventó el lamento, el llanto angustiado que hace una persona completamente devastada cuando el dolor es insoportable, como cuando muere un ser querido. Un día llegó de la lluvia y no pudo encontrar un lugar para colgar su capa. Lo colgó de un rayo de sol, que se volvió rígido y duro hasta que la capa se secó. En otro cuento, Brigid le devolvió la vista a un amigo ciego, que pidió volver a cegar para que su alma no fuera tentada por la belleza de la naturaleza. Es probable que esta historia establezca la conexión de Brigid como la diosa que se dice que cura las enfermedades oculares.

Un antiguo culto a la diosa del fuego continuó casi hasta los tiempos modernos, donde diecinueve vírgenes cuidaban un fuego eterno y, en el vigésimo día de un ciclo, lo dejaban para que lo cuidara la propia Brígida. Durante más de diez siglos, Brigid fue invocada como una santa en lugar de como una diosa, sus monjas asistentes en lugar de sacerdotisas. Incluso después de que el cristianismo llegó a Irlanda en el siglo V, y el santuario se convirtió en un convento, los ritos antiguos permanecieron intactos. Pero 600 años después, Henry de Londres, arzobispo de Dublín, comprendió el significado pagano de esas llamas. Los fuegos se apagaron, pero en 1993, las hermanas de St. Brigid, llamadas Brigandines, volvieron a encender el fuego sagrado de Kildare y ahora arde continuamente, como símbolo de paz y curación.


Descripción

Tras los pasos de Brigid: el regreso de lo divino femenino se centra en la diosa celta y santa cristiana Brígida como un arquetipo de lo femenino divino. Basándose en la mitología, la historia y la psicología transpersonal, el autor traza la evolución de la icónica Brigid desde la encarnación como diosa de la sabiduría, el oficio y la curación hasta la encarnación como una santa del cristianismo celta que sirvió como partera de María en el nacimiento de Jesús. La segunda parte explora la supresión de las energías femeninas en la cultura occidental dominante y las consecuencias dañinas de vivir en nuestra civilización sesgada por lo masculino. Los ensayos finales especulan sobre cómo lo Divino Femenino puede influir en nuestra cultura de inclinación masculina durante el cambio de conciencia al que Jung se refirió como un "cambio de dioses", un tiempo en el que Brigid resurge como el espíritu de los tiempos liminales y partera de el Santo.

Tabla de contenido

  • Introducción
  • PARTE UNO Búsqueda de la diosa
  • Capítulo 1 Buscando a Brigid
  • Capítulo 2 La diosa irlandesa
  • Capítulo 3 "El santo de su deseo"
  • Capítulo 4 Brígida y María, co-madres de Dios
  • Capítulo 5 Bringer of Spring
  • LA SEGUNDA PARTE El exilio de la diosa y el desequilibrio de la civilización occidental
  • Capítulo 6 Los cazadores de dragones y el exilio de la diosa
  • Capítulo 7 "Las personas más grandes de Europa"
  • Capítulo 8 Cómo los irlandeses salvaron la mitología celta
  • PARTE TRES El regreso de la diosa y la era de Acuario
  • Capítulo 9 El regreso de lo divino femenino
  • Capítulo 10 El umbral de Acuario
  • Epílogo El nacimiento del yo divino
  • Notas
  • Bibliografía

Endosos

“Lo divino femenino tiene muchas caras en las grandes tradiciones espirituales de la humanidad. En el mundo cristiano no hay nadie tan hermoso e indomable como Brigid of Kildare. Ella regresa a nosotros hoy nuevamente porque la necesitamos, tal vez como nunca antes. Ella viene para llevarnos de regreso a una verdadera danza de lo sagrado femenino y masculino dentro de nosotros y entre nosotros, en nuestras vidas y en nuestro mundo. Solo entonces estaremos bien ".

-John Philip Newell, autor de Tierra Sagrada, Alma Sagrada: Sabiduría celta para despertar a lo que saben nuestras almas y curar el mundo

“Continuing the legacy and spirit of her Celtic patron saint, St. Brigid of Kildare, Linda McFadden serves as a modern midwife for the divine feminine that continues its insistent birthing. Writing with the passion of a prophet, the curiosity of a historian, and the eye of a depth psychologist, she challenges both women and men to attend the sacred task of incarnating the archetypal feminine. Readers will be entertained, enlightened, and filled with hope for the beleaguered soul in this threshold time. A wonderful and wonder-filled book.”

-Jerry R. Wright, D.Min., Jungian Analyst, author of A Mystical Path Less Traveled: A Jungian Psychological Perspective

“Linda McFadden invites readers to imagine ‘the energy of the Divine Feminine leading our masculine-leaning culture forward through these unsettled times.’ She chronicles the re-emergence of Brigid—goddess, saint, healer, and ever-deepening archetype in Celtic spirituality. This synergy of Divine essence can lead to an evolution of consciousness for the 21 st century in which violence is replaced by generosity and mercy.”


Legends of St. Brigid

St. Brigid is a mysterious figure in many ways. In the fifth and sixth centuries, during the time that Ireland was converting to Christianity, it was a common strategy to follow the example of St. Patrick by building the “new” religion sobre the old one. And the truth is that one of the most powerful goddesses in the Celtic Parthenon was Brigantia—or Brigid. Her feast day, *Imbolg, became our St. Brigid’s Day, celebrated on February 1st or 2nd.

Born into slavery, it’s said that Brigid was “veiled” and became an abbess after vowing herself to Christ. According to tradition, around 480 CE she founded a monastery at Kildare on the site of an older pagan shrine to the Celtic goddess who was her namesake.

With an initial group of seven companions, Brigid organized the first communal consecrated religious life for women in Ireland. Brigid is also credited with founding a school of art, including metal work and illumination. The Kildare scriptorium made the Book of Kildare, which drew high praise from Gerald of Wales, but which has disappeared after the Reformation.

Could Brigid have performed miracles? It’s not impossible. Take a look at some of miracles credited over the centuries to this saint:

Brigid was known to turn water into milk or beer for the celebration of Easter.

When she was a teenager, Brigid was trying to go see Saint Patrick, but was slowed up by the crowd. To get through, she healed people along the way who were waiting for St. Patrick to heal them.

The prayers of Saint Brigid were known to still the wind and the rain.
In one story, Brigid protected a woman from a nobleman who had entrusted a silver brooch to the woman for safekeeping but then secretly threw it into the sea. He charged her with stealing it, knowing that he could take her as a slave if a judge ruled in his favor.

The woman fled and sought refuge with Brigid’s community. Providentially, one of her fishermen hauled in a fish which, when cut open, proved to have swallowed the brooch. The nobleman freed the woman, confessed his sin, and bowed in submission to Brigid.

On another occasion, Brigid was travelling to see a physician for her headache. She stayed at the house of a Leinster couple who had two mute daughters. The daughters were traveling with Brigid when her horse startled, causing her to fall and graze her head on a stone. A touch of Brigid’s blood healed the girls.

One of the more commonly told stories is of Brigid asking the King of Leinster for land. She told the king that the place where she stood was the perfect spot for a convent. It was beside a forest where they could collect firewood and berries. There was also a lake nearby that would provide water, and the land was fertile. The king laughed at her and refused to give her any land. Brigid prayed to God and asked him to soften the king’s heart.

Then she smiled at the king and said, “Will you give me as much land as my cloak will cover?”

The king thought that she was joking and, hoping to get rid of her, he agreed. She told four of her sisters to take up the cloak, but instead of laying it flat on the turf, each sister, with face turned to a different point of the compass, began to run swiftly, the cloth growing in all directions. The cloak began to cover many acres of land.

The king was persuaded, and soon after that became a Christian and began to help the poor he even commissioned the building of a convent. Legend has it that the convent was known for making jam from local blueberries, and a tradition has sprung up of eating jam on St. Brigid’s Day celebrated each year on February 1st or 2nd.

______________________________

*Imbolc (Imbolg) – Cross Quarter Day

Imbolc (Imbolg) the festival marking the beginning of spring has been celebrated since ancient times. It is a Cross Quarter Day, midpoint between the Winter Solstice and the Spring Equinox, it can fall between the 2nd & 7th of February when calculated as the mid point between the astronomical Winter Solstice and the astronomical Spring Equinox.

At the Mound of the Hostages on the Hill of Tara the rising sun at Imbolc illuminates the chamber. The sun also illuminates the chamber at Samhain, the cross quarter day between the Autumn Equinox and the Winter Solstice.

The Mound of the Hostages at Tara is a Neolithic Period passage tomb, contemporary with Newgrange which is over 5000 years old, so the Cross Quarter Days were important to the Neolithic (New Stone Age) people who aligned the chamber with the Imbolc and Samhain sunrise. In early Celtic times around 2000 years ago, Imbolc was a time to celebrate the Celtic Goddess Brigid (Brigit, Brighid, Bride, Bridget, Bridgit, Brighde, Bríd). Brigid was the Celtic Goddess of inspiration, healing, and smithcraft with associations to fire, the hearth, and poetry.


A Tale of Two Brigids: A Celtic Goddess and a Christian Saint - History

Brigid, Celtic Goddss
of Fire

“I am Brid, beloved of Erin, spirit of fire, healer of ills, warrioress

of old, protector of life, woman of power, sovereign Mother

of all creation. I create, I inspire, I make magick. I am old,

I am young, I am eternal. I am the All-Power personified.

Brigid , the Celtic goddess of fire (the forge and the hearth),

poetry, healing, childbirth, and unity, is celebrated in many

She is known by many names, including that of Saint Brigid

who is, perhaps, the most powerful religious figure in Irish

Born at the exact moment of daybreak, Brigid rose into the

sky with the sun, rays of fire beaming from her head.

She was the daughter of Dagda, the great 'father-god' of

Ireland. In Druid mythology, the infant goddess was fed with

milk from a sacred cow from the Otherworld. Brigid owned

an apple orchard in the Otherworld and her bees would bring

their magical nectar back to earth. It is said that wherever

she walked, small flowers and shamrocks would appear.

As a sun goddess her gifts are light (knowledge),

inspiration, and the vital and healing energy of the sun.

During an Irish Civil war involving her family, after her marriage

(which was arranged to bring peace), Brigid's eldest son,

using the knowledge of metal-smithing that he had

learned from his mother, struck the first blow, killing the

smith of the opposing army. But as the warrior fell to the

ground, he managed one last blow before he died and

Brigid's grief was enormous--for the continual hatred between

the two sides of her family and for the death of her son.

Her lamentations were so loud they were heard throughout

Ireland and so heart-rending that

both sides left the battle and forged a peace. La diosa

Brigid is said to have originated the practice of "keening."

She is also credited with the invention of whistling, which

she used to summon her friends to her side.

Eventually the love and respect for the goddess Brigid

brought unity to the Celts who were spread throughout

Europe. Regardless of their differences, they all agreed

upon her goodness and compassion.

One of the most popular tales of the goddess Brigid involved

two lepers who appeared at her sacred well at Kildare and

asked to be healed. She told them that they were to bathe

each other until the skin healed.

After the first one was healed, he felt only revulsion for the

other and would not touch him to bathe him. Angered,

Brigid caused his leprosy to return. Then she gently placed

her mantle (cloak) around the other leper who was

Ireland is full of springs and wells named after the goddess

Symbolically, water is seen as a portal to the Otherworld and

as a source of wisdom and healing.

There is a saying that Brigid rewards any offering to her,

so offerings of coins were often tossed into her wells.

the forerunner of the modern custom of throwing a penny

into a fountain while you make a wish.

At her most famous shrine Brigid taught humans how to

gather and use herbs for their healing properties, how to care

for their livestock, and how to forge iron into tools.

As a goddess of childbirth and protector of all

children, she is the patroness of midwifery.

This shrine, near Kildare, was located near an ancient Oak

that was considered to be sacred by the Druids, so sacred

in fact that no one was allowed to bring a weapon there.

The shrine is believed to have been an ancient college of

priestesses who were committed to thirty years of service,

after which they were free to leave and marry.

Saint Brigit: Her Words

“Christ dwells in every creature.”

“I should like a great lake of beer for the King of Kings.

I should like the angels of Heaven to be drinking it through time eternal.

I should like excellent meats of belief and pure piety.

I should like the men of Heaven at my house.

I should like barrels of peace at their disposal.

I should like for them cellars of mercy.

I should like cheerfulness to be their drinking.

I should like Jesus to be there among them.

I should like the three Marys of illustrious renown to be with us.

I should like the people of Heaven, the poor, to be gathered around from all parts.”

Saint Brigit of Kildare o Brigid of Ireland ( Irish : Naomh Bríd C. 451 – 525) is one of Ireland's patron saints , along with Patrick and Columba . Irish hagiography makes her an early Irish Christian nun , abbess, and founder of several monasteries of nuns, including that of Kildare in Ireland, which was famous and was revered. Her feast day is 1 February, which was originally a pagan festival called Imbolc , marking the beginning of spring. Her feast day is shared by Dar Lugdach, whom tradition says was her student and the woman who succeeded her.

There is some debate over whether St Brigid was a real person. She has the same name, associations and feast day as the Celtic goddess Brigid , and there are many supernatural events, legends and folk customs associated with her.

Some scholars suggest that the saint is merely a Christianization of the goddess. Others suggest that she was a real person who took on the goddess's attributes. Medieval Art Historian Pamela Berger argues that Christian "monks took the ancient figure of the mother goddess and grafted her name and functions onto her Christian counterpart."Professor Dáithí Ó hÓgáin and others suggest that the saint had been chief druidess at the temple of the goddess Brigid, and was responsible for converting it into a Christian monastery. After her death, the name and characteristics of the goddess became attached to the saint.

According to tradition, Brigid was born in the year 451 AD in Faughart , [10] County Louth . Because of the legendary quality of the earliest accounts of her life, there is much debate among many secular scholars and even Christians as to the authenticity of her biographies. Three biographies agree that her mother was Brocca, a Christian Pict and slave who had been baptised by Saint Patrick . They name her father as Dubhthach, a chieftain of Leinster .

The vitae say that Brigid's mother was a slave, and Dubthach's wife forced him to sell her to a druid when she became pregnant. Brigid herself was born into slavery. From the start, it is clear that Brigid is holy. When the druid tries to feed her, she vomits because he is impure. A white cow with red ears appears to sustain her instead. As she grows older, Brigid performs many miracles, including healing and feeding the poor. According to one tale, as a child, she once gave away her mother's entire store of butter. The butter was then replenished in answer to Brigid's prayers. Around the age of ten, she was returned as a household servant to her father, where her habit of charity also led her to donate his belongings to anyone who asked. In two Lives, Dubthach was so annoyed with her that he took her in a chariot to the king of Leinster, to sell her. While Dubthach was talking to the king, Brigid gave away his jewelled sword to a beggar to barter it for food to feed his family. The king recognized her holiness and convinced Dubthach to grant his daughter her freedom.

Her friendship with Saint Patrick is noted in the following paragraph from the Book of Armagh : "inter sanctum Patricium Brigitanque Hibernesium columpnas amicitia caritatis inerat tanta, ut unum cor consiliumque haberent unum. Christus per illum illamque virtutes multas peregit". (Between St Patrick and Brigid, the pillars of the Irish people, there was so great a friendship of charity that they had but one heart and one mind. Through him and through her Christ performed many great works.)

Brigid refused to marry, choosing instead to serve Jesus only. Brigid founded a double monastery at Kildare. She was the Abbess of the convent, which was the first convent in Ireland. She also founded a school of art at Kildare. The illuminated manuscripts became famous, especially the Book of Kildare.

In art, Brigid is often depicted holding a reed cross made from the palm branches blessed on Palm Sunday. The cross is known as St. Brigid’s Cross. It is a symbol of peace.

When dying, St Brigid is said to have been given the last rites by St Ninnidh. Afterwards, he reportedly had his right hand encased in metal so that it would never be defiled, and became known as "Ninnidh of the Clean Hand." Tradition says she died at Kildare on 1 February 525.

St Brigid is said to have had a female companion named Dar Lugdach, a younger nun whom she shared her bed with. According to tradition, Dar Lugdach succeeded Brigid as abbess of Kildare and, as foretold by Brigit, she died exactly one year after her. The two thus share the same feast day. The name Dar Lugdach (also spelled Dar Lugdacha or Dar Lughdacha) means "daughter of the god Lugh ".

Imbolc, Feast of Saint Brigit

Imbolc, or Óimelc, occurring the first of February, is one of the four major Celtic festivals in the year, going back to Druid times. The Feast of St Briget is on the same day.

Miracles associated with Brigid

Brigid is celebrated for her generosity to the poor. In her case, most of the miracles associated with her relate to healing and household tasks usually attributed to women.

• When Brigit was of marital age, a man by the name of Dubthach moccu Lugair came to woo her. Since Brigid offered her virginity to God, she told the man that she cannot accept him but to go to the woods behind his house where he will find a beautiful maiden to marry. Everything that he says to the maiden's father will be pleasing to them. The man followed her instructions and it was as she said.

• In one story, Brigid protected a woman from a nobleman who had entrusted a silver brooch to the woman for safekeeping but then secretly threw it into the sea. He charged her with stealing it, knowing that he could take her as a slave if a judge ruled in his favor. The woman fled and sought refuge with Brigid's community. By chance, one of her fishermen hauled in a fish which, when cut open, proved to have swallowed the brooch. The nobleman freed the woman, confessed his sin, and bowed in submission to Brigid. A similar story is told of St Kentigern .

• On another occasion, Brigid was travelling to see a physician for her headache. She stayed at the house of a Leinster couple who had two mute daughters. The daughters were travelling with Brigid when her horse startled, causing her to fall and graze her head on a stone. A touch of Brigid's blood healed the girls

• When on the bank of the River Inny , Brigid was given a gift of apples and sweet sloes. She later entered a house where many lepers begged her for these apples, which she offered willingly. The woman who had given the gift to Brigid was angered by this, saying that she had not given the gift to the lepers. Brigid was angry at the nun for withholding from the lepers and cursed her trees so they would no longer bear fruit. Yet another woman also gave Brigid the same gift, and again Brigid gave them to begging lepers. This time the second woman asked that she and her garden be blessed. Brigid then said that a large tree in the virgin's garden would have twofold fruit from its offshoots, and this was done. [11]

• One Easter Sunday, a leper had come to Brigid to ask for a cow. She said she would rest and would help him later however, he did not wish to wait and said he would go somewhere else for a cow. Brigid then offered to heal him, but the man stubbornly replied that his condition allowed him to get more than he would if he were healthy. After convincing the leper that this was not so, she told one of her maidens to have the man washed in a blessed mug of water. After this was done, the man was healed and vowed to serve Brigid.

• One of the more commonly told stories is of Brigid asking the King of Leinster for land. She told the king that the place where she stood was the perfect spot for a convent. It was beside a forest where they could collect firewood and berries. There was also a lake nearby that would provide water and the land was fertile. The king laughed at her and refused to give her any land. Brigid prayed to God and asked him to soften the king's heart. Then she smiled at the king and said "will you give me as much land as my cloak will cover?" The king thought that she was joking and, hoping to get rid of her, he agreed. She told four of her sisters to take up the cloak, but instead of laying it flat on the turf, each sister, with face turned to a different point of the compass, began to run swiftly, the cloth growing in all directions. The cloak began to cover many acres of land. "Oh, Brigid!" said the frighted king, "what are you about?" "I am, or rather my cloak is about covering your whole province to punish you for your stinginess to the poor." "Call your maidens back. I will give you a decent plot of ground." The saint was persuaded, and if the king held his purse-strings tight in future, she had only to allude to her cloak to bring him to reason. Soon afterwards, the king became a Christian, began to help the poor and commissioned the building of the convent. Legend has it, the convent was known for making jam from the local blueberries which was sought for all over Ireland. There is a new tradition beginning among followers of St Brigid to eat jam on 1 February in honour of this miracle.

• After Brigid promised God a life of chastity, her brothers were grieved at the loss of a bride price. When she was outside carrying a load past a group of poor people, some began to laugh at her. A man named Bacene said to her, "The beautiful eye which is in your head will be betrothed to a man though you like it or not." In response, Brigit thrust her finger in her eye and said, "Here is that beautiful eye for you. I deem it unlikely that anyone will ask you for a blind girl." Her brothers tried to save her and wash away the blood from her wound, but there was no water to be found. Brigid said to them, "Put my staff about this sod in front of you", and after they did, a stream came forth from the ground. Then she said to Bacene, "Soon your two eyes will burst in your head" and it happened as she said.

• She is associated with the preservation of a nun's chastity in unusual circumstances. Some authorsclaim that it is an account of an abortion. Both Liam de Paor (1993) and Connolly & Picard (1987), in their complete translations of Cogitosus , give substantially the same translation of the account of Brigit's ministry to a nun who had failed to keep her vow of chastity, and become pregnant. In the 1987 translation: "A certain woman who had taken the vow of chastity fell, through youthful desire of pleasure and her womb swelled with child. Brigid, exercising the most potent strength of her ineffable faith, blessed her, causing the child to disappear, without coming to birth, and without pain. She faithfully returned the woman to health and to penance."

Brigid of the Mantle, encompass us,

Lady of the Lambs, protect us,

Keeper of the Hearth, kindle us.

Beneath your mantle, gather us,

Mothers of our mother, Foremothers strong.

Remind us how to kindle the hearth.

To keep it bright, to preserve the flame.

Your hands upon ours, Our hands within yours,

To kindle the light, Both day and night.

The Mantle of Brigid about us,

The Memory of Brigid within us,

The Protection of Brigid keeping us

From harm, from ignorance, from heartlessness.

From dawn till dark, From dark till dawn.

Copyright 2012 Sophia in Practice. Reservados todos los derechos. Logo designed by Brian Francisco Wong. Photos by Cathy Cade. Models are actual clients who volunteered to be in the photos.

Sophia in Practice
1611 San Pablo Ave, Suite 4B
Berkeley , CA 94702


TWO BRIGIDS

St. Brigid, by Patrick Joseph Tuohy, Hugh Lane Gallery. (Dominio publico)

There is one old Irish goddess who would appear to have evaded a fate beneath the fairy mounds, however. This is, of course, Brigid, the above-mentioned keeper of fertility, health, and the spring, who shares her name with St. Brigid of Kildare, a nun and abbess who is said to have lived slightly before St. Patrick.

There are some who suggest that St. Brigid is a true Christianization of the pagan goddess. Art historian Pamela Berger, for example, argues that “Christian monks took the ancient figure of the mother goddess and grafted her name and functions onto her Christian counterpart.” Others claim that St. Brigid existed independently of the deity, with the two becoming confused in associations and legacy after her death. No matter which belief resonates with you most, there certainly is no denying that the many similarities to be found between this ancient pair provides fascinating insight into the Christian conversion of the Emerald Isle.


Ver el vídeo: Visão Da Vida de Hildegarda de Bingen Filme Completo Legendado